martes, 31 de diciembre de 2013

LOS IMBECILES

LOS IMBECILES (YO DIRIA DELINCUENTES) Un imbecil es alguien que molesta haciendo y/o diciendo tonterias. Una persona poco inteligente, alguien a quien de ningun modo se le puede dar a conducir algo, porque invariablemente lo va a estropear. Nunca tendra menos pericia dirigencial, que cuando lo dirijan imbeciles. En los ´70, cuando eran jovenes, leyeron 5 libros y se sintieron semidioses. Trajeron la violencia a un pais que no sabia demasiado acerca de vivir en permanente estado de beligerancia interna. Trajeron bombas, asesinatos y secuestros extorsivos. Trajeron la barbarie con un endeble y cambiante discurso politico detras. Y pretendieron que un pueblo de gente tranquila y trabajadora, gente amante de la familia y de la amistad, gente con problemas pero civilizada, DEBIERA ADSCRIBIR A SU DEMENCIAL PROPUESTA. ................................................................................... RETORNARON!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! 35 años despues RETORNARON, YA VIEJOS, y tuvieron la astucia de hacerse con el poder. Otra vez exhibieron un discurso endeble y cambiante, pero continuaron enamorados de la violencia. SE PELEARON CON TODOS, SE BURLARON DE TODOS, DESAFIARON A TODOS. Tuvieron una etiqueta despectiva para cada uno de los que pensaban distinto a ellos. Consiguieron dividir y subdividir a la sociedad como nadie lo habia hecho antes . Y se pasaron una decada DESTILANDO E INOCULANDO EL VENENO DE SU ODIO. Le liberaron calles, plazas y rutas a los criminales, y dijeron que la violencia y el crimen eran, apenas, sensaciones. Hablaron de garantismo y usaron los derechos humanos para terminar haciendo que el decente fuera culpable de la criminalidad de los asesinos. Demostraron una ignorancia supina para el asunto de gobernar una nacion, y terminaron tratando de llevarse por delante a la republica, para instaurar un regimen corrupto desde la piel al tuetano, DONDE GOBERNARON MEDIANTE LOS MAS ABSURDOS Y VULGARES PERSONAJES QUE LA HISTORIA RECUERDE. LOS SOBERBIOS IMBECILES nos convirtieron el pais en un sitio verdaderamente de m....., y hay que decirlo con claridad. Nos volvieron la letrina del mundo. Damos vergüenza. Si hacemos un balance de los ultimos 50 años de esta Argentina, las dos decadas mas violentas y siniestras las protagonizaron LOS MISMOS IMBECILES. Porque, de jovenes, cuando eran imberbes, la soberbia de creerse superiores al resto los llevo al desastre, y porque cuando regresaron mostraron que el tiempo les paso en vano. Porque no habian aprendido absolutamente nada. No se hasta cuando la Argentina debera soportar la desgracia de padecer a estos tipos siniestros. No tengo idea. No consigo comprender como es posible que haya alguien que vaya y los vote, honestamente, me resulta inverosimil. No se tampoco como terminara este asunto DE LOS IMBECILES CON PODER. SUPONGO, IGUAL QUE USTED, QUE ESTO TERMINARA INEVITABLEMENTE MAL. Lo unico que si se es que, de la forma en que ellos lo plantean, es absolutamente imposible vivir en paz. Es genuinamente utopico pensar en algo diferente al caos generalizado, porque esa es su naturaleza, asi es como ellos son, y ESAS SON LAS AGUAS QUE MEJOR NAVEGAN. Aman la crispacion y la pelea. Son profesionales de la exasperacion. Llevan todo al limite de quiebre; desde la convivencia, a la ley; desde la politica mas basica y elemental, a las relaciones internacionales. Rompen todo; son elefantes ciegos corriendo dentro del Emporio de la Loza... Improvisados, vulgares, mentirosos, inexpertos, absurdos, barbaros, engreidos... IMBECILES. Uno se sigue preguntando si verdaderamente hacia falta tener que pasar por esto, para aprender cuales son todas las cosas que no se deben hacer. Nunca menos respeto, nunca menos dialogo, nunca menos humildad, nunca menos tolerancia, nunca menos capacidad, nunca menos union, nunca menos ejemplo, nunca menos pericia, nunca menos legalidad, nunca menos equilibrio, nunca menos verdad, nunca menos educacion, nunca menos solidaridad, nunca menos justicia, nunca menos pais. La verdad es que nunca fuimos menos que esto...!POR FABIAN FERRANTE

lunes, 30 de diciembre de 2013

MARX

Los forúnculos de Marx por Omar López Mato "Todo lo que sé, es que no soy marxista" La frase no resulta extraña, lo extraño es que la haya dicho el mismo Karl Marx. A lo largo de su vida jamás trabajó en relación de dependencia. En un momento quiso postularse para un puesto burocrático en los ferrocarriles ingleses, pero fue rechazado por su mala caligrafía. Por eso nunca experimentó en carne propia los problemas del proletariado, esta clase social era motivo de estudio pero no de adhesión a su condición trabajadora. Eso sí, se pasó toda la vida pechando a amigos y parientes para mantener su pasar de pequeño burgués hasta que Engels acordó entregarle 350 libras al año para que continuase sus estudios sobre la lucha de clases (cifra no menor; un artículo del Times de 1860, decía que un caballero podía vivir cómodamente en Londres con esa plata). Mientras tanto se permitía pequeñas licencias de pequeño burgués, como tener un hijo natural con su mucama (Helen Demuth) a la que nunca pagó un sueldo –un detalle que solo los burgueses capitalistas consideramos-. Solitario, ermitaño, siempre de mal humor. Hoy la ciencia en condiciones dar una explicación biológica a la génesis de la idea de la lucha de clases como ordenadora de la sociedad. Don Karl padecía de acné, no de un acné cualquiera, sino una forma grave llamada Hidradermitis supurativa, descripta en 1839 por un médico francés, Alfred Velpeau. La diseminación de forúnculos por el cuerpo en forma masiva, crea problemas psicológicos y de autoestima, el paciente se retrae y reduce su intención de socializar o trabajar, redundando esta reticencia en problemas económicos. Marx compartió con Engels sus pesares y en la extensa relación epistolar que los unió describe con lujo de detalles la ubicación de estas lesiones. Las que más le preocupaban estaban en las zonas pudendas. Su único consuelo era considerar que estos abscesos y granitos parecían ser "una verdadera enfermedad proletaria". (En realidad compromete al 1 % de la población independientemente de su condición social, pero como hay más pobres que ricos, daba la impresión de ser una enfermedad proletaria). Por más que Tomas Carlyle sostuviese que la historia de la humanidad es la biografía de los grandes hombres, no creo que podamos pecar de simplistas y sostener que en los cambios históricos pesan los factores individuales. Las hemorroides de Napoleón, la sífilis de Enrique VIII, la nariz de Cleopatra y en este caso los forúnculos de Marx pesan de forma de forma exagerada o única, pero existe una tendencia mayor a tomar en cuenta las causas biológicas y psicológicas subyacentes en cada gran acontecimiento. En este caso Marx fue muy claro sobre la etiología de sus teorías. En una carta a Engels fechada en 1867, Karl afirma: "La burguesía recordará mis forúnculos hasta el día de su muerte". Y hoy lo recordamos. Pero Marx está muerto y la burguesía aun goza de buena salud, aunque cada tanto le salga un forúnculo.

domingo, 29 de diciembre de 2013

LA MUERTE DEL RELATO

clip_image002 El año en que el “relato” murió “La igualdad de la riqueza debe consistir en que ningún ciudadano sea tan opulento como para comprar a otro, que ninguno tan pobre que se vea necesitado de venderse”. Jean-Jacques Rousseau Como una ominosa metáfora de la actualidad, el suelo sobre el cual fue construido ese monumento a la corrupción y a la impunidad, el faraónico mausoleo que alberga los restos de don Néstor (q.e.p.d.) en Río Gallegos, ha cedido, y la estructura entera corre peligro de derrumbe. Entre los meses de agosto y octubre, la marcha triunfal del Gobierno comenzó a flaquear, más allá de los discursos altisonantes que la Presidente nos propinó antes de que su salud la hiciera retirarse a cuarteles de invierno, de la mano de una ciudadanía que, mayoritariamente, dejó de creer en el “relato” oficial. El guante del reiterado desafío –“si quieren el poder, formen un partido y ganen las elecciones”- que la Reina y sus aplaudidores lanzaban contra los no kirchneristas, fueran éstos industriales o medios de prensa, fue recogido por Kolynos Massa en la Provincia de Buenos Aires, y llevó a la Casa Rosada a la peor derrota política de la década. Una de las principales –y, como otras, absolutamente falsa e hipócrita- bandera de ese “relato”, la política oficial de derechos humanos, contrastó con la inexplicable insistencia presidencial en ascender al Gral. Milani al grado máximo del escalafón; a ese tema me referí, in extenso, en la última nota, pero el allanamiento que sufrió el Espión esta semana en sus oficinas, más allá de su inutilidad, sirvió para dejarlo en el más absoluto ridículo. El fin de año trajo, como es habitual cuando aquí la temperatura sube, cortes de energía que dejaron a vastas zonas de la ciudad de Buenos Aires y su Conurbano a oscuras y sin agua. El Gobierno intentó transferir toda la responsabilidad a las empresas concesionarias de la distribución, que ya están intervenidas por el Estado, y llegó a amenazarlas con la resolución de los contratos, tratando de ocultar la verdad: éstas trabajan a pérdida, producto del insano congelamiento de tarifas vigente hace diez años; los subsidios –que, en lugar de ser a los consumidores de menores recursos, se da a las compañías de servicios públicos (distribuidoras y generadoras, líneas de transportes, etc.)- sólo cubren los gastos operativos y, por supuesto, los “retornos”; no permiten dedicar un centavo a las inversiones necesarias para mantener una cierta normalidad en las prestaciones. Llegó al absurdo el Ministro Julio DeCobrado, al decir que la insuficiencia en el suministro eléctrico se debía a un crecimiento inusual de la economía, o sea, ¡nos quedamos sin luz porque nos va muy bien! Como digo siempre, es obvio que podemos soportar que nos tomen por imbéciles pero que, además, nos toquen el hombro y nos llamen así ya me parece demasiado. Desde ya, no ayuda a la imagen presidencial –como no lo hizo, precisamente, su murguera aparición durante los saqueos- que haya decidido salir de escena y refugiarse, en silencio, en su “lugar en el mundo”; llegó al extremo de omitir el tradicional saludo navideño a la sociedad. En los piquetes, muchos de los entrevistados se lo hicieron saber a los gritos, remedando los reclamos de los familiares de Cromagnon, de Once, de las inundaciones de La Plata. Mal que les pese a los críticos de las décadas pasadas, en especial la de los 90’s, los argentinos habíamos accedido a un moderno sistema telefónico móvil, a una capacidad industrial inédita, a un parque de generación suficiente para atender nuestras necesidades y nuestro crecimiento, a un enorme horizonte de reservas de gas y petróleo y disponíamos de una infraestructura de transporte que, si bien no era en absoluto ideal, al menos era diez años más joven. Pero lo que, innegablemente, se transformó en la lápida que cubrirá la tumba del “relato” en la que, más temprano que tarde, será enterrado el kirchnerismo -y, tal vez, hasta el PJ-, en el marco de este proceso de “estanflación” que estamos viviendo, lo constituyó el informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina (OSDA), dependiente de la Universidad Católica Argentina. Después de años (2002/2006) de inédito crecimiento, y de una década durante la cual el Gobierno recaudó la escalofriante suma de novecientos mil millones de dólares (sí, US$ 900.000.000.=), los números y los hechos hablan por sí solos. Hoy, más de diez millones de personas (25% de los argentinos) son pobres, no tienen empleo formal, ni educación, ni vivienda digna ni salud pública. Alrededor de tres millones están mal nutridas; el 10% no tiene agua corriente y el 30% no tiene cloacas. En materia de educación, las cifras son escalofriantes: 37% de los jóvenes no termina el secundario y el 20% es “ni-ni”, es decir, no estudia ni trabaja; ello implica que no tendrán inserción alguna en el mercado. El 12% de los chicos de entre 5 y 17 años desarrolla algún tipo de actividad laboral, y el 20% de los hogares argentinos necesita de subsidios oficiales para sobrevivir y, de ellos, el 25% no llega a acceder a la canasta alimentaria básica. El índice Gini, que mide la diferencia entre los más ricos y más pobres, ha empeorado sensiblemente, y la violencia y la droga, como se ha visto hace pocos días, ocupan gran parte del universo estudiado. El OSDA dice que la inflación y la falta de creación de empleo formal ha llevado la pobreza, este año, a superar el 25%. Las mediciones del INDEC son desmentidas no sólo por diferentes entidades que estudian el tema social sino por la misma realidad; según FIEL, por ejemplo, el precio de la canasta básica de una familia tipo no baja de los $ 3900 mensuales ($ 2200 para alimentos), un ingreso por debajo del cual deben ser considerados pobres, mientras que el INDEC establece ese parámetro en $ 1750 (¡sólo $ 769 para comer!). La mera comparación entre el nivel de vida de los pobres e indigentes con la de los mayores recursos está generando un caldo de cultivo más que apto para el desarrollo de todos los virus que resultan letales para cualquier sociedad, como lo prueban los hechos de violencia y muerte que han enlutado al país en los últimos días. De todo ello, no sólo es responsable el kirchnerismo sino todos los gobiernos populistas que lo precedieron, que recurrieron a la descarada compra de votos mediante los subsidios indiscriminados y los planes sociales distribuidos por los punteros de turno. Por los “dibujos” que realiza el organismo oficial, la Argentina dijo que crecerá entre 5 y 6% el año que viene, y eso hará que nos veamos obligados a pagar una monstruosa cantidad (entre US$ 4000 y US$ 5000 millones) a los tenedores de bonos atados al PBI, que sólo quienes sabían que podían modificar las cifras compraron. Ese pago no debiera realizarse, ya que ni los más entusiasmados optimistas creen que se pueda crecer más del 2%, y sólo confirma que, aquí, el nivel de corrupción imperante ya constituye un verdadero genocidio, un delito de lesa humanidad. La inflación, ese impuesto no legislado que pagan los más pobres, como definió Milton Friedman, carcomió hasta el hueso la encarnadura del voto cautivo que tanto rédito le dio al Gobierno durante estos diez años, y el problema se agravará el año próximo porque se insiste en incrementar el gasto público y la emisión desaforada. Si el 2013 deja algunos puntos de arrastre en la suba de precios, llegaremos a diciembre de 2014 con porcentajes que se parecerán mucho a la espiralización, con la cual muchos de nosotros, los que contamos con más de cuarenta años, hemos convivido y que terminó arrasando a la sociedad entera. Si tiene interés en conocer una síntesis de los fundamentos del tan polémico fallo que absolvió a Fernando de la Rúa y a todos los imputados por el caso de los sobornos en el Senado, otra novedad de la semana, puede verlos clickeando en http://tinyurl.com/kktbyfk. En fin, despidamos el año con algunas esperanzas, sobre todo que, entre el menú de candidatos que la dirigencia política ofrece, surjan algunos capaces de unirse y diseñar un plan social y económico de largo plazo, que proponga metas a alcanzar no el año próximo, ya que resultaría increíble, sino en los años venideros; para ello, restaurar la seguridad jurídica, de la mano de una Justicia seria, independiente y rápida, y la reparación del tejido social, tan destruido por esta década viciada, se convertirán en las herramientas prioritarias. Sólo me resta expresarle mis deseos de la pronta superación de esta temporada de tanto calor y, para usted y los suyos, el mejor 2014 posible, que aquí, en la Argentina, no será mucho. Bs.As., 29 dic 13 Enrique Guillermo Avogadro Abogado

viernes, 27 de diciembre de 2013

VIDAS PARALELAS

El DANUBIO AZUL DEL SOCIALISMO – LA REINA TRIVIAL DEL KIRCHNERISMO Cuando el poder obnubila, el deslumbramiento se expande como ventolera sin control, para que después el despotismo congénito se encargue de terminar con todas esa manías. Nicolae Ceausescu - llamado “El Danubio azul del socialismo” - fue un dictador que se instaló en el poder en Rumania en el año 1967 hasta su destitución en 1989. Su final fue trágico. Siendo secretario general de Partico Comunista de su país asumió el gobierno, y su primer período estuvo marcado por una sorprendente apertura con Europa Occidental y USA, apartándose del Pacto de Varsovia. Así se convirtió en una persona admirada gracias a su solemne populismo y a su política soberana “que entrampó a los rumanos”. Incluso llegó a desafiar la influencia del comunismo ruso dentro de su territorio. Pero en la segunda parte de su administración las cosas cambiaron, su régimen se hizo cada vez más violento y represivo. Implantó un maniático culto a su personalidad “y se aferró a sus discursos por la cadena oficial” exaltando un excesivo y tenebroso sistema nacionalista, ahora similar a la ex Unión Soviética, y un enorme deterioro de las relaciones externas. Comenzó otro Ceaucescu: un implacable dictador, que con el tiempo aplicó “un enérgico y total control sobre la libertad de expresión y los medios de comunicación independientes”, e ignoró por completo el dialogo; para él “la oposición no existía”. Influenciado por la arrogancia de su esposa Elena, hizo construir un castillo exclusivamente para saciar las locuras de esa mujer, “y solo escuchó a un grupo reducido de siniestros colaboradores”. Aplicó un cerrojo despiadado sobre la economía y se negó terminantemente a poner en práctica la apertura de mercados. Con el tiempo el sistema comenzó a desbastarse. Promulgó en forma unilateral un programa de sistematización edilicia (casas para todos) como una forma de construir una sociedad “justa y socialista” (populista). El programa de construcción y reubicación de viviendas se extendió rápidamente en toda Rumania, para concluir con el intento de remodelar completamente la capital. Construyó además el colosal Palacio de Bucarest que actualmente ocupa el parlamento, siendo en esa época el edificio más grande del mundo, después del Pentágono. Luego, para pagar semejante deuda acumulada, producto de estos gigantescos despilfarros en supuestas mega obras innecesarias, en derroches y subsidios de toda clase - llamado industrialización (década ganada) - recurrió sin piedad a las fuentes de ingreso del sector agropecuario aplicando fuertes impuestos distorsivos a la actividad y ordenando la exportación (¿hoy soja?) de los principales productos agrícolas e industriales del país. Los resultados no se hicieron esperar, apareció de inmediato el ahogo al sector rural, y como contrapartida la escasez de alimentos (¿trigo?); también la falta de medicamentos, el fuerte aumento inflacionario, y una pavorosa escasez de energía que hicieron estragos. Esto provocó un gran malestar en la sociedad que comenzó a expresar su furia, ya que la vida pasó a ser una lucha diaria por la subsistencia. (Hoy Venezuela, ¿mañana Argentina?). Afloraron en esa nación toda clase de protestas contra las “decisiones descabelladas” de Ceausescu, que agitaban un clima de violencia y disconformidad traducido en grandes manifestaciones de descontento, hasta que un día en la ciudad de Timisoara surgió un fuerte estallido social (¿.?). Exasperado, éste ordenó al ejército y la “Securitate” (cuerpo policial del régimen) reprimir violentamente con armas de fuego ese levantamiento. La rebelión se extendió en muchas localidades y no tardó en llegar a la Capital Bucarest, donde finalmente las fuerzas de seguridad, también apremiadas por la crisis, se avinieron a los manifestantes. El mismo martirio de los ciudadanos comunes era su propio calvario. Ese día Ceausescu, su esposa y dos colaboradores huyeron en un helicóptero desde la Capital hasta su residencia en Snagov. Desde ahí volvieron a partir en esa misma aeronave para fugarse definitivamente, pero la policía secreta los obligó a aterrizar forzosamente ya que las fuerzas armadas habían restringido los vuelos en todo el espacio aéreo. Era su final. Después de ejercer a su antojo el poder absoluto durante más de 24 años, esa anarquía siniestra se precipitó definitivamente. Ceausescu y su esposa fueron juzgados. En el banquillo “estaban incómodos y visiblemente derrotados”, sentados uno al lado del otro esperando el veredicto. En la Navidad del año 1989 fueron condenados en un juicio sumarísimo bajo los cargos de genocidio, daños a la economía (¿nacional y popular?), crecimiento injustificado de su patrimonio (¿1000 % en 10 años?), y uso del poder en beneficio propio (¿Justicia legítima?) Así terminaba aquel suplicio Rumano. Para calmar la furia de la población, algunas escenas de ese acontecimiento judicial fueron emitidas por la cadena de la televisión oficial, que rápidamente se puso del lado de la rebelión ciudadana, ofreciendo sus estudios para difundir con entusiasmo los nuevos pregones de libertad en pos de una nueva Nación. “Los mismos periodistas obsecuentes” (¿678?) que defendían al dictador y su gobierno, ahora anunciaban su abatido final. Rumania estaba saturada de las locuras de un déspota que se creyó un Rey intocable. Sus demencias desataron la ira de una sociedad hastiada de tanta corrupción, opresión y tanta barbarie. Hay una dolorosa similitud entre la infame tradición de esos tiranos, con demasiadas actitudes hostiles y arbitrarias del actual gobierno argentino que se creyó invencible, y que se reflejan en el espejo de la dolorosa historia Rumana. Solo basta hacer la fatídica comparación. Después de una larga década, la administración de Cristina Kirchner no tiene rumbo. Este descalabro que construyó, con corruptos, bandidos, represores, delincuentes “y demás actores destacados que integran el staff del modelo exitoso”, nos deja expuestos a un temible caos, que se hace necesario y urgente solucionar para que Argentina no termine como aquella Rumania. La caldera está en ebullición y es más que necesario enfriarla. Las tarifas para todos, el futbol para todos, y todas las estupideces creadas para todos, ahora harán eclosión en todos. Los cortes de luz de todos los días y la inflación incontrolable agitan aún más esa hoguera. Entre tantas cosas conflictivas, la década perdida, “para ellos ganada”, ha multiplicado la pobreza y deja la economía en un estado de desastre. Los Kirchner no son Ceausescu, pero su forma de proceder se asemeja bastante. Raúl R. Zorzón rzorzon@malabrigo.com

LA VENGANZA

La venganza: Por los cortes, miles de vecinos desde hace más de 20 días están a oscuras y sin agua expuestos al robo y la muerte: así pasaron la Navidad; menos en la zona de Puerto Madero No es difícil darse cuenta, que en Argentina se acentúa la expansión de la venganza sobre la ciudadanía, como “realidad” objetiva. Es propio de los procesos adheridos a la condición de quienes por una u otra forma adquieren el poder, imponiendo su “cultura” y el reino de su “realidad” haciendo surgir su “mundo”. Por tanto, aquello mediante lo cual el “modelo” tiene aquí validez y realidad, en Argentina, la “venganza” y esta enajenación es, por consiguiente, tanto fin como absoluta “verdad”; y es, al mismo tiempo, el medio o el tránsito de la reivindicación del horror “pensado”, de los años del 70 en cuanto “cultura” y “realidad”. Ésta pretendida “cultura” y “realidad” solo es, precisamente, la continuidad del “movimiento”, que en su “mundo” se enajena a sí mismo como lo que es: El más temible en la continuidad de la triple A, la legalidad de los 70 en eliminar la subversión y a los imberbes, que designa su mediocridad y expresa el más alto grado de desprecio hacia una ciudadanía que avaló una perversa represión; con el concurso de gobernadores (presidente a partir del 2003), jueces que ostentan su rol en la Corte Suprema de Justicia de la Nación que juraron por los estatutos de la junta militar, que en su momento estaban con los “buenos”, pero que actualmente es lo “malo”. Lo que ocurre es que, en todos los casos la “facción” triunfante se llama “gobierno” y precisamente en ello, en el ser una “facción” radica de modo inmediato la necesidad de su perecer. Pero en el “mientras tanto”, la “venganza” sobre la ciudadanía es hacerle padecer una degradación en su calidad de vida, que afecta todos los aspectos de la convivencia. Imposición del “modelo” como desarrollo progresivo de la "verdad”, que en su fluir constituyen al mismo tiempo otros tantos momentos de una unidad, en la que lejos de contradecirse, son todos igualmente necesarios, y ésta igual necesidad es la que constituye el “movimiento”. “Movimiento” que “arranca” en el año 1943 para ver bajo la figura de lo polémico y de lo aparentemente contradictorio, momentos mutuamente necesarios del mismo (“movimiento”). ¿Acaso puede el sentido interno del “movimiento” manifestarse de algún modo mejor que en sus fines y resultados, y como podrían estos conocerse de un modo más preciso que en aquello que el periodo 1943 – 2013 produce en esa misma esfera? Es decir la moral y la ética del denominado “modelo” son los rodeos que permiten aplicar, en estos días, la satisfacción de la “venganza” por “la devastadora situación afectiva que padecen las organizaciones, frente a su irreversible sentimiento de culpa, por haber alentado y llevado a los jóvenes, a la muerte y la desaparición”. La “venganza”: permitir situaciones “patrimoniales”, entre otras numerosas, en la adquisición de 263.200 hectáreas en diez años, solo en la provincia de Santa Cruz; el descomunal “saqueo” de las arcas del Estado por parte de “identificados” funcionarios del corrupto “elenco” gubernativo que corresponde a la finalidad de degradar a la ciudadanía, con carencias energéticas, sistema de transporte vial y ferroviario vergonzoso, constante inseguridad, aumento de la marginalidad y la pobreza, robo y muerte, etc. Es inevitable que en este “terreno” corrupto de la gestión gubernativa la ciudadanía evidencia su inferioridad. Pero es lo que “tenemos”. Lo que pueda “lograr”, la ciudadanía será a “gusto” de la gestión gubernativa presente o a quienes simularan un “recambio”; no tendría otra salida. ¿Sera peligroso manifestarlo? Sí 26 de diciembre de 2013 Buenos Aires Argentina Osvaldo Buscaya (Bya)

jueves, 26 de diciembre de 2013

SANTIAGO

SANTIAGO DEL ESTERO, ARGENTINA La futura gobernadora de shoping en el Lear jet se olvido las tarjetas de crédito y envío al piloto a que la buscara. Zamora y su clan, ya no sorprende de las atrocidades que cometen, haciendo uso y abuso del poder. La esposa del gobernador de viaje junto a dos amigas de shoping en el "AVION SANITARIO" Lear jet, por la capital federal, se olvidó las tarjetas de crédito en otra cartera y envió de regreso al piloto hacia nuestra provincia a buscarla . CLAUDIA EN EL LEARJET SI ESTIMADO LECTOR, ASÍ COMO LO LEE, ESTA SORPRENDIDO? CLAUDIA LEDESMA ABDALA DE ZAMORA (A) "CLAUDIA ZAMORA". SE OLVIDÓ LAS TARJETAS DE CRÉDITO EN OTRA CARTERA Y SE PERCATÓ O DE ELLO EN EL AEROPARQUE JORGE NEWBERY CUANDO QUISO COMPRAR ALGO EN EL SHOPING. LO MANDÓ AL PILOTO DE REGRESO A SANTIAGO PARA QUE LE BUSQUE Y REGRESE. UN EPISODIO LAMENTABLE QUE CAUSA VERGÜENZA ADEMÁS...NOSOTROS LE TENEMOS REGISTRADOS 104 VIAJES EN EL AVIÓN "SANITARIO" DEL ESTADO PROVINCIAL, CON DOS O TRES AMIGAS, PARA IR DE SHOPING.( POR RAZONES DE SALUD DE SUS "HIJOS" O BIEN CUANDO SE HACIA EL CONTROL PRENATAL DE SUS 3 NIÑOS Y LUEGO LOS PARTOS, VIAJABA JUNTO A TODA SU FAMILIA. UNA DE LAS AMIGAS CONTABA DE QUE SE "CAGAN" DE RISA CUANDO REGRESAN, YA QUE OCUPAN SOLO TRES ASIENTOS Y EL RESTO VIENE REPLETO DE PAQUETES, CON CARTERAS, ZAPATOS, VESTIDOS Y REGALOS, ETC.ETC.MAS AHORA QUE SE MUESTRA EN PUBLICO POR SU CANDIDATURA A GOBERNADORA, OSTENTA CON SU VESTIMENTA Y NUEVOS LOOK. SEPAN LOS LECTORES, CADA VIAJE DE LA AERONAVE CUESTA UNOS 25 MIL DÓLARES DE IDA Y VUELTA, ES DECIR, UNOS 150 MIL PESOS NUESTROS ¡ QUÉ NOS ESPERA A LOS SANTIAGUEÑOS CON ÉSTA MUJER EN EL PODER?. ESTÉN ATENTOS. HAY INFORMACIÓN RESERVADÍSIMA DE LA NACIÓN. QUE ZAMORA DUERMA CON UN SOLO OJO CERRADO. LA SUPREMA CORTE INTERFERIRÍA A FIN DE MES, ANTES DE LA ILEGAL ELECCIÓN. ¿ QUE TE PASA GERARDO ZAMORA? El gobernador Zamora anda desesperado por el tema institucional de la provincia, para el colmo sus funcionarios están esperando el momento para traicionarlo.Entonces surge estas preguntas GERA1 ¿ PORQUÉ ESA CARA DE SOPORTAR UN TERRIBLE STRES? ¿ PORQUE TIENES QUE DECLARAR TU "PATRIMONIO"? ¿ POR QUÈ NO SABES QUE HARÁ LA SUPREMA CORTE EN LOS PRÓXIMOS DÍAS? ¿ POR QUÈ TIENES MIEDO QUE LA MOROCHA DE VUELTA EL CAÑO DE LA ESCOPETA Y TE APUNTE A VOS? ¿ PORQUE TE ENTERASTE QUE YA ESTÁ EL PEDIDO EN EL SENADO PARA QUE NO TE PERMITAN JURAR? ¿ QUE TE HAGAN VOMITAR LOS 880 MILLONES DE DÓLARES QUE TIENES EN EL BANK OF SUIZA? ¿ QUE LOS TRAES A TUS SOCIOS LADRONES DE LA NACIÓN (LA KIRCHNER, DE VIDO, PABLO ABAL MEDINA) PARA QUE ANUNCIEN OBRAS ANTE UNA EVENTUALIDAD ADVERSA EN LA SUPREMA CORTE Y HAGAS SALIR A LA GENTE A LA CALLE? ¿ ESTÀS QUERIENDO HACER "ESTRELLAS EL AVIÓN",COMO LE DIJISTE A NICOLAI? ¿ QUE NO ES VERDAD QUE TIENE SOLVENCIA LA PROVINCIA Y QUE APENAS ARRIMAS LOS SUELDOS Y ALGUNOS PAGOS A LOS SOCIOS LADRONES? MUCHAS PREGUNTAS MÁS HAY PARA HACER, QUE DE A POCO LAS IREMOS HACIENDO

miércoles, 25 de diciembre de 2013

DOLOR

CON MUCHO DOLOR... por Juan José Campanella A todos, qué nos pasa ... ? Una sensación de impotencia, de frustración y abatimiento nos noqueó. En muchas reuniones privadas, en el trabajo, en la calle, en los trenes, se comenta. Pero siempre en privado. Ya parece no quedar nada del orgullo de ser argentino. Y no es la economía. Ni siquiera el caso Ciccone. Ni de los hermanos Schoklender. No se trata de Moreno y su avasallamiento tercermundista. Ni de Ley de Medios. El problema no es el tren de Once y los 52 hermanos que murieron... lamentablemente. Ni tampoco el uso de las reservas. No se trata del paro de los maestros, ni de las mentiras del Indec ni de la pesificacion. El problema es otro. Estamos perdiendo en silencio a nuestra Argentina. La metamorfosis es brutal. El país que tenemos hoy no es el que imaginamos, y el país de mañana será mucho peor de lo que imaginamos. No hay respeto. No hay educación. No hay diálogo. La búsqueda de la excelencia se abandonó por completo. Nos acostumbramos al atropello del poder político, al patoterismo. Al corto plazo sin una visión de país que nos ilusione. Que nos enamore. Que queremos? Volver a sentir orgullo de ser argentinos Viajar seguros Ver un desarrollo cultural sostenido Transitar por las calles sin piquetes Escuchar a un presidente conectado con el mundo A decidir qué comprar. Qué libros leer. Respetar al maestro. Los delincuentes presos. Estadistas conduciendo al país. Economistas manejando la economía. Calma y paz. No al odio y la crispación. Los tres poderes funcionando. Comprar dólares. O no. Recibir cosas del mundo y poder enviar cosas al mundo. Si querés lo mismo, circulá este mail. En paz. Argentina , te quiero !!! Y no quiero perderte. Juan José Campanella

lunes, 23 de diciembre de 2013

DE SOLDADOS....

De soldados y desalmados... por Gabriela Pousá Como ha venido sucediendo en la Argentina, nuevamente la coyuntura se erige protagonista. En ese sentido, pareciera que es la economía la madre de todos los problemas y explica el clima social de estos días. Sin embargo, nada cambiará esencialmente en el país si no se asume que la crisis va mucho más allá de los indicadores de coyuntura y la fría estadística. La génesis de pobreza que ha sido el objetivo de base de los gobiernos populistas no surge de economías maltrechas sino de la necesidad de crear rebaños que brinden lealtad ciega. El por qué los números no cierran halla primero su respuesta en la ética, y luego en la inoperancia de los funcionarios. Muy poco tiene que ver Marx, Engels o Keynes en nuestra decadencia. Cuenta Aristóteles que en Megara, "habiéndose apoderado del poder un partido populista, comenzó por declarar la confiscación de bienes contra algunas familias ricas y ya no le fue posible detenerse. Tuvo que hacer cada día una nueva víctima, y al fin llegó a ser tan grande el número de damnificados y despojados que formaron un ejercito paralelo al que, los demagogos, ya habían formado". En el año 2003, el kirchnerismo asumió la Presidencia con la prioridad de forjar poder no de gobernar la Argentina, ahí ya había un problema. Un magro 22% de votos servían para emprender una gestión administrativa pero no le garantizaban permanencia, y esa es y sigue siendo la meta. Desde entonces comenzó a gestarse la debacle que se vive en estos días. El matrimonio presidencial se auto proclamó como una suerte de autoridad moral por encima de todos los demás. Aparecieron reivindicando derechos que no estaban siquiera cuestionados, y ocupando un doble rol: de héroes sin magnas gestas, y de víctimas sin victimarios. En ese marco, como bien sostuvo Cristina, "los saqueos no fueron casualidad". Por supuesto que no. Desde Balcarce 50 se ha hecho mérito para llegar a ellos. Son una resultante de las palabras, actos y omisiones oficialistas. A diferencia del 2001, el hambre y la conspiración no fueron los primeros en tirar la piedra. Se les adelantó la descomposición del tejido social, por eso lo que causó más estupor fue el "todos contra todos". Las imágenes nos dejaron atónitos. Y ese es precisamente, el mayor daño que el kirchnerismo ha propiciado. La inflación podrá remediarse cuando prime la sensatez en la aplicación de políticas, y el mercado deje de ser eufemismo de Estado, pero la división de la sociedad es algo muchísimo más difícil de sanar. "Los hombres sienten que son un mismo pueblo cuando tienen una comunidad de ideas, de intereses, de afectos y de esperanzas. Eso es lo que constituye la patria. La patria es lo que uno ama", sostenía Fustel de Coulanges y agregaba que "la existencia de una nación es un plebiscito cotidiano". Hoy, hay cabal conciencia de no pertenecer al mismo pueblo. Nuevamente hay clases enfrentadas de forma malsana. Cada uno de nosotros nos hemos sentido tan ajenos a las hordas de saqueadores como a los dirigentes que, además, decidieron ignorar esos hechos y falsear la verdad. La comunidad de intereses es una anatema, y por haber sucumbido a la ley del menor esfuerzo, y a la tramposa comodidad del Estado paternalista que en apariencia nos facilitaba la vida, dejamos hace rato de participar de ese elemental plebiscito cotidiano. Optamos, conscientes o no, por ser meros habitantes y aunque echemos raíces, andamos como aves de paso no como ciudadanos. Aunque la obra sea para todos la misma, pocos son protagonistas, algunos son elenco o actores secundarios, y demasiados son apenas espectadores de una realidad que en su cotidianidad les resulta ficticia. Por eso es harto complicado lograr la unidad que conlleve a dar el paso trascendente desde esta maniquea "obediencia debida" a hacia el "punto final". Porque se equivoca quien cree que esta decadencia se puede remontar con los kirchneristas marcando la agenda y digitando la escena. Y no se trata de actitudes golpistas, sediciosas o "balas de tinta", se trata de entender que la base de esta dirigencia es arena movediza. Por consiguiente nada firme puede levantarse sobre ella. Llegaron con un cáncer y se ocuparon de hacer metástasis. Basta observar lo sucedido en la provincia de Formosa cuando una fundación como Conin intentó modificar algo desde un rol comunitario. A los pozos de agua que realizaron se los terminaron tapando y el problema no fue la inflación, ni el cepo ni el tipo de cambio. El problema fue y es la ausencia absoluta de moral o si se prefiere de humanidad. El egocentrismo reina. Lo mismo puede observarse con el fenómeno de los saqueos y hasta en los cortes de luz donde vecinos bloqueaban calles impidiendo pasar a sus pares. "Yo no tengo luz, vos no llegás a trabajar", parecía ser la sentencia endemoniada que no sirve siquiera para arreglar nada. "Mal de muchos, consuelo de tontos" reza el refrán, y la tontera se ha convertido en un deporte nacional. Vivimos o sobrevivimos sin un mínimo código de convivencia. Sin embargo, los argentinos no éramos así. Quizás fuimos ingenuos pero no perversos. Fuimos solidarios cuando se nos engañó vilmente con el fondo solidario de Malvinas, fuimos los que salimos corriendo a llevar colchones y víveres para los inundados... ¿Qué nos ha pasado? La respuesta es tan cruel como sencilla: nos pasaron diez años de ignominia por encima. Nos faltaron diez años de educación y de dignidad del trabajo. Nos sobraron diez años de modelos y ejemplos nefastos... Diez años haciéndose carne la concepción populista de la política con puestas en escena inauditas. La historia se ocupará de explicar el revés de la trama así como el tiempo está demostrando la falacia del relato. Basta recordar a un ex jefe del Ejército bajando un cuadro de un mandatario de facto, y observar que hoy es, ese mismo ex Jefe del Ejército, quien está siendo juzgado por peculado... Esa es justamente la gran paradoja de Cristina, su regreso a las fuentes destruidas. En mayo de 2003 destruyó las Fuerzas Armadas a las que ahora acude ante su paranoia conspirativa, como acude también al Episcopado después de haberlo desdeñado. La artífice de la transversalidad hoy se ampara en Perón y en Evita... El gobierno está retrocediendo sobre sus pasos no por arrepentimiento sino por necesidad. Le está pesando a Cristina el triste pacto con Irán, y está pagando caro el circo montado para expropiar YPF. Paradójicamente, las que ayer fueron sus banderas de triunfo popular ahora son sus mortajas, y los vítores y aplausos terminaron siendo lastres sobre sus espaldas. Pero es tarde para el perdón, no porque prevalezca el rencor sino porque no es genuina la intención. El "vamos por todo" aún no concluyó. Ese fue el mensaje preclaro que dejó el baile de la Jefe de Estado, el pasado 10 de Diciembre. La fiesta sobre cadáveres fue la radiografía exacta de la inmoralidad y la farsa que dejó sin maquillaje a la mandataria. Le lavó la cara. El ascenso de César Milani hizo el resto. Ahora la Argentina tiene un Ejército no subordinado a la Constitución Nacional como el descabezado hace diez años, sino al servicio del modelo nacional y popular, es decir, a su servicio. Y en rigor de verdad, nadie sabe para qué lo ha de usar...

domingo, 22 de diciembre de 2013

STREP TEASE

El Inmundo Strip-Tease de la Reina “Se supone que la política es la segunda profesión más antigua de la Tierra. He llegado a la conclusión de que guarda una gran semejanza con la primera”. Ronald Reagan La mugre alcanzó ya, públicamente, a la Presidente, que se debate a los manotazos para evitar ser tragada por la repugnante ciénaga en la que la corrupción de su “década ganada” la ha colocado. Alconada Mom, por fin, ha demostrado, más allá de cualquier duda, que todos, todos son Ella. Y esa es la razón de los desplazamientos de Righi, Rafecas, Rívolo y, ahora, Campagnoli, de la persecución a Marijuán, de las pretensiones de “democratizar” la Justicia y de domesticar a los medios de prensa, cuando produjeron avances sobre los segundones de la banda delictiva que nos gobierna. En esta semana me he preguntado muchas veces qué clase de sociedad somos los argentinos o, al menos, en qué nos hemos convertido. Supongo que puede haber muchas respuestas, en especial después de ver a honestos vecinos y clientes que, hasta el día anterior, hacían sus compras en los comercios de su barrio y, sin que mediara una causa eficiente, se dedicaron a asaltarlos, o a los vándalos que se introdujeron en nada menos que dos mil viviendas de Córdoba, destruyendo y robando todo a su paso. Pero mi pregunta va más allá, y se vincula con la tolerancia generalizada a la corrupción de Cristina Kirchner y sus cómplices y testaferros. Porque, reconozcámoslo, aquí ni siquiera puede aplicarse la filosófica frase brasileña: “roban, pero hacen”. Los cortes energéticos desnudaron la depredación a que ha sido sometida la Argentina por los Kirchner, pero los crímenes en que han incurrido deben incluir el deterioro de toda la infraestructura nacional, es decir, carreteras, ferrocarriles, generación, transporte y distribución de energía eléctrica, la desaparición del autoabastecimiento de gas y petróleo, las comunicaciones, el marcado quebranto de la educación y de la salud, la falta de viviendas, el narcotráfico, la inseguridad cotidiana, la indefensión del país, su aislamiento del mundo, el vaciamiento del Banco Central y de la ANSES, la proliferación del juego, etc. ¿Por qué seguimos aceptando, calmos y en silencio, la orgía inmunda de corrupción que el Gobierno exhibe, con desparpajo, cada día? ¿Por qué la ciudadanía no sale a la calle a buscar, casa por casa, hotel por hotel, country por country, a los desalmados ladrones que, en pos de enriquecerse como modernos cresos, no dudan en matar a tantos connacionales? Porque de eso se trata; cada dinero público que se roba en las licitaciones de rutas, usinas o represas, en el inexistente mantenimiento de los tendidos eléctricos y ferrocarriles, en publicidad oficial, en Aerolíneas Argentinas o en Fútbol para Todos es dinero que falta en esos caminos, en esas redes eléctricas, en vías férreas y puertos, en los hospitales, en viviendas, en escuelas y, sobre todo, en el sostenimiento de aquellos ciudadanos a los cuales el crecimiento del país olvidó. ¿Por qué no nos dejamos de usar circunloquios para ocultar, y ocultarnos, lo que sucede? Como decía Perón, “la realidad es la única verdad”, y la verdad pura y dura es que todos, todos (Lázaro Báez, Cristóbal López, Eskenazi’s, Ferreira, De Vido, Jaimito, Cirigliano, Boudou, sus secretarios privados, su jardinero, sus ministros y tantos otros) son Ella misma. Este es un régimen monárquico y absoluto, en el que sólo roba –o habla- el que recibe autorización expresa para hacerlo. Pensar que Guita-rrita, por ejemplo, inventó el affaire Ciccone solo, para beneficiarse en forma personal, es una estupidez sin nombre y, como tal, carece de sentido y de lógica. O que Jaimito fuera el destinatario final de los retornos que los concesionarios, socios del poder, entregaban antes de recibir cada cheque de subsidios. El mayor de todos, sin embargo y por las consecuencias trágicas que ha producido en materia de dependencia energética, pérdida de reservas e inflación, fue la aventura que llevó a Kirchner, para robarse YPF, a hacer que Repsol –que accedió más que encantada- “vendiera” a la familia Eskenazi (en realidad, a una empresa australiana cuyos dueños son desconocidos oficialmente) el 25% de la empresa, le entregara la administración y la depredara hasta la extenuación. El miércoles, un Senado que hace diez años dejó de ser honorable, aprobó el pliego del ascenso de Milani al grado de Tte. General. Para ello, hizo oídos sordos a los reclamos en contra del CELS y de las Madres de Plaza de Mayo de La Rioja y Tucumán, y desconoció los procesos de violación de derechos humanos y de enriquecimiento ilícito en los que el militar está imputado. Por pedido expreso de doña Cristina, la semana anterior el Espión había recibido el inesperado apoyo de la inefable Hebe Bostafini quien, como moneda de cambio por publicar en su revista la foto de ambos prácticamente a los besos, obtuvo que el Ministerio de Justicia le sacara del fuego presupuestario a su pseudo Universidad de las Madres y de los tribunales a Sueños Compartidos. Pero lo relevante fueron los senadores que votaron a favor del cuestionado militar, que sostuvieron que debía regir el principio de inocencia, el mismo que, durante los últimos diez años, se ha negado en forma sistemática a aplicar a más de mil oficiales, la mayoría con una edad que supera los setenta años, que se encuentran detenidos en cárceles comunes sin sentencia; como prueba de ellos, hay marinos condenados sólo porque, como tenían destino militar en Buenos Aires, dormían en la ESMA y, por ello, los jueces presumieron que “debieron haber sabido lo que sucedía”. También es necesario recordar que doña Cristina y la Abuelita, con la complicidad de una Juez permeable, mantienen abierta la causa en la que se imputó a la señora de Noble como apropiadora de sus hijos adoptivos, pese a que el ADN de éstos ya ha sido comparado con todos los registros de los desaparecidos. Es decir que, con el presidencial e irrestricto apoyo al pliego del General, la Reina se quitó el último velo en el que los Kirchner se arroparon, la hipócrita y arbitraria política de los derechos humanos, y acentuó la desnudez que hoy sólo La Cámpora y energúmenos como D’Elía encuentran atractiva. Ya se había desprendido de todo signo de humanidad al negar los crímenes de Cromagnon, de Once, de las inundaciones de La Plata o de los saqueos, llevando su impudicia al escenario de Plaza de Mayo, bailando al son de una murga carnavalesca, mientras catorce nuevos argentinos engrosaban el inventario interminable de muertos –muchos no contabilizados- que hubiera debido, más que el fallecimiento de don Néstor, enlutar al kirchnerismo. Ya nada queda, y la Reina está desnuda. Sin embargo, como Atila, seguirá avanzando, haciendo daño y destruyendo lo poco que queda de la República que supimos ser, como lo demuestra con la designación de muchos conjueces que le responderán irrestrictamente a la hora de juzgar los delitos de corrupción, y llevará con ella al país entero a caer a un precipicio mucho peor, por la destrucción del tejido social y de la concordia ciudadana, a aquél que nos tragó en el año 2001. Que Jesucristo, Señor de la Historia, con su infinita misericordia, nos permita evitar ese trágico sino en esta Navidad. No dudo que SS Francisco está rogando por nosotros, pero será necesario que un milagro se realice para que Ella reaccione y lo ayude. BsAs, 22 Dic 13 Enrique Guillermo Avogadro Abogado

sábado, 21 de diciembre de 2013

RECUPERAR EL ASOMBRO

RECUPERAR EL ASOMBRO Calendar diciembre 21, 2013 | Posted by Malú Kikuchi Por Malú Kikuchi (22/12/2013) Asombrada, encuentro que la primera acepción de “asombro” (que deriva de la palabra “sombra”), del *DRAE es: asustar, espantar. Y algunos de los sinónimos son, sorprender, sobrecoger, horrorizar, desconcertar, confundir, turbar, aturdir, QUEDAR INDIFERENTE. Esto último es lo que nos sucede, y está mal. Sin relativismos de ninguna clase, está mal, no debe ser. Punto. En estos últimos y desgraciados 10 años nos han ocurrido y le han ocurrido a la Argentina tantas cosas, que tratar de resumirlas es una misión imposible. Pero con trazo grueso intentemos recordar. Kirchner presidente, a la semana de asumir, por cadena nacional que habíamos olvidado en los 90, como representante del ejecutivo, le ordenó al poder legislativo desmantelar la Corte Suprema, o sea el poder judicial. Ahí, en ese acto, murió la República al desconocer la división de poderes. Nadie se dio cuenta o lo dejó pasar porque la Corte, bueno la Corte no era maravillosa. La actual tampoco, salvo excepciones que existían también en la de Menem. No nos asombramos. Siguió SKANSKA y las coimas. Los 60Kgs de cocaína en 4 valijas abandonadas en el aeropuerto de Barajas, Madrid, transportadas por Southern Wings. No nos asombramos. Y bueno, es así… La embajada paralela en Venezuela, los bonos argentinos comprados a US$ oficial en Caracas y vendidos a US$ real, también en Caracas. Bonos por los que Argentina llegó a pagar hasta un 15% de interés al “amigo” Chávez, cuando el FMI nos hubiera cobrado un 5%. Un negoción. Para algunos. Y las valijas con US$800.000 de Antonini Wilson, más las que no fueron detectadas. Todas financiaron la campaña electoral 2007 de Cristina. Así como los cheques de los laboratorios de precursores químicos que se usan para elaborar drogas prohibidas, que también colaboraron con la campaña. Los negociados con los remedios truchos. No nos asombramos, se comentó. El INDEC mintiendo estadísticas. El negocio asqueroso con los DDHH, indigno y sucio. El vacío de justicia en el poder judicial. Jaime y los subsidios al transporte asesino de pasajeros. Jaime acusado de enriquecimiento ilícito, pero zafando, mientras para muchos no hay ni siquiera presunción de inocencia. Lo saben los presos políticos. Da para charla de café. Sin asombro. Y Boudou, Ciccone, Vanderbroele (al que no conoce pero le paga el teléfono, las expensas y el cable de un departamento del vice) y Nuñez Carmona, y todas las denuncias en contra de alguien que reemplaza a la presidente cuando hace falta, por ejemplo, y para vergüenza nuestra, en el entierro del inmenso Mandela. Y el narcotráfico que avanza con evidente ayuda de gente muy poderosa en el gobierno. Y el desastre energético que nos tiene sin luz, ni agua y que los genios que nos gobiernan piensan solucionar dando feriados interminables para que se paralice la producción y no se gaste la energía que el país tiene y la mala política no consigue. Con bronca, sin asombro Y Mamá Hebe y los hermanitos Shocklender y sueños compartidos, pesadillas cumplidas, deudas de $202 millones perdonadas porque sí, ¿y qué pasó con la estafa de las casas? No se sabe, no se contesta. Y la agencia de colocaciones de La Cámpora. Y la inflación. ¡Y la inflación! Aguantamos. Y el nombramiento de Milani, militar de inteligencia, acusado de delitos de lesa humanidad y de enriquecimiento ilícito, pero Teniente General de la Nación y Jefe del Ejército. Hace que una se pregunte, ¿qué sabe Milani de… ? Protestas de izquierda, de DDHH, pero sin asombro, se esperaba. Y Báez y las bóvedas reconvertidas en bodegas, y los hoteles. El contador de la familia K se olvidó de consignar un hotel en la declaración de bienes, como si un hotel fuera el terrenito en “villa tachito” que nos dejó el abuelo y que no recordamos porque vale $4. Muy descuidado el contador. Sin asombro. Total, una más y van… Y la falta de seguridad que no es una sensación, y la ley de medios (que ya es vieja), y Campagnoli acusado de trabajar bien en lo suyo que es investigar, se ve que a las personas incorrectas, y Gils Carbó, Procuradora General de Cristina, no de la Nación y por todas partes, la corrupción sistémica, enquistada en las raíces de la política y ya en el ADN de muchas personas, enviciadas con los planes no trabajar. Y la vergüenza de las pruebas PISA. Hablando de vergüenza, Timerman, ¡el heredero de Drago, de Saavedra Lamas, de Zavala Ortiz …. ¡ Y el miedo a los saqueos. Hay más, tanto más, me niego a seguir recordando. Duele. Y todo esto fue y es posible, porque hemos perdido la capacidad de asombrarnos y de actuar. Sin esperanzas a nivel personal, pero con muchas ganas de encontrar razones para tenerlas, quiero que los que sobrevivimos acá, tengamos una Noche Buena realmente buena, en paz, en familia y con amigos. No importan las creencias religiosas que se tengan (el nacimiento de un Niño siempre es una apuesta a la esperanza de un mundo mejor). Quiero un 2014 “vivible” a nivel político, estabilizado económicamente con piso en la dignidad humana. Pero por sobre todo, soñando con otra “Patria posible”, quiero que recuperemos el asombro. Es la única posibilidad para que la ciudadanía tenga fuerza para reaccionar; alcance la unión imprescindible para exigir, y los principios morales necesarios para obligar a la oposición ¿? a volver a poner, JUSTICIA mediante (un poder judicial con JUSTICIA y sin miedo a las presiones), las cosas en su lugar. Un lugar del que nunca tuvieron que salir, si nos hubiéramos asombrado a tiempo de los horrores ocurridos y que seguimos soportando, como si fueran un inevitable desastre natural y no sólo las pésimas decisiones del gobierno, muy productivas para los elegidos y muy desgraciadas para el resto. No me refiero sólo a la economía, nos hemos empobrecido moral y culturalmente de una manera feroz. Hagamos algo. Un 2014 con capacidad de asombro recuperada. Lo que nos pasa no es normal, es malo, es feo, es corrupto, triste, angustioso, y lo estamos permitiendo. Somos responsables, la Patria es nuestra. Al mismo tiempo que el asombro, recuperémosla. Hasta el año que viene, salvo imponderables. *DRAE, diccionario de la Real Academia Española.

UN GRANDE

Sr. Director: En recordación de un grande El 22 de diciembre de 1996, fallece un gran hombre de la política argentina, el doctor OSCAR EDUARDO ALENDE. El fundador del Partido Intransigente, en 1988 volcó en el libro "MI MEMORIA" , su Autobiografía de un compromiso con la vida, la historia y su tiempo. "En mi memoria siempre reverdece un todo, una invariable constante: Un país que quiere disponer de si mismo y no lo dejan, un pueblo que quiere avanzar y tropieza con poderes que lo frenan y demoran." " Estos ideales y estas circunstancias han impregnado desde el inicio y en todo su curso mi propia vida. Con más derrotas que triunfos, pero con más alegrías que pesares." Ha observado en vida una línea de conducta Moral y la coherencia entre lo dicho y hecho. Un gran Gobernador de Buenos y varias veces candidato a Presidente de la Nación. Diputado sin dobleces. Ejemplo que deberían tomar los actuales gobernantes y legisladores. A su memoria: ALENDE NO SE VENDE !!!! Lic. Francisco Eugenio Scolaro

viernes, 20 de diciembre de 2013

TITIRITERA

La titiritera y sus "entrañas" http://www.notiar.com.ar/contenido/opinion/opi_17116.htm#1 por Carlos Berro Madero "¿Qué sensatez puede proporcionar la VORÁGINE de los cálculos matemáticos de Descartes para quien tiene TORBELLINOS en sus entrañas?" Benjamín Franklin Si alguien pensaba inocentemente que Cristina iba a "dejar hacer" a los nuevos amanuenses elegidos para "corregir lo incorregible" luego de su debacle electoral, estaba profundamente equivocado. Su gobierno, como el de Néstor, ha estado signado por un torbellino de insensateces que, puestas en perspectiva, los muestra como un par de netos perdedores en la carrera por la razón y el cálculo. En lo único que no se equivocaron fue en hacer sus "cuentitas" domésticas, para ir transfiriendo metódicamente a ellas algún "dinerillo" cuyo origen aparece hoy como muy poco transparente, como está trascendiendo a través de ciertas evidencias. Todo lo demás, incluidas las "planificaciones" de Zannini, De Vido, Moreno y Kicillof, -derrumbadas estrepitosamente-, lucen hoy como anotaciones de un cuaderno donde se hubieran registrado día a día las vicisitudes de alguna mente alterada por desórdenes neurológicos desconocidos. Lo grave de todo esto es que miles y miles de ciudadanos, que supuestamente habían aprobado sexto grado, pudieran creer en estas patrañas aritméticas del kirchnerismo que solo han servido "para que hoy podamos contar nuestras penurias" como diría Eric Hoffer. La esperanza no puede ser afirmada o denegada, es cierto, pero lo que la pone en perspectiva es que debe estar encaminada por un sendero en el que se pueda afirmar el paso. Esto no ocurrió nunca entre nosotros y de eso somos culpables todos sin ninguna duda. Esta década se ha caracterizado por el tono de una cuasi epopeya por la que los K apelaron a los sentimientos de culpa de una sociedad que no creía tener asignaturas pendientes. No hubo esperanza, SOLO VERGÜENZA. Y a partir de allí todos hemos sufrido el castigo silencioso de quienes se erigieron como fiscales de una república supuestamente "incompleta y pecadora". Sin embargo, en su alocada tarea par "reconstruir" los errores del pasado, Néstor y Cristina usaron argumentos flamígeros y viscerales ignorando lo que sostenía Nietzsche: "el corazón ardiente pretende abolir su carácter violento y salvaje, pero su pasión extrae fuego y ardor a su propia existencia; y el corazón más ardiente quiere así la abolición de su propio fundamento: el aniquilamiento de sí mismo; es decir, quiere, lisa y llanamente, algo ilógico; y demuestra que no es inteligente". El tándem "exitoso" resultó un fiasco y su gobierno se hundirá cada día más en el torbellino de sus contradicciones. Sus razonamientos han chocado con su incapacidad de juzgar y sus cultos ridículos por una épica inexistente han resultado minas inagotables de su propia perdición. Cuando leemos que los "expertos" de Wall Street pronostican a sus "clientes" de todo el mundo que la Argentina crecerá durante el 2014 al 1% o quizá nada, que el dólar "oficial" estará a 8,50 y la inflación será del 25 al 30%, tenemos el impulso de decirles: "señores, ustedes no saben la rapidez con que esta crisis se propagará entre nosotros. Los Kirchner no han dejado detrás de sí más que desolación y miseria. Vayan preparando algún mecanismo que les permita borrar a fondo estos pronósticos muy pronto: hemos quedado finalmente en manos de una titiritera que tiene sus "entrañas" repletas de ignorancia." Finalmente, queremos traer a consideración de quienes nos leen una aguda y dolorosa sentencia del joven pensador y filósofo estadounidense Lawrence Grossberg, preocupado por la política de "comunicación" social, que alguna vez hemos recordado antes de ahora y dice así: "sé que hacer trampa es malo y sé que lo que yo hago es trampa; pero las cosas son así, la realidad es así. Sabemos que la vida, con todas sus elecciones es un chanchullo, pero este conocimiento está tan universalmente aceptado que ya no hay alternativas. Todo el mundo sabe que todo el mundo hace trampa, por lo que todo el mundo hace trampa y, si no lo hiciera, sin duda sufriría por ser honesto." Tenemos la impresión de que Grossberg podría haber confirmado esto luego de viajar a la Argentina y comprobar el poco valor que le damos aquí a la verdad, la ética y la moral.

jueves, 19 de diciembre de 2013

UNIVERSIDAD PUTA..TIVA

La Universidad de las Madres: terrorismo y kirchnerismo Sección: Nota de portada Por Agustín Laje (*) El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, dijo públicamente hace algunas horas que mandará un proyecto para estatizar la “Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo”. Que se entienda: estatizar significa, en la práctica, que Hebe de Bonafini ya no deberá preocuparse más por el financiamiento de su Universidad –que históricamente ha dado pérdidas–, pues ahora los encargados de solventarla económicamente y pagar sus deudas seremos todos los ciudadanos que, con nuestros impuestos, sostenemos este tipo de inmoralidades. Esta nueva medida oficialista en favor de la organización vinculada al terrorismo internacional Madres de Plaza de Mayo se da en el marco del pacto que hicieron Néstor Kirchner y Hebe de Bonafini el 26 de mayo del 2003 por directivas del dictador cubano Fidel Castro, pacto que narramos y documentamos con Nicolás Márquez en nuestro libro de reciente publicación titulado “Cuando el relato es una FARSA”. Los términos de la alianza fueron claros: Madres de Plaza de Mayo darían su apoyo público al kirchnerismo a cambio de apoyo estatal y persecución política a los miembros de las Fuerzas Armadas y de Seguridad que combatieron al terrorismo subversivo en los años ’70. Desde entonces y hasta ahora, la Asociación Madres de Plaza de Mayo, que pronto se convertiría en Fundación (para poder operar financieramente), ha recibido incontables favores gubernamentales: cheques millonarios emitidos por el Tesoro de la Nación como fondo no reintegrable para cubrir descubiertos bancarios, cheques sin fondo y multas del Banco Central; exorbitantes cantidades dinerarias en propaganda oficial para mantener la radio de las madres en AM 530; dinero girado por Lotería Nacional en concepto de “publicidad”; cámara permanente en la Televisión Pública, y hasta esa estafa multimillonaria que se llamó “Sueños Compartidos”, el proyecto de “viviendas sociales” financiadas por el Estado y construidas por las Madres de Plaza de Mayo que derivó en una causa por desvío de 280 millones de pesos. La operación “Con la Madres No”, ideada por Aníbal Fernández y ejecutada por el gobierno, logró usar a Sergio Schoklender como chivo expiatorio y salvar el pellejo de Hebe de Bonafini y del resto de la Fundación. Así pues, con la causa de corrupción durmiendo en términos de su resonancia en la opinión pública, el gobierno vio luz verde para dar este nuevo paso: financiar la Universidad de las Madres con dineros públicos. La Universidad Popular de las Madres abrió sus puertas en 1999, sin aprobación del Ministerio de Educación, bajo la dirección del escritor marxista Vicente Zito Lema en el histórico edificio de las Madres ubicado en Hipólito Yrigoyen, a metros del Congreso de la Nación. El 20 de noviembre de ese año se organizó un seminario que pretendía ser la antesala de la creación de la Universidad. Allí disertó, entre otros, el parricida Sergio Schoklender, quien tituló a su conferencia “El derecho a la violencia”. Entre otras barbaridades, la mano derecha de Hebe de Bonafini sostuvo frente al alumnado que: “El mito más grande es esto de que la violencia es mala”; “es cierto que el delito individual, ese delito callejero, es una de las pocas respuestas violentas que hay frente al sistema”; “intentan hacernos creer a nosotros que existe una salida pacífica, que existe una salida no violenta. Esa salida no es posible”; “nosotros tenemos que lograr transformar esa violencia individual en una violencia organizada. Tenemos que poder darle coherencia y organización a todos los estallidos sociales, no solo al robo”.[1] Hebe estaba fascinada con lo que escuchaba. Eran tiempos en que la Asociación de las Madres, como el propio Schoklender confesará años más tarde en su libro Sueños Postergados, se financiaba robando y delinquiendo. Lo cierto es que Zito Lema pretendía financiar la Universidad con métodos transparentes, pero las cuentas nunca le cerraban. Mientras veía que llegaba dinero de extraña procedencia que conseguían Hebe y Sergio, aquél prefería juntar monedas vendiendo panchos, hamburguesas y choripanes frente a la casa de estudios. Observar al director de la Universidad vendiendo chorizos a los alumnos era bastante humillante. Finalmente, asqueado por lo que veía, Lema decidió renunciar, dejando una carta a la que nadie le prestó atención pero que sería, a la postre, vaticinadora: “No quiero formar parte de algo que en el futuro pueda dar cabida a responsabilidades judiciales y a nuestra desacreditación pública”.[2] En la Universidad de las Madres se enseñaba y se enseña un marxismo revolucionario recalcitrante, capaz de reivindicar a las FARC e, incluso, a la mismísima organización terrorista Al-Qaeda. En el año 2001, por ejemplo, después de que el mundo entero se conmocionara tras los atentados contra las Torres Gemelas del 11 de septiembre, Hebe de Bonafini brindó un discurso a los alumnos en el que decía: “Hablo en nombre de las Madres, que somos la voz de nuestros hijos. (…) Cuando pasó lo del atentado yo estaba en Cuba visitando a mi hija, sentí alegría. No voy a ser hipócrita, no me dolió para nada. (…) Yo sentí que había muchos pueblos en ese momento que eran felices y sentí que la sangre de tantos en ese momento era vengada. (…) El día del atentado yo sentí que había hombres y mujeres muy valientes. Valientes, como una montaña de valientes, que se prepararon y donaron sus vidas para nosotros, tal vez para nuestros nietos, ni siquiera para nosotros. Declararon la guerra con sus cuerpos, manejando un avión para estrellarse y hacer mierda al poder más grande del mundo. Y me puse contenta, por qué no. (…) Brindé por mis hijos, brindé por tantos muertos, contra el bloqueo, por todo lo que se me venía a la cabeza. Brindé por los valientes. Brindé por los hombres que hicieron una declaración de guerra con el cuerpo. (…) Nuestros hijos eran terroristas”. El discurso de Hebe no fue el único de ese día en la Universidad. Otros profesores también se sumaron a reivindicar y festejar la muerte de más de 3.000 seres humanos. El docente David Viñas, por caso, dijo ese día que “las acciones violentas en Washington son una forma inédita de lucha de clases”, mientras el Director Académico Zito Lema, quien todavía no había renunciado, esgrimía que “el señor [Bin] Laden es un revolucionario. (…) Y esa lucha con Laden y con otros seguirá hasta que el imperio sea extinguido de la humanidad”.[3] Además de las reivindicaciones públicas que se hacían de Al-Qaeda, en la Universidad Popular de las Madres las FARC fueron tema de estudio desde el año 2001 en cursos especiales que muchas veces tenían como profesores a integrantes de la mismísima guerrilla colombiana. El 25 de marzo de 2005, Madres de Plaza de Mayo organizó un acto homenaje público por los cuarenta años de la creación del grupo narcoterrorista, donde se proyectó un mediometraje filmado por las propias FARC y luego hablaron Rubén Batalles, ex terrorista del ERP, y Eduardo Soabes, ex terrorista de Montoneros. El evento se promocionó con carteles que, en el centro, ilustraban un brazo que sujetaba un fusil en alto. Según se dijo, las FARC financiaban todas esas actividades organizadas por las Madres en nuestro país. Schoklender recuerda que “Hebe sentía una gran fascinación con las FARC porque, en cierta medida, sus integrantes representaban algunos de los ideales, del trabajo y de la historia militante de sus hijos”.[4] En agosto de 2002, Hebe seguía convencida sobre la necesidad de impulsar una revolución armada en nuestro país o, al menos, estar listos para hacer tal cosa, utilizando a la Universidad como centro de formación del nuevo “sujeto revolucionario”. En un discurso pronunciado en ese mes frente a numerosos alumnos, Bonafini sostenía lo siguiente: “Cuando hablamos de socialismo, hablamos de socialismo revolucionario, no de un socialismo de partido, para ir atrás de todos estos bandidos que se están uniendo, juntando. Las Madres sentimos que somos el puente entre nuestros hijos y ustedes; desde 1986 venimos hablando de revolución, de marxismo primero más tímidamente y después ya más lanzadas. ¡Revolución, socialismo y combate! La gente dice: ‘Ay, pero las armas’ ¡Caramba!, con zapallitos no vamos a poder hacer la revolución ¡A prepararnos para ser revolucionarios, a prepararnos para armar el socialismo, a prepararnos para hablar de combate! Y a prepararnos, también, para usar las armas si alguna vez es necesario”.[5] Sergio Schoklender nos ha brindado un testimonio ilustrativo al respecto: “El programa que sosteníamos con las Madres era totalmente revolucionario. (…) La única salida que se veía lógica era la lucha armada. (…) En aquella época en el sótano de la universidad guardábamos todo. Si me llamaban a medianoche, yo pensaba que había volado la universidad. Cuando se produjo el enamoramiento entre Hebe y Néstor tuvimos que sacar urgente todo lo que había en el sótano y hacerlo desaparecer”.[6] Se iniciaban nuevos tiempos, signados por la incorporación al Estado de esta asociación acostumbrada a bucear por la ilegalidad. ¿No se siente un idiota al saber que sus impuestos van a financiar a esta banda de facinerosos y apologistas del terrorismo internacional? (*) Agustín Laje es coautor del libro “Cuando el relato es una FARSA”. @agustinlaje | agustin_laje@hotmail.com

IDENTIDAD

Termina el año y el balance es inevitable. Los adultos que al nacer fuimos vendidos, regalados, que no nos adoptaron sino que nos anotaron como hijos propios, que tenemos sustracción de identidad, con DNI con datos falsos seguimos siendo ciudadanos de segunda categoría. Desde hace más de12 años venimos reclamando por un Derecho que nos corresponde: el Derecho a la Identidad. Simplemente queremos saber qué pasó cuando nacimos, la fecha real, el lugar, nuestros orígenes étnicos y culturales. La información que tendríamos si hubiéramos sido adoptados, es decir, ese expediente al que pueden tener acceso todos los que se encuentran en esa situación. Se trata de nuestras vidas, nada más ni nada menos. Y nacimos y pasamos de mano en mano, adultos que manipularon nuestros datos como quisieron sin pensar en el daño físico y psicológico que nos provocaban. La Convención de los Derechos del Niño lo contempla, Pactos Nacionales e Internacionales inclusive la Constitución Nacional. Pero todos los Proyectos de Ley presentados desde el 2002 terminaron cajoneados en el Congreso Nacional. Diputados y Senadores miraron siempre para otro lado como si nuestra problemática tan sensible les quemara en las manos. Es obligación del Estado garantizar que ningún niño sufra alteración alguna ni sustracción de identidad y si eso ocurriera tiene la obligación de instrumentar todos los medios necesarios para reencontrarse con su verdadera historia, con su Verdad. En Argentina parece que solo importa que cada ciudadano tenga su DNI, no importa si los datos no son los reales. Y ahora, la frutilla del postre: que los bebés que salgan del país tengan su CUIL. No nos tienen que restituir a nadie, no queremos cambiar nuestro apellido, solo pedimos respeto y nos devuelvan lo que nos robaron: la Verdad. Deseo a los casi 3 millones de ciudadanos como yo que el 2014 nuestros representantes se humanicen y que cada uno podamos sanar las heridas provocadas por la mentira. Graciela Palma Arizaga (Ciudadana sin Identidad) DNI (con datos falsos) 16.496.527 palmagraciela@gmail.com.ar

miércoles, 18 de diciembre de 2013

INCITANDO ????

El proyecto del nuevo código penal incita a saquear los supermercados??? En el código penal de Zaffaroni robarle a un “rico” tendrá una pena menor!!! El anteproyecto redactado a pedido de Cristina Kirchner por una comisión que preside el juez de la Corte Suprema propone además eliminar la reincidencia y no castigar delitos “irrelevantes” De aprobarse esta propuesta, en el nuevo Código Penal se eliminarán dos figuras que, en opinión de los redactores, se usan para estigmatizar y perseguir a los más débiles: la reincidencia y la peligrosidad. La definición es sorprendente, si se considera además que esta doctrina se viene aplicando hace tiempo y explica que -por citar un caso- delincuentes como Juan Ernesto Cabeza haya podido cometer un nuevo asesinato –el de Tatiana Kolodziey, en Resistencia, en octubre de 2012- porque un juez le concedió el beneficio de la libertad condicional pese a que ya había cometido otros delitos de ese tipo. Es difícil ver una estigmatización en este caso; sí, en cambio, una de las causas de los altos niveles de inseguridad que se viven hoy en Argentina. Y éste es sólo uno de los muchísimos casos de crímenes aberrantes cometidos por delincuentes que, por su condición de reincidentes, deberían haber estado bajo regímenes de prisión efectiva y no gozando de distintas formas de libertad morigerada. “Hay que dejar en claro que la reincidencia no es ninguna forma de estigmatización –dijo el abogado penalista Eduardo Gerome a Infobae- ya que no se registra a un individuo por una calidad personal sino por su conducta antisocial; dos cosas absolutamente distintas. Estamos ante una garantía que necesita la gente de la calle ya que ella debe ser merecedora de la atención prioritaria del legislador. Lamentablemente, este aspecto de la reforma va en contra de lo que siente y quiere la sociedad, en contra del justo sistema de premios y castigos que debe presidir la vida en relación”. En mayo de 2012, por decreto presidencial, se encomendó a un grupo de especialistas la elaboración de un nuevo Código Penal. La comisión quedó presidida por Raúl Zaffaroni e integrada por León Arslanian, Ricardo Gil Lavedra, María Elena Barbagelata y Federico Pinedo. Además del sesgo mayoritariamente garantista de las personas convocadas, un objetivo loable, como el de devolver coherencia y unidad a un Código que fue perdiendo esos atributos al ritmo de diferentes reformas, se convierte en excusa para introducir cambios que modifican la concepción misma del derecho sobre el cual se asienta la ley penal hasta ahora. El proyecto será presentado a Cristina Kirchner en febrero del año que viene para ser luego enviado al Congreso. Aunque el texto del anteproyecto no será dado a conocer hasta que esté en manos de la Presidente, los principales cambios que traerá se filtraron a un matutino el sábado pasado. Y, más interesante aún, también se conocieron algunos de los argumentos usados para fundamentar estas reformas. Por ejemplo, se dice que el registro de reincidencia es usado para evitar la libertad condicional, como si no existieran casos en los que ésta puede legítimamente ser negada. ¿Acaso no han abundado en los últimos años los crímenes cometidos por delincuentes con antecedentes? “La eliminación de la reincidencia –aplica Gerome- significa que cuando una persona es juzgada por un delito, los jueces no pueden tomar en cuenta si ya tuvo condenas anteriores por el mismo delito u otros y, en consecuencia, agravar su pena o determinar que ésta no pueda quedar en suspenso. Por ejemplo, si se está juzgando a un individuo por robo, el juez tiene que dar el mismo trato y la misma pena a quien delinque por primera vez que a quien pueda tener 4 ó 5 condenas anteriores”. Es evidente que el principio de igualdad ante la ley queda de este modo desvirtuado. Para Gerome, “esto es una afrenta a la sociedad, a la enorme cantidad de gente que tiene un comportamiento social correcto, pero ve que su conducta no tiene valor alguno para la ley y también para quienes han incurrido alguna vez y por excepción en un hecho delictuoso y recibirán el mismo trato que un profesional del delito”. En fin, hay una sorprendente benevolencia con la reincidencia –que con demasiada frecuencia ha tenido consecuencias letales para la sociedad- en un proyecto que sin embargo prevé castigar los delitos ambientales e informáticos y hasta la tortura “por omisión”. Más llamativo aún es que, entre las nuevas valoraciones de las penas y las conductas que prevé al anteproyecto, siempre según lo que se hizo trascender a la prensa, “no será lo mismo el robo de 100 pesos, por caso, a alguien que gana 500, que a alguien que gana 10 mil”. Por si quedan dudas, otro ejemplo lo aclara: no es lo mismo “robar una horma de queso de un supermercado que de un almacén”. De ahí a la incitación a robar “a los ricos” y a saquear supermercados, hay un solo paso. Además de controvertido, este punto de la reforma es autóctono. No existe en países serios. “Esta diversidad entre el robo a una persona de pocos ingresos con respecto a una de mejor condición económica, que no existe en otras legislaciones serias, no puede sostenerse, ya que implicaría alentar la sustracción a los ricos puesto que así la pena será menor. El Estado no puede hacer esta clase de distinciones porque, independientemente del efecto que pueda causarle al damnificado, el hecho que lleva a cabo el autor es el mismo”, explica Gerome. Y para subrayar la insensatez, agrega: “Siguiendo este criterio, podría pensarse en aplicarle menor pena al que mata un hijo de un matrimonio que ya tiene otros tres que al que mata a un hijo único. Se trata de una posición absurda que no puede encontrar recepción legislativa”. Finalmente, advierte Gerome, “hay que tener mucho cuidado con la legislación del principio de insignificancia ya que, por un lado, su determinación va a quedar a consideración de los jueces, con las diferencias cuantitativas que van a encontrarse entre ellos, y, por el otro, esto puede incidir en el aumento de estos delitos al sabérselos impunes“. Desde ya que este aspecto de la reforma va en contra del principio de tolerancia cero, que ha servido a otros países para alcanzar mejores niveles de seguridad. Piénsese que las sociedades con los índices más bajos de criminalidad son también aquellas en los cuales se castiga hasta la menor transgresión –por caso, el peatón que cruza con semáforo en rojo aun cuando no venga un auto. Para ejemplificar el concepto de irrelevancia se dice que es una obviedad que no es lo mismo el robo de un auto que el de una golosina y se recuerdan casos de causas abiertas contra personas que robaron comida en un supermercado. Pero el código actual ya prevé el llamado “estado de necesidad”, como atenuante de un delito. En algunos países se habla de “hurto famélico”. Pero los cambios que este anteproyecto pretende introducir parecieran apuntar a consolidar el clima de anomia social y de impunidad para el delito que se vive en el país

ALISTAMIENTO

FUERZAS ARMADAS EN ESTADO DE ALISTAMIENTO por: HORACIO CALDERÓN FUERZAS ARMADAS EN ESTADO DE ALISTAMIENTO Y EL PAÍS EN ESTADO UMBRAL DE CONMOCIÓN INTERIOR Estimados amigos: Hace tres días las brigadas del Ejército han recibido del Estado Mayor Conjunto la orden de alistamiento, y prepararse para intervenir en operaciones antidisturbios/antimotines que pudieran generarse con y/o participación de fuerzas policiales y de seguridad en provincias argentinas y eventualmente en la Capital Federal. He confirmado efectivamente, contra otras opiniones no fundadas, que el EA cuenta con unidades antimotines, y así también con el equipamiento necesario para enfrentar este tipo de contingencia. Por ejemplo, unidades vinculadas a Fuerzas de Paz de la ONU, y regimientos como Granaderos, Patricios, y otros como los que forman parte de la X Brigada con asiento en La Pampa, tienen un alto porcentaje de su personal subalterno con experiencia en misiones como la de Haití. Están muy entrenados y experimentados en control de motines, si sus acciones se limitaran a eso... En este momento se discuten las reglas de empeñamiento porque no las hay. Las reglas de empeñamiento las debe hacer el EMCO. Y como máximo aprobarlas por decreto. De ninguna manera necesita ley. El Presidente es el Jefe de las FFAA y les da órdenes. Además en este caso el Decreto 727/06 reglamentario de la ley de Defensa establece el procedimiento. Creo que el alistamiento es una precaución lógica si hay insuficiencia de recursos humanos federales y ninguna confianza en la actitud de las policías provinciales o, más aún, se supone que en alguna medida pueden sumarse a cualquier conflicto o ser funcionales por actuar "a media máquina". Se declararía primero la existencia del estado de conmoción interior y el Estado de Sitio y toque de queda, de acuerdo al Art. 23º de la Constitución Nacional. Si el Congreso estuviera en sesiones, el PEN debe enviar el proyecto para su aprobación. Si por el contrario la crisis se desatara en receso, el Presidente de La Nación (hablo de cualquier presidente, no de éste) podría hacerlo por Decreto. Ante cualquier duda, consultar el Art. 23 y otros vinculados a conmoción interior de la Constitución Nacional. Considero que, aunque las FF.AA. se encuentran en un estado desastroso, incluyendo la degradación moral a la que han sido sometidas durante tantos años, no sin gravísimos errores de sus comandantes, constituyen la última línea de defensa frente a un mayor desmadre de los que es actualmente el umbral del estado de conmoción en que nos encontramos. El uso de fuerza letal que esperemos no se concrete salvo resistencia armada con armas de alto calibre, deberá definirse en las reglas de empeñamiento que se están redactando actualmente. Sin resguardos constitucionales ni reglas claras, será muy difícil que el EA y eventualmente unidades como la Infantería de Marina, por ejemplo, acepten iniciar acciones militares con uso de fuerza letal sin los resguardos constitucionales vigentes. Para no dejar puntos que puedan generar más preguntas, las leyes vigentes sí permiten el uso de las FF.AA. en operaciones de seguridad interior, siempre y cuando se realicen en el marco constitucional al que hice referencia. ¡Dios nos preserve del uso de poder militar bélico con armas de alto calibre, como por ejemplo morteros, frente a la potencial respuesta de nodos narcopoliciales de las provincias argentinas, que cuentan con armas bastante sofisticadas y, además, con un mayor conocimiento de los potenciales teatros de operaciones! A consultas que me han efectuado tanto del exterior y como de nuestro país, incluyendo una institución de inteligencia global, mi "assessment" (valoración) fue que, más allá del espectro variopinto de la política argentina, como elementos K y anti-K que intervinieron en Córdoba y otras provincias, esto NO hubiera sucedido, si tanto los acuartelamientos sediciosos como los brutales saqueos y hechos de violencia no hubieran contado con "incentivos políticos" y un grado apreciable de organización. Coinciden en esto especialistas de inteligencia y seguridad de los EE.UU con quienes he estado en permanente consulta. Por último y con referencia a los próximos días previos a las fiestas navideñas, aconsejo tomar precauciones como compra de alimentos no perecederos como para mantenerse si no hay accesos a lugares de compra. Asimismo, los resguardos sobre desplazamientos por rutas nacionales en días con conflicto, especialmente de hijos jóvenes (yo no dormí hace días por un sobrino que regresaba desde Mar del Plata en medio de disturbios, y dos queridos sobrinos chicos atrincherados con sus mujeres y bebes en Salta y Tucumán en casas de los barrios de la capital). Traten de evitar que se pongan en riesgo, sobre todo durante traslados. Si por ejemplo Moyano concretara el paro nacional de camioneros, las rutas argentinas podrían convertirse en un verdadero problema. Por último y salvo decisiones en contrario, aconsejo no ofrecer resistencia armada salvo que el poder de fuego supere al de eventuales atacantes y sea en defensa propia y de manera proporcional para evitar luego acciones judiciales. Pero no olvidar que las villas están plagadas de delincuentes armados, e incluso drogados que pedirían refuerzos y venganza si murieran algunos de los suyos dentro de countries del conurbano y otros lugares similares del país; sobre todo en Tucumán y Salta. Imagino que esto huele a "apocalípsis social", pero más vale prevenir que curar, y no encontrarse luego frente a hechos consumados. Un gran abrazo y oraciones por el futuro de esta Patria azotada y por todos ustedes y sus familias. El presente comunicado es público y puede ser reenviado, ya que en caso de ser desmentido por alguna institución cuenta con el resguardo de las fuentes respectivas.

martes, 17 de diciembre de 2013

UN AÑO MÁS

Un año más con presos políticos en Argentina Sección: Nota de portada Por Nicolás Márquez (*) Se va otro año y la dirigencia política que parodia obrar de “opositora” sigue cuestionándole al kirchnerismo asuntos secundarios y omite por completo manifestarse en todo lo relativo a temas graves y esenciales. Ejemplo de ello es el caso de los presos políticos de Argentina (los cuales superan los 1500), quienes viven hacinados y padeciendo todo tipo de destrato jurídico, político y humanitario. Que estas arbitrariedades pasen durante el kirchnerismo es algo que a nadie debería sorprender, puesto que el régimen está conformado por una gavilla de mafiosos e inmorales. Sin embargo, sí cabría esperar alguna reacción o declaración al respecto por parte de la “oposición” o de los medios independientes, pero estos enmudecen o convalidan los citados encarcelamientos ilegales, los cuales son llevados a cabo contra militares mayormente octogenarios que oportunamente combatieron de manera victoriosa contra el terrorismo marxista que en los años 70´ le desató una guerra cruel al país. Aparejadamente, mientras se producen estos encarcelamientos en masa, los ex terroristas hoy son reivindicados e indemnizados por el Estado, en una muestra más de insensatez gubernamental. Justamente, por decisión política a la cual se subordinó el aparato judicial, a partir del momento en que el truhán Néstor Kirchner asumió la presidencia en el año 2003, se comenzó una persecución sistemática contra todo uniformado que haya estado en actividad durante la guerra antisubversiva y una consiguiente glorificación a quienes en sentido contrario, participaron de Montoneros, ERP y otras bandas delictivas. Para lograr tal persecución, Kirchner cambió de cuajo y de facto a cuatro miembros de la Corte Suprema a los efectos de conseguir los votos necesarios para reabrir causas a todo propósito. Por supuesto que la “oposición” oportunamente aplaudió este atropello al máximo tribunal, demostrando una vez más su funcionalidad ideológica y política para con el régimen vigente. ¿Y en qué consistió el fundamento de la novel Corte oficialista para iniciar las persecuciones retroactivas ? Pues el “argumento” pretendidamente jurídico con el que se disfrazó esta política manifiestamente sesgada nos dice que, en cuanto al modus operandi empleado para combatir al terrorismo (creado y puesto en marcha por el gobierno constitucional comandado por el Partido Justicialista en 1975) se cometieron “crímenes de lesa humanidad”, y los mismos, son “inamnistiables”, “inindultables” e imprescriptibles, por lo tanto había que anular los indultos, las leyes de Obediencia Debida y Punto Final (cuya constitucionalidad ya había sido declarada por la mismísima CSJN) y desatender también el paso del tiempo como atenuante. ¿Pero qué es en concreto el delito de “Lesa Humanidad”? La Corte Penal Internacional, en el artículo 7 del Estatuto de Roma, aprobado el 17 de julio de 1998, define el concepto de esta manera: “Se entenderá por ‘crímenes de lesa humanidad’ cualquiera de los actos siguientes cuando se cometa como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil: a) Por ‘ataque a una población civil’ se entenderá una línea de conducta que implique la comisión múltiple de actos [...] contra una población civil, de conformidad con la política de un Estado o de una organización”. Pues bien, ante la definición expuesta vale seguidamente efectuar las siguientes consideraciones, dado que con respecto al accionar del Estado en la guerra antisubversiva en los años ‘70 no hubo ningún “ataque sistemático a una población civil”, sino una respuesta exclusiva y excluyentemente dirigida a ejércitos irregulares conformados por combatientes armados y entrenados, lo cual constituye una acción de suyo entendible y legítima, independientemente de los errores o reproches que le caben a la reacción antiterrorista en el marco del conflicto armado acaecido. En efecto, durante la guerra civil de los años 70´, de los 8.420 caídos por la reacción militar contra la guerrilla, contemplando tanto la democracia (1973-76) como el gobierno de facto (1976-83) contabilizamos un total de 7.560 “desaparecidos” y 860 abatidos en combate. Cabe agregar, que el porcentaje de error en el blanco se estima bajísimo[1], tanto es así que Montoneros habría tenido un promedio de 5.750 caídos, el ERP unos 1980 caídos y otras bandas menores como OCPO, FAP y FAl 700 caídos. Más allá de márgenes de errores que puedan existir en los guarismos que nosotros manejamos como fuente, lo cierto es que sumando estos datos totales la cifra final sería 8430 terroristas abatidos. Podemos seguir discutiendo cifras, agregando datos y ajustando guarismos porque este es un tema abierto a debate, pero lo que sí queda claro, es que las bajas en mayoría abrumadora eran integrantes de la guerrilla, circunstancia fehacientemente reconocida por las principales voces guerrilleras y sus más emblemáticos referentes, tal el caso de Mario Firmenich, cabeza de Montoneros, quien ante el periodista español Jesús Quinteros declaró: “Habrá alguno que otro desaparecido que no tenía nada que ver pero la inmensa mayoría eran militantes y la inmensa mayoría eran montoneros. Yo sé cómo vivieron ellos. A mí me hubiera molestado muchísimo que mi muerte fuera utilizada en el sentido de que un pobrecito dirigente fue llevado a la muerte”[2]. De igual modo, el Dr. Ricardo Gil Lavedra (quien fuera uno de los magistrados alfonsinistas que integró el Tribunal que juzgó a la Junta Militar en 1985) reconoció: “Sinceramente creo que la mayoría de las víctimas de la represión ilegal eran militantes de la guerrilla”[3]. Aunque sextuplicando la cifra real de desaparecidos, Hebe de Bonafini confesó que estos eran todos guerrilleros y arengó: “La lucha sin claudicaciones es el legado maravilloso de nuestros 30.000 hijos combatientes”[4]. En consonancia con lo expuesto, el jerarca montonero Rodolfo Galimberti reconoció que aquella contienda “no fue un enfrentamiento entre jóvenes románticos y el Ejército. Fue una guerra civil, la más irracional de las guerras. Hubo excesos de los dos bandos y no podemos calificar por la cantidad o por la magnitud de los excesos”[5]. Como conclusión, desde el punto de vista del objetivo, a la guerrilla terrorista se la combatió con eficacia, aunque desde el punto de vista de las formas y procedimientos, se cometieron irregularidades múltiples pasibles de reproche. Pero dichos infortunios no constituyen en modo alguno “lesa humanidad”, pues insistimos: no hubo ningún “ataque generalizado” a población civil sino a población combatiente. Pero aun suponiendo que en Argentina sí se hubiesen cometido delitos de “lesa humanidad” (los números y declaraciones emblemáticas parecieran confirmar lo contrario), de todos modos esos delitos no podrían juzgarse como tales, puesto que esa figura se incorpora a nuestra legislación recién en 1994 (con la adopción de tratados internacionales tras la firma del “Pacto de Olivos”); por ende, y tal como lo dispone el principio de irretroactividad de la ley (previsto en el artículo 18 de nuestra Constitución Nacional), sólo puede aplicarse dicha tipificación a hechos ocurridos con posterioridad a su entrada en vigencia. Pero hay más irregularidades en el tema que nos ocupa. Pues en la tipificación que el derecho internacional hace del concepto “lesa humanidad” (transcripta ut supra), esta dice expresamente que la misma no se limita a los ataques cometidos por el Estado, sino también por organizaciones ajenas al Estado (tales como fueron Montoneros, F.A.R, E.R.P y otras). Vale decir, aunque la Corte Suprema kirchnerista se haga la distraída y prevaricando falle lo contrario, los 1.748 secuestros, las 5.052 bombas colocadas o los 1.501 asesinatos (cerca del 40% de los crímenes cometidos por la subversión fue cometido no contra uniformados sino contra civiles) llevados a cabo por el terrorismo en los años 70´ conforman lisa y llanamente un “un ataque generalizado o sistemático contra una población civil” (tal lo afirmado en el ya citado el Tratado de Roma). Sin embargo, la justicia kirchnerista sostiene (contrariando el Derecho Internacional) que los delitos de terrorismo (ajenos al Estado) no constituyen delitos de “lesa humanidad”, y que sólo se incluyen en tal categoría los cometidos por agentes del Estado o dependientes de él (es por ello que los indultos o amnistías concedidos a los terroristas son considerados “válidos”). A pesar de todas estas alteraciones graves que estamos analizando, se omite otro detalle nada menor: que la situación descripta por las Convenciones Internacionales de DD.HH. opera en tiempos de paz, pues en tiempo de guerra dicha legislación es suplantada por las Convenciones de Ginebra y La Haya sobre el derecho de guerra. A modo de ejemplo, conforme a las Leyes Internacionales los guerrilleros o “partisanos” que combaten a las fuerzas regulares, pueden ser fusilados en el momento de su aprehensión, sin juicio previo (porque al no uniformarse, ni llevar abiertamente sus armas y, por el contrario, mimetizarse con la población civil, la ponen en peligro). ¿Y quién determina que lo acontecido en nuestro país fue una guerra? Pues lo ha determinado la mismísima justicia argentina en la Sentencia de la Cámara Federal que por orden de Raúl Alfonsín en 1985 juzgó a la Junta Militar, la cual entre otras cosas determinó: “En consideración a los múltiples antecedentes acopiados en este proceso y a las características que asumió el terrorismo en la República Argentina, cabe concluir que, dentro de los criterios de clasificación expuestos, el fenómeno se correspondió con el concepto de guerra revolucionaria…»; «algunos de los hechos de esa guerra interna habrían justificado la aplicación de la pena de muerte contemplada en el Código de Justicia Militar…»; «…no hay entonces delincuentes políticos, sino enemigos de guerra, pues ambas partes son bélicamente iguales»; «…como se desprende de lo hasta aquí expresado, debemos admitir que en nuestro país sí hubo una guerra interna, iniciada por las organizaciones terroristas contra las instituciones de su propio Estado”. Poder de lo fáctico Como vemos, no impera el poder del derecho, sino de lo fáctico. Es por eso que la calificación de “presos políticos” a los detenidos no es desacertada, dado que su detención no es obra del purismo jurídico sino de aviesas decisiones del aparato político, el cual sin tapujo alguno pisotea el andamiaje legal con la vergonzosa complicidad o pusilanimidad de muchos jueces, que evidentemente no merecen detentar tamaña investidura. Amonestación similar merece la dirigencia y parte de la prensa “opositora”, que se hace la distraída y por omisión convalida estos y otros atropellos a la historia reciente y al ordenamiento jurídico vigente. A quienes padecen estas iniquidades, vaya toda nuestra solidaridad y deseamos que en el año venidero esta abusiva situación sea revertida y recompuesta a los cánones de justicia que por derecho natural correspondan. (*) Twitter: @nickymarquez1 El último libro del autor se llama “Cuando el relato es una farsa, la respuesta a la mentira kirchnerista”, escrito en coautoría con Agustín Laje y prologado por Carlos Alberto Montaner. El libro está disponible en librerías Yenny, El Ateneo y Cúspide entre otras. La Prensa Popular | Edición 257 | Martes 17 de Diciembre de 2013

TUCUMÁN

LA SITUACIÓN REAL DE TUCUMÁN Eduardo Sebastián Gutiérrez Luego de largos años de un aparente estado de calma, diferentes sucesos de carácter delictual, han venido marcando estos años, pero más especialmente los 5 últimos, incrementándose paulatinamente el resentimiento hacia el gobierno provincial y sus poderes, la inexistente oposición, un gremialismo complaciente y morralero, y el mal desempeño de la Policía provincial, donde el descontrol y la impunidad han hecho estragos. Podrá argüirse que los resultados electorales no acompañan este razonamiento, pero como se carece de los verdaderos datos oficiales ya que los registros son de dudosa veracidad, pues la empresa que comunica los guarismos definitivos es contratada por el propio gobierno, y sus archivos para consulta están disponibles sólo unos pocos días, permite la sospecha del fraude sistemático; pero de todas maneras, el caudal aproximado de votos del gobierno que ronda los 300 mil, le permite mantener una base cierta que justifica la permanencia, puesto que al frente no tiene a nadie, pues todo se compra porque todo está a la venta y en calidad de oferta. Sabido es que el sistema de Planes Sociales y Beneficios garantiza y consolida esta base, porque al no ser un trabajo efectivo, los llamados “beneficiados” deben subordinarse y someterse a los punteros, delegados comunales, intendentes y legisladores, que manejan las listas de “candidatos a beneficiarios” de los Planes, es decir, someten y esclavizan por la necesidad. Pero en la parte opuesta de la escala socio-económica, las pingües ganancias de no pocos empresarios de diferentes sectores que se benefician a sus anchas con los negocios que desde el gobierno se les facilitan, engrosan esta lista de serviles seguidores, y es larga pero no imposible de detallar incluso por actividades. Aquí nos conocemos entre todos. Hay que tener presente estos datos: Tucumán cuenta con una población aproximada de 1.500.000 habitantes, que viven en un territorio de 22.500 km2, es decir, aproximadamente 70 habitantes por cada km2, la segunda densidad poblacional más importante de Argentina, después de C.A.B.A., la ex Capital Federal; aunque esta medición es inexacta en su generalización, puesto que no refleja las realidades parciales y determinantes, de ese total poblacional, de promedio la mitad vive en un territorio aproximado de 1.600 km2, y ahí la densidad sube a 500 habitantes por km2. Todo es muy cerca, y las relaciones de vecindad y amistad son reconocidas, no se ignoran los vecinos, y por más que quieran la cercanía lo impide, y no pocos son amigos, por eso, es común la expresión: Aquí nos conocemos entre todos, o esta otra: Tucumán es chico y todos nos conocemos. No es entonces difícil de desentrañar las cuestiones que se pretenden ocultar, y cobran vida, se dan a conocer, al poco tiempo. Aquí se ha estado viviendo una tensa situación social, que ha desembocado en un gravísimo quiebre de todo tipo, el cual no se podrá superar hasta tanto no se modifiquen de raíz las causas objetivas que hicieron posible semejante caos. Pero dentro de esta pendiente, los últimos 5 años han sido francamente desastrosos, y como en Tucumán, todo se sabe y todos nos conocemos, ocultar los repentinos estándares económicos ascendidos vertiginosamente, y las actividades delictivas consecuentes, no pasan desapercibidos como suele suceder en Buenos Aires o Córdoba, pues aquí se notan y pronto, máxime cuando “los otros” se ven cada día más abajo en la escala. Y ese otro, esta a la par, cerca, por mas encerrado que pretenda vivir. Hay muchos ejemplos que hieren el justo sentir y claman justicia al Cielo. Entrar a la política solo para “salvarse”, robar, es la mayor preocupación de mucha gente, y su concreción por parte de los “elegidos”, genera muchísima indignación, cuando no resentimiento y envidia, que cada cual la toma a su manera, y ve justificada de la peor forma. Las situaciones detonantes más destacadas con relación a la Policía son: 1. La incorporación sucesiva de personal, agentes, sin estudio de antecedentes policiales y judiciales, es decir, sin verificar si tiene o no antecedentes delictivos. Una completa locura. 2. Perfil social-educativo en el escalón inicial, agentes, de personas en directa relación de vecindad, en las zonas y barrios denominados de alto riesgo, por la reconocida presencia de delincuentes. Esto motiva que los efectivos policiales en lo potencial sean objeto de una “acción social y/o de apriete” por parte de los delincuentes, lo que dificulta aún más la acción preventiva del delito. Son más pares de los vecinos que de los otros policías y ni qué decir del resto de la comunidad a su cuidado. 3. Carencia de sentido profesional en el trabajo, descuido general de los aspectos esenciales del servicio de prevención, con aislados casos de buenos ejemplos. 4. Persecución por parte de grupos ideologizados que discrecionalmente apuntan a los efectivos que actúan cuando detienen a los delincuentes, con apoyos ciertos en el gobierno nacional y local. 1. Esta vigilancia ideológica ejercida de forma constante, desmotiva, y si el policía no previene el delito, ¿a qué se debe dedicar entonces en su función? Respuesta que no los justifica pero que se la ve de continuo en la calle: a hablar por el celular. 5. Dedicación solícita y servicial para el cumplimiento de los llamados “servicios adicionales”, es decir, haciendo uso del uniforme, armamento y estado de revista profesional, solventados con el dinero recaudado en concepto de impuestos, para percibir otros ingresos por el cuidado de comercios, entre muchos otros “objetivos”. 6. Negativa a asentar las denuncias en los libros de guardia respectivos, para que en las estadísticas oficiales, el gobierno exhiba una política de seguridad envidiable. 7. Desaparición de los efectivos en la calle, de por si escasos, a partir de las 21:00 hs., de promedio, lo que no sucede en los “servicios adicionales”. 8. Robos resonantes en countries, barrios privados, con participación de efectivos policiales. 9. Asaltos a comercios con participación de efectivos policiales. 10. Patrullas de policías exigiendo coimas a turistas en los accesos por tutas nacionales 9 y 38, con amenazas de que si no pagaban serían detenidos. 11. Reiteración de pedidos de coimas en la vía pública por cualquier motivo y con el solo fin de “recaudar”, aduciendo que los manda el Comisario, y para “gestionar con rapidez” los certificados y las constancias. 12. No sanción de los casos denunciados del personal acusado por delitos. Se han trasladados a policías por las denuncias de violaciones a personas detenidas, más allá de su condición sexual-moral y profesión con contravenciones, travestis y prostitutas. 13. Bandas de narcos con presencia en sus filas de efectivos policiales. 14. Inexplicable estilo de vida de alto costo en muchos jefes policiales, sin mediar explicación lógica alguna, y sin que desde el gobierno sean investigados. Las situaciones detonantes más destacadas con relación al Gobierno son: 1. Grupo de intereses en el poder, en relación directa con grupos financieros internacionales, denunciados de estar asociados a fraudes y blanqueo de capitales de orígenes diversos, incluso narcotráfico. 1. Una parte de la lista de asociados la hizo pública el Sr. Fabián Spollanski, quien ha escrito un libro denunciando la presencia de una mafia concreta, que nunca se ha investigado. 2. Endeudamiento sistemático de la Provincia con un tope desconocido, donde se puede suponer cualquier cifra medida en miles de millones de pesos. 3. Acceso ilimitado al crédito del gobierno nacional para solventar y consolidar un consorcio multimillonario en dólares, de carácter privado, familiar y de afines, haciendo uso del mandato público, vale decir, enriqueciéndose a costas del estado provincial y su endeudamiento sistemático, con consorcios de construcciones en EE.UU., Santa Cruz de la Sierra, y aparentes inversiones asociados a grupos financieros en Brasil y Dubai. 4. Favorecimiento descarado de parientes y afines en la adjudicación de obras públicas y designaciones de cargos. 5. Sobreprecios escandalosos en las ofertas de proveedores del estado adjudicados, y comprobada baja calidad en los trabajos. 6. Impuestos confiscatorios a la población para dificultar cualquier emprendimiento comercial, y por este mecanismo, ahogar asímismo a propietarios, con el fin expreso de comprar sus propiedades a precios menores de los de plaza. 7. Apropiación y compra de propiedades rurales a gran escala. 8. Utilización del lema Tucumán Exporta, para encubrir las exportaciones de productos agrícolas de sus propiedades y las de sus amigos, parientes y afines, por supuesto, con los dineros del estado utilizado para alquilar aviones para vuelos charters. Los afiches pegados en la vía pública publicitando esto, también se pagan con los dineros del estado. 9. Mayor empobrecimiento de la población. 10. Mayor dependencia de los salarios por Planes Sociales y Beneficios temporales, precarizando por completo el trabajo. 11. No se combate al narcotráfico. 12. No se combate al delito domiciliario y de arrebatadores. 13. Cifra real desconocida de asesinatos sin resolverse en los últimos 10 años, cuyos íconos, que incluye a hijos de funcionarios del más alto rango, se mencionan a uno de los hijos del Gobernador Alperovich y otro del ex comandante de Gendarmería Kaleñuk, perteneciente al íntimo círculo de funcionarios del primero, por el asesinato de Paulina Lebbos, juicio que después de 7 años se comienza a sustanciar, y que incrimina seriamente a dos ex jefes policiales y otros efectivos de menor rango, en su afán por encubrir a los culpables, en clara connivencia con el poder político. Lo mismo puede decirse de la desaparición de Marita Verón, secuestrada por reconocidos narcotraficantes y tratantes de mujeres, con relaciones dentro de la política y de la policía, que aún no han sido condenados. Por favor, vean estas noticias del diario La Gaceta: http://www.lagaceta.com.ar/nota/571924/politica/aun-no-hay-corte-para-revisar-absoluciones.html