domingo, 31 de enero de 2010

COMEDIA

FINAL DE UNA ERA ???


¿Cómo van a llegar Néstor Kirchner y Cristina Fernández al final de su mandato?

Por Luis Majul


Martín Redrado ya fue. El problema ya dejó de ser él, pero se avecinan otros más serios. Por ejemplo ¿de dónde va a sacar el Gobierno el dinero para que le cierren los números si no podrá utilizar, por lo menos hasta marzo, el zarandeado Fondo del Bicentenario?


¿Cómo va a gobernar, a partir de ahora, si después de la decisión de la Cámara en lo Contencioso Administrativo ya no podrá usar los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) cada vez que quiera impulsar un proyecto que podría no ser aprobado en el Parlamento? ¿Cómo van hacer, Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner para gestionar, a partir de ahora, por consenso, si desde que empezaron con sus carreras políticas lo hicieron de prepo, sin los límites de una oposición parlamentaria o una Justicia capaz de establecer límites básicos para que no se lleven el mundo por delante?

¿Estamos en presencia del final de la era kirchnerista, tal como la conocimos hasta ahora, si entendemos por era una manera de ejercer y abusar del poder?

A semejante problema para administrar se le suma la creciente inflación real, que algunos especialistas ya vaticinan como superior al veinte por ciento anual. ¿Con qué nivel de gobernabilidad se puede administrar un país que que convivirá con una alta inflación y los consabidos problemas de inseguridad, entre otros importantes conflictos?

Y luego: casi todas las encuestas, menos las que encarga el propio Kirchner, demuestran que una buena parte de la sociedad no sólo le retiró la confianza a este gobierno; también se está empezando a enojar cada vez más con los líderes de la oposición, a quienes les pide que "hagan algo" frente a las decisiones de la Presidenta y el verdadero Dueño de la Argentina.

¿Y qué deberían hacer los líderes de la oposición? Poner límites, sugerir alternativas y dejarle al Gobierno una puerta abierta para que pueda gobernar con racionalidad y sin proponer locuras.

Un ejemplo: Sería mejor aprobar el uso de las reservas del Banco Central para fines predeterminados que soportar otros instrumentos delirantes a los que Kirchner podría recurrir en busca de más dinero fresco y más caja para repartir a sus incondicionales.

Es verdad que el matrimonio presidencial es el principal responsable del presente desbarajuste, pero también es cierto que faltan casi dos años para terminar el mandato de Cristina, y es indispensable llegar a diciembre de 2010 en condiciones de mínima estabilidad política. Quienes ejercer el poder actual están perdiendo el consenso en forma demasiado rápida. Y todavía no se ve en el horizonte a quiénes estarían capacitados para tomar la posta.

Es más: en los últimos días la supuesta impoluta figura de Julio Cobos empezó a sufrir los embates no sólo de los K sino también de Mauricio Macri y Elisa Carrió, quienes se preguntan, junto a una buena parte de los argentinos, cuánto tiempo más el vicepresidente puede gozar del doble estándar de ser parte del Gobierno y uno de los principales referentes de la oposición.

Cobos, la Unión Cívica Radical, el peronismo disidente con Francisco De Narváez a la cabeza, pero también Macri, Carrió, Felipe Solá, Carlos Reutemann y todos los que tienen aspiraciones en el futuro inmediato deberían empezar a pensar en cómo va a quedar la Argentina cuando Kirchner deje de gobernar.

SECRETOS

EL INFIERNO


Señor Director:

Hablando en el dioma oficalista cuán grande debe ser el dolor que sentirán en sus almas los integrantes del gobierno al haber sido derrotados en otra batalla ya que al igual que con la 125 el gobierno nuevamente perdió. Y hablamos de batalla porque para ellos siempre se trata de una guerra, pareciera que los aún imberbes, pero ahora mentales, no advierten que la dictadura terminó y ahora están luchando contra el mundo que es el mismo enemigo contra quien lucharon hace treinticinco años. El gobierno perdió porque la justicia declaró que lo que hizo la presidenta no correspondía y que el Congreso debía expedirse antes de remover al presidente del BCRA, perdió porque también por imperio de la justicia no pudo disponer de 6500 millones de dólares que nadie sabría nunca en que se gastaron, perdió porque todo el pueblo conoce lo que hicieron y salvo para sus adlátares que los apoyan han quedado muy mal y seguira perdiendo popularidad creciendo su imagen negativa. Perdió porque el funcionario Martín Redrado renunció luego de haberlos puesto en evidencia ante el mundo entero y ahora todos saben fehacientemente cómo es el manejo de los K y finalmente renunció voluntariamente enfureciendo a un oficialismo descontrolado y aunque ahora no le acepten la renuncia resulta abstracto que la comisión se expida, ya se fue y ellos víctimas de su impronta impulsiva y compulsiva han perdido nuevamente la batalla y la perdieron como chicos jugando con los soldaditos.

Resulta difícil encontrar racionalidad, coherencia y equilibrio en la Argentina de hoy. Una presidente desaforada cuyos actos injustificados y alejados de las leyes sumados a reflexiones chabacanas no hacen más que confirmar que el cargo que ostenta es muy grande para su pequeña talla. Acostumbrada a ordenar y desesperada por mejorar una imagen que cae inexorablemente hizo días atrás una efusiva exhortación a favor del consumo de carne de cerdo porque tiene mejores grasas que la bovina y además mejora la actividad sexual, en un país donde 15 millones sufren el hambre, la desigualdad de trato, la discriminación y el olvido y lo más grave es que esta promoción presidencial se hizo en verdad porque la carne vacuna escasea y sus precios serán impagables de seguir esto así.

Pero pareciera que el descontrol que ha infectado a la pareja presidencial hace tiempo, es contagioso y ha afectado a miembros de la oposición.

Hace unos días ante los Decretos de Necesidad y Urgencia que dispusieron el uso de las reservas para pagar deuda y la expulsión del presidente del Banco Central de la República Argentina, Martín Redrado, ambos violatorios de la ley, la mayoría de la oposición realizó una serie manifestaciones que cualquier constitucionalista envidiaría. Dieron clase sobre la división de poderes, sobre la Constitución Nacional, sobre la independencia del BCRA, nos recitaron el artículo 9 de la Carta Orgánica del BCRA, en fin fue una cátedra magistral en defensa de las instituciones y de los principios democráticos.

Al cabo de unos días, los mismos que defendían las instituciones y los principios democráticos, sostuvieron que la situación del ahora ex presidente del BCRA era insostenible. Nada dijeron de que Redrado debía permanecer en su cargo hasta tanto se expidiera la Comisión del Congreso y que el decreto presidencial era nulo como fue nulo el nombramiento de un presidente provisorio existiendo un presidente en funciones.

Luego de la ejemplar clase de los opositores quedó muy claro que la única alternativa legal para desplazar al presidente del BCRA era el incumplimiento de los deberes de funcionario público y la inconducta en que hubiese incurrido y no la conveniencia que provocaría a los políticos su destitución o mantenimiento en el cargo, algunos reclamaban su renuncia.

Asimismo acorde con la temperatura infernal en esta Argentina al rojo vivo circulan versiones afirmando que algunos "opositores" estarían pactando con el oficialismo la posibilidad de utilizar las reservas para obras públicas y menguar el déficit de las provincias.

Es que lamentablemente la política argentina y el consiguiente poder de quienes la gobiernan gira alrededor del dinero que pueda manejar quien intente dirigir sus destinos, ya sea para comprar voluntades como para disponer de los bienes públicos y lo que crea necesario para conseguir sus objetivos personales y que nada tienen que ver con el progreso de la Argentina sumado esto a la falta de ética y honestidad de la mayoría que vende su voto hipotecandola Patria y sus instituciones.

Repasemos lo que podría haber ocurrido de no renunciar Martín Redrado para quienes tenían que dictaminar a favor o en contra de destituir al presidente del BCRA, De uno no había dudas, se dice que le habían mandado el dictamen destitutivo desde la Casa Rosada, pero los otros dos consejeros no dejaban de pensar un segundo cuáles serían los costos políticos de tomar una u otra decisión y penosamente no pensaban en primer término qué dice la ley para aplicarla tal cual lo que ella prescribe.

¿Y por qué lo harían?

Porque al parecer el objetivo es llegar arriba adonde está el máximo nivel de poder.

¿Para qué?

¿Para poder disponer de miles de millones con los que podrán hacer las mismas barbaridades de sus antecesores?

Sino fuese así porqué tanto cálculo.

Lejos están el diálogo, el consenso y las reuniones para promover Políticas de Estado para sacar de este infierno a la Argentina. Lo hemos visto y lo estamos viendo ante nuestros ojos, ninguno de los opositores tiene un gesto de grandeza y dignidad para resignar sus pretensiones, todos son caudillos, todos quieren llegar, todos se creen la mejor opción y mientras ellos se pelean el grupo de los peores permanecen juntos y continúan destruyendo el país obedeciendo a su jefe.

Momentos de incertidumbre y dramáticos vivimos y viviremos los argentinos.

No es una exageración decir que estamos a un paso de convertirnos en Venezuela. Aunque estamos un paso atrás, por los hechos que suceden pronto los alcanzaremos si la oposición inmadura, infantil, mediocre, displicente, egoísta e inútil no se pone los pantalones largos y piensa en el país y en los cuarenta millones de sufridos argentinos.

Alejandro Olmedo Zumarán.

MEZQUINDAD


LA MEZQUINDAD DE UNA CRÍTICA ADVERSA A REDRADO

Por Lilia Dapaz Strout (Ph.D.)

Cuando veo que alguien cae y se ensañan con él ( la foto de Redrado ya era una venganza) me pongo del lado del caido. La desgracia de Redrado fue haber vivido unos años en Harvard y haber aterrizado en el mundo mordaz y celoso de nuestro país. Y del árbol caido todos quieren hacer leña. ¡Qué pena!

Cuando yo regresé a Argentina porque debí cumplir un compromiso de dos años en el país por haber salido con una beca Fulbright, mis colegas,que antes fueron mis amigos/as me dijeron directamente: ¿por qué volviste? Un insulto, claramente. Después de los dos años obligatorios, emigré y sólo regreso de vez en cuando. Quiero a mi país pero mis estudios en Madrid ( con una beca de Cultura Hispánica), títulos de USA, un Master pero sobre todo un PHD, molestaban .Enseñé en USA, Canadá y Puerto Rico. Gane allí más becas para investigaciones. Ahora, jubilada , vivo en California en una residencia para personas mayores y no necesito de mis hijos para vivir bien, acompañada y atendida 24 horas diarias. Una de mis hijas vive a tres cuadras. Gracias a los argentinos por haberme preguntado ¿por qué volviste? Lilia Dapaz Strout ( PH.D.)

Nota final: Para los argentinos no hay nada mejor que otro argentino que no ha conocido otros desafíos y otras culturas y acumulado un amplio itinerario cultural. Molestamos. Por eso, jubilada, no regresé a vivir allá.

Redrado tendrá sin duda un futuro brillante después del primer puntapié recibido. Yo se los aseguro.

Crónica y Análisis publica el presente artículo por gentileza de su autora, la Doctora en Filosofía Lilia Dapaz Strout.

LOS ORIGENES


LOS ORIGENES

Por Lucio Catano (h)

Bajo la implacable canícula, es a veces difícil escribir con la dosis necesaria de fuerza para transmitir ideas.

A pesar de la titánica mengua física lo intentare.

Me pregunto y lo hago a Ustedes:

¿Porque hablamos siempre de lo mismo?.

Que si Cobos debe renunciar; si hay que apoyar a Reutemann en una lidia con Néstor.

O si esta idiota de Presidente que supimos conseguir, debe también abandonar el cargo.

La fatiga de lo reiterativo, parece mantenerse lejana respecto de nosotros.

Por ello debe ser que aun existen tantos adherentes al justicialismo.

Tal vez, por esa afinidad a remontarnos a un distante pasado, que aunque cruel y ominoso, despierta en tantos argentinos esa inclinación a la necrofilia.

He visto que la red se saturó hace pocos días, con el pregoneo de un discurso de Perón de hace treinta y seis años.

¿Importa acaso si en esa alocución se refirió a estos canallas del gobierno como delincuentes subversivos?.

¿Es tan relevante invertir el reloj para reingresar a lo acontecido hace tantas décadas; época que fue tan absurda como lo es nuestro presente?.

Carezco de la sólida formación con la que cuentan los sociólogos.

Ellos poseen elementos para tomarle la temperatura a una sociedad.

El problema es que la mayoría de ellos, se ha volcado a esta fruición por las mediciones.

Acaso sea porque ello les permite comercializar los sondeos al mejor postor.

Es una de las tantas respuestas que me vienen a la mente, para advertir la ausencia de una corriente de opinión profesional y científica diagnosticadora sobre lo que nos sucede.

Todo se encuentra tarifado.

Bueno, son las reglas de juego que debemos enfrentar, en este galimatías que se exhibe dentro de un enorme laberinto verborrágico, cuya salida al parecer no existe.

Ejercitamos el análisis cotidiano de lo que va sucediendo, por grotescos e insensatos que los hechos que comentamos tengan como contenido.

Nos adentramos, muchas veces sin advertirlo, en la pléyade de idioteces sobre las que pontifica el mandatario de turno.

Hoy, particularmente se comenta sobre las bondades afrodisíacas de la carne porcina, porque esta retrasada mental de Kretina decidió abordar el tema.

No reparamos, que estamos bailando con el compás y la melodía que estos K han determinado como el, digamos adecuado.

Esta conducta idiotizante, ha atrapado al grueso de una sociedad, porque ésta carece de ideas o de proyectos que nos extirpen este sendero, plagado de lugares comunes, vulgaridad y banalidades.

En el mientras tanto, la capacidad de generación de energía eléctrica se agota, al mismo ritmo que nuestras reservas de divisas, los vientres vacunos y cualquier otra fase de la actividad productiva.

Como desde antaño y por mera necesidad, sigo perteneciendo al sector agropecuario, y veo a los referentes del sector, como despotrican por el nuevo limite de faena particularmente de hembras.

Si por ellos fuera, enviarían a Liniers terneras recién nacidas.

Porque lo que procuran es el negocio rápido y corto de engorde.

Si el año próximo no hay mas madres potenciales, cerraran sus puertas y se dedicaran a otra cosa.

El señor Samid, que fue quien asesoro a Moreno, sobre como liquidar a la producción pecuaria en tiempo record, es invitado a los sets de televisión como un referente.

Cualquiera que conozca este negocio, sabe perfectamente esto.

No les importa en lo mas mínimo, la preservación de la especie vacuna, solo la oportunidad de una rápida toma de ganancias.

Esto es valido, en los mismos terminos para la red de consignatarios, los remitentes de hacienda y la dirigencia ruralista en general.

Es una mueca mas del individualismo del argentino promedio.

Otro tanto se puede decir de este tal Redrado -producto menemista de paladar negro-.

Si tuviese el mas mínimo sentido del patriotismo, debería de haber aprovechado su conferencia de prensa de ayer, no para ejercitar su propio panegírico, sino patra revelar a la opinión publica el monto los dólares que el Central acumula.

Porque esa es una data que debería de estar en posesión del ciudadano común.

Pero así son las cosas aquí: espasmódicas.

Transcurrimos estos últimos años, pergeñando cacerolazos que nunca existieron.

Nuestro comportamiento colectivo no es diferente al venezolano o al mejicano, cuyos dirigentes han desdeñado su enorme riqueza petrolera, solo para generar mas pobreza.

Presumo que muchos se indispondrán conmigo, a partir de lo que he de referir a continuación, pero lo haré de todas formas, porque entiendo que mis reflexiones no están divorciadas de la realidad.

Por años he procurado desnudar a esta historia oficial que nos enseñaron en la escuela.

He abordado el derrotero de San Martín y las instrucciones impartidas por Miranda desde Londres, para circunscribir el enorme potencial que Argentina tenia por entonces, y reducirlo a los limites del océano atlántico, liberando a Chile, Perú, Bolivia y el Océano Pacifico de nuestros dominios.

Otro tanto, a su momento ejercitaron Rivadavia y Mitre al desprendernos de la forma mas canallesca de nuestra provincia de La Banda Oriental.

Estos dispendios territoriales fueron y son en la actualidad, traiciones a la Patria insepultas.

Para todos estos fulanos, que permitieron el grueso y vil derroche de la sangre de nuestros gauchos, en tantas batallas, para generar independencia a países que no lucharon por ella, es y será un constante karma, al menos respecto de mi interpretación sobre el verdadero nacionalismo, que aquí se mimetizo entre empanadas y vino tinto, pero no en una ideología coherente con ese irrenunciable principio.

Pero, analizando en perspectiva nuestra herencia cultural y religiosa hispana, los enigmas y las brumas van desapareciendo.

Descendemos por tradición de la España católica.

Tanto la de un esquizofrénico como Felipe II que estrangulo a su propio hijo, como la de Fernando VII, quien al reestablecerse en el trono, reinstauro algo tan bizarro, para entonces, como El Santo Oficio de la Inquisición.

Toda Hispanoamérica, heredo de los españoles, esa forma tan ridícula y oblicua de interpretar la política.

Durante los casi 50 años, en los que la Argentina se destaco entre sus pares, esto es desde 1870 hasta 1916, en que el populismo rosista retorno al poder de la mano de Yrigoyen, crecimos y nos hicimos fuertes.

Esta época es la que los historiadores progres tanto difaman.

Adicionan en referencia a ella, sobre todo la injusticia social.

En su miopía que es suprema, no advierten que las conquistas sociales, se instauraron aquí y en el resto del orbe, luego de la segunda guerra mundial, con el advenimiento de lo que hoy conocemos como la Sociedad de Consumo.

Antes de ella, era tan injusto vivir en Bruselas, Ceylan o Baltimore que en Recoleta o Palermo.

Nuestro medio siglo de expansionismo fue una mera excepción, que solo confirma la regla.

España le vendió Gibraltar a los británicos.

Siendo el enclave mas estratégico de la península ibérica y la llave del Mediterráneo.

Nosotros, heredamos lo peor de ellos: La apatía.

Nos legaron el idioma junto con su decadencia.

Los británicos, les inculcaron a sus colonos, los principios de la administración y de la generación de riqueza.

Con ese dogma, construyeron a los Estados Unidos.

De ellos se podrá decir lo peor.

Que son los arquitectos de las desgracias de los demás y cosas peores que también son ciertas.

Pero no lo es menos, que construyeron una potencia hegemonica para hacer disfrutar a su población de una clara noción del confort, que nosotros aquí, en el Río de la Plata desaprovechamos, por eso, por LOS ORIGENES.

Crónica y Análisis publica el presente artículo por gentileza de su autor, el Dr. Lucio Catano.

LAS ÓRDENES......


LAS ÓRDENES QUE YA NO SE CUMPLEN

Por Jorge Rahttp://www.blogger.com/img/blank.gifventos

La Reina se puso roja de furia, y, tras dirigirle



una mirada fulminante y feroz, empezó a gritar:



--¡Que le corten la cabeza! ¡Que le corten...!



--¡Tonterías! --exclamó Alicia, en voz muy alta y decidida.



Y la Reina se calló.



Lewis Carroll, Alicia en el País de las Maravillas



"Para nosotros la renuncia no existe y no se la acepta". La doble negación, digna del Sombrerero de Alicia en el País de las Maravillas, pertenece al proverbial Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y la pronunció por C5N tan pronto supo que Martín Redrado había anunciado su dimisión a la Presidencia del Banco Central.



Fernández es un tipo singular: a principios de enero anunció la aceptación de una renuncia que Redrado jamás había presentado, y se indignó mal con el economista por no haberlo hecho. Ahora, cuando la dimisión se consuma, la declara inexistente para rechazarla. Conclusión paradójica: el Jefe de Gabinete sólo aprueba abdicaciones a condición de que sean irreales.



Bromas aparte, hasta en el epílogo de este entremés Redrado consiguió sorprender, desconcertar y cabrear al Poder Ejecutivo. Primero disparó un mecanismo que -Justicia mediante- trabó el manotazo sobre las reservas del Banco Central, iniciado por el matrimonio Kirchner con la creación del llamado Fondo del Bicentenario. Segundo, al resistir la retirada a los empujones que el Ejecutivo quiso imponerle, se transformó, de hecho, en un defensor de la autonomía del Banco Central y del respeto a las normas que la rigen, básicamente la ley de la Carta Orgánica de esa entidad. Y obligó al Ejecutivo a dar marcha atrás.



La inopinada resistencia de Redrado se corrresponde con un nuevo alineamiento de los planetas. Después de la derrota electoral sufrida por el kirchnerismo el 28 de junio, el Congreso ha dejado de ser una escribanía del Ejecutivo y la Justicia se siente más estimulada a sostener su independencia frente a las presiones. En las propias filas oficialistas florece el espíritu crítico. La opinión pública hace rato que tomó distancia del Gobierno, y ya no hay técnica de relaciones públicas que pueda ensayar la Presidente que consiga tornarla simpática para la inmensa mayoría.



En ese contexto, y ante la evidencia que sus úkases no eran obedecidos, el Gobierno retrocedió y tuvo que leer mejor la Carta Orgánica del Banco Central.



Allí dice, sin lugar a equívocos, que el Directorio del Banco Central (incluido, obvio, su Presidente) está legalmente obligado a no recibir órdenes del Poder Ejecutivo y éste sólo puede remover a sus miembros si "mediare mala conducta o incumplimiento de los deberes de funcionario público", y contando para ello "con el previo consejo de una comisión del Honorable Congreso de la Nación".



El decreto "de necesidad y urgencia" suscripto el 7 de enero por la señora de Néstor Kirchner y todos sus ministros para desplazar a Redrado no reunía las condiciones requeridas por la ley y era, por lo tanto, un instrumento inadecuado para el objetivo que perseguía. Al rechazar legalmente su cumplimiento y presentarse ante la Justicia, Redrado contribuyó a la defensa de las instituciones y de la Ley y forzó al Poder Ejecutivo a -en palabras de las camaristas de segunda instancia que fallaron en el incidente- al "público compromiso tendiente a sanear los óbices legales que fueron el fundamento central de la tutela judicial"; en otros términos: se "sanea" lo que está mal hecho. La Presidente fue empujada a someterse al consejo de la Comisión legislativa previsto en el artículo 9 la Carta Orgánica del Banco Central, algo de lo que había pretendido exceptuarse.



Como prefiere gambetear las normas y considera "horrendos" (palabra de Néstor Kirchner) los fallos de la Justicia que se las recuerdan, el Ejecutivo se sometió a las circunstancias pero eludió, de todos modos, la indispensable anulación del decreto "de necesidad y urgencia" que había suscripto el 7 de enero.



La Comisión legislativa inició sus sesiones durante la semana para dar "consejo previo" sobre una decisión que el Poder Ejecutivo ya había adoptado. Presidida por el Vicepresidente Julio Cobos y constituida parcialmente (ya que el Senado no designó representantes), la Comisión inició sus reuniones bajo una fuerte presión del Gobierno, dirigida en especial contra el Vicepresidente, tildado de "conspirador" y enemigo del Gobierno por un coro de voceros oficialistas. Desde el entorno de Cobos surgieron señales de que la presión rendía sus frutos: se sugería que (en sintonía con los juicios públicos contemporizadores con la Casa Rosada de algunos dirigentes radicales, en primer lugar Ricardo Alfonsín) Cobos terminaría acompañando con su voto al oficialismo en la destitución de Redrado. En principio, Cobos guardó silencio sobre la subsistencia del DNU del 7 de enero y no reclamó su anulación previa al trabajo de la Comisión. El Gobierno pretendía, a esa altura, provocarle daños no sólo a Redrado, sino al conjunto de sus adversarios: quería ratificar de una buena vez el despido del Presidente del Central, ahora con apoyo de la Comisión legislativa, dejar a Cobos en una situación incómoda y colocar una cuña en el frente opositor.



Por ese motivo, la renuncia de Redrado fue como un baldazo de agua helada para el kirchnerismo, porque el economista les vuelve a ganar la iniciativa. Su dimisión deja a Cobos y al otro miembro opositor de la Comisión Legislativa, Alfonso Prat Gay, ante la chance de omitir el consejo que, de modo tardío e inadecuado, pretendía la Casa Rosada para dar aval y maquillaje a la sentencia ya firmada. La renuncia de Redrado vuelve abstracta la función de la Comisión (que, de hecho, ya lo era si no mediaba previamente la anulación del DNU del 7 de enero). Cobos y Prat Gay pueden argumentar, con total legitimidad, que la crisis entre el Ejecutivo y el Central queda zanjada por la renuncia y que sólo resta aceptarla para cerrar el capítulo. En rigor: sólo hace falta volver a la aceptación que Aníbal Fernández anunció, prematuramente, en los primeros días del año. Podrá afirmarse así del Jefe de Gabinete, como se decía de Bernardino Rivadavia, que es un hombre que se anticipa a su tiempo.



Una vez cerrado el episodio Redrado, quedan para el Gobierno las consecuencias de esta batalla perdida: tendrá que seguir fatigando la imaginación de sus menguados cuadros para encontrar dónde conseguir los fondos que ya no podrán extraerse del Fondo del Bicentenario. Es una tarea urgente, porque la caja, ese gran instrumento de disciplinamiento político, está exhausta. Y los signos de descontento y desconfianza cunden en la propia tropa. Las órdenes ya no se cumplen: se examinan.



Si ya son muchos -ex jefes de gabinete, ex ministros, congresistas, jefes territoriales, líderes de movimientos sociales, sindicalistas- los que desertaron del kirchnerismo, el tiempo de las vacas flacas que se abre, probablemente se convierta en el momento de la eyección para muchísimos más. Los signos están a la vista. Sobrevuelan los buitres. ¿O eran los pollos?¿O los chanchos?



Crónica y Análisis pública el presente artículo por gentileza del Dr. Enrique G. Avogadro

EL CHAPA VERDES


-Kirchner, en un listado de compradores de dólares

www.notiar.com.ar




Aparece en una lista que contiene a quienes hicieron operaciones en octubre de 2008. Habría adquirido ese mes U$S 2 millones.

Con la "lista de amigos del poder", que después trató de suavizar con una desmentida de sus abogados, Martín Redrado -ex presidente del Banco Central- parecía tener muy en claro a quién podía inquietar.

En octubre de 2008, cuando se traspasaban al estado los fondos de las AFJP, estallaba la crisis financiera internacional y había inquietud en todo el mundo, un comprador grande de dólares habría sido el ex presidente Néstor Carlos Kirchner. El marido de la presidenta habría comprado ese mes U$S 2 millones.

Aunque se trataría de una operación legal -cualquier individuo puede comprar divisas hasta U$S 2 millones si puede justificarlo- la transacción resultaría delicada tratándose del cónyuge de la Presidenta.

Sucede que la Presidenta, como máxima autoridad del Poder Ejecutivo Nacional, cuenta con información privilegiada sobre el valor de la divisa estadounidense con relación a la moneda nacional. Así, el ex presidente se podría haber beneficiado del uso de inside information: Cristina Fernández de Kirchner le impartía órdenes a Martín Redrado (como titular del Banco Central) sobre el precio en tono al cual debía girar el dólar. De esa forma, Kirchner podría haber conocido por anticipado una posible fluctuación en el tipo de cambio.

Octubre de 2008 fue un mes de grandes saltos en el dólar: pasó de $ 3,23 a $ 3,39. Cerró el año apenas por arriba de eso: $ 3,413, según la cotización oficial. Si compró los U$S 2 millones a comienzos de mes (cuando estaba a $ 3,23), Kirchner ganó $ 366.000 con la diferencia. En cambio, si hizo la operación cuando estaba a $ 3,39, el beneficio se redujo a $ 46.000

La versión de que Kirchner compró U$S 2 millones estuvo circulando el jueves en la web de lapolíticaonline.com. Este diario tuvo acceso a una lista de quienes habrían demando entre U$S 1,9 millón y U$S 2,629 millones en octubre de 2008. En ese listado se destacan empresarios, gobiernos provinciales (San Luis, la Ciudad de Buenos Aires), clubes de fútbol (Estudiantes de la Plata), sindicatos (como camiones de cargas), cajas previsionales y otras entidades financieras.

La lista ala que accedió este diario lleva el título "Demanda de billetes por CUIT en el Mercado Unico y Libre de Cambios". El cotejo en bases de datos públicos de los CUIT de los más de cien personas físicas y jurídicas que allí aparecen, señala que los números se corresponden con las identidades.

Entre los nombres que aparecen está el de León Alperovich. Se trata de la empresa familiar formada por el padre del gobernador tucumano José Alperovich.

Durante 2008, el patrimonio de la pareja presidencial creció en $ 27.802.400,50 y sus bienes llegaron a $ 44.307.672,94. El juez federal Norberto Oyarbide cerró rápidamente una investigación que existía sobre la posibilidad de enriquecimiento ilícito. Se supone que la Justicia ya conocía las divisas que Néstor Kirchner atesoraba.

Según se desprende de la presentación hecha ante Oyarbide para explicar el crecimiento de su patrimonio, el matrimonio apuesta fuerte al dólar. De hecho, en 2008, los Kirchner recibieron más plata por los intereses de los plazos fijos en la moneda estadounidense que por lo percibido en pesos argentinos.

Por intereses sobre 20 plazos fijos en pesos en el Banco de Santa Cruz, recibieron $ 1.977.466,67. Mientras que por los intereses en 29 plazos fijos en dólares en el mismo banco, ganaron U$S 646.930,53, equivalentes a $ 2.207.973,90.

Los Kirchner aprovecharon los beneficios de la devaluación del peso. Por diferencia de cambio en los plazos fijos en dólares, declararon $ 1.291.481,01. Es la diferencia entre el dólar en 2007 ($ 3,1090) y en 2008 ($ 3,4130), según está escrito en su declaración.

En aquella presentación judicial los Kirchner admitieron que sus saldos en cuentas bancarias y en inversiones en plazos fijos en pesos y dólares alcanzaron la cifra de $ 30.081.037,86. En ese rubro el matrimonio sumó en 2008 $ 15.430.877,89. La compra de los dos millones se incluiría en ese monto.

El viernes, Martín Redrado dijo que decidió sostener el dólar en $ 3,40, mientras que le sugerían que lo llevara a $ 4,50 ó $ 5, acompañando la depreciación del real brasileño. El ministro Amado Boudou, reconoció ayer que en esa misma época el Gobierno recibió presiones para devaluar.

Fuente: Los Andes (Mendoza)

ENCANTO PORCINO


-El afrodisíaco encanto porcino por las reservas del Banco Central
Por Humberto Bonanata

www.notiar.com.ar


La última semana de enero concluyó con consejos afrodisíacos de la “Reina de Tolosa” sobre las virtudes energizantes de la carne de cerdo y la hábil maniobra del ex Presidente del B.C.R.A., Martín Pérez Redrado, al renunciar el viernes a su cargo para no legitimizar el DNU que lo echara desde el Ejecutivo que lo parió por no haber sido consultada antes la Comisión Bicameral que hizo sus deberes, se reunió y escuchó a las partes, y acelera un dictamen no vinculante para la semana que se inicia.

Es más fácil decir que el cerdo es mejor que el viagra o que los pollos vuelan y hacen “volar” que reconocer que la carne vacuna aumentó un 40% en un mes veraniego antes de comenzar el consumo masivo en marzo.

El ciudadano común, que años antes se preocupaba cómo llenar el changuito del supermercado con el mismos dinero que el mes anterior, comenzó a aprender un curso acelerado de institucionalidad, sabiendo cómo se respetan los valores constitucionales y cómo se los han violado en los últimos 68 meses de diktacracia montoneril, que principia desde la venganza hasta la hipocresía para llenarse los bolsillos en nombre de una “revolución nacional y popular” que nunca quisieron llevar a cabo ya que los “popes” sólo fueron “militantes inmobiliarios”.

Pero las dos cadenas nacionales de esta semana de la "tilinga" secretaria del presidente de facto superaron nuestras fronteras.

Como dice mi amigo, el ex Senador Nacional José María García Arecha (U.C.R. Capital Federal) “en sólo un mes lograron vulnerar a Alberdi y entronizar a Alberto Vaccarezza con su “Conventillo de la Paloma”. ¡Qué nos esperara el resto del año!

Basta leer la Sección “Argentina en el Mundo” de nuestro diario para reflejar la vergüenza ajena extra muros que debemos soportar los argentinos por obra y gracias de los dislates de una pobre mujer (no mujer pobre) que ya ha perdido la sinrazón al propalar estupideces que algún estúpido amanuense le acercará al oído.

Para soslayar el incordio institucional producido por la crisis de la autoridad monetaria, prefirió exaltar las virtudes de los cerdos y de los pollos. Ella se encuentra perdida, a sólo un mes de comenzar el año, en un marasmo institucional que no puede predecir ni cómo ni cuándo terminará.

Si continúa dando un pase adelante hacia el abismo como lo hizo esta semana sólo logrará acercarse a un trampolín sin red y con justicia plena que los esperará para rendir cuentas del concurso real de delitos que junto con su esposo, y banda acompañante, habrían sido sujetos activos de un conjunto de artículos diseminados por nuestro Código Penal.

Durante la semana pasada y la que mañana comienza, las provincias harán oir sus voces de ahogo presupuestario que ya han demostrado como en la de Buenos Aires un principio de levantamiento sobre el histórico autoritarismo del Fûhrer argentino, cuanto más decadente más envuelto en su propia rabia.

Y ante ello los partidos de la oposición deben trazar una estrategia a corto, mediano y largo plazo para impedir que el kirchnerato estalle. Deberán contemporizar los déficits provinciales, su capacidad de pago, su ordenamiento presupuestario pero sin llegar al desguace monetario de “emitir papel pintado” para calmar a las fieras.

Ellos pasarían en ese caso a ser tan responsables como “Benito y Claretta” y caerían en las llamas del descontento popular como si hubieran engendrado este cáncer social llamado kirchnerismo hacia el final incierto y trágico que puede continuar en los pocos 11 meses que restan para terminar el Bicentenario.

No deben olvidar los Kirchner que el 25 de mayo fue un día revolucionario y que si continúan en estos cuatro meses que anteceden a la fecha patria con sus divagues, los realistas depuestos por el pueblo pueden ser ellos.

Humberto Bonanata

sábado, 30 de enero de 2010

CARNE DE CERDO

AFRODITAS


AFRODISÍACO

Se ha incrementado la venta
del cerdo y sus derivados,
después de haber escuchado
a nuestra gran Presidenta.
Un grato perfume a menta
le da su toque sensual,
a un pueblo reverencial
que celebra con fervor,
todo el mensaje de amor
de un discurso magistral.

Las propiedades del cerdo
eran para mí un enigma,
desde hoy son un paradigma,
y la vaca, es un recuerdo.
Desde ahora no me pierdo
ni un carré, ni un matambrito,
solomillo, choricitos,
el tocino, la panceta,
patitas con vinagreta…
y de postre, un lechoncito.

Sabiéndolo afrodisíaco,
yo le doy a toda hora,
hoy, gracias a la Señora,
estoy hecho un demoníaco.
Como ya, desde el zodíaco,
Aries me otorga plafón,
vivo en plena comunión
con la gran raza porcina,
y me atosigan las minas
más que al mismo Salomón.

Cristina, con su discurso,
nos viene a dar en el plexo,
y en un festival de sexo
la vida sigue su curso.
Optimizar los recursos
es darle al pueblo lugar
y permitirle avanzar
por la senda pluralista;
desde ayer soy cristinista
y nada me hará cambiar.

NAPOLEÓN


Napoléon Bonaparte no entra a la Quinta de Olivos
POR MARCELO LÓPEZ MASÍA

El mito y la leyenda de Napoleón Bonaparte fueron efecto y consecuencia de la propaganda oficial que él mismo difundió por todos los países conquistados. Sus victorias se vieron amplificadas gracias a una hábil propaganda a través de la prensa y del arte, que crearon una imagen ideal de su Ejército y el culto a su persona. Para contrarrestar la leyenda napoleónica, desde 1804 el Gobierno inglés favoreció la edición y la publicación de panfletos y caricaturas contra Napoleón

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Especial para Urgente24). El Jefe del Gabinete de Ministros, Aníbal Fernández, reconoció que su programa de televisión preferido es '6,7,8:00', un panegírico kirchnerista que suele dar vergüenza ajena al espectador desprevenido.

Es más, él llegó a confesar que lo hace grabar para no perderse ni una sola emisión.

Luego del estrepitoso fracaso en el intento de marcar la agenda periodística con la publicación de una entrevista dominical exclusiva de Horacio Verbitsky a Néstor Kirchner en el diario Página/12, el patagónico decidió redoblar la apuesta y concurrir en vivo a los estudios de canal 7 para ser la figura rutilante del mencionado engendro "periodìstico".

El rating no pudo ser peor: terminó 5to. en su franja horaria.

El problema de Anibal y Néstor es no haber siquiera leido a un estratega tan conocido como Napoleón Bonaparte.

El emperador francés, quien era un lector metódico desde que se bañaba, en la mañana, hasta la hora de acostarse, devoraba sin pausa la prensa inglesa que se ocupaba día tras día de su persona.

Desde Le Moniteur, el diario oficial de su régimen, Napoleón llegó a escribir articulos terribles contra los periodistas británicos, siendo el más recordado "Contre les journaux anglais".

En una ocasión, un consejero decidió preguntarle porqué tenía tanto interés en repasar artículos que lo maltrataban de semejante manera.

Napoleón le respondió, entonces: "Todo lo que dice la prensa francesa pasa por mi sistema de censura. Yo quiero saber qué piensan de mi los verdaderos enemigos".

El matrimonio presidencial cree en las mentiras que ellos mismos dibujan, tales como las del INdEC; creen en los controles de precios de Guillermo Moreno; creen que llenan plazas y estadios porque la gente los quiere; y creen en las banalidades que les vende un personaje tcomo Diego Gvirtz.

PAPELÓN


La Nueva Provincia - 30-Ene-10 - Opinión


EDITORIAL
Papelón

Al momento de postularse para el honor, que luego obtuvo y aceptó, de organizar un nuevo ciclo del tradicional certamen de regatas entre armadas de países sudamericanos en aguas del Atlántico sur, es de presumir que el Estado argentino había evaluado los gastos que iba a insumirle implementar esa tarea dignamente, en su doble calidad de participante y anfitrión.

Habrán cometido nuestras autoridades algún error contable y dieron, de pronto, sus narices de lleno contra la dura realidad de unas arcas pobres; o habrán pensado con insensatez nuestros burócratas de ayer y hoy que "el país no está para regatas". O habrá la política metido una vez más la cola y nos hallamos ante una sutil maniobra de nuestro ministerio de Defensa para conseguir vaya a saber qué.

No interesa. Lo único que interesa es el papelón mayúsculo que los argentinos estamos protagonizando con el retiro de nuestras embarcaciones del certamen por motivos aducidos de presupuesto.

Intriga saber por qué ese mismo presupuesto no alcanza para permitir que oficiales de la Armada asistan a un encuentro deportivo continental, pero sí alcanza, sin embargo, y con creces, para financiar a un corredor de Fórmula Uno que necesitaba dos millones de dólares para correr en Europa y los tuvo.

Por lo visto, el lobby de nuestras fuerzas de mar es menos pujante que el de nuestra muchachada tuerca.

LA DEUDA ETERNA


Río Negro - 30-Ene-10 - Opinión

EDITORIAL
La deuda eterna

Mal que nos pese, a través de los años la Argentina ha conseguido adquirir la reputación de ser el deudor más refractario del planeta. Aunque la trayectoria de otros en este ámbito desagradable puede considerarse peor, se trata de países paupérrimos que por motivos caritativos suelen verse beneficiados periódicamente por amnistías financieras. Nuestro caso es diferente. Virtualmente todos concuerdan en que la Argentina posee los recursos materiales y humanos necesarios para ser una nación relativamente rica, de suerte que fronteras afuera pocos se sienten moralmente obligados a perdonarle las deudas que los gobiernos sucesivos se las han ingeniado para acumular, de ahí la reacción negativa frente al default unilateral que declaró el gobierno fugaz del presidente interino Adolfo Rodríguez Saá y el escepticismo con el que fue recibido el canje draconiano dispuesto por el entonces presidente Néstor Kirchner. Aunque los mandatarios responsables de dichas medidas procuraron asegurarnos que habían cortado el nudo gordiano supuesto por la deuda, pretensión que muchos tomaron en serio, resulta que la deuda sigue siendo un problema mayúsculo, razón por la que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner insiste en que es imprescindible salir del default del que, según su marido y el ex ministro de Economía Roberto Lavagna, ya salió algunos años atrás.

Para complicar todavía más el asunto, sectores no oficialistas izquierdistas y populistas han reavivado el debate en torno a la legitimidad de la deuda, dando a entender que, si logran probar que es -parcial o totalmente- de origen espurio, los acreedores se darán cuenta de que sus reclamos no tienen asidero y por lo tanto dejarán de molestarnos. Es una manifestación más del pensamiento mágico al que con cierta frecuencia se entregan muchos integrantes de la clase política nacional que quieren creer que la mejor forma de solucionar problemas muy difíciles consiste en negar su existencia o, cuando menos, en transformarlos en algo distinto mediante artilugios verbales. Incluso, si a esta altura resultara posible investigar con objetividad y rigor la evolución de la deuda pública y de resultas de la pesquisa se descubrieran que individuos determinados sí cometieron actos fraudulentos, lo único que se lograría sería poner a algunos, tal vez muchos, políticos, funcionarios y empresarios locales o extranjeros en el banquillo de los acusados, lo que, además de desatar un revuelo tremendo que no nos beneficiaría, a lo sumo permitiría la recuperación de una parte reducida del dinero involucrado. En cuanto a la idea de que sea injusto que un gobierno civil herede las deudas contraídas por antecesores militares, contradice el principio de la continuidad jurídica que, por motivos prácticos, rige en un mundo en que, por desgracia, abundan los gobiernos dictatoriales.

En la fase inicial de la gestión kirchnerista, el gobierno hizo de "desendeudarse" una de sus prioridades, pero en la etapa actual le preocupan mucho más las barreras que le impiden conseguir créditos a tasas soportables en el mercado de capitales internacionales, o sea endeudarse todavía más. Dadas las circunstancias, el cambio así supuesto puede entenderse, pero tanto el conflicto esperpéntico entre los Kirchner y el presidente del Banco Central, Martín Redrado, como el resurgimiento del movimiento en contra del pago de una deuda calificada de fraudulenta han servido para postergar la eventual reinserción del país en el sistema financiero mundial. Desde el punto de vista de los interesados en ver reducida la magnitud de la deuda pública, el que los acreedores en potencia tengan buenos motivos para seguir boicoteándonos acarrea ciertas ventajas; pero es de prever que, como siempre ha sucedido, los encargados de pagar los costos enormes atribuibles a la impericia realmente extraordinaria del gobierno kirchnerista -y la propensión de sectores opositores influyentes a actuar como si les fuera dado reemplazar el mundo que efectivamente existe por otro fantasioso en que descalificar una deuda por inmoral sea más que suficiente para anularla- serán las decenas de millones de personas que ya viven en la pobreza a causa de la irresponsabilidad de quienes, con convicción conmovedora, se afirman resueltos a ayudarlas.

ACATAMIENTO DEBIDO


Revista Noticias - 30-Ene-10 - Opinión

http://www.revista-noticias.com.ar/comun/nota.php?art=2500&ed=1727

Columna
Acatamiento debido

por Danilo Arbilla

Como es sabido a Chávez los precios se le disparan y la noche se le viene encima, (y además con apagones). El trata de ignorarlo, de autoconvencerse de que no es así y quiere taparlo todo. Sobre todo para que la gente no se entere. Como si la gente no fuera al mercado. Él culpa a los supermercados y a los medios. En especial a la TV cuyos testimonios no se pueden borrar con discursos ,arengas ni existe para ello Alo Presidente que valga.

El remedio fue expropiar los supermercados. Y según dijo, fue a partir de denuncias sobre irregularidades ( remarque de precios ) hechas por sus propios empleados. Pero el problema es que cuando hay libertad de información la mentira tiene " patas cortitas" y mientras él daba la razón de sus actos, la TV mostraba a los empleados llorando y protestando ante la medida gubernamental.

Entonces tuvo que arremeter contra la televisión y recurrir a la "ley mordaza" bolivariana para justificar este nuevo avasallamiento de las libertades de los venezolanos. Es que los canales "quitados del aire" ( leáse clausurados y censurados) no solo no se prestaban a pasar sus discursos y otros comunicaciones oficiales, sino que se atrevían a mostrar objetivamente lo que ocurre en Venezuela bajo el régimen chavista.

La alternativa era silenciarlos y nadie debería sorprenderse de esta decisión de Chávez. Es su politica, como dijo El País de Madrid en un editorial a raíz del nuevo silenciamiento de Radio Caracas Television, "ni la libertad de expresión ni la disidencia son santos de la devoción de" Hugo Chávez.

El que parece que no leyó ese articulo fue el canciller español Miguel Angel Moratinos, para quien Chávez parece ser el presidente latinoamericano más democrático . "Probablemente - ha dicho Moratinos, - ( es) el presidente latinoamericano que más consultas populares aguantó". "El pueblo lo eligió", añadió, pasando por alto lo que también destaca el referido editorial en el sentido de que Chávez además de "controlar cada palanca del poder", "confunde deliberadamente celebrar elecciones y ganarlas con la existencia de un Estado democrático en Venezuela".

Pero dejemos de lado por ahora los dichos y pareceres del ministro español, a quien la escritora cubana en el exilio, Zoe Valdez ha calificado de "abyecto mensajero" de Rodríguez Zapatero y afirmado que su "cinismo no es comparable con nada", y tampoco nos ocupemos del "llamado al dialogo" ( ¿ entre el zorro y las gallinas) del Secretario de la OEA, tan duro y decidido en el "caso Honduras" y siempre tan "blandito" y comedido cuando se trata de los atropellos del mandatario venezolano y vayamos al meollo de la cuestión: el nuevo avance contra la libertad de expresión del comandante Chávez y el desparpajo del vocero que dijo que solo se trata de la aplicación de una ley.

Y precisamente eso es lo preocupante, que haya quienes señalan la existencia "de esa ley" y hasta hablen de que las estaciones "no respetaron la normas legales", para justificar la censura y explicar y defender a Chávez. Se trata de una ley ilegítima porque atenta contra derechos humanos que son universales. Con el criterio de los que esgrimen ese argumento la tortura sería legitima si existiera "una ley" , estableciendo que es legal, y por supuesto, necesaria a los fines del gobierno y de sus fines. No es así; y así como no es ni admisible la figura de la "obediencia debida" para justificar la tortura o violar los derechos humanos tampoco lo debería ser una especie de "acatamiento debido" a semejante normativa chavista. Da para alarmarse y reflexionar mucho.

OINK MORTALES !!!!


¡Oink mortales!


Gracias a nuestra Presidenta, ahora podemos inferirlo: la carne de cerdo puede o no ser afrodisíaca. Pero lo que es seguro, es que "suelta la lengua".

Por Diego Sehinkman



Dicen que ella dijo: "Definitivamente, comerse un chanchito es afrodisíaco".

Dicen que él contestó: "¡Y ni qué hablar si ese chanchito es la alcancía de Redrado!"

Dicen que ella dijo: "Es verdad. El dinero es un gran afrodisíaco".

Y dicen que él contestó: "¿Y si vamos al sex shop y compramos Telecom?"

Palabras más, palabras menos, eso es lo que se dijo en aquella mágica sobremesa de aquel almuerzo en El Calafate. Ese pobre cerdito tiene que saber que no murió en vano, ¡no señor! El, que le brindó amablemente a la señora Presidenta su carne y su "cuerito crocante como una galletita", ahora es parte de la historia argentina. ¡Oink mortales!

En rigor, en ningún estudio sexual de Masters y Jonhson se menciona nada acerca de lo que le ocurre a los jefes de Estado latinoamericanos cuando comen carne porcina. Pero gracias a nuestra Presidenta, ahora podemos inferirlo: la carne de cerdo puede o no ser afrodisíaca. Pero lo que es seguro, es que "suelta la lengua".

¿Para qué le hace usted soltar la lengua a nuestra Presidenta, señor Cerdo?

"Para que se «humanice» contando sus intimidades. Oink. Para que hable de sexo, que siempre vende y a la gente le encanta. Oink. Para que la señora que está en su casa planchando se encariñe. Oink. Para que la conductora del programa, de una vez por todas, ¡«pase la pantalla»!"

¿Y el nivel discursivo elevado, y los tecnicismos, la catarata de cifras, las oraciones con subordinadas que se ramifican otra vez en subordinadas? ¿Y esa adrenalina de caminar como una equilibrista sobre la cuerda de la improvisación?? ¿Siguen?

"Sí. Pero mechadito. Como un carré de cerdo. Un tecnicismo, un «minga». Una cifra, un «pa frenchi». Una estadística, un «tranco de pollo». Esto es Nac&Pop. ¡Hay que llegar a la masa!"

Verdaderamente muy claro, Mister Pig. ¿Alguna declaración más a la prensa, ahora que es famoso y que está en boca de todos?

"Ya lo dijo el zorro viejo, que sabe más por zorro que por viejo. No está mal que la Presidenta quiera usar algunas palabras clave para acercarse a la gente. Después de todo, oink, también fue una palabra clave la que la distanció. Fue en marzo de 2008, cuando con tono displicente quiso llegar más hondo al entendimiento y al corazón de los argentinos... y usó la palabra «yuyo»".

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

EL CAMBIO INÚTIL


www.politicaydesarrollo.com.ar
El cambio inútil


Con la salida de Redrado, no acabarán los problemas para los K ante la aparición de conatos de rebelión en el PJ bonaerense. Pese a las críticas de Cristina, serán los fondos buitres los que ingresen al canje de deuda.

Por Roberto García


Nadie, en apariencia, le agradecerá a Martín Redrado los “servicios prestados” luego de renunciar, a última hora de ayer, a su cargo en el Banco Central, el mismo que no podía ocupar desde el pasado domingo por orden de Cristina de Kirchner (aunque un jurista puntilloso bien podría decir que la comisión a expedirse –Prat Gay, Cobos, Marconato– no reúne ciertas condiciones elementales, ya que los representantes de las provincias carecen de presencia en ella y nadie entiende cómo un tema de tamaña envergadura se resolverá postergando, otra vez, las condiciones federales que se atribuye la Argentina). Una formalidad la de los “servicios prestados”, aunque el furioso Gobierno, la oposición toda y, sin duda, la población quizás le deban reconocer a Redrado que, al dilatar la transferencia de reservas al Tesoro Nacional, se evitó un embargo masivo sobre esos fondos, vía el juez Griessa. En un país en el que se brinda cátedra sobre cómo no pagar las obligaciones, que es hábito no honrar las deudas, el aporte realizado por el controvertido titular del BCRA parece interesante.

Para el dúo Kirchner, cerrar el caso Redrado resulta imperioso. Hay encuestas (Giaccobe y asociados, por ejemplo) en las que al “golden boy” le reconocen que defiende más los intereses de la República que la propia Cristina, que es más confiable que Amado Boudou, que no es un “traidor” como dice el Gobierno y, sobre todo, mayoritariamente expresa que hizo bien en no entregar las reservas sin aprobación legislativa. Acostumbrados a determinaciones rápidas, casi violentas, inclusive algo improvisadas, el transcurso del tiempo y la no ejecución de los dos decretos del l4 de diciembre y del 7 de enero han sido una traumática indigestión. Casi dos meses de mal humor sin un laxante correctivo y con la irritación agravada de que, ahora, ya no deciden por su cuenta (no sólo en el tema reservas) sino que deberán soportar auditorías y, tal vez, repartir parte de los fondos que se imaginaban propios. Por lo tanto, quien mira hacia delante puede colegir que el tema de la inflación en el país puede recorrer cimas más altas que las conocidas hasta ahora en los períodos Kirchner. Finalmente, ciertos apoyos políticos vienen de la mano del pensamiento “un poco de inflación” no viene mal (con devaluaciones posteriores). Justo cuando uno podía imaginar que ya es hora de instalar en el Código, como delito, que deben ser punibles aquellos actos que desemboquen en alta inflación o en infradevaluaciones.

Nada será igual ya al pasado kirchnerista. Aunque el Gobierno disimule su debilidad y, seguramente, radicalice sus posiciones. Sea con actitudes de menor inclinación libreempresista o con la meta de despejar su entorno, catapultando de su sillón al vice Julio Cobos, hoy un poco conmovido por los últimos ataques en su contra (los Kirchner, Scioli, los titulares oficialistas de las bancadas, hasta líderes de la oposición). Nadie imagina un frustrado juicio político, como es el deseo del mendocino, tal vez una ofensiva tipo “él o yo”, dilema que podría encontrar al vice institucionalmente más sólo que al Redrado de hoy. Habrá quien encuentre comparaciones con Venezuela, que de un día para el otro se despojó del titular del Banco Central y del vicepresidente de la Nación, aunque otras sean las realidades y Hugo Chávez haya dejado de ser él –como confesó– para convertirse en el “pueblo”. Pavada de jactancia.

Del apoyo empresario y su vinculación con el sector, ahora la mandataria guarda reservas: de poco y nada sirvieron sus prometedores asados de fin de año y, menos, los respaldos formales para echar a Redrado. El Grupo de los 7 se canibalizó a tres o cuatro, sólo inscriben para declaraciones de entidades a Wagner (construcción), Gabbi (bolsa) o De la Vega (comercio), siempre listos para todo servicio. Quizás algun otro. Por no hablar de la larga lista de los propios, más útiles para disfrutar operaciones comerciales que para solventar las medidas del Gobierno. En cuanto a Cobos, aunque manda mensajes de que “no pone palos en la rueda” –impugnador latiguillo oficial– y se presta a consumar buena letra, tropieza con dos dificultades: su propia y menguada energía –finalmente, optó por el voto “no positivo” en el tema del campo cuando se quedó sin alternativas, ya que él había sugerido un cuarto intermedio– y la escasez de sostenes: buena parte de la UCR lo quiere más lejos que cerca (léase Alfonsín), tambien la Carrió se congratularía con su partida (no le perdona, dicen, que en su momento se haya pasado al kirchnerismo). Por no hablar de otras agrupaciones políticas: nadie parece tolerar candidatos fuertes para 2011.

Mientras, claro, se avecinan confusiones y fuertes temporadas de ardiente calor. Tal vez por las minucias de la ética oficialista a la hora de comprar dólares –lista legítima de 2009 que nadie se atrevía a divulgar–, aunque en las últimas horas apareció otro preciado historial, referido a la crisis de octubre de 2008, cuando algunos sindicalistas (para no señalar sólo a los empresarios), sobre todo uno se esforzó en el trámite permitido de posicionarse más de una vez en divisa extranjera (dos millones de dólares tope) y posiblemente sacarla del país, justo cuando arreciaba una corrida. El mismo que se infla el pecho defendiendo el modelo y maldiciendo de palabra a los que objetan ciertas políticas. No es ésa, sin duda, la perla mayor de ese período. Tamaño conocimiento informativo, dicen, proviene de allegados al prisionero bancario Juan José Zanola, quien purga cárcel con razones para estar detenido por edad en su domicilio –tal vez de nuevo su mujer–, molestos con quienes se arrogan una cercanía sindical que sólo deviene en provecho propio y se olvida del resto de los colegas.

En paralelo, el Gobierno se aplica antídotos: despachó al procurador Guglielmino por inoperante e incorporó a Da Rocha, lo que supone otro manejo de la Justicia, ya que es más versado en distintos fueros. Esa llegada supone enfrentamientos con otros operadores oficialistas, late la impresión de disconformidad con ciertos fallos –se alude al “partido judicial” cuando una medida no sastisface a Olivos– y, al parecer, no alcanza con el azar de que siempre las causas sensibles le tocan al juez Oyarbide, al cual por el momento se objeta porque “se decora en lugar de vestirse”. Más loable sería revisar el sistema de sorteo, casi parecido a una licitación. Guglielmino, comentaron, se desploma por el complejo fallo de la Cámara de la cual se suponía influyente (el híbrido dictamen determinó simplemente la imposibilidad de gobernar: no tocar las reservas y ubicar a Redrado en un limbo sin destino, como un asteroide perdido) o por su pálida actuación explicativa ante la comisión llamada bicameral. Otros, más astutos, le achacan responsabilidad en la chambonada del DNU que le hizo firmar Zanini a la Presidenta sobre las reservas, de quien el renunciado juraba obedecer a pie juntillas. Al obediente Guglielmino sí le agradecieron los “servicios prestados”.

A estos enredos que sublevan a los Kirchner, se les añade la novedad de que su reservorio político, Buenos Aires, manifiesta conatos de deserción. Típico del peronismo. Allí no puede ofrecer fisuras, se juega parte de su destino, de ahí que Hugo Moyano saliera a explicar –en tono humorístico– lo que sucedió en una reunión crítica en la que él no estuvo. Lo que se dice: un lenguaraz, ya que agregó la desmentida de que su gremio –anuncio hecho unas horas antes– iba a invertir en un hotel cinco estrellas en Punta del Este, una actividad en la cual también sigue a su jefe. Sostuvo que no estaba en sus planes y objetó al “gorilaje” que se asombró con la decisión. En rigor, en esa especie extinguida, sólo hubo sorpresa; quien sí cuestionaría una inversión de ese tipo es el propio Néstor, no exactamente un “gorila”, ya que a él le molesta que su gente veranee en Uruguay; no observa con buenos ojos que los Alperovich se desplieguen por la Mansa junto al ministro Manzur; a Scioli lo aceptan más en Suiza que en el balneario oriental y, por lo que trascendió, le pegaron un sosegate a Débora Gorgi, quien apenas si pudo retozar sin salidas en su departamento de La Brava. La reprimenda se entiende: ella es responsable también de Turismo, se supone que alienta ese rubro en su país y no en el extranjero, finalmente –como si no hubiera pasado el tiempo y el escándalo– copió el antecedente de Fassi Lavalle, aquel funcionario de Carlos Menem.

Tal vez, entusiasmada con la carne de cerdo –¡tan afrodisíaca que a su marido le hace prescindir del Viagra!, confesó risueñamente la señora–, Cristina la emprendió otra vez briosa contra los “fondos buitres”, esos que supone no ingresarán al canje de la deuda. No es la visión de los que siguen el tema: al canje ingresarán los que compraron a l4 y venderán a 32 (los fondos buitres), no quizás aquellos ahorristas solitarios o mal aconsejados que compraron a 80, japoneses, alemanes, italianos. Merece una revisión ese mensaje, igual que especial cuidado habrá que observar en lo que el Gobierno le responda a la SEC, organismo que para validar la operación realiza hoy consultas y auditorías más severas que el propio FMI. Pero, como la sigla SEC carece del satanismo de la sigla FMI, pocos lo toman en cuenta.
Por lo tanto, con la radicalización eventual del kirchnerismo, será necesario negociar con otros bloques. Para imponer, quizás, un bono “voluntario” a los bancos y garantizar la obra pública, hacer una reforma financiera, también otra a la carta orgánica del BCRA. Estas novedades, junto al episodio Redrado y la concesión económica a provincias, más aumento del gasto público y la posible inflación, sin duda provocan urticaria en la ortodoxia económica, en esos que el Gobierno califica de gurúes. El problema, sin embargo, no son esos personajes: tal vez preocupe e inquiete a los depositantes un mar demasiado revuelto y piensen que, para la Argentina, encaja aquella preciosa definición de Mussolini sobre Italia: “No es difícil cambiarla, es inútil”.

Perfil

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

AZAFATO INTIMIDA


www.politicaydesarrollo.com.ar
Estrategias de intimidación

La libertad de expresión es una de las herramientas básicas para conocer el desarrollo y la evolución política, económica y social de un país.

Por Juana Marcó



“La señal internacional de Radio Caracas Televisión fue interrumpida de los operadores de cable que la transmiten por negarse a pasar las imágenes en directo y en cadena nacional de una marcha en Caracas. Además de RCTVI, fueron suspendidos otros cinco canales de televisión”, según información reciente.

Cuando el dominio del poder logra la impunidad total, los métodos se vuelven frontales y evidentes frente a la población, ya que quien impera sabe que no será combatido, ni confrontado porque ha logrado la supremacía del poder.

“El juez federal Ernesto Marinelli suspendió la resolución 1/2010, que había dictado el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, que estableció que Papel Prensa debe vender el papel de diario a igual precio a todos”, otra noticia que involucra a la prensa argentina. Además de la injerencia que ha logrado el gobierno, coartando la libertad de expresión.

Mientras que existen otros gobernantes que procuran lo mismo, pero no cuentan con la suficiente fuerza, ni “caja” o respaldo para lograr ese objetivo, con lo cual aplican otros mecanismos para amordazar a la prensa.

O bien a través de ciertos beneficios o de amenazas judiciales, de desprestigio, etc. También se puede utilizar a los organismos oficiales para ejercer presión, como puede ser controles e inspecciones interminables para coaccionar, re intentar lograr que los mismos cedan en su opinión contraria y crítica a los gobernantes dictatoriales.

En la primera línea se podría decir que han logrado el control de los medios de comunicación al estilo cubano, Venezuela, Bolivia, etc. En forma paulatina lo van procurando Ecuador, Argentina, etc.

Este interés se debe a que las autoridades han experimentado que a través de los medios se induce no sólo las ideas, a formar opinión, sino también inducir a la orientación de temas con los que se pretende concentrar la atención.

Es decir, se procura volcar el mayor interés sobre el fútbol o el deporte en general, como por los temas internacionales que son relevantes pero no hacen a la coyuntura del país, como la situación de Haití, Por lo que la población debería estar atenta para evitar que se avasallen sus derechos y libertades.

En el caso del paradigmático matrimonio gobernantes, único en el mundo que gobierna con estas características, va logrando concitar la atención sobre el conflicto político que ha ocasionado el propio Ejecutivo respecto de las reservas del Banco Central y la destitución de su presidente.

Mientras, continúan con otros proyectos de su interés, tras las sombras, con los que seguramente sorprenderán nuevamente a la oposición. La estrategia para controlarla es colocarla siempre a la defensiva de las medidas que les presentan y que resultan ser trascendentes, pero a la vez, son un obstáculo para diseñar la base de un modelo político-económico para el futuro del país.

Aunque sus rivales políticos, según se destaca, en general hacen lo indecible por tratar de transformar esa realidad y lograr consensos para conformar equipos de trabajo que se aboquen a distintas cuestiones, evitando así la concentración de todo el segmento opositor en los propósitos que impone el gobierno nacional.

Pareciera que se estuviera procurando, desde el Parlamento, sumar a la toma de conciencia a algunos dirigentes que aún no se percatan que éste sería el único camino válido para lograr ser opción en el 2011. De lo contrario, se podría nuevamente estar frente al riesgo de que, al igual que el bolivariano, estén diseñando estrategias capaces de concederles el triunfo electoral.

Aunque pareciera que afortunadamente por estas horas surgen algunos legisladores, destacados públicamente, con el verdadero propósito de transformar la realidad, que comienzan a trabajar en ese sentido procurando consolidar finalmente una fuerza opositora que no se polarice.

La tarea es compleja pero posible, mientras sepan ser perseverantes en su intento hasta lograr el objetivo, protagonizando el centro de atención y el dominio de la escena para exigir la recuperación del orden y la estabilidad del país.


Más información www.politicaydesarrollo.com.ar
Contáctenos: politicaydesarrollo@gmail.com
Para suscribirse editor_politicaydesarrollo@yahoo.com.ar

HOMBRES NECIOS.......


"Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón" (¿o sí?)

Por razones científicas que aún se encuentran en estudio, uno de los dos Presidentes en ejercicio, de continuo carácter crispado y dedo índice acusatorio, se ha transformado en un ser de sonrisa complaciente. Además, la Cadena Nacional Oficialista de Radiodifusión y el Bloque de la Televisoras Semiprivadas de Cable, la han mostrado en los últimos días como experta culinaria, nutricionista y cuasi sexóloga discípula de la Rampolla, recomendando la "gratificación" que produce la carne de cerdo a la parrilla como mejor opción que el Viagra.

Que Hugo Chávez exhorte a sus súbditos a comer verduras y tomar duchas que no duren más de tres minutos y que aquí se recomiende lo que se recomienda, muestra que en el gran imperio bolivariano de la América del Sur otras cuestiones de más dureza han comenzado a tallar, por lo tanto, sus diversas deidades se han visto en la necesidad de presentarse ante sus vasallos con un rostro más comprensivo, casi humano.

En ese orden de cosas se inscribe otra feliz noticia que han recibido los contribuyentes argentinos porque deberán aportar al señor Pechito López dos millones de dólares anuales para que con su autito se dé el gusto de correr en la Fórmula 1, mientras continúan colaborando con cientos de verdes millones para que el fútbol "profesional" sea de "todos" y sin que aún se conozca el monto total de otra exacción millonaria que tiene media sanción en Diputados y que hará que los usuarios de telefonía celular "favorezcan" con el uno por ciento de sus facturas en mantener al deporte de alta competición y a su dirigencia. La realidad demuestra que "El dinero que se gasta en deportes, no siempre está bien gastado".

Con diversas variantes, el anclaje del socialismo del siglo XXI en las diversas monarquías sudamericanas es -¿fue?- una mezcla de los discursos del Perón de los años cincuenta del siglo pasado; autoritarismo civil-militar al por mayor; populismo, distribucionismo y dirigismo económico; saqueo rampante de los fondos públicos; indigenismo; liberalización del tráfico y consumo de estupefacientes a través de la legislación; exaltación de la homosexualidad; antinorteamericanismo declamatorio y sólo eso; sumisión de la prensa mediante mordazas aplicadas en forma directa o mediante el recurso de pautas publicitarias; uso diario hasta el paroxismo de esos mismos medios para publicitarse ante tribunas repletas de aplaudidores profesionales a sueldo de toda condición social, o para presentarse como víctimas de conspiraciones nacionales e internacionales nunca probadas; compra y alquiler de grupos de choque capitaneados por sencillos matones barriales; recepción de apoyo al por mayor de autodenominados "intelectuales", "periodistas" y "hombres y mujeres de la cultura", quienes serían en realidad, por derecha o izquierda, simples asalariados de la burocracia estatal; exaltación de la "revolución" llevada a cabo por el comandante barbudo momificado; avasallamiento de las demás instituciones que creen cogobernar el territorio; establecimiento de un nuevo Club de Amigos empresarial; la creencia de que nadie ante que ellos hizo algo de envergadura en sus reinados, y la implantación de una cleptocracia veinte años más joven que las conocidas: de ahí su peligrosidad, por su voracidad, se entiende.

Las versiones locales de los culebrones televisivos centroamericanos tienen aquí mediana audiencia. El último de ellos fue la renuncia, remoción o desalojo del titular del Banco Central con todo el aparato Ejecutivo, Legislativo, Judicial y periodístico a su disposición. Si bien la odisea no llegó a empañar las semanas del Caso Pomar, el cruel entubamiento del cantante Sandro o las extrañas peripecias vividas por un más extraño señor Fort, ha comenzado un por ahora pequeño éxodo de teleespectadores hacia la televisión estatal española (tve) en busca de mayor seriedad informativa que la aquí presentada por comunicadores sin carné habilitante que creen estar en el bar de un club repitiendo cualquier cosa que les marque el libreto oficial: "las reservas del Banco Central son del pueblo argentino"; esa institución (el Central) es independiente, la inflación es menor a un dígito; la desocupación bajó al 8,4 % o, por el mismo precio, pueden restar importancia a los cortes de luz que sufre la población o directamente ignorarlos.

Que en Venezuela exista una inflación galopante, problemas energéticos, descontento social y una constante degradación de las instituciones por parte de Hugo Chávez, debería ser tomado en cuenta por funcionarios, oposición y el electorado en general, aunque hay que reconocer que algo de eso se está dando. Asimismo correspondería que la reciente devaluación del Bolívar sea tomada por los argentinos con más seriedad de lo que amerita. Hay efectos Dominó que pueden aplacarse, pero nunca pararse.
CORREO DE BUENOS AIRES
SALINAS BOHIL

JUGANDO CON KIRCHNER



http://saleconfritas.blogdiario.com/img/derrota.jpg


Un golden boy que jugueteó con Kirchner hasta el final

Martín Redrado mantuvo la iniciativa de combate durante toda la crisis del Banco Central y logró descolocar al Gobierno una y otra vez a su antojo. Con su renuncia le quitó a los Kirchner hasta el premio consuelo de un despido posdatado. La reacción de Aníbal Fernández rechazando la salida del hombre que intentaron echar durante semanas, fue el homenaje perfecto a la impotencia kirchnerista.

Por Ignacio Fidanza

El destino suele ser cruel con los políticos en decadencia. Impacta ver a los otrora poderosos Kirchner desorientados por un yuppie de la City y un par de buenos abogados. Parece demasiado poco para hacerle partido al matrimonio que hasta hace no mucho tiempo atrás, daba la impresión de controlar hasta la caída de última hoja del otoño.

Humillación del poder perdido que Redrado marcó a fuego esta noche con su renuncia.

Había que verlo a este joven economista, radiante, feliz en una conferencia de prensa que tuvo como contrapartida el coro desafinado que encabezaron Aníbal Fernández y Agustín Rossi, subrayando su impotencia al rechazar una renuncia que ya se había producido. Aportando de paso argumentos a la futura defensa legal del ex titular del Central, que logró así la inesperada confirmación por parte del Gobierno de lo que sostuvo todo este tiempo: que él seguía siendo el presidente de la entidad.

Ni el tiro del final le salió al kirchnerismo, que ya paladeaba la demolición de Redrado en manos del triunvirato Marcconato-Cobos-Prat Gay.

Ahora insistirán en que de cualquier manera el dictamen de esa comisión igual se realizará, autopsia innecesaria, ridiculez de malos perdedores que de mantenerse, someterán a la Presidenta al ridículo de recibir un “consejo” sobre la destitución de un funcionario que ya no forma parte del Gobierno.

Acaso la metáfora perfecta de una administración kirchnerista que evidencia síntomas alarmantes de divorcio de la realidad. Como las baladronadas de Zanini amenazando con fallos favorables en primera y segunda instancia que nunca llegaron. Casi sería divertido sino se tratara de las personas que tienen a su cargo al conducción del Estado.

El problema de la política caprichosa es que suele chocar con una realidad que se las ingenia para ser incluso más tozuda, aunque de maneras insospechadas.

De hecho, Redrado se guardó un pequeño gusto final: su renuncia la anticipó en un mail al maoísta Zanini -el lunes ingresará la resignación formal al Gobierno-. Acaso una manera de responderle con creces al principal operador del kirchnerismo.

Así como resulta grotesco escuchar al jefe de Gabinete rechazando la renuncia del funcionario, al que días atrás impidió ingresar a su puesto por la policía, no deja de reflejar el clima mental que debe imperar en la Quinta de Olivos a la hora de analizar la realidad, la frase que le dedicó esta noche a lo que ya era un hecho consumado: “la renuncia de Redrado no existe”.

O sea, existe sólo lo que nosotros decimos que existe y si decimos que Dios no existe, no existe. Inesperado arranque kantiano del mismo funcionario que redujo la discusión del Central a una larga ristra de insultos, acaso la estación previa a las lágrimas. Impotencia de argumentos, impotencia de ejecución.

Es que el Gobierno falló en toda la línea. Cuando anunció su despido por los medios, Redrado se quedó.

Cuando intentó salir de la metida de pata con un decreto inapelable, la Justicia lo dejó sin efecto.

Cuando operó sobre la Cámara para revocarlo recibió otro fallo adverso. Y cuando creía que ya lo tenía a tiro con la comisión bicameral, Redrado les sacó el postre de la boca.

Ese filósofo contemporáneo en el que se transformó Luis Barrionuevo lo explicó con la gracia de los peronistas: “ahora a este Gobierno cualquier boludo se les para de manos”.

Es que la sucesión de derrotas que sufrió la administración Kirchner no provino de curtidos batalladores de la política como Eduardo Duhalde o incluso de taimados radicales, o mejor todavía, de una conspiración de los “poderes” económicos y los grandes multimedios.

Apenas alcanzó con un economista con un buen estudio de abogados, para hacer saltar por los aires todas las embestidas de políticos con parada de rudos como Kirchner, Aníbal Fernández y Zanini, el de la revolución cultural china.

Y es ese el mensaje letal que esta crisis –y su desenlace- envía no sólo a toda la corporación política sino también a los factores de poder. Empieza a advertirse que hoy no sólo es buen negocio enfrentar a los Kirchner, sino que encima padecen un nivel de precariedad operativa, de confusión y contradicciones, que agrega a la empresa cierta cuota de diversión.

De paso Redrado, le evitó a Cobos y Prat Gay el mal trago de dictaminar en favor de su remoción, riesgoso camino al que parecían encaminarse.

Es que en el vicepresidente parecen haber calado las acusaciones de "conspirador" y dirigió el trabajo de la comisión con una diligencia y velocidad que hizo parecer a Marcconato un flojo.

Mientras que en Prat Gay parecía prevalecer viejos rencores por sobre una obvia lectura política que si hizo su jefe: equivalía a un suicidio político votar según el paladar de la Casa Rosada, por mas atendibles que sean las viejas afrentas.

Resta ahora aguardar a que el kirchnerismo procese esta derrota final.

Amado Boudou apeló en varias conferencias de prensa a un argumento que no carecía de sentido común. Pidió a Redrado y a la oposición que “dejen trabajar” al Gobierno en lo que realmente importa, esto es el canje de deuda y el regreso del país a los mercados.

Redrado ya hizo lo suyo, ahora sólo falta que el jefe de Gabinete recupere la sensatez pérdida. Difícil que el chancho vuele.

http://saleconfritas.blogdiario.com/1264868924/

viernes, 29 de enero de 2010

ATROPELLO KIRCHNERISTA


RENUNCIO REDRADO

El funcionario anunció su renuncia al Banco Central. Criticó el "avasallamiento" del gobierno nacional sobre las instituciones. Habló de "atropello" de los K

Martín Redrado renunció esta noche a la presidencia del Banco Central y lo hizo denunciando un "avasallamiento de las instituciones" por parte del Gobierno
nacional, en una sorpresiva conferencia de prensa que generó gran expectativa.

Tras cinco años y cuatros meses de gestión, Redrado dijo que su "ciclo está terminado" y que decidió dar un "gesto republicano".

Aseguró que se va del Banco Central con la sensación de los "deberes cumplidos" y acusó al gobierno de pretender "avanzar sobre las reservas y atropellar".

Reveló que tuvo "presiones internas y externas a fines del 2008 para devaluar", y señaló que las resistió porque creyó que "empobrecería a los argentinos".

El economista denunció el "permanente avasallamiento de las instituciones (de parte) del Gobierno nacional, que pretende llevarse por delante las reservas que son los ahorros de todos los argentinos".

"He cumplido con todos los pasos institucionales y lamentablemente el Gobierno no ha hecho lo propio. Un funcionario público no debe hacer lo que quiere, sino lo que debe", aseguró.

"Fui removido de forma inconstitucional", dijo Martín Redrado con duras críticas al Gobierno nacional, y dijo que durante 5 años y 4 meses de gestión se pudo dar "estabilidad financiera y cambiaria a los argentinos".

En su conferencia de prensa, Redrado dijo que su preocupación fue "proteger el bolsillo de los argentinos" y señaló que "se ha pretendido avasallar el congreso nacional y llevarse todo puesto".

"Se ha llegado a esta situación porque he puesto límites, no es la primera vez que quieren echar manos de las reservas internacionales, para comprar YPF, pagarle al Club de París,destinarlo a obras publicas o aplicar títulos compulsivos al
sistema financiero, y en todos los casos puse los limites correspondientes", sostuvo Redrado.

"Nunca dije" que amigos del poder habían comprado dólares, aclaró Redrado, y dijo que comenzará a trabajar como economista profesional en la Argentina y el exterior.

FONDOS DE SANTA CRUZ


AMPLIACIÓN DE DENUNCIA, MEDIDAS CAUTELARES SOBRE TODO LO RELACIONADO ENTRE LAS CAUSAS DE YPF, SKANKA, EFEDRINA.

Señor Jueza Federal Dra. María José Sarmiento

JUAN RICARDO MUSSA, documento nacional de identidad N° 4.705.745, por propio derecho, con domicilio legal constituido en la Av. Callao 569, 2º piso, 2º cuerpo de esta Ciudad, me presento en la causa, Nº nº 8/2010, ante V.S. y respetuosamente digo:

I- OBJETO.-

Que en los términos de los artículos 174 y siguientes del Código Procesal Penal de la Nación, vengo a interponer denuncia a fin de que se investigue la posible comisión de los delitos de Incumplimiento de los Deberes de Funcionario Público (Art. 248 CP), Encubrimiento y Lavado de Activos de Origen Delictivo (Art. 277 CP), Vaciamiento de Empresas (174 inc. 6 CP), y/o los que V.S. determine se cometieron mediante la respectiva investigación; por parte de los Señores Ex Presidentes de la Nación Argentina, Dres. Néstor Carlos Kirchner, la Sra. Presidenta de la Nación Argentina, Dra. Cristina Fernández de Kirchner; al Dr. Amado Boudou, y a el Sr. Enrique Eskenasi, conforme los argumentos y apreciaciones que a V.S. pasó a exponer.-

II – HECHOS-.

En primer lugar se hace difícil creerle al Gobierno que va a aplicar una política de desendeudamiento porque hasta ahora lo único que ha conseguido es incrementar el stock de deuda pública. Veamos los datos. En diciembre de 2001 el stock de deuda pública, al momento de anunciarse el default, sumaba US$ 144.222 millones (fuente ASAP). Al 30 de junio de este año, el stock de deuda pública sumaba US$ 170.634 millones incluyendo los atrasos con el Club de París y los casi US$ 30.000 millones que se le debe a los holdouts. La deuda supera a la del 31 de diciembre de 2001 en algo más de US$ 26.000 millones luego de haberle pagado al contado al FMI y de haber hecho una quita memorable en 2005. Medido contra el PIB, en 2001 la deuda representaba 53,7% y al 30 de junio pasado era equivalente al 56,7%. Es decir, aún habiéndole pagado al FMI al contado y habiendo hecho una quita monumental, la deuda subió 3 puntos porcentuales respecto al PBI. ¿Qué tipo de desendeudamiento es este? ¿Qué entenderá el Gobierno por desendeudarse? ¿Incrementar la deuda?, o realmente es una fechorías de la que nos tienen acostumbradas nuestra Autoridades,



A fin de dar precisión a la cuestión de hecho sobre la que girará la presente ampliación de denuncia es que deberé puntualizar algunas cuestiones de suma relevancia. En primer lugar, es dable señalar que la organización casi criminal que con la supuesta pretensión de instalar a la Argentina en condiciones normales para que logre un desarrollo sostenido crecimiento de la actividad comercial e industrial, por la falta de financiamiento, con esta leyenda y sus apresuramientos, cuando en realidad lo que se esta haciendo es una fabulosa estafa, es cierto cuándo a la Presidente Cristina Kirchner se le habla de los embargos, no le presta atención por que en realidad no existirán esos embargos, es pour la gallierie, la única verdad es la realidad, los Abogados de Repsol YPF, están comprando los holdouts y los pagan entre un 15 y un 25 % en Wall Street, por eso el apuro en hacerse de los fondos del BCRA, para que luego se lo vendan al Estado por el 70 %, por todo esto le solicito a V.S. medidas urgente, sobre todo este manejo indeseable que tiene a toda la Sociedad Argentina, esto que se debe investigar presumo que involucra con los Asesores del tema de las compra de los Holdouts en Wall Street como Consultor de la empresa Repsol YPF, esta el estudio KPMG y que casualidad en la Argentina, esta el Dr.Alberto Schuster, de KPMG en Argentina, y como V.S. lo razonara igual que YO, también los mismos beneficiarios de los delitos que aquí le denuncio, delitos gravísimos que le solicito, en el caso que se compruebe lo denunciado, se los derive al fuero que corresponda como también plantear a la Comisión de Juicio Político, para que se trate de forma urgente.
Ha llegado el momento de la verdad para todos los argentinos, y en base a todo lo expuesto, a V.S. formulo el siguiente:

III – PETITORIO-.

a) Se tenga por formulada la presente ampliación de denuncia y se inicie el trámite judicial correspondiente;

b) Se me autorice a constituirme como parte querellante de manera oportuna, en mi carácter de ciudadano argentino.
C) Solicito se cite a declaración indagatoria a los aquí denunciados, se tomen las medidas cautelares que permitan que la investigación no se interrumpa.
D) Solicito se gire la denuncia a la Comisión de Juicio Político y al fuero que corresponda.
Dispongan las medidas de prueba pertinente, tendiente a investigar en relación al hecho denunciado, citándose oportunamente a los presuntos involucrados, y adoptándose a su respecto los recaudos procesales que impidan que eludan el accionar de la justicia o que entorpezcan la investigación.
Tener presente lo expuesto y proveer de Conformidad,
SERA JUSTICIA.-

BAJO NIVEL


Por Carlos Valenzuela

Para quienes aun conservamos la memoria, la política argentina nos coloca ante debates memorables.

No me refiero a épocas pretéritas, con personajes que figuran en los libros de texto. Simplemente, un pasado cercano, con protagonistas que uno podrá o no compartir, pero poseedores de un nivel envidiable que jamás podrían haber inspirado un "que se vayan todos" como rememora en una nota reciente mi amigo Avogadro.

Veamos. Algunas décadas atrás. De un lado, Juan Perón y legisladores de la talla de John Willam Cooke, Arturo Sampay, Díaz de Vivar, Ernesto Palacio, Eduardo Benítez, entre otros. Del otro lado, hombres de la envergadura de Alfredo Palacios, Arturo Frondizi, Ricardo Balbín, Moises Lebhenson, Ricardo Rojas.

Hoy estamos caídos de pintura. Pero la decadencia se refleja no sólo en la entidad de los actores, sino, fundamentalmente, en el tratamiento de los temas.

Porque no falta materia gris para el análisis. Excelentes cuadros políticos, con sólida formación y respuestas acertadas, hacen catarsis en almuerzos periódicos que no trascienden el comentario de los comensales.

Pero los dirigentes (les cabe la denominación?) están ocupados en el día a día, en la cosa mezquina, cotidiana, en una lucha sorda entre los que sirven y no quieren y los que quieren y no sirven.

Tomemos como ejemplo un hecho actual, que nos ha tenido ocupados los últimos treinta días. Los dos DNU por los que se crea el Fondo del Bicentenario y se dispone el desplazamiento de Martín Redrado de la presidencia del Banco Central.

Los tres poderes del Estado y la oposición en su totalidad, con matices, han estado inmersos en una disputa respecto de si Redrado podía ser desplazado sin intervención del Congreso, como establece la Carta Orgánica del Banco, en un caso, o si el Fondo, por tratarse de reservas y del pago de la deuda, podía ser establecido sin intervención del Congreso.

No hablemos del nivel de la polémica, que incluyó denuncias de conspiraciones, sospechas de complicidades, amenazas de "botoneo", impugnaciones por portación de apellido y hasta una inconcebible boutade sobre las propiedades sexuales de la carne de cerdo.

Pero del fondo del problema real nada.

La Comisión Bicameral jibarizada está empeñada en resolver si, formalmente, Redrado debe o no ser desplazado. Un primer problema formal ha sido obviado. Se pidió la opinión "no vinculante" del Congreso. El segundo problema formal es si Redrado cumplió o no su deber como funcionario, al no acatar el DNU de creación del Fondo.

Es tan ridícula la situación que, al ser la opinión "no vinculante", estamos ante la antología de lo formal. Porque sea cual fuere la opinión, Redrado está desplazado.

Alguien de la oposición ha insinuado una opinión acerca del mérito, oportunidad o conveniencia del Fondo? Alguien ha emitido una idea acerca del pago con reservas? Tenemos algún análisis planteado respecto de quienes alegan la ilegalidad de la deuda a pagar, y sobre la posible temporalidad de dicho planteo? Alguien ha aclarado acerca de la existencia o no de reservas de libre disponibilidad? Alguien ha emitido opinión respecto de la política monetaria manejada por Redrado desde el Banco Central y por Kirchner desde Olivos?

Porque ese es el fondo del problema. Pero de eso no se habla.

Porque para hablar de eso hay que tener proyecto. Para hablar de eso hay que comprometerse, y los compromisos con el país a veces entorpecen los acuerdos con los sectores. Y hay dirigentes, nacionales e importados, más empeñados en armar su propio rompecabezas que en consolidar el mecano del país.

No llaman la atención algunas actitudes. No nos sorprende nuestra vieja conocida Patricia Bullrich, dirigente de la "tendencia" en épocas de Carlos Grosso, ahora devenida en módica liberal. No nos sorprende la sonrisa estreñida de Margarita Stolbizer. No nos sorprende los arrestos del "liberprogre" Federico Pinedo que intenta teñir de humanidad la frigidez del empresario Macri. No nos sorprende la UCR inmersa en una lucha entre un mendocino oportunista y un jujeño con más historia, con la tercería de Baglini, Noziglia y sus amigos de la ex "coordinadora". No nos sorprende una Lilita Carrió, repentinamente cauta. No nos sorprende un Pino Solanas, convencido que los votos son de él, sin reparar que es sólo el desvaído intérprete de un progresismo porteño que suele saltar de Erman González a Ibarra, de De La Rua a Macri, de Suarez Lastra a Domínguez, con la misma liviandad e inconsistencia.

Nos sorprende sí, el silencio del peronismo, entendiendo por tal, todo el que no tiene compromiso con el gobierno.

Será por un problema de pertenencia o será, primordialmente, porque el peronismo siempre tuvo respuesta para todo. A veces cambiante, pero también tenía respuesta para el cambio.

Ninguno de los postulantes, de los probables, de los proclamados, de los posibles, ninguno de los sectores, ha fijado posición o ha hecho referencia al fondo del problema

Lo grave es que el país observa. El país espera. Quiere protagonistas, no arreadores de votos. Y los protagonistas parecieran no tener libreto. Raro, porque libretistas hay y buenos.

Nos queda un consuelo, el mundo no está mucho mejor.

En otras épocas eran Roosevelt, Stalin, De Gaulle, Franco, Mussolini, Mitterrand, Kennedy.

Hoy son Berlusconi, Brown, Zapatero, Sarcozy, Obama, Putin.

La diferencia está en que estos, sin el nivel de los anteriores, saben bien que quieren y que intereses representan.

Qué pasa con los nuestros?