viernes, 31 de mayo de 2013

DOBLE VOTO

A LAS TRAMPAS CON EL SISTEMA INFORMÁTICO, EL KIRCHNERISMO TOMA NUEVAS MEDIDAS PARA ASEGURARSE LA VICTORIA PARTE DEL NUEVO FRAUDE PARA GANAR LAS ELECCIONES El voto doble del que nadie habla LISTAS SÁBANAS, CUBRECAMAS, FRAZADAS Y MANTAS TÉRMICAS En los comicios parlamentarios de este año se reemplazará el tradicional sello que se asentaba en el DNI del elector por una constancia de emisión de voto que contendrá la fecha, tipo de elección, el nombre y apellidos completos del elector, su número de identificación y la nomenclatura de la mesa. Dicha certificación estará firmada por el presidente de mesa. Las constancias de voto estarán sujetas a las hojas del padrón mediante un troquelado fácil de desprender. Luego de sufragar, cada elector recibirá del presidente de mesa la constancia de emisión de voto, que deberá conservar para poder probar que cumplió con su obligación legal. Hasta aquí, todo correcto. Pero, tratándose del kirchnerismo —una fuerza que incumplió todas y cada una de las promesas de transparencia institucional— varios se preguntarán: ¿Dónde está el curro? ¿Cuál es el engaño? Para algunos, el abandono de la práctica de sellar el DNI podría ser un incentivo para el ausentismo electoral, ya que el documento no quedará sellado. Sin embargo, hay otra poderosísima razón para esta maniobra planteada por el ministro del Interior, Florencio Randazzo. La trampa será la siguiente: En la provincia de Buenos Aires se esperan múltiples colectoras para apoyar la candidatura a diputada nacional de Alicia Kirchner. Podría haber cuatro, cinco o seis listas con distintos candidatos distritales de Unidos y Organizados, Kolina, el partido de Martín Sabatella, La Cámpora, u otros grupos piqueteros como los de Luis D’Elía y Emilio Pérsico. Cada "sello" kirchnerista tendrá su fiscal el día de las elecciones. Es más, hasta pueden tener dos (uno por la mañana y otro por la tarde). Hasta el último comicio, era casi imposible el doble voto, ya que había que presentar ante el jefe de mesa el último documento de identidad. Por ejemplo, no se podía sufragar con DNI duplicado, si ya se hubiera emitido un triplicado. De esta forma, si un fiscal ponía su voto en el lugar donde hacía las veces de control (algo que es era muy corriente), ya no podía hacerlo en su propio barrio y en su propia mesa, ya que el presidente de la misma vería el sello con la fecha y le prohibiría al “avivado” una segunda participación electoral. Ahora, todo cambió, ya que se presentará una cédula plastificada donde no habrá sellos. Las mesas aceptarán los votos extras de los fiscales y autoridades (quienes debieron desplazarse durante la jornada cívica de su propia geografía). Ergo, los fiscales podrán votar en la mesa que les corresponde y también en la urna que deberían haber controlado. Si se tiene en cuenta que en el principal distrito del país existirán casi 32.000 mesas distintas, puede inferirse que colocando unos cinco fiscales en cada una, el kirchnerismo se asegurará 160.000 dobles votos, lo que les permitirá sacar una enorme diferencia sobre sus desprevenidos rivales quienes, en muchas ocasiones, ni siquiera tienen controladores propios. Las autoridades electorales sólo informarán sobre quienes no se presentaron a sufragar, para un supuesto castigo post electoral que, finalmente, nunca se materializa. Resumiendo: queda claro por qué querían terminar con 100 años de votación con libretas de papel. En lugar de acabar con las listas sábanas, la mafia K agregó cubrecamas, frazadas y mantas térmicas a la cama para "dormirnos" una vez más.

jueves, 30 de mayo de 2013

MIRAR PARA CUIDAR....................

Con pocos detalles, Cristina lanzó su polémico plan La Presidente lanzó oficialmente este miércoles (29/05) el plan para controlar los precios 'Mirar para cuidar', que se llevará a cabo fundamentalmente a través de la vigilancia de La Cámpora. Cristina informó que los militantes irán acompañados de un inspector pero nada dijo sobre las multas o sanciones a los supermercados, y brindó poca información sobre cómo hay que hacer para convertirse en uno de los 'controladores'. Eso sí: aprovechó para 'pegarle' a la oposición. La Presidente Cristina Fernández lanzó este miércoles (29/05) el polémico plan “Mirar para cuidar” en un acto oficial desde la Secretaría de Comercio, acompañada por funcionarios e intendentes, en el que hizo un llamado a los empresarios a participar del control de precios. Y de paso, aprovechó para fustigar a la oposición. “Todos tienen que participar, incluso los empresarios”, señaló la Presidente, al presentar el programa con el cual el Gobierno espera frenar la inflación. En principio, “Mirar para Cuidar”, -iniciativa destinada a realizar un control masivo de precios a través de militantes- será lanzado en 50 municipios en el que participarán militantes políticos, organizaciones sociales y funcionarios públicos. “Esto no es una organización del Gobierno, el Gobierno quiere que la sociedad se organice”, indicó. Aseguró que los municipios serán los que centralicen la actividad. "Los militantes que controlen los precios irán acompañados por un inspector, quien está institucionalmente habilitado para hacer la tarea", afirmó. La jefa de Estado dijo que ya se está capacitando gente, pero apuntó que no hace falta demasiada preparación si se tiene en cuenta de que irán con un listado y sólo deberán comprobar que los precios son los mismos. En ese sentido, dijo que lo que se necesita para el plan es “ primero solidaridad, segundo voluntad y tercero alguien que organice y controle". "Los inspectores no irán solos, sino que acompañados de personas para que puedan auxiliar al Estado en la tarea de controlar", dijo la Presidente al explicar escuetamente la metodología de trabajo. Y agregó que la coordinación de los controles estará a cargo de los municipios, con sus inspectores, y centralizarán el trabajo con la Secretaría de Comercio Interior. Para esta tarea el Gobierno convocó abiertamente a militantes de organizaciones sociales y políticas. Hoy Cristina extendió la invitación a iglesias, asociaciones de consumidores y de otras denominaciones. La primera mandataria afirmó también que la idea es extender esta clase de controles a otro tipo de bienes , como materiales de la construcción y medicamentos. “Nosotros vamos por más y ellos vienen por todo” dijo Cristina, al defender su gestión y rechazar las críticas opositoras. Por otra parte, recordó que cuando “Néstor (Kirchner) llegó al poder, en el Banco Central no sólo no había dinero sino que había lauchas de cuatro y de dos patas”. En tanto, Cristina Fernández sostuvo hoy que "hay que desdramatizar las cosas" y pidió "no horrorizarnos" si "los empresarios quieran ganar más y cuando los trabajadores quieran ganar más también", durante el acto realizado en casa de Gobierno por el lanzamiento del plan "Mirar para cuidar". "Hay que desdramatizar las cosas; no nos debemos horrorizar porque los empresarios quieren ganar plata o los trabajadores piden mayores sueldos; esos son conflictos saludables. Cuando nadie discute nada, eso se transforma en la paz de los cementerios y eso sí que no es saludable para nadie", lanzó. Y subrayó que "también hay que saber que esos titulares catastróficos o apocalípticos no son porque estén preocupados por los trabajadores ni siquiera por los empresarios; esos titulares son para atemorizar a una sociedad". Cristina Kirchner criticó además a quienes buscaron “asustar tontamente a la gente”. “Se la pasaron agitando el problema de los precios y la inflación y cuando quisimos hacer políticas contra eso parece ser que nos convertimos en el soviet”, señaló. Y agregó: “Están tan enfermos de odio que se envuelven en sus propias palabras y sus propios juegos”. En otro pasaje de su discurso, trazó una división entre quienes están a favor de su gestión y quienes no: "nosotros vamos por más y ellos vienen por todo". La Presidente remarcó que "se puede escuchar gente que critica a quienes se embarazan para cobrar la asignación universal por hijo o que el problema de la inflación son los salarios. ¿Por quiénes van ellos? Ellos van por todas estas conquistas sociales de todos estos años", dijo. En esa misma línea señaló a "algunos que dijeron” que volverían a las AFJP, que volverían a privatizar Aerolíneas Argentinas, que devolverían YPF. “No lo digo yo, lo dicen los otros. Vamos por más y ellos vienen por todo", sentenció. "Lo que es importante es no volver a ser zonzos y saber hacia adónde vamos y saber hacia dónde van ellos que, seguramente, van por las conquistas sociales logradas en todos estos años porque hay algunos que quieren volver a las AFJP, privatizar Aerolíneas o YPF y eso no lo digo yo... hay grabaciones de esto", expresó. Cristina estuvo acompañada por el ministro de Economía, Hernán Lorenzino; el secretario de Política Económica, Axel Kiciloff, y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. También participaron del acto, intendentes de distintos municipios del conurbano bonaerense y funcionarios de diversas carteras.

miércoles, 29 de mayo de 2013

CAVERNÍCOLAS

PORTADA Cavernícolas desesperados Por Agustín Laje (*) Los cavernícolas están desesperados. Y es que el panorama político, social y económico no es lo que podría considerarse bueno para el kirchnerismo. Más bien, todo lo contrario. El desgaste de un modelo que se reveló escandalosamente corrupto y autoritario ha provocado un significativo descenso en la imagen del gobierno que, a pocos meses de las elecciones legislativas, pone en riesgo la hegemonía oficialista en el Congreso, elemento crucial para pensar en una reforma constitucional. Asimismo, una economía estancada que tiene el triste mérito de ser la más inflacionaria de la región, para empeorar aún más las cosas, está agotando la paciencia de la gente e incrementando los índices de pobreza, indigencia y desocupación. ¿Cómo modificar, hoy por hoy, y bajo estas condiciones, la fecha de vencimiento que tiene el kirchnerismo prevista para el 2015? Tal es la pregunta que está en cabeza de todos nuestros cavernícolas connacionales. La estrategia kirchnerista se está dando a partir de un doble movimiento. Por un lado, hace rato ya que el gobierno ha maniobrando en dirección de una desquiciada radicalización del “modelo” con vistas a contener por la fuerza aquellos resortes que ya empezaron a saltar para todos lados, mientras que, por el otro, ha empezado a aplicar la táctica del tanteo a los fines de evaluar el humor social respecto de una eventual continuidad “cristinista” prohibida por la Constitución. El slogan de “la década ganada” −última invención de los cada vez menos creativos ingenieros del relato− no tuvo otro objetivo discursivo que el de apuntalar en la sociedad la necesidad de seguir en el rumbo de la victoria. Después de todo, el relato nos dice que el Frente para la Victoria ganó “para todos y todas” una década donde todo fue color de rosa. “Si tuvimos diez años de bonanza, ¿por qué no permitirles a nuestros salvadores diez más?”. Tal es el pensamiento intuitivo que se pretende provocar en los receptores del cliché en cuestión. Y tanto es así, que cuando Cristina Kirchner dijo el pasado 25 de mayo que “A esta década ganada queremos que le siga otra más” y negó que estemos asistiendo a un “fin de ciclo”, estaba haciendo uso explícito de esta lógica de continuidad por necesidad, para luego tantear las reacciones sociales. Pero dado que el kirchnerismo no tiene en su seno ningún personaje capaz de brindarle continuidad al modelo después de 2015, con excepción de la propia Cristina, es muy claro que cuando ésta habla de diez años más, está hablando de diez años más para ella misma. ¿O vamos a pensar que se refiere al impopular Amado Boudou, al mudo Máximo Kirchner, al ignoto Hernán Lorenzino, al presunto ladrón Julio De Vido o al poco conocido maoísta Carlos Zanini? Cristina habla de ella y solamente de ella. Su ego no le permite otra cosa. Y los cavernícolas que la siguen, que al estilo de los hombres de las cavernas no conocen la despersonalización del poder que estructura todo sistema institucional moderno, también entienden que la continuidad del “modelo” es la continuidad del caudillo. “Cristina 2015”, rezan los carteles que ya se están pegando en varias localidades, leyenda que también estampa remeras de militantes K. “Agrupación La Cámpora. Cristina 2015″, rezaron las pancartas que en Santiago del Estero profesores kirchneristas le hicieron sostener a niños de 9 años en el marco del acto del 25 de mayo. Mientras tanto, los dos dispositivos de radicalización por antonomasia del régimen, el patotero Guillermo Moreno y esa farsa de Montoneros (que son más bien amontonadores) conocida como La Cámpora, hacen su aparición en escena con una genialidad antiinflacionaria que busca morigerar en el electorado la percepción de la inflación: controlar precios en los supermercados con arreglo a una metodología mafiosa en la que los camporistas desarrollarán tareas parapoliciales. Nuestros cavernícolas no quieren escuchar que la inflación es un fenómeno de naturaleza monetaria. Antes al contrario, ellos prefieren creer en conspiraciones de supermercadistas que merecen la solución −que nada soluciona en realidad− del garrote, traducida en aprietes y multas arbitrarias, como haría un hombre de las cavernas frente al complejo mundo de la macroeconomía que, por supuesto, desconoce por completo. La solución de todo problema comienza por la cabal comprensión del mismo. La inflación, insistimos, es un fenómeno esencialmente monetario. No se conoce ningún ejemplo en la historia de la humanidad de la existencia de una inflación duradera que no se viera acompañada de un rápido incremento de la cantidad de dinero, como así tampoco se conoce ningún caso en el que un rápido aumento de dinero no fuese seguido por un aumento de la inflación. Allí donde la cantidad de dinero aumenta más rápido que la cantidad de bienes y servicios que se pueden comprar en el mercado con ese dinero, el aumento de los precios es una consecuencia inexorable. El problema, por lo tanto, no son las cabezas de los supermercadistas que los cavernícolas pretenden aplastar a garrotazos camporistas. El problema está en la maquinita de imprimir billetes a la que no deja de salirle humo y que se utilizó irresponsablemente para financiar la fiesta populista que, guste o no, terminará pagando el pueblo. Y sino, los cavernícolas deberían preguntarle a los docentes bonaerenses en huelga qué opinan al respecto, cuyos sueldos se ajustan por debajo de los índices reales de inflación mientras empresas estatales como YPF y Aerolíneas Argentinas incrementan sus precios muy por encima de los guarismos inflacionarios proporcionados por el INDEC. Los cavernícolas están desesperados. La fecha de vencimiento de la estafa nacional y popular se aproxima en el marco de un panorama nada favorable al kirchnerismo. Y cuando un cavernícola se desespera, suele hacer estupideces peligrosas. (*) Es autor del libro Los Mitos Setentistas, y director del Centro de Estudios LIBRE. agustin_laje@hotmail.com | www.agustinlaje.com.ar | @agustinlaje La Prensa Popular | Edición 203 | Miércoles 29 de Mayo de 2013

lunes, 27 de mayo de 2013

TIEMPO DE JUZGARLOS

La política está muy desprestigiada y eso ya no admite discusión. Las evidencias son demasiado abrumadoras. No cabe enojarse con quienes piensan de ese modo, como algunos intentan. Si la actividad política no goza de credibilidad es por mérito propio y no por un complot cívico. La tarea es, en todo caso, resolver las causas reales y no enfadarse con las consecuencias. Las enfermedades se curan cuando se resuelven las cuestiones que la originaron y no cuando solo se atienden sus síntomas. Buena parte del enojo de la sociedad civil con la política, transita por aspectos como la corrupción, la falta de transparencia, la voracidad de poder y la escasa idoneidad de sus actores, para solucionar problemas. Es, probablemente, cierto que la política sea una de las mejores herramientas, o tal vez solo la más institucional, para encauzar energías que propicien cambios positivos en la forma de vida de las comunidades, para garantizar la vigencia de la libertad y el progreso que ello conlleva. Pero hasta que no consiga vencer su mala fama, su descrédito, poco se podrá hacer al respecto. Su depuración entonces resulta imprescindible. La purga consiste en descartar a los corruptos, a los indignos, a los ladrones. Es por eso indispensable que las sociedades modernas, recuperen sus instituciones, tengan el coraje cívico de instalar una agenda que incluya a la honestidad como valor y abandonen el letargo de la cándida resignación. Es patológico convivir con personajes que se apoderan de las arcas públicas como si fueran propias, que dilapidan los recursos de la gente, que obligan a pagar impuestos altísimos a individuos que se esfuerzan, para luego quedarse sin reparos, con el fruto de su trabajo derrochando esos dineros en dádivas, favores y fraudulentos negocios que los enriquecen. Con esa casta de depravados de la partidocracia, que son demasiados por cierto, y no precisamente la excepción a la regla, es imposible recrear la política, ni hacer de ella un instrumento realmente útil para la sociedad. Resulta vital encarcelar a los delincuentes de escritorio. Si estos sujetos no están entre rejas, el sistema no puede generar los anticuerpos necesarios para evitar que la historia se repita. No hacerlo no solo es inmoral, sino que estimula a esta plaga de corruptos, los invita a repetirlo hasta el cansancio y los multiplica al infinito, para que sigan asfixiando a los honestos. La perversidad de esta lacra, no se agota en robar el dinero de todos, sino también en manipular las mentes de gente de bien, en usarlos para hacerles creer que son personas honradas, que solo han prosperado por sus habilidades y talentos para administrar correctamente su patrimonio. Para rescatar la política es esencial lograr un “gran juicio”, un espacio republicano, en el que las instituciones funcionen como corresponde, donde los funcionarios del poder judicial y especialmente los jueces, recuperen el coraje de hacer lo que deben y entiendan su rol heroico en este tiempo. Con políticos indecentes recorriendo tribunales, dando cuentas de sus andanzas y con ciudadanos asegurándose que el sistema funcione como fue previsto por quienes lo crearon para garantizar derechos a los ciudadanos y no impunidad a los corruptos, la historia cambiará. Antes no. La sociedad necesita volver a creer, pero es la misma voluntad individual de los ciudadanos, la que debe generar esta epopeya. No se producirá en forma espontanea o por casualidad. No será la misma corporación política, ni oficialistas, ni opositores, quienes impulsarán esta secuencia de hazañas. Las pruebas están a la vista. No se presentan a juzgar a sus pares. No son ellos lo que se ocuparán de destruir las bases estructurales de la corrupción. De hecho han votados leyes, unos y otros, que concentran poder y recursos en pocas manos quitando institucionalidad a la república. Es la sociedad la que debe llevar adelante esta proeza, y hacerles sentir a los políticos que descarriaron, que todos serán juzgados, que estarán en el banquillo, y que allí no los salvaran ni sus pares, ni sus aliados, ni siquiera aquellos a los que enriquecieron o favorecieron en su estrategia clientelar. No resulta preciso que se trate de una masiva cantidad de individuos los que tomen la iniciativa de esta gesta, pero sí, de un incorruptible grupo de ciudadanos, comprometidos, decididos, determinados, con el coraje suficiente y sabiendo que en su intento está el futuro de varias generaciones, inclusive de los que cacarean en privado y dicen estar en la vereda de enfrente, cuando en realidad se han aprovechado de las debilidades del sistema y lucraron con sus socios corruptos. Los políticos contemporáneos deben saber que sus fechorías no son interminables, y que su ambición de poder, de progreso con recursos ajenos, tiene límite. La confiscación a los que trabajan, el saqueo a los ciudadanos debe terminar. Y son los mismos votantes, los que dirán basta. Mucho de los políticos de este tiempo han usurpado dinero, pero también intentan robarse los sueños. Depende de los ciudadanos y no de la política clásica, que eso no suceda. No existe otro final posible, si se quiere cambiar la historia, que juzgar a los corruptos y reconstruir la república, con la gente de bien, con los honestos, con los que solo quieren producir, trabajar en libertad y que les permitan disfrutar del fruto de su esfuerzo. Estos forajidos han abusado de su suerte, han tirado de la cuerda más de lo tolerable, su gula de poder y ambición económica les ha jugado una mala pasada. Los ciudadanos deben poner límite a tanto atropello, y tal vez, ya sea el tiempo de juzgarlos. Alberto Medina Méndez

HOMENAJE

El 60° aniversario del fallecimiento de Moisés Lebensohn En el aula Magna de la Universidad del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires, el jueves 13 de junio, a las 19, se presentará el libro “Moisés Lebensohn, el hombre que pudo cambiar la historia” escrito por José Bielicki y el cortometraje titulado “Lebensohn, la revolución permanente”, idea y realización del Lic. Leandro Querido. Moisés Lebensohn, será homenajeado en el 60° Aniversario de su fallecimiento. (Foto Democracia/InfoGEI) Moisés Lebensohn, será homenajeado en el 60° Aniversario de su fallecimiento. (Foto Democracia/InfoGEI)

PLANIFICACIÓN CORRUPTA

LEAN ESTO!...ES MUY SERIO Y VERDADERAMENTE ESTA EN RIESGO LA EXISTENCIA DE NUESTRO PAIS COMO TAL. DIFUNDANLO A TODOS SUS CONTACTOS. ES NUESTRO DEBER COMO CIUDADANOS QUE QUEREMOS BIEN A NUESTRA ARGENTINA PARA QUE EL RESTO CONOZCA EL VERDADERO PLAN K. SOBRE LA CAMPORA Por Santiago Fariña Politólogo y Periodista Centroamericano Los medios y periodistas en general viven señalando, algunos seriamente, otros hasta con sorna, que La Campora es una agrupación que responde a Máximo Kirchner y que sólo busca ganar mucho dinero através de altos y bien remunerados cargos gubernamentales. Nada mas alejado de la realidad. La Cámpora, que comenzó a armarse en Olivos cuando Kirchner vivía. Es obra y es dirigida desde las sombras por el Rasputín gubernamental, el actual manipulador Secretario Legal y Técnico de la Rosada Carlos Alberto Zannini. Máximo Kirchner es el "figuretti" de este grupo, en el que obviamente se anota, pero ni lo dirige, ni ha participado en el armado de su organización ideológica. Solo pone el apellido para la gilada y por idea del propio Zannini, que es quizás el hombre que mas ha avanzadoen el armado del modelo kirchnerista, y si bien no es "nyc" de Santa Cruz ( Nacido y Criado) ya que nació en La Docta, creció en la provincia sureña al lado del Lupo, llegando a ser el Presidente del Superior Tribunal y, por ende, el brazo de Kirchner en la Justicia Santacruceña. El plan de Zannini no es, repetimos, armar un simple grupo de jóvenes ambiciosos y, en muchos casos, ya resentidos contra los setentistas , noventistas y lo que ellos llaman "La Corpo", sino copar el poder a través de métodos mamados de su admirado Antonio Gramsci, métodos que entiende son mucho mas efectivos que la "lucha armada" que encararon los jóvenes idealistas de los 70 ( muchos de ellos padres de los hoy integrantes de La Cámpora). Los bien remunerados salarios y el componente ideológico setentista son sólo ingredientes de un Plan cuidadosamente elaborado, basado en las nuevas corrientes del marxismo -que hoy día bregan por una política gramsciana aggiornada a la realidad del Siglo XXI- y que busca la transformación del kirchnerismo en una Nueva Fuerza, totalmente alejada del peronismo y destinada a gobernar a la Argentina per sécula seculorum. No debemos dejar de destacar la influencia del Foro de San Pablo y sus derivaciones "Bolivarianas", ingredientes básicos para el armado de este plan. Zannini entiende que el ciclo de los Kirchner está agotado, y que hay que lograr imponer un candidato joven y carismático, que suplante a los santacruceños y logre hacer lo que estos no lograron terminar, básicamente por la poca capacidad de La Señora. Cree que la Clase Media, que es el principal obstáculo a superar según la estrategia gramsciana, está en la Argentina ya lista para ser dominada y arrasada pues es quizás una de las mas permeables de lationamérica al trabajo de demolición que hace años se está encarando: Egoista, poco patriota, autista e incapaz de reaccionar ante el embate de su Fuerza Camporista. Si Zannini y sus muchachos llegaran a tener éxito y coparan el poder, "la democracia" pasará a ser una palabra obsoleta, pues es para ellos un invento burgues que usarán sólo como un arma para encaramarse en el control de la Argentina. Veamos un poco las bases del plan gramsciano que surge del Foro de San Pablo y que se está denunciado hace años como instrumentado en Venezuela con el apoyo de Cuba. Leamos abajo con detenimiento el trabajo de Viviana Padelín escrito hace ya mas de un año, y preguntémonos si no es aplicable a la Argentina. Si la respuesta es SI, lamentablemente estamos ya en el Horno y poco tiempo queda para reaccionar. LAS FASES DEL NEOCOMUNISMO O SOCIALISMO DEL SIGLO XXI (LOS GOBIERNOS DEL FORO DE SAO PAULO) Por Viviana Padelin-Fraternidad Libertaria Latinoamericana Abril 24 de 2011 Primera Etapa. ETAPA DE IMPLANTACIÓN. GOBIERNO POPULISTA. Esta etapa puede ocupar una o hasta tres presidencias del mismo gobernante o mismo partido o coalición de izquierda. Dependerá de la aceptación popular la implementación de cada uno de estos puntos pudiendo en consecuencia omitir algunos de ellos o bien, acelerar el proceso en su segunda etapa. Asistencialismo: aumento de asignaciones familiares por hijo, embarazadas, planes de emergencia, subsidios, etc. Objetivo: siembra de votos para la próxima elección. Aumento de cantidad de cargos publicos: Por cada nuevo empleo público se estiman 4 votos del grupo familiar. Los capitales privados comienzan a abandonar sus inversiones: sus empleados son absorbidos por el sistema público. Objetivo: siembra de votos. Aumento de salarios y pasividades (incluye pasividades sin aportes jubilatorios): Inicialmente cuenta con el obvio beneplácito de la clase trabajadora y sindicatos. Más adelante, comienza la espiral inflacionaria que licuará todos los aumentos. Objetivo: fidelización de votantes y siembra de nuevos votos. Medios de comunicación: A través de la publicidad oficial se asegura que sólo tengan voz aquellos periodistas, actores, conductores yartistas oficialistas. Comienza la autocensura. Fuerzas armadas y de seguridad: Persecución de quienes los han combatido en la guerra contra la subversión 60/70 (Chile, Argentina,Uruguay, Bolivia). Persecución mediática y judicial. Cultura: Campañas mediáticas e instalación de matrices de opinión contrarias a personalidades opositoras de la cultura local. Corrupción: Se dan a conocimiento público hechos de corrupción de funcionarios de tercera o cuarta línea. Esto tiene un doble objetivo: impacto social de que el gobierno no admite la corrupción y al mismo tiempo, "alinear" tras de sí a toda la administración pública, que, temerosa de persecución judicial y complots armados en su contra (sumarios, juicios), actúan fielmente al gobierno. Esto, sumado a los funcionarios de confianza o políticos, incapaces de encontrar otro trabajo semejante, logran que los hechos de corrupción sean reducidos a una "mesa chica" del gobierno, pero ampliada en cuanto a montos se refiere. Discriminación y Derechos Humanos: El gobierno encuentra un nicho de votantes en las minorías marginadas (indígenas, homosexuales, transexuales, etc) y legisla para ellas. Objetivo: creación de grupos ideológicos para defensa del modelo y fidelización de votantes. Se promueve con la especulación de acusaciones de discriminación en conflictos personales, laborales, etc. Revisión de pasado reciente: Evocación permanente de pasadas dictaduras militares o gobiernos democráticos. Objetivo: recrear la imagen de un enemigo inexistente en la actualidad pero temido. Instalarse como la única opción posible de gobierno Desvalorización de símbolos patrios: Modificaciones en banderas, escudos, himnos. Aumento exponencial de la delincuencia común: La delincuencia es esencial a la implantación del neocomunismo. Los hechos de violencianeutralizan, atomizan, aíslan y recluyen los posibles actos de protesta de trabajadores de clase media. Los delincuentes ganan las calles. Incluye programas de desarme de la población civil. Al mismo tiempo, la misma delincuencia será en el futuro mano de obra barata del narcotráfico. Fuerzas de seguridad: Desmantelamiento progresivo. Campañas de desprestigio por supuestos hechos de corrupción. Falta de equipamiento y autoridad para ejercer la tarea en pos de garantizar los derechos humanos de los delincuentes. Impunidad en los hechos delictivos: Jueces de Garantías afianzan la impunidad. Utilización para delinquir de menores de edad inimputables. Oposición: comienza a fragmentarse y a alinearse tras al bando oficialista. No hay referentes. Iglesia: comienzan los choques con autoridades de la Iglesia Católica. Ocupaciones de fábricas no operativas y de tierras fiscales o privadas. Como antesala de las expropiaciones, los capitales extranjeros comienzan a retirarse del país. Persecuciones mediáticas a empresarios nacionales. Estatización de empresas privatizadas . La clase media es incapaz de organizarse en oposición. Aumento de ong`s de izquierda. Creación de redes trasnacionales para el asedio a opositores. Creación de grupos de choque. Utilizados como sostén de violencia sin armas aún, promotores del modelo en actos políticos oficialistas y para neutralizar actos públicos de oposición. Vinculados a determinada dirigencia de sectores deportivos y narcotráfico. Educación: Creación de nuevas Universidades. Becas indiscriminadas. Clientelismo y semilleros de grupos de izquierda que sostendrán ideológicamente al régimen. A esta altura el nivel educativo es muy bajo en todos los niveles de enseñanza. Aumento de impuestos a las ganancias o riqueza. Estos impuestos alcanzan a trabajadores con salarios medios y medios-bajos cuyo fin confiscatorio se aplica a la "redistribución de la riqueza". Aumento del consumo de drogas y narcotráfico. Nuevas pistas clandestinas. Aumento de accidentes de avionetas por sobrecarga. Nacimiento de una nueva clase social opulenta, en su mayoría jóvenes menores a 40 años. Censo habitacional. Su objetivo es conocer cantidad de viviendas desocupadas y propietarios con más de una vivienda. Los datos son registrados para la tercera fase. Fragmentación de central sindical: Aquellos dirigentes no alineados con el incipiente régimen se retiran para formar centrales sindicales disidentes, sin menor éxito. Quiebre del sistema de salud: Las prestadoras privadas de salud no logran brindar servicios de calidad en un escenario de creciente inflación y alto costo de salarios y riesgos laborales. Son casi obligadas a vender sus empresas a precio vil o bien serán estatizadas. Los hospitales estatales tendrán como público sectores bajos, medio bajo, medio y medio alto con el consiguiente colapso del sistema Segunda Etapa. ETAPA DE IMPLANTACIÓN. CONSOLIDACIÓN Quiebre de la clase media. Tal como fue el objetivo con las FFAA y FFSS en la primera etapa, ahora lo es con la clase media. Desesperanza, desamparo, subversión del orden establecido. El objetivo es destruirla; mejor aún, igualarla hacia abajo; más abajo aún que la clase baja. Estigmatizarla, hacerla culpable de la pobreza de otros, de las dictaduras militares, de la discriminación, del maltrato que sufrían los delincuentes, etc. Una clase media atomizada, culposa, temerosa, inexperiente y cómoda no podrá hacer frente a estos regímenes Reforma Constitucional (para entronizarse en el poder). Puede o no ser necesario, dependerá de las posibilidades de otros candidatos "opositores" que para entonces o bien se habrán alineado al régimen o habrán salido de la escena política Aprobación de matrimonio homosexual Aprobación del aborto Ley de medios o ley mordaza. Ley de censura Persecución plena de opositores: Guerra mediática y judicial. Judicialización de todos los conflictos: Judicialización de la política. El Poder Judicial colapsa, convirtiéndose en una escriba nía del gobierno. La delincuencia gobierna las calles, la impunidad es total. Deterioro económico: Comienza aceleradamente la espiral inflacionaria. Legalización de marihuana: Legalización, tenencia y plantación para consumo personal Destrucción total moral y física de las Fuerzas Armadas y de seguridad Oposición fragmentada puede ganar elecciones legislativas, pero son incapaces de generar una eficaz gestión y menos aún crecer en número de adherentes) Se generan "nuevos enemigos" de izquierda. Grupos de choque ahora armados comienzan a actuar: Política, ideológica y operativamente responden al gobierno de turno; pero mediática mente son "grupos de ultra izquierda opuestos al oficialismo". En el futuro, formarán las milicias armadas División de municipios, provincias o departamentos: Promueve el armado electoral, creación de cargos públicos y mayor control de grupos opositores a nivel local. Persecución de minorías católicas (ley de cultos). La sanción de esta Ley permite la persecución de grupos católicos, evangélicos y cristianos de escuelas espirituales de orden abierto Creación de milicias armadas: Los anteriores grupos de choque; sólo presentes en actos de gobierno o infiltrados en grupos opositores; ahora recibirán instrucción militar en reemplazo de las FFAA ya destruidas en la 2da. Etapa Tercera Etapa. ETAPA DE IMPLANTACIÓN. FASE INICIAL DEL NEOCOMUNISMO Expropiaciones Presos y crímenes políticos Ataque a la iglesia católica Régimen electoral a la medida del partido de gobierno. Elecciones espurias Espiral inflacionaria Esta enumeración cronológica nos permite identificar en qué etapa estamos. Dependerá de aquellos dispuestos a defender ya no los "derechos humanos"; sino los VALORES HUMANOS, evitar que esta re-involución siga su proceso. CARGOS COOPTADOS POR "LA CAMPORA" libro "La Campora", de Laura Di Marco Mas allá de los jugosos datos que podemos sacar del libro "La Campora", de Laura Di Marco, detallamos acá algunos cargos ya cooptados y nombres para que el lector vaya memorizando y teniéndolos presente para el futuro que se viene: EN EL MINISTERIO DE ECONOMIA. Viceministro; Alex Kiciloff CAMMESA: Juan Manuel Abud la preside y Paula Español - Gerente de Finanzas- lo acompaña (ésta a principios de año había asumido la subsecretaría de Comercio Exterior en reemplazo del "suicidado" Iván Heyn) YPF: tiene un manejo a través de el mismo Kiciloff y funcionarios menores Energía Argentina S.A. - Vicepresidente Ejecutivo: Juan Jose Carbajales (misión, controlar y esmerilar al ing. Exequiel Espinosa,(hombre de De Vido) Augusto Costa, subsecretario de Coordinación Económica; Mauro Tanos, titular del Fondo de Capital Social (Foncap); Nicolás Arceo, subsecretario de Planificación Económica, Emanuel Agis, subsecretario de Programación Macroeconómica. Estos últimos dos colaboran además con Kicillof en YPF. Donde Arceo seguirá al frente de la dirección económico financiera de la empresa, una forma de limitar el poder del gerente general Miguel Galuccio. EN EL MINISTERIO DE JUSTICIA Viceministro: Julián Álvarez. Subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial, Franco Picardi; Director del Servicio Penitenciario Federal, Víctor Eduardo Hortel - (conocido también por ser el líder de la murga "Los Negros de Mierda")- Subsecretario de Coordinación y Control de Gestión Registral, Ernesto Kreplak. ; Director del Registro Nacional de Armas: Matías Molle Directora del Registro Automotor: Marina Aballay, Funcionario en Derechos Humanos Martín "Ñato" Fresneda, En Inspección General de Justicia (IGJ) que supervisa las sociedades comerciales La Cámpora ubicó a Norberto Carlos Berner, EN OTRAS AREAS En Planificación Federal vicepresidencia de Argentina Satelital, ocupada por Guillermo Rus, La dirección del Correo Argentino, a cargo de Verónica Piesciorovski, pareja de un colaborador de Ottavis, Juan Manuel Pignocco. ONAB. Organismo Nacional de Administración de Bienes, (responsable del inmobiliario estatal de todo el país) colocaron como Gerente General a Martín Reibel Maier, santacruceño de Rio Gallegos y amigo de Máximo,- Va a manejar los terrenos fiscales que se utilizarán para el audaz Plan de Viviendas anunciado por la Presidenta con bombos y platillos. Obviamente ,el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde; AMBITO LEGISLATIVO En realidad no les interesa demasiado en estos momentos avanzar sobre este ámbito, ya que lo que puede darles fuerza son los cargos electivos y no los de simples "asesores". Cuentan no obstante con varios pesos pesados ya elegidos: a) Los diputados nacionales Eduardo "Wado" De Pedro y Andrés "El Cuervo" Larroque; b)el vicepresidente de la Cámara de Diputados bonaerense, José Ottavis, c)el jefe de la bancada kirchnerista en la Legislatura porteña, Juan Cabandié. Hay muchos nombres mas para señalar, pero lo básico esta aquí expuesto. Los Burgueses -léase Clase Media- argentinos no vislumbran lo que esta gente está preparando, y cuando quieran reaccionar ya estarán sometidos.

domingo, 26 de mayo de 2013

ME VIGILAN

ELLOS ME VIGILAN Calendar mayo 26, 2013 | Posted by Malú Kikuchi Por Malú Kikuchi (26/5/2013) Sabemos, sé que nos vigilan las comunicaciones, los teléfonos, los mails y los portales. Sé que pueden dejarnos por horas, o días, o semanas, incomunicados. Sabemos que hay personas contratadas para hacer este trabajo sucio. Y que se manejan desde el estado. Sabemos, sé que la inseguridad nos mata, nos roba, nos viola, nos ataca en cualquier tiempo y lugar. Ahí no nos vigilan, son permisivos con los delincuentes, quizás tengan más afinidades con ellos, que con nosotros. Pero todo tiene un límite, y esta vez la presidente lo cruzó. Sabemos que la inflación real ronda el 30%, pero según el gobierno, que es el responsable de la misma, es sólo del 10,8%. La presidente cree que ellos no tienen nada que ver con el problema. A pesar de lo cual, con generosidad conmovedora, se va a hacer cargo del asunto. De los 10.000 productos promedio que ofrecen los supermercados, congelan por 60 días, 500. ¡Gracias presidente! Es realmente conmovedor. Quizás fuera más efectivo dejar de distorsionar el mercado, dejar de emitir $, levantar el cepo, abrir fronteras, exportar, importar; cumplir contratos y dejar de mentir. Supongo que es pedir demasiado. Me arriesgo, hay un sensacional libro que sería recomendable que leyeran sus economistas de cabecera, se llama *“4000 años de control de precios y salarios”. Desde Sumeria a Babilonia, China y la India antigua, hasta el edicto de Diocleciano (d.C 301) que acusó de avaros a los mercaderes y especuladores, penándolos con la muerte. El resultado fue previsible: Diocleciano tuvo que abdicar y la inflación siguió gozando de buena salud. Los romanos rogaban por la llegada de los bárbaros. Llegaron. Durante la Edad Media los controles tuvieron visos religiosos. La revolución francesa impuso la “ley de máxima”, que terminó con la cabeza guillotinada de “Máximo” Robespierre, pero no con la inflación. Y así siguió, es más, acá sigue. El resultado va a ser el mismo. 2+2 sigue siendo 4, desde hace 4.000 años. Inevitable. Cristina, que detesta ostensiblemente todo lo que tenga ver con el ámbito militar, nos promete “desplegar” (*hacer pasar las tropas o los buques del orden cerrado al abierto), jóvenes “militantes”, que viene de “militar” (¿La Cámpora, La Kolina, La Tupac Amaru, Hijos, Movimiento Evita?), para vigilar que se cumplan los precios pactados. Ahora vienen las preguntas. ¿Cuáles son los precios pactados? Dicen que los existentes al 2/2/13. ¿Alguien los recuerda? Cuándo Moreno lo tenga claro, ¿cómo nos vamos a enterar? Por los diarios no se puede, por lo menos por los que yo leo. No lo veo fácil. Siguen las preguntas. Estos vigilantes, ¿tendrán poder de policía o de inspectores y en qué va a consistir? ¿Tendrán chapas, tarjetas, algún tipo de identificación, uniformes quizás? ¿Cómo los vamos a reconocer nosotros y los vendedores? ¿Cómo estar seguros que no van a coimear al comerciante que cobra por fuera del convenio? ¿Quién va a vigilar a los vigilantes? ¿Van a trabajar ad honorem o además les vamos a tener que pagar? Y ahora, como frutilla del postre, la pregunta más importante: ¿cómo empezaron las milicias bolivarianas, para vigilar qué? ¿Cómo habrán empezado las juventudes hitlerianas, o la STASSI, o cualquiera de los grupos de “vigilantes” desplegados sobre un territorio aparentemente con un objetivo pequeño, casi sin importancia? Sabemos en qué se convirtieron. Por supuesto que estoy totalmente paranoica, no puedo ni debo pensar como lo estoy haciendo. Pero no puedo evitarlo. Recuerdo las libertades que me asegura la Constitución Nacional y de las que he disfrutado en otros tiempos, y veo lo que han hecho de mi Argentina (y yo lo he permitido), y tiemblo. Ayer, hace 203 años, nacía la patria. La están demoliendo, entre la pérdida de la independencia del ex poder judicial; la ley de blanqueo para chorros, narcos, coimeros, tratantes y otras escorias; la corrupción más escandalosa amparada por el gobierno; mientras los ciudadanos honestos, son vigilados. Por jóvenes militantes. Afines al gobierno. No sé porqué recuerdo una frase de Woody Allen: “que yo sea paranoico no quiere decir que no me persigan”. *DRAE: Diccionario de la Real Academia Española. *”4.000 años de control de precios y salarios- Cómo NO combatir la inflación”, Robert Shnettinger – Eammon F. Buttler. Ed. Atlántida.

PUNGAS

Cuando los ‘pungas’ vienen marchando “A pesar del tradicional individualismo y narcisismo de los argentinos, las principales motivaciones de sus tragedias no son tanto de orden individual como colectivo. Las responsabilidades de los acontecimientos, también”. Héctor Ricardo Leis La inmunda, gigantesca, de lesa humanidad y genocida corrupción que ahora han hecho trascender Jorge Lanata y los demás periodistas hasta los últimos rincones de la Argentina, me lleva a preguntarme hasta cuándo toleraremos, pacíficamente, que esta banda de delincuentes a los que hemos entregado el poder más omnímodo siga encabezando nuestro Estado. A todas las denuncias, que sin duda la involucran tanto como a su finado marido, doña Cristina ha respondido con un silencio que sólo consigue indignar más a la ciudadanía, cada vez más empobrecida por la galopante inflación que el oficialismo genera por su vocación por el latrocinio y la recaudación. Más allá de algunos episodios que, precisamente por pocos, llaman la atención en nuestra historia, debemos confesarnos que somos un pueblo manso y sufrido, capaz de soportar, en estupefacto silencio, las consecuencias de nuestros propios actos, sin intentar corregirlos. Hemos aceptado, con ese ánimo pasivo, la transformación de nuestra democracia representativa en la democracia “delegativa”, como la definiera Guillermo O’Donnell; esto significa que, como nos ha exigido la señora Presidente muchas veces desde su atril, nuestros derechos se reducen a emitir el voto cada vez que somos convocados a hacerlo. Cuando camino por las calles de mi ciudad, la pregunta generalizada es: “Esta vez, ¿pasará algo?”; es decir, los argentinos seguimos esperando que la Justicia se quite la venda que la ha transformado, durante toda la década, en tuerta. Pero la mansedumbre sigue imperando, mientras todos tratamos de sobrevivir como mejor podemos, pagando impuestos escandinavos para recibir servicios africanos. La viuda de Kirchner ha dado un paso importante para avanzar en su tentativa de permanecer en el poder al anunciar, siempre por cadena nacional, que a “las organizaciones juveniles, sociales y políticas” se les encomendará la vigilancia popular sobre el precio de los quinientos productos que fueran, al menos en teoría, incluidos en el congelamiento acordado por Patotín y los supermercados. Como se lo mire, es un nuevo avance hacia el chavismo terminal del Pajarito Chiquitico y aún, si se lo observa con más atención, hacia la provecta dictadura de los Castro; ambos regímenes han creado milicias populares, por fuera de las estructura militares tradicionales, para sostener sus alucinados proyectos de poder. En ese cuadro, ¿hasta cuándo los argentinos soportaremos impávidos este desmadre? Nunca, en toda nuestra historia, habíamos entregado el poder a una banda de ladrones como la que hoy encabeza la señora Presidente. Ni siquiera los años de Menem resultan comparables, ya que entonces se robaba sólo dinero, aún cuando fuera mucho, mientras que en la “década ganada” los objetos de estos delitos son nada menos que empresas y actividades económicas enteras; es más, sostengo desde hace mucho tiempo que el deseo de don Néstor (q.e.p.d.) de quedarse con YPF fue la causa esencial de la pérdida del autoabastecimiento energético, que dejaba muchos dólares en el país, y de la creciente necesidad de importar gas y derivados, origen de nuestra pavorosa inflación. La maniobra fracasó cuando Kirchner murió y sus testaferros –Enrique Eskenazi y su familia- negaron esa condición al ser interrogados personalmente por doña Cristina, y ello llevó a la confiscación del 51% de las acciones de la empresa y a la consecuente ruina de sus tan curiosos administradores. En los episodios de corrupción no hay, ni puede haber, papelitos y recibos, y la forma en que se comportaron cada uno de los que tenían a su nombre los bienes mal habidos cuando “Él” murió ha determinado que permanecieran en el círculo áulico de Olivos o fueran desterrados y, en algunos casos, fulminados por la venganza imperial de su viuda. ¿Por qué los argentinos no reaccionamos tomando la calle todos los días, hasta expulsar a estos delincuentes, que tanto daño producen, del poder? Un muy somero inventario de los perjuicios que causa su permanencia debe incluir la inseguridad, la inflación, la droga, las muertes derivadas del robo en las obras públicas, la pobreza y la indigencia de un tercio de nuestros compatriotas, el aislamiento internacional y, ahora, la violencia anunciada. ¿Cómo no nos ponemos de acuerdo para una gran resistencia civil, dejando de pagar nuestros impuestos cuando sabemos que éstos terminan convertidos en pisos, estancias, countries, aviones, autos y motos lujosos, billetes de € 500 o fiestas babilónicas en Punta del Este y Miami? ¿Cómo no nos manifestamos, todos los días, frente a los tribunales de Comodoro Py hasta obligar a los jueces federales penales a desempolvar todas las causas de corrupción cajoneadas? ¿Cómo no nos presentamos masivamente ante la AFIP para impedir que el Gobierno continúe expoliándonos? ¿Cómo no vamos, por millones, al Congreso para que los infames traidores a la Patria que votan proyectos inicuos con obsecuencia debida dejen de habitarlo? ¿Cómo no exigimos que la Corte Suprema pida el juicio político de la señora Presidente por ignorar sus fallos? ¿Cómo permitimos que continúen representando a los argentinos dos imputados por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero como doña Cristina y Guita-rrita Boudou? ¿Ignoramos que nuestro país se ha transformado en el hazmerreír de toda la prensa mundial? ¿No nos impresiona, al punto de reaccionar, cuando todo el planeta nos mira con asombro y desprecio cuando nuestra moneda la imprime Ciccone y el Vicepresidente? ¿Sabemos que las cadenas de noticias internacionales sólo hablan de nosotros para criticar los avances del Ejecutivo contra la prensa y la Justicia o las ridiculeces discursivas de la señora Presidente? Pero el campo minado que el kirchner-cristinismo dejará cuando, finalmente, sea desalojado del poder exigirá a quien lo suceda tomar medidas poco simpáticas –por ejemplo, la supresión de los subsidios generalizados para reemplazarlos por la protección a los más necesitados- y, para concitar la adhesión popular, le será necesario demostrar que encabeza un cambio ético y moral; un cambio que sólo podrá ser comprendido si la cabecilla y toda su banda pública y privada terminan en la cárcel con todos sus bienes confiscados. Ellos, por su parte, lo saben, y es por eso que no se entregarán pacíficamente. Entonces, finalmente, caerá la máscara de “socialismo del siglo XXI” tras la cual el "modelo de acumulación de matriz diversificada con inclusión social” -¡qué nombrecito inventaron!- ha ocultado su verdadero propósito: apoderarse del país y de todos los resortes de su economía para robar a mansalva. Tal vez, sólo tal vez, ese 20% de los argentinos que, de buena fe, aún creen en él, dejarán de hacerlo y comprenderán que deben los costados más tristes de sus vidas a la corrupción generalizada. Bs.As., 26 May 13 Enrique Guillermo Avogadro Abogado Tel. +54 (11) 4807 4401/02

sábado, 25 de mayo de 2013

BASTA

Tribuna política Cuándo diremos ¡basta! por Juan Daniel Stella (*) mail@ellitoral.com Un gobierno total y absolutamente legítimo en su origen, puede resultar un gobierno total y absolutamente ilegítimo en su acción. El desconocimiento de la división entre los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial y el sano equilibrio y contralor que debe existir entre ellos, promueve un ineficiente funcionamiento de las instituciones de la República y una inconcebible degradación de la Democracia; Democracia que tantos sufrimientos y sacrificios nos costó a los argentinos. Es imprescindible que como ciudadanos tomemos cabal conciencia de la urgencia y necesidad de reclamar y hacer valer nuestros derechos y garantías constitucionales. No podemos, ni debemos mantenernos pasivos y ajenos a la corrupción, la inseguridad, la inflación, la pobreza, la flagrante violación que se intenta consumar en el Poder Judicial, para que, la Justicia, de por sí con un irregular funcionamiento, se convierta lisa y llanamente en una ficción. Sin temor a equivocarnos, podemos sostener que las libertades individuales se encuentran en inminente peligro. Es realmente asombrosa la falta de criterio y de respeto a la gente, la subestimación a nuestra inteligencia en la forma en que fue tratada la mentada reforma judicial, bajo el pomposo título: “Democratizar la Justicia”, la impúdica muestra de obsecuencia y desprecio por parte de las mayorías circunstanciales, por todos, sí, dije bien, por todos los ciudadanos de este país, quienes en forma contundente e inconfundible, manifestaron su rechazo y su cansancio por los abusos del poder. Desde ningún punto de vista quienes ejercen el poder pueden indefinidamente hacerse los distraídos, como que nada sucede. Lo que está sucediendo en Argentina es grave y de persistir en tan lamentable acción política, podría generar consecuencias aún mayores. Estamos a tiempo de cambiar las actitudes, las conductas y construir un país que contenga al conjunto de la sociedad; un país en el que se persiga el bien común y el desarrollo integral de la persona humana, dejando de lado los intereses mezquinos y egoístas que sólo benefician a unos pocos. Un país en el cual los principios éticos y morales irradien e influyan decisivamente en los que ejercen el gobierno. Como ya lo expresé con anterioridad, el inapropiado, inoportuno, indiscriminado e inconstitucional avance sobre el Poder Judicial, nos obliga a continuar atentos y movilizados en defensa de uno de los poderes del Estado que goza de cierta independencia y es el último resguardo de los derechos y garantías que gozamos los ciudadanos. Personalmente, confío en los jueces probos y con independencia de criterio, como así también en una Suprema Corte de Justicia que va a tener la sabiduría y el coraje suficiente para resguardar los derechos y garantías establecidos en la Constitución Nacional. Sin lugar a dudas, el proyecto aprobado en relación con las medidas cautelares, establece un privilegio a favor del Estado, so pretexto de ser el “Estado”, quebrantando la igualdad que debe regir en todo proceso judicial. Es una situación realmente inadmisible. El Consejo de la Magistratura, institución llamada a cumplir una función muy importante, es distorsionado de una manera inconcebible y desproporcionada. A partir de esta reforma, la elección se torna partidocrática y establecer mayorías simples para la selección y/o remoción de un juez, es una insoslayable y absurda forma de presión, que pretende quitar toda independencia de criterio y los únicos perjudicados resultamos ser los ciudadanos de a pie, los más vulnerables, quienes necesitamos recurrir al poder jurisdiccional del Estado para solucionar conflictos de intereses. Es de suma importancia poner fin a los abusos del poder, a las decisiones autoritarias que no tienen en cuenta lo que establece la Constitución con relación a los derechos y garantías. La creación de Cámaras de Casación en lo Civil y Comercial, Contencioso-Administrativo y Laboral es la constitución de una tercera instancia cuyo único y principal fin es dilatar indefinidamente un proceso y, nuestros jubilados, los obreros, entre otros, verán como se diluyen sus derechos al no poder hacerse efectivos. Ante tal injustificada e inconstitucional arbitrariedad, no podemos contemplar cómo la historia se repite incansablemente. No aprendemos de los errores y eso, justamente, es un gran error. De promulgarse las leyes hartamente cuestionadas, que en nada significan una aplicación razonada de lo establecido en la Constitución Nacional y que afectan derechos y garantías, haría que exista causa Federal suficiente para la intervención de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. El tiempo histórico nos exige, nos conmina a ser valientes, a reclamar con firmeza, decisión y absoluta convicción por nuestros derechos; no permitir que la historia nos pase por arriba y que todos los sacrificios vividos hayan resultados estériles. “La verdadera tragedia de los pueblos no consiste en el grito de un gobierno autoritario, sino en el silencio de la gente” (Martín Luther King). El gran desafío de hoy es ubicarse en las realidades para construir la república incluyente y una democracia participativa. (*) Abogado, ex presidente del Colegio de Abogados de la Cuarta Circunscripción Judicial de Santa Fe y ex miembro de la Mesa Directiva de la Federación Argentina de Colegios de Abogados.

TODO VALE

El país de Cristina, donde todo vale Se cumple una década de la llegada de los Kirchner a la presidencia de la Nación (mayo de 2003), y si se tomaran en cuenta los antecedentes de estos en Santa Cruz, nadie podría sorprenderse que la historia se haya vuelto a repetir. Todo ha sido un calco amplificado de lo que Néstor y Cristina hicieron durante largos años en aquella provincia sureña. Usando el poder se llevaron la institucionalidad por delante. Convirtieron la ley en letra muerta y por ende transformaron a la Argentina en el país de ambos; donde todo vale. "La democracia es una práctica electoral que le permitió a Néstor en su momento y a Cristina, luego llegar al poder pero no para ser respetada, salvo cuando juega a favor de sus intereses particulares." por JORGE HÉCTOR SANTOS Twitter: @santosjorgeh CIUDAD DE BUENOS AIRES (Especial para Urgente24). Néstor Kirchner durante sus cuatro años como intendente y sus doce años como gobernador de Santa Cruz fue autoritario, arrasó con todos los poderes del Estado provincial, consideró como propios los recursos públicos, eliminó los medios críticos y fue un funcionario corrupto. Su esposa, Cristina Fernández, su socia en esa empresa familiar, se desempeñó durante cuatro años como diputada y otros cuatro años como senadora de aquella provincia argentina; convertida en feudo. Por qué entonces Néstor y Cristina iban a comportarse de manera diferente en la forma de gestionar el país durante la década que ahora ella, en soledad, extiende hasta el presente. Esa forma K de entender el Estado como parte de su patrimonio personal fue certeramente recogida el 6/10/2010 por ‘Bild’, el diario alemán más leído, cuando definió a la presidente como la mujer que maneja "la empresa familiar más grande del mundo: ¡Argentina!". La democracia es una práctica electoral que le permitió a Néstor en su momento y a Cristina, luego llegar al poder pero no para ser respetada, salvo cuando juega a favor de sus intereses particulares. El pasivo de los 3.650 días transcurridos de la familia K en la Rosada supera con creces a un escuálido activo. El país atraviesa uno de los momentos más sombríos de su historia. En 2003 se inició uno de los ciclos más favorables para la economía argentina, en el cual el país logra vender a precios altos lo que produce y puede comprar a precios ventajosos lo que consume o requiere para invertir. El resultado -donde todas las variables jugaron a favor del país- arroja un fuerte quebranto en todos los órdenes: -Las reservas de gas se esfumaron, cuando en 2003 eran de 25 años. -Se perdió el autoabastecimiento de combustibles y las cifras a destinar para importarlo son en parte las restricciones que tienen los argentinos para acceder a la compra de moneda extranjera. -Se dilapidaron fondos presupuestados para construir 25.000 kilómetros de autopistas y estos no llegan a 500. -Se perdieron 12 millones de cabezas de ganado y el país pasó a ser el último en la región en exportación de carne. -Terminaron con muertos y dificultades diarias para miles de argentinos diez años de subsidios al transporte que fueron y siguen siendo una fuente de inagotable de corrupción. -La falta de realización de obras de infraestructura anunciadas se cobra muertos en forma constante y surgen con mayor elocuencia en tragedias como las inundaciones en La Plata. -Las inversiones que buscan países donde radicarse, omiten y huyen de este destino. -La inflación ha devorado una vez la moneda. En el orden social la deuda desborda: -La pobreza afecta al 39% de los chicos y adolescentes, que suman cerca de 5 millones, de los cuales 800 mil son indigentes (no pueden cubrir siquiera la alimentación básica). -Vale decir que 4 de cada 10 chicos menores de 18 años no poseen lo necesario para comprar los bienes y servicios necesarios para su vida. -Estas cifras serían aún mayores si el Estado no pagara la Asignación Universal por Hijo ni la pensión prevista para madres de siete o más hijos. La pobreza y la indigencia entre los menores llegarían a 42,9 y a 15,9%, respectivamente. -La pobreza en la Argentina, tras años de crecimiento a tasas chinas, llega a 26,9% de todos los habitantes. La indigencia alcanza la vida de 5,8% de las personas. -Para el Gobierno, la pobreza y la indigencia afectan apenas al 5,4 y al 1,4% de los habitantes de la Argentina. -También se paralizó la creación de empleo y se destruyeron puestos en la actividad privada. En un trimestre se perdieron 255.000 empleos: de este total, 85.000 dejaron de buscar trabajo y 170.000 engrosaron la lista de desocupados que ahora suma 1.300.000 desempleado, según cifras oficiales. Mientras tanto, todos los argentinos sin distinción de bolsillo, subsidian a los clubes de fútbol para que el gobierno emplee horas de televisión para difamar y mentir con publicidad engañosa. En cuatro años de Fútbol para todos el gobierno nacional habrá invertido cerca de 3.500.000.000 pesos, además del costo de producción. Los casos de corrupción se convirtieron en moneda corriente. Basta hacer memoria para que aparezcan, entre otros: -Las supuestas coimas en el caso Skanska. -La valija de Antonini Wilson con los US$ 800 mil. -La bolsa con dinero en el baño de la ex ministra de Economía Felisa Miceli. -El caso que involucra al propio vicepresidente Amado Boudou y la expropiación de la imprenta ex Ciccone. -Los medicamentos truchos que terminó con la salida de Graciela Ocaña del propio gobierno. -El caso de los hermanos Schoklender y los fondos para la construcción de viviendas sociales en el programa Sueños Compartidos. -Ahora, la ruta del dinero K y las presuntas bóvedas en las residencias de los Kirchner. La mentira es la consigna que instaló como premisa la familia huésped de Olivos, mientras por otro lado vendía la construcción de “un país en serio” . No importa si la mentira oculta muertes, damnificados o hechos que violen la ley. En la Argentina no vale la verdad, hay que destruir a quien ose decirla si que esta va en contra de los intereses de los gobernantes y su séquito de lacayos obsecuentes. Vale la difamación, vale la calumnia, vale todo aquello que pueda descalificar a quien diga algo que se parezca a la verdad y que perjudique a la poderosa señora que ejerce el poder que los argentinos le dieron. La mentira subió a escena para desplazar la verdad que hasta el más desprevenido de los argentinos conoce, aunque no quiera decirlo, porque no le conviene a sus intereses personales. Hay algunos que se benefician con la mentira. El pueblo, en cambio, pierde. Ahora o más tarde pero pierde. Las tantas mentiras en las que vive el país destroza la credibilidad del mismo, trastorna la vida de sus habitantes, esconde verdades que más temprano que tarde se deberán afrontar a costos muy altos, deteriora el tejido social, posterga la solución de problemas que se viven acumulando y lesionan aún más los valores éticos y morales de una sociedad que está empachada de odios y rencores alimentados por el propio gobierno. El totalitarismo que ejerce la presidente ha partido a la sociedad en dos. Los fanáticos que la siguen, exaltan su figura y pretenden eternizarla en La Rosada; y, del otro lado, los que detestan esta forma de ejercicio del poder político. El totalitarismo gobernante no escatima en ninguno de los matices que revisten al mismo. Desde el uso masivo de la propaganda oficial y de la formación del mayor multimedio a su servicio abastecido con dineros públicos; hasta la implementación de distintos mecanismos de control social para todos aquellos que no se alineen con el pensamiento “único”. El gobierno de Cristina con estas particularidades considera al Estado como propio y como un fin en sí mismo. Por tanto lo maximiza, y como consecuencia un Estado más grande le da un poder más grande. De esta forma el gobierno totalitario lo puede todo, lo abarca o pretende abarcar todo. Toda la estructura de poder está puesta en torno al liderazgo de Cristina; la que pretende absorber hasta el Poder Judicial, ya que el control del Parlamentario lo tiene. Cristina goza del poder, el cual lo esgrime en forma desafiante y provocativa. Esa adicción a usar el atril y la cámara de TV para ostentar el mando, funciona como una droga. Demanda cada día más. Cuando el fanatismo se apodera del poder político, acostumbra desplegar todo un andamiaje para imponer su dogma, reprimiendo a los opositores, castigando a los que no piensan lo mismo que ellos, incluso con la cárcel o la muerte. Para el fanático no cabe el debate o la búsqueda de la verdad ya que el fanático cree ser dueño de ella de forma terminante. El fanático está convencido de poseer todas las respuestas y, por lo tanto, no necesita indagar por medio del cuestionamiento de las propias ideas que encarna la apreciación del otro. El fanático se caracteriza por: > Ser un considerable enemigo de la libertad. > Ponerle freno al conocimiento. > Alejarse de la verdad, al menospreciar la parte verdad que está presente en los demás. Carece de espíritu crítico. > Ser dogmático, es decir que cree en ciertas verdades que no cuestiona ni razona, en relación con la autoridad de alguien. > Encerrar la diversidad humana en dos estratos: buenos y malos. Los matices no tienen cabida. > Odiar la diferencia; desprecia y rechaza lo que difiere de determinados modelos y encasillamientos. > Su autoritarismo. > Su lenguaje de odio. Por consiguiente, el precio que paga el fanatismo resulta costoso; así como el que le hace pagar al no fanático, al convivir en sociedad. El fanatismo, lamentablemente, es culpable de muchos males, por no aceptar las diferencias, por vivir ajeno al sentido fraternal de la vida. El fanatismo invariablemente ha llevado a conflictos, enfrentamientos y a graves desgracias. La terquedad del fanático es de difícil manejo y equilibrio para los defensores de la tolerancia. Los fanáticos carecen de la capacidad de pensar por sí mismos, siguen las ideas, en el caso argentino de Cristina, con fe ciega. Para el fanático lo bueno del que no comulgue sus ideas, no existe. El lenguaje que utiliza el fanático es un lenguaje de odio. Ese odio que baja como catarata de arriba hacia abajo e invadió a la sociedad. Ese odio que hoy genera tanta violencia y precipita al país a un abismo muy complejo. Para ejercer su autoritarismo, Cristina necesita que sean muchos los fanáticos que la sigan. El fanático se aleja de la realidad y la verdad, se encierra en su propio mundo; al igual que la presidente. Desgraciadamente el fanatismo puede traer desventajas devastadoras no solo para el fanático sino para un país entero. Si nada cambia, en ese camino se marcha.

EDIPO

Edipo, un personaje auténticamente peronista "Todos somos hijos políticos de alguien que no es el padre y terminamos queriendo matar a papá, enamorados de alguna mamá y así sucesivamente", afirma el autor sobre el peronista arquetípico. Casi casi un afiche peronista; "El ciego Edipo encomendando sus hijos a los dioses", Bénigne Gagneraux (1756-1795). por RAÚL ACOSTA ROSARIO (La Capital). "Negar lo evidente es una condición del peronismo en cualquiera de sus vertientes sin excepción, también en las de su inquilino actual, el kirchnerismo". Párrafo 3, nota del domingo 19/5/2013 firmada por prestigioso colega, Pablo Sirvén. La definición es suficiente, absuelve posiciones. Sostiene sin fisuras: ningún peronismo, en la vertiente que se elija, acepta lo evidente. Rara cuestión desde que Perón adoptase la frase derivada de los griegos. La tapa de la carpeta azul que llevó Rogelio Frigerio a Puerta de Hierro afirmaba lo contrario. Aquel aliento pactista se mostraba como base. "La única verdad es la realidad". Fue un fenomenal juego de mosqueta. Arturo Frondizi presidente. El Che pidió un bife chorizo (entrecot). La señora hoy dice desarrollo industrial, como la UCRI en 1958 como Belgrano en 1810. Valor agregado. El Che es héroe nacional. Asumir que todo el peronismo miente es bastante cercano al gorilismo fundamentalista. Que otra cosa es, básicamente, su definición de la construcción del peronismo a partir de negar la evidencia. Chau, es cosa juzgada. Él sabrá por qué. Dejemos puesta una pica. Para el colega hay varios peronismos. Edipo, quien prefirió cegarse a ver la evidencia, quizás cegado por la evidencia (o acaso culpable de la evidencia y por tanto decidido a cegarse para no verla) es una forma de abordar el peronismo. El peronismo como evidencia. Je.El peronismo es edípico. Sí o sí. Táchese lo que no corresponda. Los argentinos somos edípicos. No se tache nada. Edipo es, a su modo, la novelita policial perfecta. El muchacho no quiere matar a su padre (es adoptado), yira que te yira por esos campos del Peloponeso y patapúfete, termina enamorándose de su mamá después de haber hecho percha al padre de sangre. Asesinato agravado por el vínculo. La patria es mi madre, compañeros. Todos somos hijos políticos de alguien que no es el padre y terminamos queriendo matar a papá, enamorados de alguna mamá y así sucesivamente. El periodista cree que no es Edipo porque cree que no es peronista. Juá juá.Somos más extremistas que el hombre de Tebas. El peronismo mata padres y padrastros. Hum. Los líos con la vieja deberíamos sostenerlos pero sin escarbar. Evita. Isabelita. Cristinita. Guau. Pavadas de Yocastas. Silencio en el fondo por favor. El peronismo conserva su raíz en cada giro que toma el único gobierno de raigambre absolutamente autóctona, populista, cuasi fascista, seguramente incompleto y aluvional. Viva la revancha y el deme dos. Esto es el peronismo, che. Desde 1943 jodiendo las farsas clásicas por otra más chabacana: chicos, apareció un papá. Jugamos con fuego y nos hacemos pichí en la cama. Somos niños. Aún y todavía. En la década del '90 una obra teatral de mi autoría resistió 2 años en Rosario. “Edipo de vidrio”. Criogénesis, embarazo probetario. Una madre, con un hijo en estado vegetal después de un accidente se implanta óvulos fecundados por su hijo y su nuera, la nuera la denuncia, su marido la enfrenta, el trasfondo de la realidad nacional gira en el escenario y finalmente el marido la mata. Va a juicio y la jueza le aclara: no está siendo juzgado por el mínimo asesinato de su esposa embarazada de su hijo. Va a juicio acusado de peronismo. La jueza enumera los cargos (todos los que cualquier gorila puede imaginar) el abogado defensor es un pastor mediático y el fiscal un militante del '70. Chin, pum, fuera.Nunca supe si la puesta decía mi pensamiento. En 1990 Argentina ya era genéticamente peronista. Lo es. El gen de la deslealtad, la prepotencia, la mentira, el oportunismo, el abuso de autoridad, la concepción de la política desde el aparato del estado siempre, siempre y el final de partido único justiciero y vengativo, interpretando el sentimiento y el anhelo de los pobres, el pueblo, los descamisados de mi patria, es básico. ¿Quién está libre y puede tirar el primer cascotazo a la Plaza de Mayo?, ¿quién? Argentina tiene genéticamente el componente visceral: matar padres (¿padrastros?) y acostarse con la mamá, esa patria informe que representa la vuelta al hogar (Harold Pinter) al regazo, a mamacita, al tango, la nostalgia, el ayer, el te acordas. Nos viene desde el fondo del alma, como a Rosita Melo. Todos los argentinos nos creemos con derecho a implantarnos el pueblo, el hijo que la accidentología deja huérfano y nos sentimos primeros padres de la criatura. La criatura es el país del porvenir que crecerá sanito, créame, don. Déjeme a mí que yo sé todo. El kirchnerismo tardío llenó de ratas la administración pública. Porque el Estado sobrevivirá. El cristinismo ululante llena de militantes los cargos públicos, porque el Estado sobrevivirá. La oposición tiene un drama de difícil solución. Condenar al peronismo, en todas sus vertientes, pero el peronismo sobrevivirá al kirchnerismo tardío, al cristinismo ululante y al gorilismo apasionado gritando una frase, típicamente peronista. Mi mamá me mima. Variante hot: mi mamá me ama. Sugiero a quienes deseen otra Argentina concurrir a la antiquísima ciudad de Viena y apelar al contrafactismo. Deben matar a Segismundo y soñar que la vida será distinta. Pero no se sabe. Desde Calderón que no se sabe. Ayuda memoria. Edipo no era bolú. Encontró a la esfinge, que mataba a todo aquel que no adivinara sus acertijos, atormentando al reino de Tebas. “¿Cuál es el ser vivo que camina en cuatro patas al alba, con dos al mediodía y con tres al atardecer?”. Edipo respondió: el hombre “¿Son dos hermanas, una de las cuales engendra a la otra y, a su vez, es engendrada por la primera?”. Edipo contestó: El día y la noche. Furiosa, la Esfinge se suicidó lanzándose al vacío. Edipo entró a Tebas como un rey y ya se sabe lo que pasó. Edipos somos todos, compañeros.

jueves, 23 de mayo de 2013

ABERRACIÓN

PARTIDO DEMÓCRATA CRISTIANO CAPITAL FEDERAL COMBATE DE LOS POZOS 1051, CABA TEL. 20748305 www.democraciacristiana.com.ar La sede del Partido Demócrata Cristiano de la Capital Federal en el día de la fecha por pedido del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en los autos “PARTIDO DEMOCRATA CRISTIANO S/PEDIDO DE ALLANAMIENTO GCBA” por disposición de la Jueza Contravencional Martínez Vega procedió a allanar, destrozando la puerta histórica de la sede de Combate de los Pozos 1051 para controlar el estado de seguridad e higiene. Esta actitud de la Jueza quien a pesar de ser advertida por la Policía Metropolitana de tratarse de una sede partidaria ordeno seguir adelante en el allanamiento y que los gastos se le pase al gobierno de la ciudad que era el que pedía la orden, junto con en el desprecio que mostraron los inspectores municipales frente a una sede partidaria que representa uno de los pilares esenciales de la Democracia resguardado y garantizado por la Constitución Nacional y de la Ciudad, demuestra los vestigios de autoritarismo y corrupción que quedan en nuestras Instituciones. Por dichos motivos la Democracia Cristiana Porteña exige al Sr. Jefe de Gobierno de la Ciudad Mauricio Macri el pedido de juicio político a la Sra. Jueza Martínez Vega; la destitución en el empleo publico a los inspectores que llevaron adelante las actas falsas y maliciosas que dieron lugar a estos pedidos y se proceda a una disculpa publica por entenderse esto una afectación al derecho constitucional del ejercicio de la actividad política en la Ciudad de Buenos Aires. Asimismo convocamos a todas las fuerzas del campo popular a sumarse al reclamo a los fines de evitar que esto suceda con otras fuerzas políticas violando la intimidad partidaria como así el derecho de libertad de asociación y expresión. Ricardo Albarracín Carlos Lionel Traboulsi Carlos García Celular 1553076771

DÉCADA PERDIDA

UNA DESPERDICIADA OPORTUNIDAD PARA LA ARGENTINA (Una década torpemente perdida) Podemos afirmar que la tremenda crisis del año 2001, probablemente una de las más graves de nuestra Historia, hizo que la economía prácticamente tocase fondo y hundieses a millones de argentinos en el desempleo, en pérdida de sus acreencias, en una disminución real en sus salarios e ingresos y en un desánimo generalizado. El futuro se presentaba muy oscuro y lleno de incertidumbre. Eduardo Duhalde, quien después del colapso y luego de cuatro presidentes en trece días, asumió la gestión presidencial, para completar el período cuatrienal de De La Rúa, pudo frenar la caída y revertir la tendencia negativa de la economía y volver a encausarla positivamente. Al finalizar su gestión, en unos polémicos y discutidos comicios, salió triunfador el ignoto gobernador de la provincia de Santa Cruz, Nestor Kirchner, del que se poseían escasas referencias y que fuera elegido candidato por descarte de otros postulantes, por el presidente saliente. Asumió con el más bajo porcentaje de votos de nuestra Historia. Escasamente el 22% de los votos, de los cuales mucho más de la mitad fueron “prestados” por el presidente saliente. Kirchner con discutidos y polémicos procedimientos restauró la autoridad presidencial y continuando la política económica instalada por su antecesor, permitió que la economía del país creciera varios años a tasas de los países asiáticos. Ello le permitió incrementar su escasa legitimidad de origen y con otras medidas, incrementar la alicaída autoridad presidencial. No obstante, ese verdadero record de crecimiento, se debe más a factores totalmente ajenos a las medidas gubernamentales. Entre ellos, a una creciente y expansiva tendencia positiva de la economía mundial, al bajísimo nivel al que había alcanzado la economía argentina en la crisis del año 2001 (era difícil caer más abajo), a la depresión de los salarios y a la cada vez más creciente demanda de los productos tradicionales que exporta nuestro país, en particular de granos y cereales. En otras palabras, una situación mundial excepcionalmente favorable. Probablemente la más favorable en la historia de nuestro país. Pero lamentablemente, ese crecimiento sostenido de los primeros años, no se tradujo en inversión de infraestructura productiva, desarrollo de la economía y reformas administrativas, porque fue demagógicamente dilapidado y despilfarrado y las urgentes y prioritarias medidas que el gobierno debería haber adoptado, fueron postergadas “sine die” y luego de su gestión, heredadas por su cónyuge. Cristina llegó al Gobierno de la mano del poder construido por su esposo. El acceso a la primera magistratura de la Sra. Kirchner fue impuesta por su voluntad, en medio de un escándanlo con acusaciones de fraude electoral y financiamiento de la campaña presidencial con fondos espurios. Es así que Cristina, recibe de su esposo problemas tan acuciantes de solución en la economía nacional, como los subsidios a las empresas públicas y la falta de inversión en energía, fundamentalmente en gas y petróleo, entre otros temas igualmente perentorios. Las tres gestiones de los Kirchner tuvieron algunas características distintivas comunes: el autoritarismo, la prepotencia, la falta de diálogo, el atropello a las instituciones, la ausencia de transparencia de los actos de gobierno, la mentira y el engaño y una corrupción abierta, descarada y generalizada. Desde que se anunció que la Sra. de Kirchner iba a ser la candidata presidencial los analistas y politicólogos preanunciaban las dificultades que Cristina iba a tener por su falta de experiencia en gestión pública. Al poco tiempo de las predicciones de los analistas se cumplieron abiertamente. Cristina no sabía gestionar y Néstor Kirchner mostró una verdadera incapacidad de ocupar un segundo plano. Tanto es así que en la práctica se estableció un gobierno de doble cabeza. Las riendas del poder seguían en manos del ex presidente que es el que realmente gobernaba, limitándose Cristina a retransmitir las “disposiciones gubernamentales” y a aspectos meramente protocolares y de menor importancia. Los medios lo han denominado gobierno de “doble comando”. No es el caso de un “monje gris” que gobierna detrás de bambalinas. Néstor Kirchner no ocultaba que él era el que gobernaba. Lo hizo abierta y descaradamente, sin tapujos, usando todos los medios y facilidades del Estado que necesitaba para ello. El primer período presidencial de la Sra. de Kirchner siguió en este “doble comando”, pero con agrias y violentas discusiones de cómo conducir las riendas del gobierno, que ya había entrado en una tendencia francamente declinante. En una de esas fuertes discusiones, en ocasión del decreto 125 sobre las retenciones, el matrimonio presidencial se fue a las manos y en un rapto de locura, la Presidente le habría dicho “…si volves a tocarme te pego un tiro en la boca...”. Luego del fallecimiento del ex presidente se presentó una querella en los Tribunales Federales de Buenos Aires en la cual se culpa a madre e hijo. de “homicidio simple” y se pide al juez federal que ordene la exhumación del cadáver para saber las causas de su muerte. Según dos testigos reservados aseguran que Kirchner fue “asesinado de un tiro en la nuca”. No obstante, la mandataria, gracias a su política populista y demagógica y el verdadero derroche de los fondos públicos y el abuso de publicidad y propaganda oficial, en las elecciones presidenciales de octubre del 2011, volvió a imponerse con un 54% de los votos. Pero la suerte ya estaba echada. Cristina debería saber que las segundas partes nunca fueron buenas. Su impericia y su absoluta ineptitud, más la pesada herencia que le dejó su difunto esposo, empezó a surgir con toda claridad, haciéndose evidente ante toda la ciudadanía, su falta de condiciones para liderar un país al cual el ex presidente llevó a un callejón sin salida. Y a ello hay que sumarle la falta de fondos, con el cual tanto ella como su esposo, “endulzaban, domesticaban y disciplinaban” a sus seguidores, funcionarios nacionales y provinciales. El país entró en una declinación muy pronunciada de la cual era difícil salir. La administración de la Nación entró en un verdadero aquelarre. Un caos de acciones desesperadas, sin rumbo definido, muchas veces contrapuestas, verdaderos manotazos de ahogado, tratando de encontrar alguna salida que les permita zafar del negro final que seguramente les espera. Un sinfín de medidas sin sentido y sin coherencia, muchas veces contrarias a la Constitución Nacional y a las leyes vigentes. Todo el esfuerzo oficialista en estos últimos tiempos fue destinado a acallar los medios independientes y lograr “someter” a la Justicia. Mientras esta irracional lucha tiene lugar, el país se fue deteriorando rápidamente. El federalismo pasó a ser simplemente una palabra vacía. Las instituciones funcionan a media máquina, algunas mal o muy mal y otras simplemente no funcionan. Por ejemplo, las FF. AA. del octavo país del mundo en superficie territorial, están reducido al mínimo, sin ninguna capacidad operativa y el país se encuentra en una indefensión total. El oficialismo ha degradado social e institucionalmente a la Nación, instalando una violencia creciente y una impunidad total con una corrupción política, económica y social insólita. Estamos en conflicto con nuestros países vecinos y en tensas relaciones con nuestros tradicionales amigos de Europa. Obviamente también con los EE.UU. Y ahora al filo de los diez años de gestión, aparecen firmes testimonios y evidencias de lo que muchos siempre sospecharon: una corrupción colosal de magnitudes aún incalculables que comenzó en el mismo instante, y aún antes, en que el tortuoso ex presidente asumió la primera magistratura. Los “capitalistas cercanos al régimen” y los muchos colaboradores cercanos del matrimonio ahora son multimillonarios o se enriquecieron enormemente. Tenemos que reconocer que los Kirchner siempre fueron muy generosos… con los dineros públicos. No es objetivo de esta nota enumerar la infinidad de equivocaciones, errores, torpezas, atropellos, disparates y acciones reñidas con la ética y moral pública y demás desmanes cometidos por este singular matrimonio, que nos descolgaron del mundo y nos sumergieron en muchos aspectos en el pelotón de los países más atrasados del planeta. Pero para sintetizar podemos resumir todo este desmanejo gubernamental en tres aspectos centrales. • Haber perdido el tren de la Historia más favorable que tuvo nuestro país en todos sus doscientos años de existencia, dilapidando los ingentes ingresos recibidos por las exportaciones, por la extraordinaria situación netamente favorable para la Argentina en la economía mundial. • Haber debilitado a las instituciones republicanas, contrariando sus frecuentes promeses iniciales de fortalecerlas y apuntalarlas, llevando a algunas prácticamente a su disolución o su absoluta inoperancia. • Haber instalado como política oficial la confrontación permanente, la descalificación, el agravio, fracturando así a la ciudadanía en dos fracciones antagónicas y casi irreconciliables. El antagonismo y la polarización son hijos de esta política demencial. Ya al comienzo de su gestión Cristina expresó que le iba a ser difícil por el hecho de su género. En realidad la dama de negro nuevamente se equivoca. No le fue difícil…le fue imposible. Pero no por ser mujer, sino por su falta de condiciones y su ineptitud para gestionar y liderar. Definitivamente el gobierno de esta falsa “Doctora”, termina como terminó la otra mujer que fue presidente y que fuera seleccionada para ese cargo, en las intimidades de la cama matrimonial. El país perdió con esta mujer, por su inoperancia, sus falsedades y mentiras, torpemente una década, ampliamente favorable para la Argentina, en la cual toda la región creció excepto nuestro país. 22-May-13 Dr. ALFREDO RAÚL WEINSTABL alfredo@weinstabl.com.ar

El poder de lo fáctico

Por Nicolás Márquez (*) Tomé el título “prestado” de esta nota, en referencia a un impresionante libro de Vicente Massot publicado en el año 2001, precisamente titulado “El poder de lo fáctico”, cuya tesis central, en extrema síntesis, nos dice que los hechos se imponen por encima de las leyes escritas, las modas, los discursos e incluso del deber ser. Lo fáctico se impone por su peso específico, por su fuerza intrínseca y ante ello, todo lo demás se torna secundario. Esta introducción viene a comento, puesto que durante varios años continuos, el incesante aparato de propaganda estatal kirchnerista ha pretendido aplicar una suerte de “gramscismo criollo”, intentando llevar adelante un forzado cambio cultural, estético y valórico en el ciudadano medio, procurando modificarle el “sentido común”. Esta embestida se viene llevando adelante por medio de insistentes ofertas televisivas, radiales, gráficas y digitales que el régimen ha financiado con el concurso de educadores, artistas, periodistas y académicos izquierdistas. Resulta que tras tamaña inversión de tiempo, dinero y sociología de bolsillo, la única esperanza que hoy le queda al progresismo cultural para prolongar su proyecto político (es decir su negocio), es apelar a que el ex ucedeísta Sergio Massa se digne a ser candidato por el oficialismo (algo a estas alturas casi descartado), a los efectos de evitar la catástrofe en la Provincia de Buenos Aires al menos, dado que en el resto de los grandes distritos electorales el fracaso ya es irreversible. De más está decir que este último “manotazo de ahogado” con el que ha especulado el clan nacional y popular para no terminar de extinguirse como tal, aparece en escena justamente porque el ex ucedeísta Amado Boudou (oportunamente pensado para el año 2015 como candidato) ya no goza del mejor prestigio como para ser un sucesor presentable (mal que le pese a la stalinista Dina Conti quien acaba de proponerlo como heredero de Cristina). Parece una broma pero no lo es: primero en Boudou y luego en Massa ansiaron recostarse los “pensadores” oficialistas para prolongar el legado de los sueños revolucionario de la “maravillosa juventud de los años 70”. De más está decir que el perfil que ha intentado vender el alicaído Amado Boudou en su tiempo o el que ofrece hoy el taquillero Sergio Massa, no es justamente el del insurgente bolivariano que predica en las aldeas proletarias al compás de las canciones de César Isella, sino que se asemeja mucho más al arquetipo del joven exitoso y moderno, con sentido práctico e impronta empresarial, que nos ofrece “buena onda”, mercado libre y optimismo. Ante la ausencia de predicamento e influencia en la opinión pública, los intelectuales kirchneristas tienen que abrevar en personajes con el perfil antagónico al que han pretendido imponer desde la televisión estatal y sus medios aliados a lo largo de todos estos años de propaganda. ¿Tanto ha fracasado la estrategia gramsciana? Parece que sí: diez años después de adoctrinamiento psico-bolche, la gente quiere seguridad, estabilidad económica, que le quiten el cepo al dólar y que vuelva Marcelo Tinelli a la TV. Además de las dos personas mencionadas (Boudou y Massa), en el arco opositor los dos referentes más importantes (Franciso de Narváez y Mauricio Macri) también tienen una traza muy similar a la de los otros dos dirigentes citados, y si sumamos al quinto hombre que también mide bien en las encuestas, Daniel Scioli (al que nunca sabemos si ubicarlo en el oficialismo o en la oposición), nos encontramos con que todas las perspectivas electorales con posibilidades de aceptación en la gente está compuesta por hombres maduros pero a la vez jóvenes, con espíritu deportivo, que suelen tener a su lado a una mujer bonita y que intentan amalgamar cierto maquillaje farandulero con barniz “eficientista”. Ninguno de estos cinco se interesa por saber qué dice un tal Ricardo Forster, nadie lee a Galeano y ninguno oyó hablar jamás acerca de un pedagogo llamado Pablo Freire. Este artículo no pretende ensalzar la frivolidad como virtud ni enaltecer al quinteto que hoy disputa la adhesión las encuestas de opinión. Simplemente intenta poner de manifiesto que tras diez años de incesante propaganda filo-cultural, los únicos referentes políticos con alta adhesión tienen un perfil estético, mental e ideológico que se halla en las antípodas de lo que la militancia mediática intentó imponer. Y si esto no es cierto: ¿por qué razón el Frente para la Victoria intenta cooptarle las listas a Daniel Scioli en vez de presentar una lista propia con el desaliñado comunista Martín Sabatella como candidato? Pues porque a este último ya no lo votan ni en Morón. Tras una década pretendiendo modificar el sentido común, la gente sigue sin querer cambiar el mundo y sí quiere cambiar el auto. Mientras hubo dólares de la soja, el hombre medio hizo de cuenta que simpatizaba con el relato y votó por el gobierno. ¿No hay más plata ahora?: entonces no hay más votos para esta pantomima latinoamericanista. Uno puede estar muchos años despotricando contra la ley de gravedad, pero al tirar una manzana al cielo, la fruta irremediablemente cae al piso, no porque así lo disponga la “mano negra de Magnetto”, sino porque así lo determina el poder de lo fáctico. Ocurre sencillamente que el sentido común no adhiere a supersticiones ideológicas antinaturales, salvo que a la gente le paguen para creer en ellas. Pero en todo caso, esto último ya no sería una creencia sino una adhesión alquilada. La cual, como todo alquiler, durará mientras dure la plata para pagarlo. Por lo pronto, todo indica que el contrato de locación está llegando a su fin. La Prensa Popular | Edición 202 | Jueves 23 de Mayo de 2013 (*) Twitter: @nickymarquez1

VENEZUELA

VENEZUELA Se anuncia tempestad Por: Marianella Salazar 22 de Mayo de 2013 La filtración de la grabación de Mario Silva con un miembro del G2 cubano, hecha por la DIM Dirección de Inteligencia Militar, demuestra cuán graves son las fracturas en el oficialismo y la guerra a cuchillo, desatada a raíz de la muerte del líder, entre una banda de personajes sin doctrina alguna, que gozan de total impunidad y se lanzaron sobre Venezuela para rapiñarla hasta con uñas y dientes. El Gobierno está roto, no tiene apoyo en la Fuerza Armada ni en los once gobernadores militares, que toman decisiones propias y lo único que les interesa es que el Gobierno les envíe los recursos. Cada gobernador militar controla las guarniciones militares; los gobernadores civiles del PSUV no tienen injerencia ni influencia alguna con los militares. Maduro tiene cara de asustado, no da la talla, no sabe qué hacer con el poder, su único bastón es Cilia Flores, que ha resultado mejor discípula para los cubanos que el hombre que cree en pajaritos preñados y en apariciones de su rostro en los cuadros del comandante (Mario Silva dixit). Las divisiones en el seno del PSUV han debilitado más al ilegítimo, que ahora busca apoyo en las televisoras privadas. El castrocomunismo en Venezuela se derrumba, es un proceso en marcha, al menos es lo que plantean y desean en la Fuerza Armada. La liberación del general Antonio Rivero es una muestra de que los cubanos comenzaron a perder poder, porque era un preso de Raúl Castro. En la Fuerza Armada ya no hay miedo, nuestros informantes señalan que en la Fuerza Aérea se prepara un pronunciamiento, que sería seguido por la Armada, la Guardia Nacional y por último el Ejército, donde darían un plazo de dos meses a Maduro para que resuelva el grave problema de desabastecimiento y evitar otro Caracazo. Una confrontación social induciría al Alto Mando Militar a solicitarle la renuncia y formar un gobierno de transición para ir a unas elecciones libres e impedir la injerencia de países extranjeros, como ha sucedido con Cuba. Tienen la intención de expulsar a los militares cubanos de las guarniciones, comenzando por Fuerte Tiuna, donde hay alrededor de 400. El Gobierno habla de conspiraciones, teme un golpe de Estado, desconfía del ministro de la Defensa, el almirante Diego Molero. Es verdad que Maduro tiene el enemigo al lado, pero no es Molero, que ni siquiera ha podido vencer la resistencia que tienen en la Armada contra los cubanos y con el mismo Maduro. En cuanto a Diosdado Cabello, aunque sigue siendo peligroso, ha perdido poder y aliados en la Fuerza Armada, su grupo se ha desarticulado por su comportamiento en la Asamblea Nacional; consideran esa actuación de dictadorzuelo como una proyección de lo que haría en la Presidencia de la República. No quieren arriesgarse con un hombre que debería ser tratado por un psiquiatra. Disgusto: hay escasez de productos hasta en la cantina de la Fuerza Armada. Las cavas están vacías y en los depósitos no hay siquiera uniformes militares. Chivera: Fuerte Tiuna se ha convertido en cementerio de carros de fabricación china, por falta de repuestos. Alrededor de 10 aviones Sukhoi también están parados porque no llegan los repuestos. Lo mismo sucede con los tanques de guerra y los radares chinos. De los equipos vendidos por los rusos se encuentra parado, 30% y, para colmo, los pilotos no quieren volar los helicópteros porque ya se han caído como 7 unidades. Video: según fuentes de inteligencia, el presidente Chávez sí dejo un video grabado con instrucciones como sospecha Mario Silva ante el G2 que estaría en manos de su hija María Gabriela... tic tac.

miércoles, 22 de mayo de 2013

SALIDA TORTUOSA

Argentina, una salida tortuosa Se cumplen 10 años de una familia en el poder de la Nación. Fueron tiempos de extrema bonanza desperdiciados. Más allá del presente y del futuro cercano, el futuro se cobrará y muy caro tantos errores, autoritarismo e ilícitos en todos los órdenes. La reconstrucción llevará muchos años. Este tema es tratado sintéticamente en esta nota. "El temor se ha apoderado de buena parte de la sociedad y por lo tanto la vida se ha convertido en un verdadero calvario, donde el vértigo de la mala noticia ha trastocado el humor social. La inexistencia de reglas de juego estable lastiman la inversión. La corrupción ahuyenta la llegada de capitales serios. El cepo cambiario evita entre otras cosas el giro de utilidades al extranjero, con lo cual el que sufre es el trabajador que encuentra menos posiciones laborales." por JORGE HÉCTOR SANTOS Twitter: @santosjorgeh CIUDAD DE BUENOS AIRES (Especial para Urgente24). Es demasiado difícil para el argentino común, agobiado por el presente, poder tomar acabada dimensión del momento que vive y de las dificultades que deberá enfrentar en el futuro, algunas de las que aún están debajo de la alfombra, algunas otras se visualizan abstractas y otras tantas se ofrecen como posibilidades oscuras. Es una conducta humana, común y comprensible, evitar pensar en aquello que uno intuye viene mal; es por eso que se mantiene viva la esperanza que algún viento favorable podrá torcer el derrotero de un tornado que puede llegar a tener que enfrentar. Lamentablemente, más allá de cualquier fracción en que ha sido dividida la sociedad nacional; el futuro es complejo. Importa quién gane las elecciones legislativas de octubre; sí, claro. Si gana el oficialismo todo se complicará aún más. Si gana la oposición -siendo este el mejor de los escenarios posibles- la situación política, social y económica desatará la furia de los revanchismos contenidos, mostrará aún más lo que la falta de diálogo fue cultivando, presentará aún más sin tapujos la falta de escrúpulos de un gobierno acosado y carente de calidad técnica, ética y moral; además, destapará un cuadro descarnado de todos los innumerables problemas que esperan solución y no han sido siquiera atendidos. Argentina se ha degradado en todos los aspectos de la vida. No hay uno, de los valores esenciales para la convivencia social que esté a salvo. La ley ha sido pisoteada. Las mafias se han multiplicado. La impunidad ha erosionado los tejidos de la credibilidad social. Nadie cree en nada, ni en nadie. Los fanatismos, por conveniencia o convicción, se ha enquistado en partes trascendentes como las propias estructuras familiares, amicales y empresariales. El desencanto de una década desperdiciada, perdida, malgastada; ni aún hoy se puede dimensionar en su total dimensión. El agua hoy llega a la cintura sin que muchos lo perciban. La inundación en su esplendor dejará ver la dimensión del enorme daño causado por gobernantes ávidos de acumular todo el poder del Estado, de beneficiarse descaradamente en forma personal con los dineros de todos y descubrirá más lo irreverente de un relato montado para engañar de la forma más vil a quienes dicen representar. El clásico "hecha la ley, hecha la trampa"; pasó a mejor vida. Todo es tramposo. La inseguridad frente al criminal, la ladrón parece empequeñecer frente a la que provocan los funcionarios del gobierno nacional. El temor se ha apoderado de buena parte de la sociedad y por lo tanto la vida se ha convertido en un verdadero calvario, donde el vértigo de la mala noticia ha trastocado el humor social. La inexistencia de reglas de juego estable lastiman la inversión. La corrupción ahuyenta la llegada de capitales serios. El cepo cambiario evita entre otras cosas el giro de utilidades al extranjero, con lo cual el que sufre es el trabajador que encuentra menos posiciones laborales. Ni queriendo se pueden hacer las cosas peor; salvo cuando la sociedad, en parte, ha sido cómplice de vivir ignorando la idoneidad y la decencia de sus representantes respecto del beneficio circunstancial del bolsillo. La salida de esta situación no será silenciosa ni fácil. Una vez que se comience a salir, costarán muchos años volver a poner en el mismo camino a un pueblo dividido, menos tiempo poder rehacer los pilares básicos de la economía; muchos más años demandarán otros aspectos esenciales y estratégicos de la misma, como la infraestructura, la energía, etc. No menor será la área de reinsertar a la nación en el mundo. Un camino de muchos sacrificios habrá que recorrer para restañar tanto despropósito, tanto entierro del sentido común y tanta corrupción con escandalosa impunidad.