martes, 31 de agosto de 2010

RECETAS




El Asís cultural

Recetas de Mouffe y Laclau
Los noventa. El campo. Clarín. Conflictos terminables.

Recetas de Mouffe y Laclau
escribe Carolina Mantegari
Editora del AsisCultural,
para JorgeAsísDigital

Pasan por Argentina, otra vez, dos legitimadores teóricos del desvarío kirchnerista.
Ernesto Laclau, el “postmarxista” que se dispone a aleccionar funcionarios, y la señora Chantal Mouffe.
Proceden de San Juan, donde el gobernador Gioja suele excederse en las pedanterías filosóficas (evocar, de pasada, la “clase magistral” de La Elegida, cuando se definió como “hegeliana”. Los funcionarios aplaudían).
“Buscapinas” culturales

Resulta menos interesante el kirchnerismo que el delirio intelectual de los sofistas que lo sostienen.
La teoría, aquí, corre en auxilio de la acción.
El pensamiento siempre es posterior a la acción que suele improvisarse.
Debe recurrirse entonces al delivery de la lucidez forzada. Suceden las barbaridades reflexivas que tratan, conceptualmente, de analizar los litigios que signan las improvisaciones. Después -claro- de ocurridas.
La encerrona racional es el máximo aporte del progresismo no peronista.
De los “Buscapinas” culturales que adhieren socorridamente a las continuadas jactancias antagónicas de los Kirchner. Con cierta resignación. Con expresión pragmática de derrota. Como si se tratara -el kirchnerismo-, para los Buscapinas, del último margen de “revolución posible”. Aunque nunca terminen (los Buscapinas culturales) de asumir la connivencia con otros exponentes. Del estilo brusco de Moyano, por ejemplo. Del libertinaje de Jaime. De la transgresión pintoresquista de Ishi. O con el mero ensayo de formulaciones incómodas que aludan al fenómeno centralizado de la corrupción.
(La valija de Antonini Wilson ingresa en el rubro “sapos a tragarse”, en pos de la “revolución posible”).
Entre el equilibrio de los márgenes, se permite pasar por alto las contradicciones. Sobre todo si se cuenta, para siempre, a favor, con el elemento superador que legitima la defensa de los desatinos. Es la centralidad marcada por la representativa apropiación de los derechos humanos. Con la muestra gratis de “los asesinos presos” (cuidado con plantear derechos humanos para ellos, o sus familiares, porque implica adherir a la “teoría de los dos demonios”).
Entonces no puede sorprender que la problemática humanitaria haya derivado, en el fondo, en el efectivo instrumento para destruir, selectivamente, al adversario.

Otro elemento, aún más ilusorio, lo brinda la desmesurada repartija que suele socialmente presentarse como “redistribución del ingreso”. Del “gasto público”.
La orgía económica, que desperdicia esta versión del crecimiento, garantiza la cercanía inexorable del próximo baño de realidad. La ducha, temiblemente “neoliberal”, que pronto algún sensato, a pesar de su imaginario, tendrá que ordenar. Cuando reciba el desastre tangible que el fenómeno kirchnerista deje, pesadamente -como un castigo- sobre el país.
Ernesto Laclau y Chantal Mouffe

La presencia de los pensadores de entrecasa -de “la casa”- resultan cotidianamente inútiles para salir del paso. Para la “mecánica ligera”.

José Pablo Feinmann, Orlando Barone, Horacio González, la señora Sandra Russo o Ricardo Forster. O con preocupaciones bastante más terrenales, de la magnitud de Tristan Bauer.
Si se aspira a encontrar explicaciones medularmente contundentes, a los efectos de atemperar la catástrofe, debe recurrirse a Laclau y Mouffe. La dupla de visitantes frecuentes.
Después de todo es menos grave que la dupla que conforman La Elegida y El Furia.
Laclau-Mouffe les brindan soporte técnico y teórico. Pasan en limpio las calamidades. Aportan la chapa y pintura de rigor.
Ernesto Laclau es el cientista políticamente irresponsable que aún no vacila en calificar, como un acierto, uno de los peores actos de la historia política del peronismo (aunque sea un valor, aquí, ausente). La Contracumbre de Mar del Plata. Para el voluntarismo de Laclau, acaso con ocultas influencias de D’Elía, en Mar del Plata fue donde se consiguió quebrar, desde el sur, el ALCA de Bush.
Aparte, Laclau pontifica, con un poco más de suerte, sobre las bondades del populismo (debe recomendarse “La razón populista”).
Menos exuberante, la belga Chantal Mouffe es la autora que Cristina afirma haber leído. Tal vez con mayor profundidad que al pobre Hegel.
Mouffe produjo, sobre todo, “En torno de la política”.
Ambos mantienen el desasosiego de residir en Inglaterra. Allí es probablemente más fácil. Aunque enseñen, se los toma menos en serio. Les cuesta más a la dupla introducir el vejestorio de sus teorías. Aquí, en cambio, con su mercadería pasada, logran complementar los desbordes de la acción práctica.
“Ellos” y “nosotros”

Antes de saberlo, Kirchner, como nadie, participa de la idea del crecimiento a partir exclusivamente del conflicto.
Es la sepultura del romántico consenso. Es decir, El Furia y La Elegida cultivan el antiduhaldismo básico, que propone exactamente lo contrario.
(En el caso de Duhalde, a partir de divertimentos inofensivos, inspirados en los Acuerdos -jamás entendidos- de La Moncloa. Sirven para sustentar coincidencias con exponentes de la ternura moral de Rodolfo Terragno, o del Cleto Cobos).

“Noción del conflicto”. “Lugar del conflicto”. Exacerbación del concepto amigo-enemigo. Monotonía de antiguallas referenciales que oportunamente había agotado el alemán Carl Schmitt. Pero en el preparatorio siglo más entretenido, el diecinueve. Para anticiparse a los delirios monumentales que se venían en el veinte. El nazismo, sin ir más lejos.
La construcción del “ellos” para definir el “nosotros”. Obviedades de rigor. Para impresionar funcionarios.

Para algarabía de la dupla Laclau-Mouffe, de Feinmann y su “supraposmodernidad” (sic), o del ideólogo mayorista Barone, el conflicto, en Kirchner, es terminable. De manera que tienen laburo asegurado, al menos hasta que El Furia les dure. O les tarde en autoextinguirse.
En principio, el “ellos” fueron Menem y los 90. Indultos incluidos. Para imponer el instrumento superador (los “genocidas” en cana). Contaron con la ayuda, en este tramo, del Grupo Clarín, que formaba parte del “nosotros” y crecía a través -si no del conflicto- de la concesión del poderoso.
Agotado el ciclo menemista (ya rendido, para colmo, el rendido referente principal), el necesario “ellos”, después, lo representó “el campo” (aquí tomó cierta distancia Clarín del “nosotros”, para acercarse al “ellos”).
Pero el “ellos”, de hoy, de La Elegida y El Furia, es, incuestionablemente, el monopolio (Clarín).
En el trayecto, el kirchnerismo dejó invariables jirones de identidad. Se dejó arrastrar por el conflicto principal que no es terminable.
Es el que libra El Furia consigo mismo. Contra -de últimas- el espejo.
De mantenerse, ya con otros protagonistas y pensadores reciclados, la ideología anticuada del conflicto terminable, el sucesor (sea Alfonsín, Macri, Cobos, el mismo Duhalde), ya tiene facilitado el “ellos”. No hará falta construirlo. Es Kirchner. El kirchnerismo. Con el desastroso retroceso que va -irremediablemente- a dejar.

Carolina Mantegari
para JorgeAsísDigital

PÁNICO EN LA FAMILIA DE ROSAS


Pánico entre los herederos del Brigadier Rosas


Circula en los pasillos del Palacio Presidencial de Olivos, la intención de sus ocupantes de someter a juicio popular y publico a los descendientes del Brigadier General Don Juan Manuel de Rosas por crímenes de lesa humanidad.
Por Francisco Montesano


La operación se denominaría “Rosas la verdad histórica”

Familiares de los Reinafé, el ex-gobernador Manuel Maza y otros impulsarían una demanda civil contra estos por el ejercicio de atribuciones extraordinarias del Brigadier, que le permitieron eliminar a la oposición mediante fusilamientos en masa.

Entre otros cargos además le imputarían la abolición de la independencia del poder judicial y el ejercicio personal de facultades judiciales, llegando a culpar y colgar entre otros a los hermanos Reinafé.

Actos estos tipificados indudablemente como una tiranía sangrienta.

Acompaña también la presentación un escrito -patrocinado por la Comisión de Derechos Humanos- de los herederos de personalidades como Esteban Echeverría, Juan Bautista Alberdi, Juan María Gutiérrez y Vicente Fidel López quienes fueron acusados de traicionar a su propio país, perseguidos por la Mazorca y que debieron refugiarse en Montevideo.

Estimado lector, si esta introducción le pareció un dislate, trate de compararla con la presentación de Cristina y Néstor, “Papel Prensa la Verdad” de 26 mil páginas y se sorprenderá.

En modo patético ha quedado en evidencia la intencionalidad del gobierno. La creación de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos que recibía a familiares que denunciaban secuestros, atropellos y asesinatos cometidos por el aparato estatal de la última dictadura, fue un paso importante en el intento por conocer la verdad de esos años.

La comprensión real de la dimensión de la violación a los Derechos Humanos, impuso con fuerza en el país la vigencia y el respeto de esos derechos. Este informe traspasa el límite de lo ético cuando se invoca la defensa de esos Derechos al revelarse el intento de utilizarlo como herramienta política.

Nunca un gobierno necesitó de una sola decisión para recoger tantas reacciones adversas tanto en el interno como en lo externo.

Fue desmentido por las supuestas víctimas, por la documentación aportada en distintos juzgados nacionales desde que se instauro la democracia, rechazada su propuesta por el arco opositor en su conjunto y por último reprobado su propósito por los medios de comunicación más importantes de mundo.

Un ejemplo elocuente, entre tantos, es el del País de España que en su editorial publicó que “la decisión del gobierno de Cristina Kirchner de fijar una regulación para la producción de papel es un paso más para ahogar las voces críticas” y calificó de “autoritario” al matrimonio presidencial.

En el artículo agrega: “Los Kirchner quieren aprobar una ley para que sea el Estado el que controle la producción de papel. Es un paso más para ahogar las voces críticas y muestra la veta cada vez más autoritaria de la pareja, obsesionada por conservar el poder y que, como las peores dictaduras, podría esta vez haber manipulado el pasado reciente, que tanto pesa en los argentinos, para salirse con la suya”.

Una descripción certera de una realidad que en el laberinto de declaraciones y acusaciones cruzadas algunos no logran visualizar la gravedad de estos continuos embates disfrazados por los K en la “necesidad de democratizar el sistema”

En el proyecto de regulación que la presidente enviara el Congreso, sería interesante que la misma agregase el control por el Congreso y la rendición anual del destino de los fondos de la denominada pauta publicitaria oficial.

Existen hoy en el país más de 50 medios de comunicación cuasioficiales importantes, sin contar los blogs kirchneristas ni los programas que tienen esa misma línea editorial.

Más allá de sus distintos puntos de vista sobre diferentes temas, básicamente se dedican a generar “opinión pública favorable al proyecto kirchnerista”, según confiaron editores de esos medios. Y también a atacar a los dirigentes políticos de la oposición y a los medios de comunicación que son críticos de la gestión oficial.

La publicidad oficial durante el proceso K, creció en forma exponencial en 2003 era de $ 46 millones y en 2009 cerró el año con $ 829 millones.

El grupo Szpolski, antes del 2003 solo tenía el diario La U, que se distribuía en las universidades, en 2009 este grupo recibió como pauta publicitaria oficial $ 42,6 millones (19,3% del total asignado por el Estado nacional). Szpolski lanzó en mayo el diario Tiempo Argentino, de línea oficial.

La comparación de Página 12 con Critica es dramática, Pagina recibió como publicidad oficial en 2009 41,6 millones, y Crítica sólo $ 2,0. El primero tiene una tirada de 13.000 ejemplares diarios y el segundo 9.000. El resultado es irritante, Critica en abril de este año tuvo que cerrar.

La distribución arbitraria también llega a los medios audiovisuales como a la productora de Diego Gvirtz con su programa 6-7-8, TVR y Duro de Domar.

Esta inequidad en la pauta publicitaria, sin entrar en detalles de cifras contundentes pero aburridas, se da en otros grupos como: Grupo González González con Canal 9 de Buenos Aires, Canal 43 de la TV Digital y FM Aspen – Grupo Moneta con Radios Belgrano, Splendid, Libertad, Rock & Pop, FM Blue, FM Metro, FM San Isidro Labrador. Revistas El Federal, Bacanal, Jineteando, Dinámica Rural. Semanario Infocampo. Programa de TV Infocampo, en Canal 9 – Madres de Plaza de Mayo con Radio AM530-La Voz de las Madres. Canal Infomadres. Revista Sueños Compartidos - Electroingeniería. con Radio AM del Plata. Su director comercial es Sergio Szpolski. Del Plata tiene una red de 44 radios FM.- Grupo Rudy Ulloa. Diario El Periódico Austral. Canales 2, 5 y 10, de Río Gallegos; canal 5, de El Calafate. Revistas Actitud y KA. Radios FM Estación del Carmen y FM El Calafate. Sky Productions. Cielo Producciones y una profusa cantidad de medios, junto con 200 blogueros asistidos por el oficialismo, que resultan no ser suficientes para los planes K. ¿Necesitan manejar el papel?

¿Puede Néstor Kirchner haberse equivocado tanto en estos últimos días? La medida contra Fibertel ya empezó a recibir las primeras objeciones de la justicia, y la suspensión del servicio quedara en el fuero judicial por mucho tiempo al igual que esta denuncia de la presidente y sus 26.000 fojas.

¿La próxima movida será más violenta? Tal vez este solo haya sido el trueno, la tormenta vendrá pronto.

.politicaydesarrollo.com.ar

PODRÁ SALIR DE COMPRAS ????


Papel Prensa y Fibertel podrían arruinarle a CFK el viaje a Nueva York


Por Carlos Tórtora


¿EL PRÓXIMO ROUND CON CLARÍN SERÁ EN EEUU?


En el gobierno habría dudas acerca de cómo seguir en las próximas semanas la guerra contra Clarín. Como es de rigor, la posición más dura la encabezaría Néstor Kirchner, que se propone aumentar la presión no sólo sobre Fibertel sino sobre Cablevisión (ver reportaje a Gabriel Mariotto al pie*). Todo esto, mientras intenta que el oscuro proyecto de ley sobre una regulación del papel de diario que se desconoce sirva de entretenimiento en Diputados para que no se traten la reforma del INDEC (con media sanción del Senado) y otros temas preocupantes. Sin embargo, mantener la lucha con Clarín como la razón de ser del gobierno tiene no pocos riesgos. El canciller Héctor Timerman estaría advirtiendo a la presidente de algunos. Por ejemplo, el próximo 21 volará a Nueva York para hablar en la Asamblea General de la ONU y sostener una nutrida agenda con empresarios. Pero la Cancillería estaría advirtiendo que los episodios de Papel Prensa le están creando al gobierno un clima irrespirable en esa ciudad. El demoledor artículo del Wall Street Journal hablando de despojo y autoritarismo sería apenas una muestra. La posibilidad -no fácil- de evitar que el viaje presidencial sólo sirva para cosechar repudios pasaría por bajarle el perfil al tema rápidamente, tratando de que no figure demasiado en las agendas. Sin embargo, para esto también podría ser tarde. El gigante Goldman Sachs, socio minoritario de Clarín, es omnipresente en los círculos empresarios de Nueva York. De hecho, al flamante embajador en Washington, Alfredo Chiaradia, le tocaría asumir su cargo en un clima desagradable.



¿Una nueva derrota?



El tropiezo sufrido por el gobierno por las reacciones contrarias a la caducidad de la licencia de Fibertel primero y las desmentidas de Isidoro Graiver después, sería un problema menor comparado con una gira por EEUU plagada de rechazos.



De acuerdo a lo trascendido en el Palacio San Martín, varios grupos norteamericanos con inversiones en la Argentina le exigirían a CFK en Nueva York que explique qué garantías les da un gobierno que viola sistemáticamente el derecho de propiedad y pretende anular operaciones comerciales de hace 33 años.



Es evidente que el kirchnerismo calculó que su última ofensiva contra Clarín sería más creíble y que los empresarios pondrían la cara en la Casa Rosada dando un apoyo indirecto a la cruzada contra Papel Prensa.



El 26 se define el futuro de Chávez



El viaje presidencial a Nueva York es ahora un tema crítico, pero 48 horas después de la Asamblea en la ONU, los Kirchner estarán pendientes de las elecciones legislativas en Venezuela. Las encuestas indican que Hugo Chávez retendrá la mayoría, aunque estaría muy lejos de conseguir los dos tercios que le darían el control total del Congreso. Pero si los pronósticos fallan y el chavismo hace una mala elección, este infortunio podría abatirse también sobre la Casa Rosada. Un debilitamiento del hombre fuerte crearía un clima más propicio para que se profundice la investigación del escándalo de las coimas en las exportaciones argentinas a Venezuela.



Así es que una buena elección de Chávez y el triunfo de Dilma Rousseff en octubre les permitirían a los Kirchner encaminarse hacia el año electoral en un contexto regional sin sorpresas.



(*) “Cablevisión viola la nueva y la vieja ley de radiodifusión”



TELAM.- El titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, Gabriel Mariotto, aseguró que “se ha detectado la absorción en casi todos los abonados que tenían Multicanal, y tienen entonces el 80% de los usuarios de cables”.



Mariotto advirtió que se intimó a Cablevisión para que haga su descargo por una serie de irregularidades administrativas y que dicha acción se enmarca en volver a ajustarse al derecho “completamente”.



“Hemos intimado a Cablevisión por una serie de irregularidades que advertimos en los expedientes y tienen 10 días para el descargo y para ajustarse al derecho”, explicó en declaraciones a Radio América.



“La conducta monopólica -de Cablevisión- ha sido absorber nuevos cables”, afirmó Mariotto. En ese sentido, detalló que “uno de los temas es la superposición de licencias en el mismo área. Es por la fusión y también por la delegación de explotación”.



Con respecto a la fusión, sostuvo el funcionario, “hubo un dictamen de Defensa de la Competencia, sobre que no violaba esas normas, el tema es que viola la nueva y la vieja ley de radiodifusión”.



Mariotto remarcó, que “se han detectado conductas de absorción en casi todos los abonados que tenían Multicanal, y tienen entonces el 80 por ciento de los usuarios de cables”.



En relación a esto, plantea que “la conducta monopólica ha sido absorber nuevos cables”. Además señala que “estaba suspendida la venta de pliegos. Esto se fue normalizando y ahora las intimaciones tienen que ver con ajustarse a derecho”, dijo con respecto a un pedido de documentación respaldatoria que hizo la Autoridad de aplicación.



“Tienen 10 días para realizar el descargo. Aún cuando el Estado miraba para el otro lado, no se aprobaban por ser tan groseras” las irregularidades, aseguró. También detalló que “las intimaciones son para que la empresa se ajuste a derecho”.



En cuanto a las licencias del Grupo Vilá-Manzano, Mariotto dijo que “en Mendoza tienen más licencias de lo que la nueva Ley permite”. “Van a tener que desprenderse, según el artículo 151”, anticipó.



Por último, sobre la TV Digital, el funcionario contó que se están entregando los decodificadores. “Seguramente nunca se cubren las expectativas, pero antes de fin de año estarán las plataformas en todo el país”, concluyó.

EL TUERTO Y PISTOLITA GUIONISTAS !!!!


Ni Bradbury, ni Asimov, ni Poe… ¡Kirchner y Moreno,

los artifices del guión!



Por Gabriela Pousa (de Economía Para Todos)





Hasta hace unos años habíamos adquirido cierta noción de la historia, ahora todo está revuelto y los personajes han sido cambiados.





“Si de mí dependiera elegir entre un gobierno
sin prensa o prensa sin gobierno,
no dudaría un instante en elegir esto último.”
Thomas Jefferson





Los acontecimientos vividos en la última semana son de una complejidad extrema, razón por la cual ameritan analizarse desde diferentes ópticas si se quiere lograr una aproximación medianamente certera a sus causas y consecuencias. Tiempo y espacio, sin embargo, son tiranos, y no hay manera de desmentir la sentencia que nos confina a vivir sin comprender demasiado qué pasa y nos pasa mientras tanto.



“La gente lee cada vez menos”. ¿Cómo defendernos ante ello? De alguna forma, esa realidad explica por sí misma por qué pueden darse ciertos acontecimientos sin que haya reacción en el pueblo. Si a una novela se le quitan capítulos enteros, difícilmente se entenderá el argumento.



Si cambian protagonistas en forma repentina y el guionista modifica caprichosamente la letra, la trama queda incompleta y el espectador, insatisfecho, especulando qué es lo que pudo haber pasado. El vacío de la duda se llena con rumores, leyendas y deducciones casi siempre abyectas, hasta que el hartazgo hace que dejemos de lado el teleteatro.



Pues bien, esto es lo que nos sucede a los argentinos. Nos falta la ilación de los hechos, nos quitaron capítulos enteros. Hasta hace unos años habíamos adquirido cierta noción de la historia, un pasado turbio con heridas duras pero, en mayor o en menor medida, cicatrizadas por el tiempo y el devenir natural del crecimiento.



Las comparaciones son odiosas, pero si miramos a Europa, la Argentina no supo de grandes triunfos ni de grandes derrotas. No fue blanco ni negro. Lo mismo pasó con su pueblo. Teníamos una idea de quiénes fueron los próceres y quiénes los detractores, podíamos congeniar con alguna ideología, etc. Hoy todo ello es utopía porque se ha mezclado lo bueno y lo malo como en una receta de cocina.



El país se constituyó como una especie de rehén cuidado o descuidado, según las épocas, por patrones que impusieron sus propios sistemas de gobierno. Ahora, en medio del desconcierto más severo, hasta la pretensión de definir los regímenes políticos que forjaron la República, es prácticamente nula. Las formas puras siempre se vieron matizadas de pinceladas abstractas. De ese modo es como la democracia se forjó como lo más benévolo pero sin llegar del todo a respetarse sus términos.



Hoy subsiste la creencia generalizada de vivir en “democracia”, cuando en rigor ésta se ha limitado a una fecha arbitrariamente marcada en un calendario. Antes y después es difícil determinar qué o quién está gobernando, y el “cómo” es directamente un misterio no develado.



La “democracia” actual sirve apenas para justificar lo que aguantamos a diario, y acallar cualquier atisbo de queja que sobre pase los microclimas donde se generan. ¿Quién se atrevería en pleno siglo XXI a rebatir las bondades de la representación del pueblo? Nadie: la condena caería sobre aquel como cayó la flecha de fuego sobre las alas de Dédalo.



Y es que si dicho régimen se limita a un día cada 4 años, es dable decir que Hitler fue democrático. Un rápido racconto por las ideas de Alexis de Tocqueville sobre el tema, haría comprender que la democracia es un modo de vivir, más que una elección forzada y en ocasiones fortuita que empieza y termina en un solo día.



Pero acá estamos, orgullosos de nuestra “Argentina democrática”, en gran medida por la sentencia inicial que mencionamos arriba: se lee poco y nada. Los Kirchner impusieron una historia oficial y en el último tropiezo, aparece la Triple A y los montoneros cuyos idealismos se traducen en millones de pesos.



Como por arte de magia, palabras como dictadura o tiranía se infiltran en la oratoria oficialista. No se trata de complots ni conspiraciones destituyentes sino de la voz del matrimonio presidencial que instaura la idea de una “dictadura mediática”. Alguien tiene que tener la culpa cuando se venga abajo todo este andamiaje atado con alambre.



Si bien el poder de los medios y su influencia es innegable, a esta altura de las circunstancias ya nadie compra merluza compactada por trucha fresca y ahumada. El diario de mañana puede anunciar que la Argentina está convirtiéndose en la panacea universal, que el lavado de cerebro dejó de ser tan simple como lo fue hace tiempo.



Mientras a la ficción te la cuentan, a la realidad se la experimenta.



Un detalle apenas: la venta de periódicos continúa estancada. Son los medios digitales los que avanzan. Esto explica, quizás, por qué el primer ensayo de los Kirchner fue contra una prestadora de dichos servicios, aunque Héctor Magnetto sea, desde el vamos, el objetivo. ¿Cómo puede confundirse tanto un hombre que hizo de un 22% de votos prestados un engranaje de poder que llegó a paralizar a la dirigencia en general durante casi 8 años? Esta semana, los empresarios dieron la primer señal de resistencia al apriete y la prebenda. Escasean los aliados.



Hoy por hoy, es ni más ni menos que Clarín, dirigido por Héctor Magnetto, el único medio gráfico que incrementó en 20 mil ejemplares su venta, un nivel poco significativo, pero que lo rescata del estancamiento. Vende un promedio de 349.000 ejemplares, a diferencia de Página 12 que recibe la más generosa pauta oficial, y apenas vende 16 mil copias (según datos del Instituto Verificador de Circulaciones - IVC) El matrimonio debe ver en esas cifras su desventaja intrínseca. O, tal vez, negocios son negocios, y nada tenga que ver la libertad de expresión ni en unos ni en otros.



Y hablamos de error puesto que el incremento de ventas se dio, paradójicamente, desde que Kirchner comenzó una lucha encarnizada que ofició como efectiva propaganda. Clarín agradecido porque además no ha perdido ninguna batalla. La ley de Medios, sin ir más lejos, sigue varada. No se trata de defender a un determinado grupo, sino de entender el porqué millones de argentinos estamos perdiendo el tiempo y las oportunidades de progreso por un capricho. Ya se han atacado todas las corporaciones y desmantelado las instituciones.



Creer que Papel Prensa tiene el leitmotiv de todo esto es caer en una simplificación. En 8 años jamás le interesó a los Kirchner indagar en los orígenes de la empresa. Su obsesión llega cuando la debilidad de su gestión es extrema, y las opciones son apenas dos: lograr una inmunidad garantida o cercenar la libertad de modo tal de poder permanecer a resguardo de la Justicia cuyos tiempos son eternos al lado de los de la política. Ambos atajos, sin embargo, parecen ser utopía.



En la Argentina toda controversia se presenta como un Boca-River, obsérvese si no cómo se planteó el debate del “matrimonio” entre personas del mismo sexo, o mismo la puja por la famosa 125. No interesa demasiado si el proyecto de ley que enviara la Presidente al Congreso sale o no ileso. Todo es posible en los pasillos del recinto donde hay ofertas inusitadas de voluntades y principios.



Lo que se torna incomprensible quizás sea la fábula que le vendieron a la Jefa de Estado para armar una causa sin pruebas al cántaro. La puesta en escena con improvisación a destiempo fue tan grotesca que permitió convertir a un testaferro en un “empresario exitoso y brillante”, y mostrar como si fueran los Ingalls a una familia como los Graiver. Muchos temimos incluso que el mencionado David terminara confundiéndose con la escultura de Miguel Ángel.



Por otra parte, cabe recordar que el gobierno de Raúl Alfonsín indemnizó a aquella “dinastía” por el supuesto despojo sufrido. Si alguien salió perdiendo fue, en definitiva, sólo la Argentina.



Lo importante de este caso que atañe a un porcentaje ínfimo de los ciudadanos, y del cual la mayoría es ajeno por lo complejo y maniqueo, amén de porque el pueblo tiene otras prioridades que atender como ser, ni más ni menos que comer, y evitar ser masacrado impunemente en plena calle; es la demostración desesperada de un gobierno por mantener la porción de poder que les va quedando.



Quebrados en sus últimos intentos, de todos modos, seguirán dando golpes de efecto y manotazos de ahogado. El poder se ha adentrado en tramas ficticias y representaciones circenses que sólo distraen un rato. Los Kirchner están obnubilados: Hugo Chávez como modelo está tan lejos aún, como Valeria Mazza lo está de la imagen que me devuelve a mí el espejo.



En este trance, continuará la judicialización de la política para ver si se alteran calendarios, o al menos se termina jaqueando lo irracional de lo que está pasando. La verdad, en definitiva, no está en el diario ni en el atril sino en cada ciudadano.



La orden en Balcarce 50 está dada: “Si los números no confirman que pueda ganarse en primera vuelta, vale cualquier estrategia”. A ellas nos enfrentamos, y no sería de extrañar que, en vez de pensar en los próximos 10 o 20 años, nos detengamos a debatir si San Martín cruzó Los Andes para liberar territorios o para fugar capitales.

UNA RAJADURA EN LA TUMBA




Por el Lic Gustavo Adolfo Bunse

Lo de Osvaldo Papaleo supera cualquier récord mundial.

Pero la gran hipocresía, como obra esencialmente humana, necesita ser cohonestada, reconocida, refrendada e incluso aplaudida.

Auspiciada… casi abrigada… y hasta patrocinada

De todos los actos y discursos públicos que se hicieron para violentar la libertad de prensa, hubo uno realmente extravagante hace pocos días… en Mataderos. Papaleo quiso ser orador… y le dieron luz verde.

Estaban allí, avalando sus palabras, compitiendo por el premio Nobel de la hipocresía, los dos personajes mejor reflejados por el escritor francés Jean Baptiste Poquelín (Molière) : el matrimonio. Estaba también el periodista canciller (hijo de quien fuera dueño del diario “La Opinión”).

Cuando Papaleo habló y Hector Timerman aplaudió, se produjo una rajadura longitudinal en la lápida que cubre la tumba de Molière

Con su conocida cara de piedra… dijo :

“A mi me tocó cerrar La Opinión”, en l984. Y la cerraría de vuelta hoy, si se dieran las circunstancias iguales”. (sic)

Timerman … volvió a aplaudir efusivamente. (se puede ver el video)

La lápida de Molière sufrió otra rajadura … se movió de lugar…se hundió de costado y así quedó, en falsa escuadra… como el tango.

La clausura de ese diario había ocurrido el 13 de febrero de 1976, cuando Papaleo era Secretario de Prensa y Difusión de Isabel Martínez de Perón.

Y se legitimó allí a través del decreto Nº 619, en el que se argumentaba en forma textual lo siguiente : “… a través de sus sucesivas ediciones viene propalando noticias falsas o deformaciones de la verdad, o bien comentarios que instigan a la quiebra del orden institucional …”.(sic)





También se puede leer en el libro “Las Palabras son Acciones”, (una detallada historia de La Opinión) el analista de Medios, Fernando Ruiz.

Según los diarios del día 14 de febrero de l976 “Ejecutivos del diario La Opinión informaron que a las 23.55 se hizo presente en la redacción una comisión policial para hacer efectiva la clausura”.(sic)

Ocho días antes del 24 de marzo, también financiado por David Graiver, y dirigido por el actual canciller Héctor Timerman, aparecía el diario “La Tarde”… ya sin máscaras… furiosamente pro militarista y procesista.

Osvaldo Papaleo es un aspirante al Premio Nobel de la hipocresía y viene haciendo carrera desde jovencito. Su enorme esfuerzo para ello debería ser reconocido algún día. Las moscas salen de su casa haciendo arcadas.

Dueño de ciertas habilidades… fue acusado por estafas durante su gestión como titular de la Lotería de la Provincia de Buenos Aires, en el año 1988. Los pormenores del caso son verdaderamente novelescos.

Un día, el número 28 (“el cerro”) salió a la cabeza… y se produjo una rara situación que nadie podía entender. Por cuanto nada indicaba que la gente fuese a jugar masivamente a ese número en esa fecha.

Quebraron innumerables quinieleros.

Se dispuso una investigación y la justicia comprobó que el número de apostadores al “28” había sido ese día inusualmente alto aunque no se pudo hallar a uno solo de ellos para preguntarle la causa exacta de su preferencia. Según la fiscalía de La Plata (que contaba con pruebas contundentes) la defraudación había ascendido a 150 mil dólares.

Se acusó a Papaleo de integrar una asociación ilícita y se restringió su salida del país. Mas tarde, y ya con Menem en el poder, Papaleo resurgió de la verecundia y… raramente… fue nombrado como director del Teatro Nacional Cervantes. La dramaturgia teatral parecía lo suyo.

En un rapto de megalomanía … se autodefinió ante los medios gráficos como “Un administrador Cultural”. El cuadro de Lopez Rega todavía hoy se halla en su escritorio de la oficina que tiene en Puerto Madero.

Osvaldo Papaleo, hermano de Lidia, cuñado del fallecido David Graiver, se transformó ahora en el principal sostén del gobierno matrimonial en el “caso Papel Prensa”. Dice que “pelea para esclarecer delitos de lesa humanidad sufridos por su familia, y para defender la libertad de prensa”.

Pero su biografía, y también sus dichos actuales, contradicen esos principios.

“No voy a hablar mal de López Rega”, se sinceró, este gran tartufo… en ese acto político, delante de los monarcas.

También insultó gravemente a varias personas : A Julio César Strassera, a Ricardo Gil Lavedra, a Pino Solanas, y a Elisa Carrió.

Todos esos exabruptos con palabras terriblemente procaces ocurrieron en la parroquia San Vicente de Paul, de Mataderos. El arzobispado de Buenos Aires comunicó su gran “malestar” por la decisión del cura Juan Aquino al haberle cedido la parroquia a este sujeto para que la use como vomitatorio de injurias de la más baja calidad.

Ellos… todos ellos… los que estaban en el acto desde el tartufo hasta el propio sacerdote… son de la misma fauna de roedores de alcantarilla :

Fulminan todos los matices y los tornasoles… pero luego salen a hablar con una ambigüedad que deja a todo el mundo en estado de indignación.

Convierten a la vida colectiva, en una hiriente convivencia.

Se entregan cada mañana con un estrepitoso caradurismo, a una especie de gran exageración mitómana. Y lo que es más grave, confunden la “parte” con el “todo”. Viven… como en una isla.

Se entienden, entre ellos, en base a señales evanescentes.

Hablan mediante gestos de vapor, que tienen un código distinto cada día.

Viven poseídos por una caricatura y, acaso, peor que eso, por una caricatura insolvente y mal intencionada. Al querer magnificar una supuesta la ignorancia del prójimo, lo que buscan es escabullir la propia.

Si pasan a nuestro lado alguna vez, no nos miran de frente, cara a cara, por cuanto el tartufismo moral que circula por sus venas, los hace caer en la vocación horrorosa de ser oblicuos para siempre.

Quizás… soy aquí muy indulgente con ellos.

Pues la información que se dispone y que saldrá a la luz en poco tiempo, dará cuenta de una docena de rajaduras en otras tantas tumbas.

Son capaces de lo indecible. Como dijo la princesa Alsacia :

“Son capaces de leer un responso en la capilla ardiente del tipo al que, ellos mismos, mandaron a matar”.

El ex presidente y actual factótum de los vestigios de las instituciones republicanas, lee la Constitución Nacional con su ojo izquierdo, sin tener lo que podría llamarse una elemental y razonable rectitud visual.

No es culpa suya.

Su ojo derecho, puede ver sólo cuando lo abre, cosa que ocurre muy esporádicamente por cuanto padece una fotofobia lateral crónica que se lo mantiene guiñado la mayor parte del día.

Estrabismo incomitante y exotrópico, así se llama.

En la mayoría de estos casos produce una visión binocular que hace observar el mismo objeto o la misma letra, en dos sitios diferentes.

Jean Paul Sartre, que era estrábico, aseguraba que además, el objeto se veía desigual en el otro sitio, de modo que … como el estrábico no puede saber con certeza cual es el objeto original y cual es reflejo o la copia, … entonces escoge como válido el que más le conviene. Tal cual.

Es una excusa casi perfecta para hacer una doble lectura de la ley, de la ética, de la política y también del sentido común de la sociedad.

Casi un permiso para inventar imágenes holográficas de la moral pública.

Y para provocar, alegremente, una rajadura en la tumba de quien sea.

SIEMPRE LOS CONFUNDEN


Cristina Kirchner, que estaba de gira por China, le dijo al presidente Hu Jintao:

- Señor Premier, nosotros estamos muy interesados en que su país invierta en la Argentina.

Hu Jintao se entró a matar de risa y con toda delicadeza respondió:

- Siempre nos confunden, Sra. Presidente... siempre nos confunden.

Nosotros somos chinos.

Los kamikazes son los japoneses...

CARTA A KRETINA DE LA MAMÁ DE GIACHINO




*MAMÁ DEL CAPITAN GIACHINO*

Sra. Presidente:

Soy, al decir de Mirtha Legrand, una "mujer grande", pero yo me considero una "mujer vieja".

Imagínese, nací en el 23...

Es por eso que me atrevo a escribirle, para pedirle disculpas.

Cuando la escuché decir que por culpa de los jubilados / as, que nunca se conforman, entre las que me cuento, el pais entraba en "default", me quise morir a pesar de que no sé muy bien que es, pero que entiendo algo muy grave.

Después que escuché corroborándolo al buen mozón de su Ministro de Economía Amado Boudou, a su carismático y nunca bien ponderado Jefe de Gabinete Aníbal Fernández, al imperturbable Canciller Timerman, a diputados y a otros conspicuos defensores de su gobierno, me dije "esto va en serio" y lo menos que hubiera deseado en mi vida es perjudicar al Estado.

Pero junto a mis disculpas, pido a usted sea benevolente con tantos viejos/as
,que por eso mismo no comprendemos ciertas cosas y por ahí nos alcanzó "el alemán"(no sé escribir el apellido) ¡para peor !

Le digo Señora, que todo es por soberbia y falta de previsión, ciertamente culpable , pero que le pido considere.

Resulta que no nos damos cuenta de que los que tienen que comer bien, vivir bien, curarse bien, vestir bien, viajar bien, son aquellos que votamos para que nos representen bien.

Nos creemos que porque con nuestra honestidad, nuestro trabajo, nuestra educación, nuestras familias hicimos grande a este país, que usted ahora defiende, nos merecemos una vejez digna.

Pensábamos que aquellos muchachos sanos que hacían la "colimba", tenían derecho a contar a sus nietos, en el anochecer de sus vidas, como muchos usaron por primera vez zapatos, aprendieron a leer y escribir, como se les inflaba el pecho cuando juraban defender con sus vidas "LA CELESTE Y BLANCA", pero jamás que con su ambición desmedida destruirían su amada PATRIA...

Creíamos que aquellos hombres que con su sudor empapaban los surcos de aquellos campos vírgenes que hicieron de la Argentina "EL GRANERO DEL MUNDO", hoy iban a tomar su mate nostálgico en la quietud de un descanso sereno...

Suponíamos que aquellos argentinos que llenaron los claustros universitarios de honores, por su sapiencia, su entrega, su intelecto, que llevaron al país a lugares privilegiados en el concierto internacional, podrían escribir sus memorias sin pensar en el supermercado...

Nos regodeábamos en nuestro pasado ¿porqué?.

Porque cantábamos el Himno Nacional de pie, porque usábamos la palabra como firma indeleble, porque educábamos en la honradez, porque votamos, porque nos equivocamos y volvimos a empezar, porque mandamos los nuestros a la guerra, porque reímos, porque lloramos, porque amamos a Dios, a la Justicia, a la Verdad, por nada más que por eso teníamos derecho a ocasionar la ¡¡¡RUINA !!! Soberbia pura, ¿no le parece Sra.? Perdónenos

En cuanto a la imprevisión, allí casi no tenemos disculpas y acudo a su comprensión.

De los jubilados/as con la "mínima", unos pocos tienen su casita, su autito y pare de contar.

No pensaron en el futuro.

En cambio, con todo respeto, usted y su esposo, en pocos años multiplicaron no sé por cuanto su patrimonio y es así como el porvenir de sus hijos, nietos, bisnietos, choznos, está asegurado.

Dura lección para no olvidar...

Pero usted, por suerte ha esgrimido su derecho al veto y si esta Ley saliera o saliese, a defoltearse los pasivos/as.

Veremos cómo se portan los senadores, porque , entre nosotras, realmente viendo y escuchando el debate sobre el tema en la H. Cámara de Diputados, debo confesarle que pocas veces me he sentido más humillada, más agraviada, más infelíz, más rebajada que cuando nuestros representantes, se rasgaban las vestiduras en peroratas interminables, dando cifras incomprensibles, tanto a favor como en contra, para demostrar las ventajas y los horrores de una suma de aumento tal, (que seguramente ellos dan de propina en una de las comidas paquetas a las que por nuestro beneplácito, deben concurrir )y por la cual a lo mejor ni siquiera van a recibir un voto, porque hasta el 2011, falta mucho.

Lo doloroso es que nuestra honrosa jubilación se ventile sin escrúpulos y que se admita que viejos/as, estiren la mano esperando una limosna.

Señora el 4º Mandamiento ¿está vigente?

Pero, en mi ignorancia yo pensaba, que ante tan grave problema, le podría sugerir una solución.

Con su permiso.

Digo, si se hiciera una "vaquita", con los dólares escondidos en el baño de la Michetti, los fajos de la valija de Antonini Wilson,los otros fajos de las otras valijas de los otros personajes, algunas prebendas conocidas y algunos dinerillos que por ahí se escabullen, como aquellos que de Santa Cruz fueron a parar a Suiza, ¿no seria posible evitar el "default" y así quitar el enorme peso de las conciencias de los jubilados/as de la "mínima" por culpa de ese 82% defolteador?

Señora, ruego interprete mis palabras.

Tengo "derecho al pataleo" y usted lo sabe muy bien.

Los argumentos esgrimidos en esta contienda son muy pobres y la afrenta a sus viejos/as, muy dolorosa.

Pido a Dios la ilumine en su dificil tarea y que cada decisión tomada sea a la LUZ DEL BIEN COMUN (poco común).

Respetuosamente en Dios, la Patria y la Flia.

MARIA DELICIA REARTE DE GIACHINO
DNI 1605228
MADRE DEL SR. CAP. DE FRAGATA IMD.
PEDRO EDGARDO GIACHINO
MUERTO EN LA RECUPERACIÓN DE LAS ISLAS MALVINAS

ANEMIA




Reflexiones, por María Herminia Grande


Los por qué de Kirchner


En Argentina la tercera parte de los niños menores de dos años tiene anemia. Si bien las diferencias entre niveles sociales no están marcadas, ciertamente dos terceras partes se encuentran en la pobreza, y una tercera parte en niños no pobres, esto tiene que ver con hábitos de alimentación y en la capacidad de absorción del hierro. ¿Qué es lo preocupante de la anemia? La anemia representa no menos de 13 puntos de pérdida irreparable del coeficiente intelectual. Esta es una barrera para la educación, para el progreso del país.

Un 10% de la población argentina sufre de retraso crónico de crecimiento. Cuando un niño vive en la pobreza y un día está enfermo, y otro día no tiene un nutriente crítico como el cinc; u otro día no tiene otro nutriente como proteína de alta calidad: pierde oportunidad de crecer. ¿Cuál es el resultado final? Al terminar su crecimiento ese niño tiene 3 ó 4 cms. menos de altura, de la que debería haber tenido en circunstancias normales. Ese retraso crónico de talla le condiciona su fuerza, su competitividad escolar, tiene menos capacidad deportiva… en definitiva la pérdida de potencialidad de todo aquello que habría podido ser, de criarse en condiciones adecuadas.

Esta descripción aportada por el Dr. Esteban Carmuega, grafica el verdadero problema de la Argentina de hoy en relación con la Argentina de mañana. Si nos demoramos unos minutos y releemos este encabezamiento, nos resultará más fácil entender tantos por qué de este hoy. Así como también dimensionar lo alejado que están los dirigentes políticos de la política que Argentina necesita y merece.

El empobrecimiento y/o mediocridad con la que se visten las expresiones políticas de oficialismo y opositores, obstruye el camino que conduce al optimismo. No obstante y dado que la realidad indica el temario a transitar, es importante tratar de entender por qué el gobierno kirchnerista embiste sistemáticamente contra Clarín. Kirchner entendió que “poner de espaldas” a Clarín significaba lisa y llanamente, reelegirse. Para llegar a esta conclusión, analizó qué tenía a su alrededor. La mirada le devolvió demasiadas debilidades. Varios nombres que dada la destrucción sistemática de los partidos políticos, necesitaban del instrumento mediático. Conocedor de la importancia de los medios, Kirchner, como dice Pino Solanas, “tiene el segundo grupo mediático de la Argentina y va por más”. El espejo de aquel 28 de junio de 2009 también le advirtió sobre sus errores y debilidades. Fiel a su política de redoblar la apuesta y duplicar el negocio, alejado de todo manual de la política seria, imaginó la necesidad de llegar al 2011 con enemigos (todo aquel que no está conmigo) “abollados”. Si Clarín, La Nación, Perfil quedaban expuestos ante la opinión pública heridos de poder, porque Kirchner lograba mellar su credibilidad, ¿quién podría atreverse a disputarle poder? ¿Duhalde? ¿Alfonsín? ¿Reutemann? ¿Macri? ¿Solá? ¿Carrió? ¿Cobos?

En la estrategia fijada hacia el mismo objetivo, como en el juego de la oca, avanzó casilleros con la ley de medios, retrocedió con fibertel… El esquema debía emparentar a su enemigo con las horas negras más terribles de Argentina: muerte, tortura, apropiación de niños. Así fue como la Presidente avanzó como querellante sobre la Sra. de Noble y sus hijos adoptivos. Como los resultados no aparecen de acuerdo a lo que se quiere demostrar, se echó mano a Papel Prensa, que al decir del Canciller Timmerman “fue adquirida en la mesa de tortura”. Al presentar esta semana este tema, la Presidente aludió con naturalidad, familiaridad y hasta con un dejo de admiración, a la palabra testaferro. Por otro lado eludió remitir al origen del interés que para los golpistas del ´76, tuvo Papel Prensa: los U$S 17 millones que un oscuro banquero llamado David Graiver, puso allí. La familia Graiver pasó por lo terrible de la mesa de tortura no por su compromiso ideológico sino por la necesidad que aquel generalato, tenía de encontrar los millones que Born había pagado por su secuestro a Montoneros. Y así, fantasear con solventar un proyecto político que conduzca a alguno de ellos, al sillón de Rivadavia, con algún simulacro de democracia que supieran conseguir.

Seguramente con el correr de las horas, va a dilucidarse también el verdadero interés de los Kirchner en cuanto al tema de los derechos humanos. Todo indica que a ellos tampoco le interesa el compromiso ideológico, sino asegurar el negocio que les permita seguir en el 2011 debilitando la democracia y las instituciones. De esta manera el gran problema de Argentina expuesto por el Dr. Carmuega, con la crudeza que la realidad tiene, no sólo no tendrá vías de resolución sino que se irá agravando. La Argentina del tricentenario nace anémica.

LOS HUEVOS LLENOS


La épica y la realidad

Parecería que el país cree que se pueden mejorar los niveles de vida de la gente simplemente porque el aire es gratis.

por Carlos Mira

Las discusiones en las que el país se ha metido en los últimos días, como si tuviera tiempo para desvariarse en temas que claramente no pasan por el eje central de las necesidades de la gente, ha terminado pegando –como era lógico– en el ánimo de los tomadores de decisión. Nos guste o no, de esa gente dependemos, pues de lo que ellos decidan surgen posibilidades, se abren oportunidades, se genera trabajo, se multiplica la riqueza y se puede aspirar, en suma, a vivir mejor.

Y la verdad es que las señales que el país les ha estado enviando a esa gente en estos últimos días no han podido ser peores: revisión de hechos que ocurrieron hace 40 años, sospechas fuertemente fundadas de que el gobierno busca solidificar una estructura de control de la opinión, indicios de un Estado espía que extorsiona a quienes se le retoban, en fin, un conjunto de disparates que no hacen otra cosa que ahuyentar a aquellos que buscan lugares pacíficos y seguros donde poner su dinero.

Si bien esta situación se ha llevado a un punto casi rayano en la ridiculez estos últimos días, lo cierto es que este “clima” antiinversión y antinegocios no es nuevo en la Argentina. No sé muy bien qué idea se tiene acerca de cuál es la fuente del bienestar y del progreso, pero parecería que el país cree que se puede mejorar los niveles de vida de la gente simplemente porque el aire es gratis.

Para responder a los que están conformes con los actuales niveles de inversión, bastaría con preguntar qué gran empresa se ha instalado en la Argentina en los últimos 10 años; qué nuevo capital, fresco, original, ha llegado al país para emprender un proyecto nuevo; qué nuevos jugadores económicos existen en el mercado hoy; cuál es la tasa de inversión extranjera directa de la última década; cuántos argentinos han sido empleados por empresas nuevas que se han abierto como consecuencia del afincamiento en el país de dinero nuevo…

Todas estas preguntas tienen respuestas tristes. Es más, no solo no ha llegado nadie, sino que muchos de los que estaban han decidido irse, cansados ya de tanta improvisación, de tanto atropello, y de tanta desprolijidad. Otros decidieron esa movida como consecuencia de ver lo que les ocurría a los demás. Vamos camino de quedarnos solos; dueños de una razón impráctica; felices en la miseria del aislamiento.

Un encumbrado empresario apretado recientemente por Moreno para que asistiera a la presentación de la presidente por el caso Papel Prensa, cuando se le preguntó que iba a hacer, respondió: “Mire no sé lo que voy a hacer… Pero de lo que estoy seguro es que este país me tiene los huevos llenos… La verdad es que dan ganas de irse…”.

Ningún país progresa “llenándole los huevos” a aquellos que tienen la posibilidad de llevarse sus dineros a otro lado. Esa sangría de recursos de capital empobrece a todos; incluso a los que se creen muy revolucionarios porque se jactan de “llenarle los huevos” a los pudientes.

Es muy triste el horizonte de la Argentina de hoy, ensimismada, como parece estar, en discusiones de asambleas estudiantiles protagonizadas por hombres grandes que a esta altura ya deberían haber entendido cuál es el verdadero sentido de la épica. Porque mientras ellos actúan unos roles por los que creen ganarse el bronce de la Historia, la gente se muere de hambre, se muere asesinada en la calle por la galopante inseguridad, ve disgregarse sus ahorros por el cáncer de la inflación y reduce sus niveles de vida hacia los extremos de una sociedad pobre, mal alimentada, mal vestida, sin porvenir y sumida en el desasosiego de la incertidumbre.

¿No será hora de que esa épica hueca, que muchos sospechan no es más que el envoltorio público de conveniencias personales, se deje de lado para concentrarse en las decisiones, políticas e inclinaciones que hagan ver a la Argentina como un lugar atrayente para ganarse la vida, y de paso, mejorar la condición de todos?

EL 25 %




El 25 % que los vota

por María Zaldívar

Se hace difícil explicar la popularidad del kirchnerismo a siete años de su desembarco porque tiene una conducta celular, endogámica y desconfiada. Nadie como Néstor Kirchner ha dominado el tablero de la escena nacional con la colaboración de tan pocos peones y menos alfiles. Es autoritario, desleal, cínico, arbitrario maltratador y así todo consigue altísimos niveles de fidelidad y acatamiento. O tal vez por eso los obtiene. La sociología más que la ciencia política debería interesarse en semejante fenómeno.

La propuesta política que esgrime no difiere de cualquiera de los adefesios ofrecidos por los peronismos anteriores y sucesivos aunque sus modos están notablemente devaluados porque, hasta ahora, ellos habían reservado el destrato para los opositores pero Kirchner lo aplica aún a los propios.

Si no colectan por las formas ni por el fondo ¿Qué los hace tan populares que han ganado dos elecciones y ya se tema no lograr vencerlos en la próxima? Debe haber algo que ellos y sólo ellos están ofreciendo al electorado. La gente está viendo algo que los analistas pasamos por alto. Hay que descubrir qué ingrediente consigue la convergencia de sindicalistas y empresarios a su alrededor; de juventud, ex guerrilleros y nueva militancia, clases bajas y acomodadas, ocupados y piqueteros, instruidos y analfabetos.

Porque el reparto de miles de planes de vagancia no explica por sí sólo los millones de voluntades que constituyen el piso de votos kirchneristas. Cierto es que el ojo con el que eligen a sus beneficiados es de una precisión comparable a la pinza con la que extirpan las complicaciones pero aún así no alcanza. Soborno cantante y sonante para los que no quieren trabajar; privilegios para el empresariado adicto y sumiso; prebendas para los popes sindicales; viajes y otras vituayas para los legisladores complacientes; impunidad, negocios, nombramientos y cargos para los amigos; cobertura para los jueces comprensivos sazonada con una suerte de escozor es una buena fórmula de acatamiento pero sigue sin alcanzar. Veinticinco por ciento del electorado es mucho. Hay que identificar el otro componente, el que macera y funde los ingredientes pero-kirchneristas descriptos que siempre han dado tan buen resultado para quebrar las dignidades humanas y las miltancias políticas. El otro ingrediente que atraviesa a todos los grupos mencionados y a esa porción de la sociedad que, aún no incluida en la variedad beneficiados que el regimen volantea, simpatiza con él.

Desde esta columna habremos de proponer una hipotesis. Hay una pasión nacional, inmanejable como toda pasión, que nos hace los más antinorteamericanos de América Latina: el resentimiento. El resentimiento nos impide disfrutar del éxito de los demás y nos impulsa a festejar los problemas ajenos con más bríos que sus logros: nos alegran los contratiempos en los que está envuelta la gestión de Mauricio Macri, los conflictos que atraviesa el Grupo Clarín, la crisis del Acuerdo Cívico y Social, la bronca de los periodistas frente a la nueva ley de medios, el manotazo a las cajas de jubilaciones privadas o los papelones del canciller "Twiterman". El resentimiento. Los que festejan los reveses de los banqueros por ricos, la embestida a Clarín por poderosos, el enfrentamiento de Carrió con sus socios por complicada, el revés del periodismo por petulante, el despido de Redrado por rubio, la persecución a los militares por autoritarios o el despojo a las administradoras de los fondos de pensión por envidia, etcétera, etcétera han encontrado en el kirchnerismo un aliado. El les permite como nadie exponer sin prurito una variada paleta de sentimientos bajos tan humanos como deplorables, esos que la civilización intenta moderar con educación en pos de mejorar la calidad de vida del conjunto.

La exhaltación de la mezquindad hace juego con el estilo presidencial, potencia sus peores instintos, lo energiza y acompaña un proceso de deterioro social que cala, a veces sin vuelta.

CRITICA A LA DICTADORA


CONDENA. El prestigioso The Wall Street Journal cargó contra el intento de control de los medios.


En una nota de opinión con fuertes críticas a la relación del Gobierno con los medios críticos y al intento por controlar la producción del papel para diarios, el diario neoyorkino The Wall Street Journal advirtió que la Argentina "se encamina a un regreso al gobierno autoritario".


El artículo en ese periódico, uno de los de mayor influencia global entre los diarios de economía y finanzas, considera, ya desde el título, que la presentación oficial de la investigación sobre Papel Prensa y el anuncio de un proyecto para controlar la producción de esa empresa se trata de un "ataque de Kirchner a la prensa".


La nota, ubicada en la sección de opinión y firmado por la periodista Mary Anastasia O'Grady, sostiene que la ofensiva del Gobierno busca "despojar" a Clarín y La Nación de su propiedad "en el mayor proveedor nacional de papel de diarios".


Señala, además, que, "desde hace un tiempo, las críticas de la prensa se han encontrado con respuestas vengativas del Gobierno", como los distintos embates contra el Grupo Clarín. Y sostiene que "los medios impresos, en particular Clarín y La Nación, siguen siendo una amenaza para Kirchner" y que "es por eso que la Presidenta va detrás de Papel Prensa, para controlar la provisión de papel para imprimir y encarcelar a los directivos de ambas empresas".


La nota cita una frase de Elisa Carrió con la que la líder de la Coalición Cívica sostuvo que "comienza una fase dictatorial muy clara" debido a que uno de los pilares de la República "es la libertad de expresión y el derecho del pueblo a ser informado".


Detalla asimismo los padecimientos de la familia de David Graiver, el anterior dueño de Papel Prensa, y la actual posición divergente de su hermano Isidoro y su viuda, Lidia Papaleo. O'Grady también sostiene en su artículo que mientras Cristina Fernández de Kirchner "ha encerrado a militares, no ha llevado a los Montoneros a la Justicia".


Según The Wall Street Journal, "la sociedad argentina tiene temores" pero "sigue vibrante" y entiende "que aún tiene derechos". Y concluye que, pese a la embestida oficial, "aún es muy pronto para sentenciar la muerte de la libertad argentina".

LA HISTORIA KK




La historia versión K

Por Alejandro Rozitchner (escritor, filósofo y novelista)

La historia se ha convertido en un baúl de justificaciones para dar rienda suelta a las más miserables ambiciones del presente.

El pasado es el recurso preferido por esta ideología impotente para quitarle peso y sentido a una realidad actual que urge y necesita cuidados.

La manera de darle valor a una ideología distanciada de la realidad es precisamente esa, ponerla en relación con un mundo ya inexistente y, por lo tanto, manipulable.

El Gobierno hace este truco de magia en relación con distintos temas, alterando pasados para dar lugar a presentes falsos. La idea de que “los pueblos que no conocen su pasado tienden a repetirlo” se transforma entonces en “contemos una historia que permita repetir viciosamente un fracaso conocido”. La historia sagrada de las luchas sociales tergiversada, sólo produce retrocesos en las mismas luchas sociales.

Con este uso “progresista” del pasado y la construcción de una memoria fantasiosa se conjuga también una tergiversación de la justicia.

Los ejes memoria, justicia y verdad se descuajeringan: reinventada memoria de lo que sucedió (o de lo que no sucedió), justicia manipulada y a la verdad, si la ven, salúdenla de nuestra parte.

La historia sin verdad y sin interés por la verdad, rescrita para confirmar las preferencias personales (historia maniquea, sin grandeza, sin comprensión, cloaca de fracasos no analizados) es historia que busca dar sustancia a fantasmas convenientes, historia que permite desplegar una visión imaginaria, retrógrada, reaccionaria de todos los temas.

Eso no es historia, es visión neurótica del tiempo pasado, generada en la incapacidad de enfrentar el presente. La historia, así tratada, es coartada de delincuentes para dar rienda suelta a su ambición. Delincuentes que cuentan la historia para transformar sus delitos en justicia, para volverlos meritorios cambiando el signo de los acontecimientos.

La pasión por la historia, valiosa curiosidad natural en personas y comunidades inquietas, se transforma de esta manera en trampa mortal para una sociedad que pretende crecer. Para crecer hay que aceptar la verdad de los hechos, para simular crecimiento basta con manipularlos y decirlos sin realidad ni sustancia.

Le hace daño a la historia, este gobierno nacional, al mentir y tergiversar.

No sólo los derechos humanos deben conducirnos a los conflictos presentes y no prioritariamente a los pasados, sino que en el trato con el pasado no debería tratarse de una simple manipulación traicionera.

Es triste, para una sociedad golpeada por desastres, que sus víctimas sean finalmente utilizadas para favorecer a un poder que sólo quiere más poder. ¿Para qué? Por lo visto para nada más que preservarse, no para generar mejores condiciones de vida para los habitantes del país.

La historia en versión gobierno nacional es relato de fantasmas movidos por intenciones mezquinas, el pasado visto desde el resentimiento y la incapacidad, figuras de humo para ocultar que se carece de amor por el país.

Historia para no dejar crecer, para limitar la libertad, para hacer reinar sobre los vivos unos muertos inventados a placer, monigotes para atemorizar a los incautos.


“Si a las tres de la mañana el virrey no ha renunciado, lo arrojaremos por la ventana de la fortaleza”. Gral Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano

JUBILADOS : LESA HUMANIDAD


Jubilados: ¿Víctimas de un crimen de Lesa Humanidad?

"Quien se siente seguro en medio de un estado de injusticia,
tal vez ignora que puede ser la próxima víctima"

Según el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional el carácter de crimen de LESA HUMANIDAD (Wikipedia) “…es aplicable a actos inhumanos que causen graves sufrimientos o atenten contra la salud mental o física de quien los sufre, siempre que dichas conductas se cometan como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque.”

Estos actos también se denominan crímenes de lesa humanidad. Leso significa agraviado, lastimado, ofendido: de allí que crimen de lesa humanidad aluda a un crimen que, por su aberrante naturaleza, ofende, agravia, injuria a la Humanidad en su conjunto.

La Anses persiste en un aberrante ataque generalizado contra los indefensos jubilados al no cumplir con la Ley ni obedecer fallos judiciales, lucra con la posibilidad del deceso de aquellos que esperan justicia durante años y se beneficia demorando los pagos pues no se hace cargo de “costas judiciales” (ridículamente, siempre a cargo del perjudicado).

Hay jubilados que no pueden adquirir sus medicamentos porque no se realizan los “ajustes” correspondientes ¿No sería esto considerado “abandono de persona”?

La muerte parece ser un brillante negocio para los administradores de la Anses obedientes a las directivas de quienes pretenden perpetuarse en el poder. ¿Sería calificada esta actitud como intento de Genocidio?

Por otra parte, está claro, que el colapso de los tribunales es provocado por la Anses y no por los que encaran justos reclamos ya que a los únicos a los que se le respetan los derechos adquiridos es a quienes gozan de jubilaciones extraordinarias (de privilegio) que son ajustadas en tiempo y forma y carecen de tope alguno, los beneficiados por esta prebenda nunca necesitan acudir a tribunales.

Por lo expuesto sería oportuno realizar una denuncia en el Fuero Penal contra los directivos de la Anses y solicitar se responsabilicen con su patrimonio de los daños ocasionados a quienes transitan penosamente los últimos años de sus vidas.

Es de esperar que algún abogado preste sus servicios a quienes carecen del patrimonio necesario para acudir a Tribunales, tal vez no será un buen negocio pero podrán legítimamente argumentar SERA JUSTICIA.

¿Que sucedería si los ciudadanos imitaran los procedimientos de la Anses y dejaran de pagar sus impuestos destinando esos fondos a especular con la bolsa, practicar juegos de azar o adquirir bienes suntuosos?.

El Estado colapsaría en la misma forma que lo hacen las finanzas de los “mayores” a esos a los que se les niega justicia.

En la actualidad se ha presentado un proyecto en la Cámara de Diputados para otorgar el 82% móvil a toda la clase pasiva, tal vez olvidando que sería más importante comenzar por exigir que la Ley se cumpla, de nada vale legislar cuando el estado predador hace caso omiso a la Justicia.

Existen FALLOS EN FIRME que son desobedecidos por la Anses obligando al jubilado a un nuevo juicio solicitando “Ejecución de Sentencia”, que como siempre deberá ser solventado por el jubilado (si es que sobrevive al trámite judicial).

Horacio Guido Dupuy

lunes, 30 de agosto de 2010

DE PAPÁ A PAPÁ



¿Qué te anda pasando?. Sos un hombre de bien, y eso tiene que ver con la educación que recibiste en el seno de tu hogar. La tarea del aprendizaje, corrió por cuenta de esa maestra o ese maestro del colegio primario; de esa profesora o profesor del colegio secundario. En más, tuviste la opción de estudiar o trabajar, o ambas cosas. En tu casa, no hacías lo que te venía en ganas; papá o mamá eran quienes te marcaban el rumbo. Te comiste más de una “paliza” por el traste, o la reprimenda seguida de la “penitencia que más te dolía”. En casa, encontraste el calor que ningún abrigo te podía dar, el amor que imponía una enorme cuota de sacrificio… a ellos les dolía mucho más que a vos el tener que castigarte. No hiciste lo que quisiste ; apenas lo que te dejaron hacer, un hacer que tenía como premisa el respeto hacia tus mayores, hacia ese educador y por sobre todo hacia ellos, tus padres. Fuiste creciendo quemando etapas; ¡pobre de aquel que no las haya transitado todas!. Ocurre que la vida se divide en etapas, las mismas que tanto añoras. No faltaba la pelea con un compañero de clase; tampoco la disputa con un amigo del barrio por la piba más linda. Más de una vez llegaste con el ojo “en compota” o la ropa sucia y deshilachada. Eran cosas de chicos, y contaste con el consejo de papá o mamá, para evitar repitieras la experiencia que seguramente repetiste…eran cosas de chicos, y vos un chico más. Te estoy hablando a vos que sos un papá joven, tanto que aún permanece muy vivo en tu memoria, el recuerdo de “los cortos”. No ha pasado demasiado tiempo. Pero..hoy vos sos ese papá, con todas las obligaciones y atribuciones que una verdadera paternidad supone. Sin embargo, tus hijos, todavía adolescentes, se te han escurrido de las manos. Has renunciado a ser la guía, el amor insustituible e irremplazable, el consejero. Cambiaste la reprimenda y el castigo justo, por la idea facilista de la concesión sin límites. Has perdido en definitiva, esa cuota importante de autoridad que seguramente tus hijos te están reclamando en silencio, o a través de la actitud desafiante. A vos, lo más atrevido que se te pudo haber ocurrido, fue “la rata del no saber o la aventura”. ¡Hablar de cortar una calle; tomar un colegio!. ¡Jamás te pudo pasar por la cabeza semejante despropósito…y, ¿sabés por qué?...simplemente por esa educación que recibiste de parte de ese papá o de esa mamá a quienes te encargaste de conferir la condición de abuelos. ¡Y no fuiste un infeliz!; si en cambio, el pibe que se hizo adulto nutrido de una serie de valores que te marcaron para siempre. ¿Cómo se explica entonces semejante grado de permisividad de tu parte hacia tus hijos?. ¿Qué tanto es lo que tenés que endilgarle a esos abuelos?. ¿No será acaso que la puteada que más de una vez les descerrajaste por lo bajo, se ha convertido en la gratitud de hoy?. En mi afán no está el establecer comparaciones…de hecho, nada te voy a contar de mi vida en tiempos “de hijo”; simplemente pedirte que recapacites, es probable que estés a tiempo de rescatar a los tuyo, y por sobre todo, convertirte en algo más que un simple padre biológico.

Ricardo Jorge Pareja

parejaricardo@hotmail.com

PANFLETO


LA TRIVIALIDAD DEL PANFLETO

Por Alberto Medina Méndez

Es llamativo observar como, cada vez con mas frecuencia, lo superficial le gana espacio a lo profundo, lo irrelevante a lo significativo, lo anecdótico a lo sustancial.



El vaciamiento en las ideas, la debilidad argumental, la justificación simplista, todo ello, forma parte de esa larga lista de recursos que solo se enfocan en salir del paso, como si fuera una conversación de café, de esas absolutamente intrascendentes.



Si eso sucediera en lo cotidiano, en la charla de amigos, tal vez no sería tan grave. Después de todo, los ciudadanos no estamos obligados a saberlo todo, y mucho menos aún, tenemos el deber de acceder al conocimiento especializado, técnico, de fondo.



Pero los dirigentes, y ya no solo los que militan en los partidos políticos ocupando posiciones relevantes en la conducción de los poderes del Estado, sino en todos los niveles de responsabilidad, en las organizaciones empresarias, sindicales, profesionales, de la sociedad civil en general, han caído también en el juego de vulgarizar sus alegatos y de quitarles contenido para apoyarse en la dialéctica del mensaje de barricada.



Esa dinámica hace del discurso emitido, de la opinión expresada, un recorrido plagado de una notable pobreza intelectual, cargado de rimbombantes afirmaciones, colmado de prejuicios, y hasta de terminología obsoleta que roza lo nostálgico.



Ese proceso de degradación en los argumentos, que prioriza la utilización de palabras fuertes y términos audaces, descartando la posibilidad de explicar lo que se piensa, ha tomado la posta para apropiarse de los diálogos, y fundamentalmente de los monólogos. Así, se recurre insistentemente a las “frases hechas” a los “lugares comunes” y los slogans lineales, como si se tratara de un anuncio publicitario, de un lema comercial, de una consigna de campaña.



En este mundo tan complejo, repleto de dificultades tan sofisticadas, donde abundan los problemas con claros rasgos de multicausalidad, lamentablemente gana lugar la ambigüedad y la retórica panfletaria.



Ante la primera objeción, frente al más elemental cuestionamiento, se derriban las supuestas murallas. Los mediocres del presente no resisten ningún intercambio, sucumben frente a cualquier interlocutor mínimamente informado.



Y como todo discurso superficial, impreciso y falaz, cada vez que se ve acorralado, apela a los mas básicos recursos; tirar la pelota afuera, cambiar el eje de la discusión, descalificar al interlocutor, endilgarle errores conceptuales que poco tienen que ver con lo que se discute y hasta responsabilizarlo del pasado y el presente.



Cualquier ardid le sirve. Entiende que todo le ayuda a disimular su inconsistencia. Sus talentos tienen que ver con escabullirse sin argumentar, pero nunca con fortalecer los motivos que sostienen la visión que exterioriza, y en la que aparentemente cree.



Lo trágico de todo esto no es quien tiene razón, tampoco quien triunfa en la pulseada intelectual. Lo patético, lo lamentable, es que las comunidades que han ingresado a este esquema, al parecer sin retorno, se privan de la oportunidad de entender lo que les pasa, de profundizar en la multiplicidad de explicaciones que cada fenómeno social supone.



Esa linealidad del panfleto, esa trivialidad que propone el debate anodino, nos aleja de la chance de comprender porque estamos como estamos. Si pudiéramos entender lo que nos pasa, intentaríamos investigar alternativas que nos ayuden a superar los problemas que hoy nos preocupan. Lamentablemente, hoy todo se reduce a infantiles disputas y a la compulsión de imponerse por la fuerza bruta o por la más moderna herramienta institucional, la del respaldo de las mayorías circunstanciales.



Los desafíos del mundo contemporáneo son abundantes, y merecen ser abordados con inteligencia. Eso implica derribar paradigmas, abandonar viejos prejuicios, superar la tentación del autoritarismo y trabajar los consensos, esos que surgen de discutir argumentos, exponer razones y sostenerlo todo, con los pilares que aporta el estudio, la lectura, la experiencia y la sabiduría que brinda la exacta combinación entre el sentido común, el conocimiento técnico y un pormenorizado estudio de la situación.



Esta inercia que nos propone el presente, es tremendamente peligrosa. Nos aleja de la posibilidad de resolver profundos problemas que no son precisamente los que asoman a la superficie mas como consecuencia que como causas. No se trata de analizar la mejor o peor gestión gubernamental, mucho menos aun de observar los temas económicos, esos que impactan en casi todo. También merece ser atendida la discusión filosófica, la de los valores, la del orden moral, condicionante de todo lo anterior. Resulta imprescindible un gran repaso, para encontrar los acuerdos que precisamos recuperar como sociedad. La política necesita convertirse en ese instrumento que fue, ese que nos posibilite aceptar nuestras diferencias, convivir con ellas y al mismo tiempo diseñar los caminos allí donde encontremos los trazos gruesos sobre los cuales podamos transitar.



Precisamos retomar la sana discusión, el debate inteligente, aprender a escuchar y no solo a monologar, asimilar lo que dicen los demás y no solo aspirar a dar cátedra, sino a enriquecer nuestra visión y tener la hidalguía de reconocer cuando algo de lo que dice el otro, nos ayuda a entender mejor nuestro presente.



Necesitamos asumir que no sabemos de todo, que algunos temas nos exceden, que ciertas circunstancias nos quedan grandes y que no tenemos la obligación de disponer de respuestas para cada interrogante. Siempre tendremos más por aprender que por enseñar. Los humanos somos seres imperfectos en búsqueda de la felicidad. Eso que nos hace falibles, nos debería enseñar que es improbable que alguno de nosotros tenga todas las soluciones a mano, y que debemos aprender de propios y extraños, de los que creemos que piensan parecido, e inclusive de los que están en las antípodas.



Desde este lugar en el que nos encontramos, desde el espejo en el que nos estamos mirando, habrá que decir que tal vez sea tiempo de abandonar la trivialidad del panfleto

NO SE ROMPEN ESPEJOS....





NO SE ROMPEN ESPEJOS NI SE VIOLAN PROSTITUTAS

Por Malú Kikuchi (*)

Dicen los supersticiosos que romper un espejo trae 7 años de mala suerte. Dicen que el espejo captura el alma de las personas y no se debe destruir el alma del que se mira. Dicen. La verdad es más simple: el espejo refleja la realidad. A veces, como en los parques de diversiones, el espejo puede ser deformante, pero aún así, siempre refleja la realidad.

La realidad puede ser vista con mejor o peor luz, más clara o más oscura, gorda o escuálida, alta o baja, puede gustar o molestar, pero es nada más y nada menos que la realidad y romper el espejo no la cambia, sólo la fracciona en muchísimos pedazos… que siguen reflejando la realidad.

Desde siempre, los gobiernos autoritarios insisten en dominar a los medios de comunicación, controlarlos y obligarlos a contar realidades inexistentes que los beneficien. Este no es un invento K, viene de lejos. Primero creen que los medios manejan la percepción y la voluntad de las personas. Por lo tanto hay que someterlos al pensamiento único gubernamental. No es cierto, la gente piensa por su cuenta.

Pero los medios son eso, medios, están en el medio, entre los hechos y la gente; son el vehículo entre el suceso y la persona. Se lo puede contar o escribir o mostrar, a favor o en contra, o de manera neutra, pero el hecho existe. El medio es sólo el mensaje entre el suceso y el receptor.

Este gobierno, como otros antes, no lo entiende. Y sigue el ataque desmesurado de los K en contra de Clarín (y sus socios en Papel Prensa, después de 7 años de compartir acciones con los mismos). En Santa Fe dijo la presidente, 27/8/10: “los que quieren manejar el pensamiento de los argentinos”. El pez por la boca muere, no se sabe si se refería al gobierno o a Clarín.

Siempre el 27/8/10, esta vez Néstor K en San Juan, habló sobre “los grupos mediáticos concentrados”. Hoy, la pareja presidencial, directamente o a través de testaferros, maneja arriba de 50 medios en todo el país, entre gráficos, radiales y televisivos. Se repite la pregunta, ¿se refería a la concentración de medios del gobierno o la de Clarín?

El fundador del partido gobernante (¿son peronistas los K?), Perón, decía: “con todos los medios en contra en 1945, ganamos; con todos los medios a favor en 1955, perdimos”. Y Julio Bárbaro, PJ sin discusión, suele decir: “el gobierno (este) confunde micrófono con audiencia”.

Durante el 2º gobierno de Perón, 1952/55, con todas las radios en manos del PJ, los no peronistas escuchaban las radios uruguayas, lo que no era fácil en ese entonces. De hecho, aunque la libertad de expresión se reduzca a una hojita de papel, una mínima FM o un solo canal de cable perdido entre cientos, ahí es donde abrevarán los que quieran escuchar la otra campana.

Acallar voces disidentes no hace ganar elecciones, más bien irrita a los votantes. Para ganar elecciones es necesario gobernar pensando en el cacareado y escasísimo “bien común”.

Romper el espejo no tiene sentido, la verdad es como el agua, se va a filtrar de algún modo. Además de Internet, que no pueden evitar, aunque lo intentan, la gente vive la realidad diaria, le cuenten lo que le cuenten. La gente sabe que la inflación y la inseguridad les hacen la vida imposible, y no creen ni en el INDEC, ni en los medios oficiales.

No hay que cambiar los medios, hay que cambiar la realidad de los argentinos, que hoy está lejos de ser lo que debiera ser. Sin Clarín y con Magnetto en la cárcel, no va a disminuir ni la pobreza, ni la enfermedad, ni el analfabetismo, ni la droga, ni la violencia. Los espejos no se rompen, no son más que el reflejo de lo que existe. Y además, por las dudas, no es cuestión que los K atraigan sobre si 7 años de mala suerte.

Después del fallido show mediático del 24/8/10, después de 72 interminables minutos de discurso por cadena nacional (¡para hablar de monopolio!, no cierra), nada quedó demasiado claro. Cada vez que el ejecutivo mande un proyecto de ley (que no estaba preparado) o denuncie ante la justicia a alguien, ¿se va a usar la cadena nacional? ¡Socorro!

Se suponía que el muy anticipado show iba a desembocar en la intervención o la directa estatización del total de Papel Prensa y en un pedido de detención de Magnetto, Mitre y Peralta Ramos. Nada de eso sucedió. Al parecer la presidente se enteró horas antes de hablar de 2 temas que cualquier periodista, aunque no se dedique a la investigación, sabía.

1) Que el 18% de la acciones de Clarín están en manos de Goldman Sachs, hoy el banco más poderoso del planeta y los accionistas americanos pueden aceptar una ley del congreso, esas son las reglas del juego de la democracia, pero no un decreto presidencial, y ese fue el primer llamado de atención.

2) Que la interna de la familia Graiver es feroz, que María Sol Graiver le ha entablado a su madre, Lidia Papaleo, 29 demandas. Que la familia se divide en los Graiver por un lado y los Papaleo (Osvaldo, ex secretario de prensa de Isabelita) por el otro. Y que Isidoro Graiver, hermano de David y cuñado de Lidia, ya había hecho su declaración ante escribano público, desmintiendo toda coacción de parte del gobierno militar para vender Papel Prensa.

La fábula del despojo bajo tortura de Papel Prensa por parte de Clarín, La Nación y la Razón, se cayó. La venta ocurrió el 2/11/1976 y la persecución, detención y tortura de la familia Graiver empezó en marzo de 1977. Los que presionaron a Lidia y a Isidoro fueron montoneros que exigían los US$ 17 millones depositados en un banco de David Graiver. Porque los “maravillosos muchachos idealistas” se especializaban, entre bombas y asesinatos, en redituables secuestros extorsivos.

Y Clarín es culpable de muchas cosas, la mayoría permitidas por los sucesivos gobiernos argentinos. Si tiene una posición dominante es porque se la permitieron. Y no es un monopolio, nadie obliga a leer Clarín, hay otros diarios; ni a ver canal 13 o TN, hay otros canales; ni a escuchar Mitre o las demás radios del multimedios.

Que Clarín y casi todos los grandes diarios apoyaron en su momento el golpe del 24/3/1976, -las mayorías también-, que nunca criticaron el accionar del proceso militar ni nombraron la palabra “desaparecido”, que ensalzaron a los generales de turno y vilipendiaron a los terroristas, es cierto.

Que de Alfonsín en más los militares empezaron a caer en desgracia “clarinística” (perdón por el neologismo) y con los K no hay periodista del multimedios que nombre a un militar, no importa el grado, sin anteponer la palabra “represor”, también es cierto. Que la fusión Cablevisión con Multicanal fue aberrante, empezando por la desaparición de P&E, canal que molestaba al gobierno y Clarín se apresuró a clausurar, es cierto

Los tiempos cambian, los gobiernos cambian y Clarín es naturalmente oficialista. Por lo menos lo fue hasta la resolución 125 de las retenciones al campo. Que Kirchner no hubiera sido Kirchner, ni hubiera acumulado el poder que acumuló, sin el abierto apoyo de Clarín, es cierto.

Pero la despiadada persecución por parte del estado hacia Clarín, está mal. Si cometieron delitos (¿?) es un tema de la justicia y no de venganza personal de los K hacia Magnetto. La ley no permite violar a una prostituta. Violar está mal. No importa a quien.

(*) Crónica y Análisis publica el presente artículo de Malu Kikuchi, por gentileza de su autora.

domingo, 29 de agosto de 2010

COBARDES



"ME ACOMPAÑA EL SILENCIO
CÓMPLICE DE LOS COBARDES"

¿ QUE ESTAMOS ESPERANDO?

Cuando me comunicaron mi retiro, ni me inmuté, no por ausencia de dolor sino por comprender que habia cumplido mi ciclo .

¿Por que tendría que tener esperanza conociendo el sentimiento de venganza que a diario expresaban los políticos hacia las FF.AA ?

¿Por que creer, respirar, si me ahoga la injusticia?

Hoy no es que piense diferente, me duelen las mismas cosas, solo que tengo un poco de luz en la conciencia y se que no puedo cambiarlas.

Me acompaña el silencio cómplice de los cobardes...

La trascendencia de malestar en las FF.AA, sin necesidad de inmolarse sino simplemente siendo vocero del sentimiento de sus integrantes, obliga a difundirlo y esto debería ser un motivo de preocupacion para quienes tienen que atender sus necesidades. La pasiva aceptacion de medidas que atentan contra la responsabilidad de la Defensa Nacional por parte del sector militar, convencidos que este quehacer es exclusivo de quienes gobiernan, desmerece el cumplimiento de su misión y compromete la defensa del pais. !Todos somos responsables y mas aun los que han sido armados para la defensa.!

La intensa acción psicológica utilizada para desprestigiar a los militares sería ratificada si en la defensa de nuestra soberanía las FF.AA fracasaran en el cumplimiento de su misión, ¿a quien le echarian la culpa...? son responsables y deben estar preparadas para disuadir y si es necesario combatir con posibilidades de triunfar.

El presidente Carlos Pellegrini, entre otras cosas decía: " El militar tiene otros deberes y otros derechos que los del ciudadano" " Está armado, tiene el privilegio de estar armado en medio de los desarmados" " ... para vestir ese uniforme lleno de dorados y galones, que sería un ridículo oropel sino fuera el símbolo de glorias, de abnegación y de sacrificios, que obligan como un sacerdocio a quien lo lleva" "... A el le confiamos nuestra bandera, a el le damos las llaves de nuestras fortalezas, de nuestros arsenales."...para saber si tienen la talla moral necesaria para ceñir la espada que es el legado mas glorioso de aquellos héroes que nos dieron patria..."

La situacion podría privarnos de alcanzar totalmente el fin ,pero eso no impide que tendamos o nos acerquemos a el. Las FF.AA son responsables de la Defensa Nacional y desde la revolucion de mayo han dado testimonio de su presencia, no se pueden conformar con su ineptitud y reaccionar cuando sea demasiado tarde, no es necesario ser un estratega para darse cuenta que nos estan destruyendo, si hasta la comparacion en la sociedad del sueldo ,que es una valoracion del servicio prestado, quita una motivacion que da seguridad para mantener una familia dignamente y para elegir tan desvalorizada profesión.

La globalizacion ha hecho impensable que se considere a la Argentina o cualquier otro pais aislado del resto del mundo. Seria absurdo. Un elemento de comparacion debe necesariamente estar presente. La mayoría de los países no hacen con sus Fuerzas Armadas lo que sucede en la Argentina...militares encarcelados o siendo juzgados por haber cumplido ordenes, escasa o nula capacidad militar para defender la Nación...condenas basadas en falsos testimonios y usados como venganza.

Los que nos representan e integran los poderes del Estado deben comprender que las heridas abiertas solo pueden cicatrizar si evitamos las parcialidades.

Brig. (r) Alberto Simari

LA NOCHE DE LOS LAPICES


Alguna similitud el conflicto estudiantil con la "Noche de los Lapices"?

Amigos:

Este problema que tiene la Capital Federal relacionada con los estudiantes, me hace recordar a "La Noche de los Lápices", en esa oportunidad, fueron utilizados por el ERP para manifestarse por un pedido de rebaja de boletos estudiantiles e inocentemente cayeron en la trampa de estos "crápulas", para poder generar un movimiento reaccionario contra el gobierno de ese momento (se hizo una película precisamente con ese tema, basado en el relato de Pablo Díaz, miembro de esa organización y quien presumía ser el único "sobreviniente" de ese conflicto) para que de este ángulo poder ayudar a desastibilizarlo. No lo consiguieron, pero hasta el momento lo tienen como caballito de batalla.
Y ahora tienen la misma orientación y veo la mano negra de los asesores gubernamentales del orden nacional, como por ejemplo Verbitsky, que fuera inteligencia del ERP y Montoneros, después
Estos chicos no tienen la menor idea de lo que realmente están haciendo, pues están todos infiltrados por mentores políticos que a los postres quieren derrocar al Jefe de Gobierno de la Capital, resultado de todo esto es que estos jovenzuelos "no estudian" y va en contra de ellos mismos.
Me parece que los padres tendrían que tomar carta en este asunto, para evitar estas situaciones de perjuicios para sus hijos.
Cordialmente.
Subof.Pr. (R) J.Bonfiglioli

JUGADOR


LA UTE ES CONFUSIÓN
PARA EL TUERTO DESPISTADO
SABEMOS QUE HABLA DE TUTE
COMO JUGANDO AL CHINCHON
EN ESPECIE DE ARTILUGIO
PARA JUGAR DE CALLADO
AL FAMOSO CULO SUCIO
MÁS LO TIENEN BIEN CALADO
ESCONDIDO EN SU REFUGIO


RECHAZOS Y DUDAS OPOSITORAS ANTE EL PROYECTO PARA REGULAR EL PAPEL DE DIARIO

Inminente fracaso de la UTE que Kirchner le propone a la oposición


Por Carlos Tórtora para el Informador Público

El proyecto de ley del Ejecutivo para regular la producción, distribución y comercialización del papel para diarios apunta a que el Congreso quede del lado de la Casa Rosada en su guerra con Clarín. Su texto no parece resistir un análisis serio. En su artículo 2, inciso b, sostiene que se debe permitir “el abastecimiento de todos los medios de información gráficos que lo requieran, en condiciones igualitarias, asegurando el respeto de la igualdad en los precios de compraventa del producto y demás condiciones de contratación, debiendo evitarse la distorsión de los precios de mercado”. Pero Guillermo Moreno ya resolvió el problema el 6 de enero pasado, con la Resolución 1/2010 de la Secretaría de Comercio, que estableció en su artículo 1 lo siguiente: “Establécese que las operaciones de comercialización de papel para diario deberán efectuarse por un precio igualitario, calculado en puerta de fábrica y de acuerdo a las pautas de la presente medida”.

Los siguientes artículos de la norma regulan minuciosamente cómo se instrumenta el precio igualitario. El ejemplo sirve para demostrar la innecesaridad técnica del proyecto, que parece más bien destinado a buscar el apoyo de sectores de la oposición para una política de control estatal sobre la prensa gráfica, empezando obviamente por Clarín. El artículo segundo del proyecto refuerza esta interpretación al decir que “El PODER EJECUTIVO NACIONAL deberá elaborar y enviar a la Comisión Bicameral que se crea por el artículo siguiente un proyecto de Marco Regulatorio de la actividad declarada de interés público mediante el artículo 1º de la presente Ley”. Lo importante es entonces el marco regulatorio, pero el primer paso consiste en comprometer al Congreso a regular sin aclarar los alcances de la regulación. El senador Ernesto Sanz fue uno de los primeros en aceptar el juego que propone el gobierno, porque declaró que está dispuesto a “discutir un texto que asegure el acceso a los insumos para los diarios”. Otro senador opositor, Luis Juez, defendió la intención kirchnerista de poner en discusión en el Congreso de la Nación la actuación monopólica de medios de comunicación, “pero también habrá que discutir el tema del monopolio de la pauta oficial”, disparó.

En Diputados, en cambio, la primera reacción de los bloques de la UCR, el PRO, el Peronismo Federal y la Coalición Cívica fue, en cambio, masivamente adversa.



Tentaciones

El kirchnerismo pretende entonces -y aparentemente sin éxito- abrir una brecha en la centro izquierda y los radicales, ofreciendo como prenda de buena voluntad la futura Comisión Bicameral. El artículo 3 lo dice claramente: “Créase en el ámbito del H. Congreso de la Nación, la COMISIÓN BICAMERAL DE SEGUIMIENTO DE LA FABRICACIÓN, COMERCIALIZACIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE PASTA CELULOSA Y DE PAPEL PARA DIARIOS, que tendrá el carácter de Comisión Permanente. La Comisión Bicameral ejercerá el control de la actividad mencionada en el artículo 1º”. La norma es un verdadero engendro jurídico, porque las comisiones bicamerales se deben ocupar de fiscalizar al Ejecutivo, mientras que en este caso se dedicaría a controlar la industria papelera.

La oferta de Kirchner a la oposición -a través del nuevo proyecto- es transparente: propone crear una UTE para controlar a la prensa gráfica. Con un año electoral por delante, la oferta sería tentadora para más de un legislador y más aún para los gobernadores.

Para la elaboración del futuro marco regulatorio, el artículo 4 crea un Consejo Consultivo Federal al que se sumarán también representantes de los diarios. Este giro en la estrategia oficial en la guerra contra Clarín puede tener que ver con las crecientes dificultades de Kirchner para obtener resultados definitorios. Viene de sufrir varios fracasos, como el de los exámenes de ADN de Marcela y Felipe Noble Herrera, el rechazo social al anuncio de la caducidad de la licencia de Fibertel y la rotunda desmentida de Isidoro Graiver sobre la coacción a su familia para vender las acciones de Papel Prensa. Pero los dolores de cabeza no terminan allí. Hace 48 horas, el JP Morgan aconsejó desprenderse de los bonos argentinos porque ahora tenderían a bajar, pero la conmoción generada por Papel Prensa habría influido en este criterio. Si el nuevo proyecto de ley naufraga rápidamente, Kirchner, en su intento de asociar a la oposición a su batalla contra Clarín, habrá logrado una vez más el efecto contrario.