lunes, 30 de mayo de 2016

LA VERDAD

Relacionado con el mail de Monseñor Lona y los presos políticos de las FF AA, que enviara al Presidente de la Comisión Episcopal Argentina para que se trate en la próxima reunión del mismo en Junio 2016 (se agrega), le informo: El 26 May 2016 a las 11 hs tuve una reunión con el Obispo de Mar del Plata, Monseñor Marino, para exponerle mi apreciación sobre esa nota y contribuir para una posición del Episcopado Argentino relacionado con el tema de los Presos Políticos Militares. Le expresé: 1) Estoy convencido que Monseñor Lona cumple con su posición de Obispo Católico, en forma sobresaliente. Pero su "propuesta", desde el punto de vista político es a mi criterio, demasiado ingenua, porque si se la adoptara, sería un total apoyo a los kirchneristas y subversivos de 1970, porque se mantendría lo hecho hasta ahora y se volvería a profundizar más de lo mismo: los subversivos no serían juzgados una vez más y los militares volverían a ser juzgados, pero ahora por 3ra vez. 2) La única solución permanente a encontrar es totalmente POLÍTICA, porque así nació el tema actual. No se cura la Neumonía con un traumatólogo, sino con un médico clínico para que acierte con el diagnóstico. Kirchner eligió a un enemigo (con errores, sí; porque en toda guerra se chapotea el barro en todo momento por parte de ambos contendientes) y con ello más los métodos marxistas que adoptó, construyó su poder político, porque había iniciado su gobierno con solamente un 20 % del voto del electorado argentino en 2003. Nunca se juzgó a ningún subversivo en los últimos 14 años, pero sí únicamente a los militares (por lo que es un caso asimétrico, propio de cualquier venganza). Los actuales juicios son inconstitucionales por: a) por no tener los militares a sus jueces naturales, b) por fuera de la Constitución, c) según leyes posteriores a los hechos que se los acusan, y, d) con procedimientos totalmente abusivos e ilegales para con los militares exclusivamente. Los ex subversivos en cambio tienen "subsidios" y/o sueldos, aún hoy. 3) Mencioné que los militares que residen en países extranjeros y que emigraron cuando fueron amnistiados, ningún país aceptó el pedido de extradición presentados por los nuevos “juicios por la Verdad" porque sus Supremas Cortes de Justicia expresaron que fueron juzgados legítimamente de acuerdo con la ley local, por lo que no corresponde volver a rejuzgarlos. Mencioné que la designación de “Lesa Humanidad”, ha tenido origen en la NNUU en 2002 y reconocido por ley en nuestro país ese mismo año, y no en 1970 como los kirchneristas y sus jueces prevaricadores afirman, para calificar políticamente al tema. Pretenden una retroactividad de las leyes, que en el mundo entero no está permitido. 4) Por todo ello, la única solución es Política y consiste: en declarar por Ley nulo todo lo actuado al respecto, desde el día que Kirchner en 2003 comenzó a crear esta situación de única culpabilidad para los militares exclusivamente. Es el camino más económico, justo y corto posible, y coincidente con lo propuesto por el Ing Macri en su campaña electoral. Recordemos que esa situación fue aceptada por todos los partidos políticos hasta el 2003, período en el cual se logró una paz, pero que luego, fue modificada por Kirchner, pero disfrazada de legalidad con jueces que se prestaron (y prestan) a ello. No se pide abrir las cárceles al estilo de Héctor Cámpora en 1973, solo se está pidiendo que se cumpla la ley sin venganzas ideológicas ni políticas, al menor costo y sencillo que sea posible para la sociedad que todos la conformamos. 5) Macri prometió una investigación a fondo al asumir su gobierno. Esto no lo hizo con este tema. El Presidente está mal asesorado (por el Ministro de Defensa, el Ministro de Justicia, el Secretario de DD HH, Sr Avruj, y el Sr Pinedo vicepresidente del Senado), quienes sostienen un mal camino en el tema de la Guerra Antisubversiva de 1970, al cambiarle el rumbo en 180º con lo que prometiera en su campaña electoral previa, de acuerdo con lo que expresara el actual Presidente al asumir su cargo el 12 Dic 2015. Ahora está comenzando la campaña para el año 2017, y este tema será expuesto en contra del PRO y aliados indefectiblemente, por ajustarse el tema de los PP a prejuicios incalificables. ¿No parecería que el actual gobierno desea mantener Presos Políticos, para obtener un “acomodo” con los desplazados a costa de los militares? ¿Y la Verdad que se prometió? 6) Monseñor Marino me explicó que el Episcopado no puede presionar mucho al poder político por temas que son de su incumbencia. A eso le expresé que desde hace muchos años ya están metidos entre los que opinan al Poder Ejecutivo en muchos y variados temas. Pero que por su prestigio reconocido y por los principios que sostiene sin ideología política alguna, está totalmente en la posición correcta para hacerlo como Institución, porque todos los argentinos sostenemos que únicamente “la Verdad nos hará libres” y no las componendas políticas, porque son siempre mezquinas. Entiendo que es deber de todos los ciudadanos argentinos luchar para que la Verdad, y por ella la justicia, puedan volver a reinar en el país para todos por igual, sin prejuicios ideológicos ni partidarios. Gustavo L de Bianchetti Cnl (R)

CONVERSIÓN

Una inaceptable conversión. Lamentablemente las sociedades repiten muchas de sus propias historias y en ese devenir las ilusiones de algunos casi siempre se desvanecen frente a las predecibles mutaciones por las que atraviesa la clase política. No es solo un fenómeno local, sino también un comportamiento casi universal. Mientras ciertos sectores de la política ocuparon un espacio opositor despotricaron contra el abuso de autoridad, la concentración del poder, la manipulación periodística y la dilapidación de recursos por parte del Estado. Es tiempo de que algunos reflexionen y recuerden aquella frase que se le atribuye al gran escritor Jorge Luis Borges cuando dice que "hay que tener cuidado al elegir a los enemigos, porque uno termina pareciéndose a ellos". Como sucede casi siempre, la rueda en algún momento gira, los ciclos finalmente culminan y los dirigentes se suceden intercambiando sus papeles. Los que transitaron por una vereda cruzan a la otra, los que estuvieron de un lado del mostrador deben luego estar en el opuesto. Mientras no están en funciones muchos advierten acerca de los errores de los gobernantes, denuncian sus excentricidades, señalan el derroche irresponsable de recursos públicos y las maniobras políticas tendientes a controlarlo todo, ponen en evidencia los intentos de establecer mordazas mediáticas y critican casi todas las decisiones del poderoso de turno. Un día llega la bisagra, ese instante especial en el que se concreta el cambio de signo y los que estaban afuera quedan adentro. Desde ese mismo momento se inicia una nueva transformación personal y grupal que parece ser inevitable, totalmente inexorable. Los que antes reprobaban ciertas actitudes de sus circunstanciales rivales políticos tienen ahora la responsabilidad de conducir el barco y entonces todo lo que previamente parecía abominable se torna mágicamente aceptable e imprescindible y merece ser defendido con uñas y dientes. Muchos aun no han comprendido para qué fueron elegidos y siguen confundidos del mismo modo que los que gobernaron antes. No son los dueños del poder. En todo caso son los administradores de la coyuntura. No vinieron a darle felicidad a la gente, sino a asegurarse que todos los individuos dispongan de esos derechos inalienables que les pertenecen y que con esas garantías, cada ciudadano tenga la oportunidad de construir su propio plan de vida, sin la participación de los ocasionales gobernantes. Todo vuelve al principio. Lo que antes era derroche ahora parece indispensable. Las extralimitaciones del pasado ya son parte natural del ejercicio del poder. Habrá que recordarles a todos que los abusos, son eso, un atropello y ninguna alquimia lingüística lo modifica o atenúa. La llegada al poder parece generar algo que ni los mismos protagonistas logran identificar con suficiente claridad. Siempre dijeron que criticar en una sociedad civilizada era vital. En su nueva posición consideran que esos elementos disonantes son funcionales a sus adversarios y entonces pretenden que las voces discordantes no se hagan escuchar demasiado. Ya no apelan a los fascistas métodos de sus antecesores. La nueva modalidad es que los planteos se hagan por lo bajo, en privado, sin levantar mucho el perfil. Sostienen que quienes juzgan su accionar cotidiano ponen "palos en la rueda" y quieren regresar al pasado. Lo que no quieren ellos son críticas, pero aun conservan cierto pudor para desdecirse a sí mismos. Esta escenografía se repite en casi todos los asuntos de gobierno. El poder político se termina pareciendo, tal vez sin querer, a un abanico donde los matices abundan pero en el fondo todo permanece absolutamente intacto. Unos pontifican sobre la necesidad de un Estado enorme otorgándole un rol omnipotente. Le asignan una misión grandiosa y justifican todo tipo de delirios porque eso avala el saqueo institucional a los individuos y el derecho a apropiarse de una parte de su esfuerzo de la mano de la ley. Los otros, dicen lo que parece opuesto planteando que el Estado debe ocuparse de algunos aspectos pero no debe estar presente en tantos asuntos cotidianos. Pese a ese discurso, continúan con la inercia, amparados en el ardid intelectual de que resulta imposible desarmar el núcleo del andamiaje vigente, porque eso sería políticamente inviable. Dicho de otro modo. Los que quieren un Estado grande lo hacen diciéndolo a viva voz, mientras que los que simularon estar en las antípodas, ya en el poder encuentran múltiples y creativas excusas para sostener buena parte de la estructura imperante. El resultado es previsible, casi todo sigue igual, aunque ahora con una cosmética más civilizada y menos burda. Lo más preocupante tiene que ver con las actitudes humanas, con esa dinámica que hace que una persona correcta, honesta e integra, acepte mansamente torcer sus ideales y desde su nuevo lugar de oficialista recite lo que jamás le hubiera tolerado a ninguno de sus predecesores. No se trata de un proceso evolutivo en el que se cambia de opinión porque una construcción superadora desplaza a otra de menor consistencia. En todo caso, lo que hace que esa persona claudique es su nuevo contexto de poder, su imperiosa necesidad de sostenerse en su flamante conveniencia. Este incidente no hace que los "chicos malos" sean héroes, porque su hipocresía es demasiado evidente como para colocarlos en ese altar. Ellos ya no tienen camino de regreso, aunque tampoco les importa demasiado. Lo que realmente asusta es que los pocos "buenos de la película", una vez que acceden al poder se ven tentados a iniciar un proceso sin retorno, progresivo, gradual, donde pierden la humildad, se creen los dueños del poder, abandonan una a una sus convicciones y terminan pareciéndose a los que abominaban hasta hace poco tiempo atrás. No se puede confiar en que los poderosos se regulen a sí mismos. Es una tarea cívica la de poner las cosas en su lugar y hacerles entender a todos que el poder es efímero, que vinieron a cumplir una misión breve, a ser una etapa más a lo largo de la historia y no a quedarse para siempre. No hay dudas de que lo que ha quedado atrás es peor, pero eso no hace que todo lo de ahora sea intrínsecamente bueno, ni que oponerse a ciertas decisiones actuales implique desear que se retroceda. En todo caso se trata de un legítimo anhelo de que los que están sean realmente diferentes y hagan lo que tienen que hacer sin pretextos. Sería triste concluir que las luces del poder y las "alfombras rojas" terminan invitando irremediablemente a una inaceptable conversión. Alberto Medina Méndez albertomedinamendez@gmail.com skype: amedinamendez

sábado, 28 de mayo de 2016

EL PEOR MOMENTO

La Esperanza en una Barricada "Tu canto es el amor que no se dio y el cielo que soñamos una vez, y el fraternal amigo que se hundió". Homero Manzi Cristina Elisabet Fernández tenía razón cuando decía, entre mohines, que "todo tiene que ver con todo". Lo peor y más recalcitrante del kirchnerismo residual ha decidido desestabilizar a María Eugenia Vidal y, en una suerte de carambola, intentar hacer algo similar con el Presidente Macri. Pienso que las acciones puestas en marcha tienen como fin último hacer dudar a los jueces federales ante la disyuntiva de avanzar en las causas de corrupción o desensillar hasta que aclare; no vaya a ser que, si hubiera un retorno después de la caída del Gobierno con la que se ilusionan Ricardo Foster y tantos otros, los encuentre del lado errado. La huelga salvaje -no respondió a ningún reclamo gremial- que realizaron los maestros bonaerenses el martes, encabezados por Roberto Baradel, un confeso cultor de la "noble viuda", a cuyo calor medró durante la última década, fue una señal clara de lo que viene. Fuentes informan que, en una reunión entre él y otros dirigentes "pesados" que responden a la ex mandataria, se habría acordado avanzar hasta lograr la destitución de la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, ejerciendo distintas modalidades de entorpecimiento aleatorio del dictado normal de clases; hasta se habría hablado de atacar establecimientos educativos. Tampoco es casual el recrudecimiento de los secuestros express, que buscan inquietar a una ciudadanía ya justificadamente preocupada por la inflación. En paralelo, resultó sumamente llamativa la fotografía de Luis ¡Amor, amor! D'Elía, con Fernando Garrote Esteche, jefes de organizaciones violentas que disponen de gran cantidad de armamento y munición, "robados" a los arsenales militares, con Néstor Segovia, el "metrodelegado" kirchnerista que tanto ha hostigado al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, reunidos con Guita-rrita Boudou, riéndose de una Justicia que lo mantiene en libertad pese a los innumerables procesamientos que se dictaron en su contra. A ese esfuerzo golpista se ha sumado Cristóbal López con sus medios periodísticos, solventados por la enorme fortuna que Don Timba nos ha birlado a todos los argentinos; ya se ve en la pantalla de C5N y se escucha en emisoras afines, como Radio del Plata, una agresión permanente a Mauricio Macri y su equipo, para reforzar la barricada contra los jueces. Claro que, el jueves, la temperatura subió y la realidad alcanzó el grado de ebullición con la extraña presentación de un hijo de Lázaro Bóvedas Baez, no imputado aún en la causa que mantiene preso a éste y complicado a un hermano, pese a disponer de un patrimonio inexplicable para su extrema juventud; pidió el apartamiento del Juez Tortuga Casanello -ahora curiosamente respaldado por el Fiscal Marijuán, cuyos pedidos de medidas fueron desoídos por el lento magistrado durante tres años- y, confirmando que su padre era un mero testaferro de don Néstor (q.e.p.d.), pidió que se avanzara sobre todos sus deudos supérstites y ex funcionarios. Conocedor de la suerte que habitualmente corrieron quienes se atrevieron a denunciar a los Kirchner o a interponerse en la marcha de sus "negocios", solicitó inmediata protección. A la noche, el periodista Eduardo Feimann dijo que Tortuga había recibido tres millones de pesos mensuales de Bóvedas durante ese lapso para no avanzar en su contra, y dio detalles acerca de las reuniones de Casanello con Cristina en Olivos; claro que el Juez sabe que los tiempos han cambiado en el país, que ahora nadie parece conocer al preso y que, en estas condiciones, demorarse podría costarle el cargo y, quizás, hasta la cárcel. Pero la preocupación más grave de nuestra abogada exitosa no pasa por la corrupción y, ni siquiera, por el asesinato de Nisman, pese a estar en ambos casos muy complicada, sino con el encubrimiento a los iraníes, memorandum mediante, es decir, con la denuncia que el Fiscal hiciera antes de morir, porque puede ser reactivada a partir de una resolución de la Sala II de la Cámara Federal: si avanzara, doña Cristina no encontrará un lugar en el mundo donde refugiarse, porque nadie tolera la protección al terrorismo. Elisa Lilita Carrió, hoy la política con mejor imagen del país, está culminando un recorrido por los Estados Unidos del que promete traer, como recuerdos turísticos, nuevas pruebas contra los Báez, contra Anímal Fernández en la causa del narcotráfico y, también, contra Daniel Lancha Scioli, de quien podrá mostrar un enorme enriquecimiento patrimonial, traducido en campos y otras propiedades, dentro y fuera del país. Mauricio Macri, que no ignora la legítima inquietud social por la situación económica -Marcos Peña reconoció que "estamos en el peor momento"- retomó la iniciativa y anunció el viernes un paquete de medidas vinculadas con el blanqueo, los impuestos y las jubilaciones que, amén de corregir una ancestral injusticia, tenderán a fortalecer el consumo. Claro que, en realidad, se trata de proyectos de ley, que deberán contar con la aprobación del Congreso para entrar en vigencia, pero no creo que haya dificultades en ese sentido, ya que no imagino a parlamentario alguno adoptando una posición obstruccionista que lo convertiría, automáticamente, en un bonzo. La coyuntura es complicada, ciertamente; basta pensar que los mayores ingresos, producto de la mejora en los precios de la soja, del trigo y del maíz, se habrán ido en pagar los contratos de venta de dólar a futuro, la monumental estafa por la que están procesados Chiquito Kiciloff y Chapuza Vanoli, y que terminará por embadurnar a la responsable última, nuestra arquitecta egipcia. Pero mi optimismo se basa en que ha comenzado a reducirse la inflación y se han destrabado los créditos destinados a mejorar la educación y la infraestructura, dos brutales deudas del kirchnerismo con la sociedad, y el lanzamiento de las inminentes licitaciones de obras públicas generará los empleos necesarios para transferir a la construcción muchos de los ñoquis que aún quedan en el aparato del Estado, disminuyendo el déficit público. El Papa, infelizmente, ya había comparado el gobierno de Cambiemos con la Revolución Libertadora -hubiera sido más justo establecer un parangón entre Cristina Kirchner y Nicolás Maduro- y el viernes, tal como se temía, recibió en una prolongada audiencia a la delincuente Hebe de Bonafini, quien se explayó sobre la "dictadura" de Mauricio Macri. SS Francisco no puede ignorar a esta altura de su pontificado cuánta repercusión política tienen en la Argentina sus gestos vinculados a nuestra realidad y, por ello, presumo su intencionalidad. Entonces, ratifico mi posición: lo obedezco en materia de dogma pero, en todo lo demás, lo veo simplemente como un Jefe de Estado que, como otros extraviados, considera al populismo una virtud. Bs.As., 29 May 16 Enrique Guillermo Avogadro Abogado Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02 Cel. en Argentina (+54911) o (15) 4473 4003 Cel. en Brasil (+5521) 8128 7896 E.mail: ega1@avogadro.com.ar

APOYÉ A MACRI

Norberto José Vestidelli Miren, amigos. Yo hice mi apoyo para que Macri resulte ser presidente y no me arrepiento, PERO ESTOY FURIOSO, CON ESE IMBÉCIL. Disculpen, yo les advertí que digo y escribo lo que pienso. Retomo el tema: ¿Cómo se le ocurre liberar una inflación tan elevada para alimentos y medicamentos sin antes cubrir los ingresos como para poder aguantar? Y encima condonar las retenciones a las mineras? ¡A LAS MINERAS, semejante manga de chorros, me consta!. Durante 20 años vi pasar a diario el avión de la Barryc conrabandeando el oro más puro. Mis colegas profesionales de la Mina Jabo La Alumbrera, Catamarca (aquí cerquita mío) me ratificaban los rumores ¡nos robaron el oro, changos! .... y éste peloduro les regala las retenciones encima? ESTOY FURIOSO! Además la fiesta K la pagamos en los precios, mientras el poder financiero, los Bancos, se la tragan a toda. Lo mismo que ls de las timbas. ¡VAAAAAAMOOOOOSSSS! Por otra parte está demostrando que no tiene ni idea de lo que es gobernar un país. No puede ser que ande con tantas marchas y contramarchas, caramba, ¿No puede pensar antes en todas las consecuencias de cada medida? ¿No pagamos sueldos de ministros, asesores, funcionarios y cuanta otra lista de inútiles nos cuestan toneladas de guita? Escribí varios mails a "JUNTO A VOS" (algo así como el oído del gobierno al servicio del pueblo). sus respuestas fueron gambetas, las pocas que me respondieron. Por mí, que anuncie que pedirá el helicóptero con tiempo para que pensemos en otro menos idiota. NO LO CREO LADRÓN, PERO SÍ IMBÉCIL. EN CUANTO A SUS OFF SHORE Es parte del folclore empresario. Dejémoslo en paz con ese asunto. Después iremos puliendo los actos éticos, por ahora ocupémonos de los actos inmorales. NOTA: Soy recién iniciado. Si no agrada mi estilo literario, avisen, tengo pa todos los gustos, aún los más exquisitos.

DEFENDER A MACRI??

¿DEBEREMOS DEFENDER A MACRI SI INTENTAN DERROCARLO? A pasos agigantados, una colosal movida, cuyos detalles ya anticipe en mi ultima entrega, se encamina a destituir a MM, aprovechando la fuerza de Primera Minoria que los Perucas tienen en ambas Camaras. Y como tambien lo he reseñado, esta jugada es la primera, protagonizada por quienes siempre, se vieron acechados de lo que ahora estan incoando. Curiosidades de nuestra realidad que ya no utiliza comparativos preteritos, ni analogias del pasado, en el que casi siempre, los acontecimientos eran mas que previsibles. Se habla mucho y de continuo acerca de la famosa Grieta, y especialmente Jorge Lanata, quien acuño esta frase. Pero si tal cosa existe, su bautismo de fuego, tuvo lugar, precisamente con el nacimiento del Peronismo, el 17 de octubre de 1945. En oras palabras, la Argentina fue agrietada por el impecable plan de Peron, de dividir a los Argentinos, incluso en el propio seno familiar, promoviendo un enfrentamiento entre Padres e Hijos y Hermanos, fagocitando con ello, la tristemente celebre "delacion" que, llevo a tantos a ser torturados en la "Division Especial" y "Orden Politico" de la Policia Federal. Va de suyo, entonces que esa "Grieta" existe por la sobrevivencia del Peronismo, pese a tantas decadas del oprobio de sus patibularios dirigentes. Hoy nos encontramos, frente a la inedita circunstancia que, desde las sombras, quienes se apropiaron de al menos cien mil millones de dolares, se crean artifices de defender a los desposeidos. Que lo son en gran medida, por esa inmensa masa dineraria que, les robaron particularmente a quienes quedaron sepultados en esa condicion critica. Cualquier hipotesis que lancemos al azar, sera eso, un mero ejercicio deductivo. Pero debemos tomar razon que, si los propios jueces que, estan decidiendo sobre la suerte del carnaval K, se encuentran tan contaminados como todos los imputados y el Triunvirato de la Corte Suprema es de una identica calaña, los resortes del Estado de Derecho, son por decirlo de algun modo, inexistentes. Esto es que, si dos de los Poderes del Estado, han dejado de existir, el Ejecutivo, se encuentra por asi decirlo, sitiado. Lo que debemos desentrañar es si ese "sitio", cuenta con la suficiente inmanencia para asatar Olivos y/o la Rosada. Y es esa ecuacion, la que debemos poner bajo examen. Macri, como lo señale mucho antes de su triunfo en las urnas, tiene un sinnumero de maculas, producto de su estirpe paterna. Y ello le hace un flaco favor, quizas no al repudio popular aun distante, sino a poder echar mano a una represion abierta a estos "golpistas K". La dirigencia sindical que, es mucho mas Empresaria que Obrera, constituye un hibrido que ya no conmueve a nadie mas que a los "pagados", para no dejar desiertas sus convocatorias. Y si le adicionamos que el plan de financiamiento del gasto publico, se encuentra recostado en la quimerica "repatriacion de capitales" que, sera un estrepitoso fracaso, no solamente por la severa y aguda incertidumbre que, irroga una inflacion tan rebelde e incierta, sino por la ausencia de una autoridad Presidencial fuerte e indomita, las previsiones son menos que insignificantemente auspiciosas. Pero muy a pesar de un panorama -por decir lo menos- catastrofico, sera este Pueblo, diletante como lo es, quien en su conjunto, debera ganar la calle, para sostener a Mauricio, o en su defecto adherir a los revoltosos que iran por su cabeza. Si habra o no un equilibrio de fuerzas, si tal contienda tomase cuerpo, creo que nadie esta en condiciones de augurar un ganador. Con una marcada y vergonzante ausencia y legitimidad de un Poder Judicial, absolutamente corrompido y un Parlamento de impresentables... ¿DEBEREMOS DEFENDER A MACRI SI INTENTAN DERROCARLO? Cordialmente Carlos Belgrano.- alarosadatodos@gmail.com

ALGUIEN MIENTE

ALGUIEN MIENTE Calendar mayo 28, 2016 | Posted by Malú Kikuchi Malú Kikuchi (28/5/2016) El 17/3/2012, el juez Norberto Oyarbide elevó un exhorto a Suiza, para averiguar sobre el lavado de dinero en un tema de Covelia/Hugo Moyano. El 4/5/2012, al no tener respuesta, Oyarbide preguntó en cancillería y ésta explicó que Suiza envió su legislación sobre lavado de dinero, pero que era insuficiente. Dicen que cancillería argentina bloqueó el tema con esta respuesta política a Suiza, y que Suiza se molestó. Al parecer, desde entonces, Suiza no contestó más los pedidos de informes que le hiciera Argentina. ¿Los pidió? Desde el 2013 se supone que el juez Sebastián Casanello tiene a su cargo “la ruta del dinero”. Gracias a la investigación del equipo de Jorge Lanata y PPT. No se movió demasiado. Dice haber pedido permiso para viajar a Suiza por la ruta y por Helvetic Services Group, pero sostiene que la Corte no lo permitió. ¿Cierto? Desde que se conocieron los videos de La Rosadita, no pudo demorar más la investigación sobre la ruta del dinero. Casanello empezó a moverse, no sin antes aclarar que Cristina “no tenía nada que ver”. ¿Prejuzgar? No debe. Pero lo hizo. Ahora, con permiso de la Corte, viaja a Suiza, con el secretario Dr. Ariel Ignacio Sabán, desde el 2/6 hasta el 11/6. El fiscal Guillermo Marijuan también viaja con permiso de la Procuración General. Casanello quiere interactuar directamente con las autoridades suizas, ya que sostiene no haber recibido respuesta de las mismas en otro caso. Se refiere a la investigación sobre Teegan Inc (presidente Martín Báez), a partir de Belice, una cuenta de US$1.800.000, depositados en el banco suizo Lombard Odier y luego cerrada. Sin respuesta. Dice. Siempre en la causa de la ruta del dinero, Casanello investiga a Helvetic Services Group, cuyo presidente es el financista ítalo argentino, abogado, Néstor Marcelo Ramos. Radicado desde hace una década en el cantón El Ticino, Suiza, pasaporte italiano B612924, nacido en Córdoba, Argentina. El 6/5 el fiscal Marijuan pidió la captura nacional y/o internacional de Néstor Marcelo Ramos, llamado a declarar el 13/5. Y el mismo 6/5, el juez Casanello ordenó la detención nacional y/o internacional de Ramos. Dicen, se rumorea, que el pedido a Interpol se hizo el 26/5, que en Interpol no se tenía conocimiento del pedido del 6/5. ¿Quién dice la verdad? El jueves 26/5, mientras se decidía el viaje de Casanello a Suiza, el canciller de ese país, Didier Burkhalte, visitaba la canciller argentina, Susana Malcorra. Aseguran que no tocaron temas judiciales, sólo hablaron de intercambios comerciales y tecnológicos. El canciller suizo requerido por la prensa sobre Néstor Marcelo Ramos, contestó: “tenemos confirmado el domicilio de esta persona en Suiza. Esperamos el pedido formal de Argentina con los delitos imputados”. ¿No había pedido formal hecho? Susana Malcorras aseguró que: “cuando los pedidos lleguen, serán tratados de manera inmediata”. Otra vez, ¿no había pedidos previos? En cuanto a tratarlos “de inmediato”, ¿no era así en tiempos del canciller Héctor Timerman? Parece que no. Pero si Casanello viaja a Suiza para tener contacto directo con las autoridades suizas a las que les compete el caso, y dice hacerlo porque los exhortos anteriores no fueron contestados y la extradición es un tema muy serio y no se pueden hacer las cosas mal, ¿a quién creerle? El poder judicial argentino, ¿pidió exhortos a Suiza y Suiza no los contestó? De haber sido así, ¿Suiza estaba enojada a nivel gubernamental con Argentina? Los dos países tienen un tratado de extradición recíproco. ¿Es creíble que Suiza no conteste exhortos de un país amigo? ¿Interpol no había recibido la orden de detención de Ramos el 6/5? Muy confuso. Es evidente que, desprolijidades aparte, de las que el poder judicial argentino puede no estar exento, alguien o algunos de los implicados, desde acá o desde Suiza, no dice toda la verdad. ¿A quién beneficia la evidente defensa de Báez o la más evidente defensa de la ex presidente? ¿A Argentina o a Suiza? Alguien miente, pero ¿quién? Sería bueno saberlo.

Pacificación Nacional Definitiva: CARTA DE LUZ GARCÍA HAMILTON

Pacificación Nacional Definitiva: CARTA DE LUZ GARCÍA HAMILTON: A los amigos del Centro de Estudios de Salta, a la querida Silvita Ibarzabal, estimado amigo Coronel Guillermo César Viola, amigo Sandro, v...

Pacificación Nacional Definitiva: JUICIO EN TUCUMÁN

Pacificación Nacional Definitiva: JUICIO EN TUCUMÁN: La ocupación del monte tucumano por parte del ERP fue un acto de guerra del terrorismo internacional al que el gobierno constitucional ...

viernes, 27 de mayo de 2016

jueves, 26 de mayo de 2016

REPASANDO AL TERRORISMO

Imágenes integradas 1 Así fue el ataque guerrillero más sangriento de los años 70´. Por Nicolás Márquez 25 mayo, 2016 Corría 1975. La guerra revolucionaria llevaba varios años. Todos los días los diarios abarrotaban de noticias e informaciones sobre combates, atentados, bombas, crímenes y desaparecidos durante el gobierno peronista. La población estaba harta del terrorismo, pero en el fondo, acostumbrada. Cada homicidio, cada secuestro, cada bomba, indignaba a la ciudadanía, pero no la sorprendía. Montoneros y el ERP habían crecido muchísimo durante los últimos tiempos, pero militarmente, sin embargo, a pesar del crecimiento cuantitativo, no podían profundizar sus objetivos. Diariamente los combates resultaban por lo general un revés para las milicias guerrilleras. Estas tenían la habilidad y capacidad de poder reemplazar las bajas y detenciones con nuevos milicianos reclutados. Pero en el fondo, los nuevos miembros, además de no tener la preparación militar de los caídos, no hacían más que mantener a la guerrilla en estado de combate constante, pero no de avance concreto. Antes de que terminara el año 1975, el jefe del ERP Mario Roberto Santucho se esperanzaba en que las FF.AA. sufrieran una paliza espectacular. Se atacaría el Batallón de Arsenal 601 en Monte Chingolo, Provincia de Buenos Aires. Se asesinarían numerosos soldados y como objetivo principal, se robarían toneladas de armamentos para reequipar fuertemente a la guerrilla selvática que desde hacía dos años estaba actuando en Tucumán. Imágenes integradas 2 mario roberto santuchoMario Roberto Santucho: fundador y lider del ERP. Murió en combate en 1976, se abatieron y mataron mutuamente con el Capitán del Ejército Juan Carlos Leonetti Cuenta la ex guerrillera María Seoane que ¨Entre el 5 y 7 de diciembre, el ERP concentró en las localidades de Lanús y Avellaneda, en casas amplias y bajas, gran parte de los 130 guerrilleros…apoyados por un grupo similar en los alrededores del cuartel…20 autos robados, en total unas 150 armas entre fusiles, granadas, pistolas y ametralladoras, dos morteros, equipos de comunicaciones (walkie-talkies), dos camiones cisterna acondicionados para el transporte secreto del armamento, 25 controles de seguridad que verificarían la suerte corrida por cada uno de los guerrilleros y siete puestos sanitarios en los alrededores con 20 médicos para socorrer a los heridos, quienes siempre, según las órdenes de Santucho debían ser evacuados del campo de batalla. El conjunto de milicianos vestirían con un doble juego de ropas de calle: camisas, jean y zapatillas. Portarían documentos de identidad falsos y 400 mil pesos –dos veces el valor de un salario profesional- para la retirada. La edad promedio de los guerrilleros era de 23 años¨[1]. Como fuera dicho, además del gran impacto político-militar que se buscaba, el objetivo central era conseguir armamentos para reforzar la Compañía de Monte en Tucumán. Las tropas del Gral Antonio Domingo Bussi, a diferencia de la estrategia de su antecesor (el Gral Vilas), habían pasado a la ofensiva de manera virulenta. Esto intranquilizaba sobremanera a Santucho, y sabía que de no tener un refuerzo armamentístico importante, en 1976 su ejército rural debería replegarse y la aventura del “Vietnam argentino” correría riesgo de éxito. Confiesa el guerrillero Julio Santucho (hermano menor de Mario) ¨El asalto al cuartel de Monte Chingolo fue concebido precisamente como un esfuerzo supremo por armar la guerrilla rural para que el partido y su dirección pudieran resistir los próximos años en el monte¨[2]. Imágenes integradas 3 erp en tucumanFormación del ERP en la selva en tucumana. La guerrilla rural tuvo en jaque a la Provincia durante 3 años de guerra sin cuartel. En función de este propósito, el día 21 de diciembre por la tarde ¨Santucho llegó a la base del ERP en Lanús para explicar el sentido del ataque: ´compañeros`: ésta es la operación guerrillera más grande de la historia latinoamericana…Si logramos recuperar las 13 toneladas de armamento, será un gran paso para iniciar la guerra de posiciones, consolidar una zona liberada en Tucumán y lograr reconocimiento internacional para que nuestro pueblo no esté tan solo ante la barbarie que se desatará Luego, se habría producido el siguiente diálogo entre Santucho y uno de los oficiales guerrilleros: Comandante, el armamento es malo e insuficiente. Y no hemos hecho ningún plan para neutralizar las MAG de las torres de agua, que pueden causarnos muchas bajas, ni para la retirada por si no podemos permanecer dentro del batallón – Teniente, los ángulos de tiro están estudiados por la comandancia. Hay un plan de retirada para cuando termine la apropiación de armamento. No creo que se necesite otro. No hay posibilidades de que seamos derrotados”[3]. Una vez que se tomara el cuartel, para evitar que las fuerzas legales arribaran con refuerzos, el ERP tenía previsto montar tropas en todas las bocas de acceso: ¨Santucho y Urteaga diseñaron un círculo de fuego con nueve escuadras del ERP para interrumpir los refuerzos militares en puentes y pasos a nivel: puentes de Avellaneda, Pueyrredón, Bosch, Victorino de la Plaza, Uriburu, La Noria, Puente 12 sobre el río Matanza y sobre el Arroyo de las Piedras, y el paso a nivel del Ferrocarril Belgrano. Los comandos debían levantar barricadas con autos y colectivos incendiados y montar allí sus ametralladoras¨[4]. Para proveerse de vehículos ¨unos cincuenta guerrilleros invadieron el hotel y robaron todos los coches del estacionamiento¨[5]. Gorriarán Merlo recuerda: “intervinieron más de trescientos compañeros. Eso incluía distintas acciones simultáneas. Se contaba con un mortero, granadas, armamento adecuado para este tipo de operación”. Cuentan los ex guerrilleros Eduardo Anguita y Martín Caparrós que “Su objetivo militar era llevarse más de diez toneladas de armas y municiones. El grupo principal debía tomar el cuartel y retirarse con las armas; las otras unidades tenían que neutralizar puestos policiales y, sobre todo, las rutas y accesos que deberían tomar los refuerzos de los regimientos 7º de La Plata, 3º de La Tablada y 1º de Palermo. Así, los guerrilleros tendrían tiempo para esconderse: los partidos de Quilmes, Avellaneda y Lanús serían, hasta la mañana siguiente, una especie de territorio liberado. Habían preparado una buena cantidad de refugios: tenían incluso grandes pozos para ocultar las armas. Al mismo tiempo, una unidad coparía una estación de radio para transmitir una proclama de la comandancia del ERP instando a los argentinos a sumarse a sus filas”[6]. Imágenes integradas 4 gorriaranEnrique Gorriarán Merlo: el asesino más conocido del ERP. Los guerrilleros serían distribuidos del siguiente modo: “setenta combatientes del grupo de ataque debían encontrarse en un punto fijado a quince minutos del cuartel: desde ahí saldrían en una caravana encabezada por un camión seguido por dos pick-ups y cuatro autos. El camión tiraría abajo la puerta donde estaba el puesto 1 de guardia. Enseguida, los guerrilleros se desplegarían en pequeños grupos y podrían reducir la resistencia de las compañías de seguridad y de servicios. Gracias a su poder de fuego y la sorpresa, los guerrilleros ocuparían los tres puntos neurálgicos: la guardia central, el casino de oficiales y los depósitos de armas. Otros dos grupos se ocuparían de los accesos al cuartel, cortando el camino General Belgrano en dos puntos, a doscientos metros cada uno de la entrada principal. Así impedirían la entrada de refuerzos y cubrirían la salida de los seis o siete camiones cargados de armas y los coches donde se retirarían los setenta atacantes. Al mismo tiempo, varios comandos cortarían los caminos entre la Capital y el sur del Gran Buenos Aires…para impedir que llegaran refuerzos…Y otros harían operativos de distracción, como ametrallar frentes de comisarías o levantar barricadas en esquinas importantes…A las ocho menos cuarto, el camión Mercedes Benz de Coca Cola topó el portón de entrada, que saltó en pedazos. Desde adentro le dispararon fuego a discreción. El camión zigzagueó y se incrustó contra la garita. El chofer estaba muerto sobre el volante. El camino quedó abierto y el resto de los coches entró como pudo. Algunos guerrilleros se bajaban, otros metieron acelerador y se mandaron a fondo Para no espantar a los atacantes, los mandos militares no habían reforzado la guardia común pero habían escondido, en todos los rincones del cuartel, efectivos del Ejército, la Gendarmería y las policías Federal y Provincial. Los tiros zumbaban desde todos lados. Pese a que muchas armas no funcionaban bien, los guerrilleros ya estaban adentro del cuartel. El Batallón Depósito de Arsenales 601 Domingo Viejo Bueno se cerró como una trampa sobre los guerrilleros del ERP que intentaron tomarlo. Todos los puntos estratégicos del cuartel estaban ocupados por grupos comandos del Ejército, atrincherados con ametralladoras pesadas, que les dispararon desde muchos puntos a la vez…La mitad de los atacantes consiguió escapar. Alrededor de treinta murieron dentro del cuartel…Otros quince militantes murieron en los grupos de retención que actuaron en los alrededores. Algunos saltaron en pedazos cuando trataban de tirar sus granadas: muchas armas habían funcionado sospechosamente mal”[7]. El oficial del Ejército Jorge Monez Ruíz sostiene “Santucho lo hizo como un esfuerzo desesperado, para demostrarle a Fidel Castro que él podía todavía tener un cierto prestigio. Lo mata la soberbia…fueron alrededor de trescientos los que atacaron, se combatió no solamente en el Batallón Viejo bueno, sino también en el Puente La Noria, ahí no podían pasar a las dos de la mañana, ahí murió el Teniente Cnel. Pinazzi, se acerca a una mujer creyendo que tenía un bebito para ayudarla, esta saca una ametralladora y lo mata… El Ejército peleó con el batallón que estaba ahí, después fue en apoyo un escuadrón de granaderos, gente de Patricios, que no podían llegar hasta la madrugada, porque no podían pasar por el Puente La Noria. El ERP tenía puestos sanitario, es más el jefe de los puestos sanitarios trabajó en Salud en el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Como mucho, nosotros los militares habrían sido 500 efectivos”[8]. La batalla se constituyó en la paliza militar más grande en la historia del ERP y de la guerrilla argentina. Una masacre. La revista del ERP El Combatiente nº 199 (14 de enero de 1976) informó sobre 47 guerrilleros abatidos. El diario La Nación del miércoles 24 de diciembre, en su tapa titulaba: “Mueren más de 50 extremistas al atacar un batallón en Monte Chingolo”. Por su parte, el diario de izquierda La Opinión (26 de diciembre) afirmaba: ¨De acuerdo con versiones recogidas entre los vecinos, pudo determinarse que la lucha comenzó alrededor de las 19:40 del martes 23, extendiéndose la faz más dura de las acciones durante dos horas y media…Trascendió que los sediciosos habrían utilizado, al iniciarse las acciones, una avioneta, del tipo empleado para remolcar planeadores, y un helicóptero. También llamó la atención de los efectivos militares que los subversivos, en medio del combate, cantaran¨[9]. diario 100 monte chingolo No sabemos si por fanatismo o propaganda, la conducción del ERP presentó el operativo a la opinión pública como un éxito. Fue definido oficialmente como “una derrota militar y un triunfo político¨. Lejos del arrepentimiento por haber tomado una decisión cuyas secuelas fueron tan negativas, Santucho arengaba con la consigna maoísta de “errar, persistir, volver a errar, y persistir hasta la victoria”[10]. Tanto exitismo había en el ERP, que emitió un boletín interno especificando que ¨las acciones del día 23…políticamente fueron una nueva y más relevante demostración nacional e internacional de que nuestro pueblo se arma y combate valerosamente por su liberación nacional y social¨[11]. A pesar del aplastante saldo para el ERP, para el ambiente militar el ataque también fue muy doloroso. Seis fueron los soldados asesinados en la batalla y 12 los heridos graves[12]. El Gral. Rynaldo Bignone, recuerda el dramático episodio: “La Nochebuena de 1975 fue una de las más tristes para el Ejército, ya que esa tarde habíamos acompañado a nuestros muertos al cementerio de la Chacarita”[13]. Seoane narra que ¨horas después de la tragedia, el general Videla viajó a Tucumán para pasar la Nochebuena de 1975 con las tropas. Allí habló contra la corrupción e ´inmoralidad` del gobierno…No hubo reacción popular ni oficial.¨[14] Lo cierto es que en el combate de Monte Chingolo hubo más muertos que en la Batalla de San Lorenzo de 1813. lanacion_mch El guerrillero Daniel de Santis (miembro del Comité Central del ERP), no sólo justificando el ataque a Monte Chingolo sino minimizando el fracaso arguye “de la toma de Monte Chingolo se pueden marcar aspectos negativos, pero también positivos…cuando el PRT-ERP va a tomar Monte Chingolo, se da en el marco de la lucha contra un gobierno que estaba abiertamente enfrentando a la clase obrera”[15] y alegando la necesidad de reforzar el armamento de la guerrilla en la selva tucumana agrega “desde el punto de vista operativo era la posibilidad de hacerse con una cantidad de armamento importante que cambiaba la relación existente hasta ese momento”[16] y a modo de muestra del clima de ficción y desapego a la realidad (desvío frecuente en los ambientes en donde impera el fanatismo) de Santis sostiene “en la Argentina en ese período, siempre sobraron hombres y mujeres dispuestos a empuñar las armas. Faltaban armas, no hombres…si hubiese habido armas otra habría sido la situación. Por cada arma había al menos diez hombres dispuestos a empuñarla”[17] y concluye “Después se podrá analizar cuales fueron los errores militares que llevaron al fracaso de la acción. Pero no que desde el punto de vista político era una situación que estaba al margen de lo que se estaba viviendo. Obviamente fue una derrota, pero hay que calibrarla en su justa medida. Fue una derrota militar pero no un error político haber encarado la acción”[18]. Con los pies mejor puestos en la tierra, el ex comandante del ERP Luis Mattini retruca: “La expresión esa ´es una derrota militar pero un triunfo político´ era como quien dice sacada de la manga. Ahora, yo me hago cargo, la expresión fue de Santucho. Debo reconocer que llegaron críticas de algunos sectores del partido muy duras. Y el partido cerró filas con la dirección y Santucho”[19] y reconociendo “la burbuja” en la que vivían los guerrilleros agrega que “Aún suponiendo que se comete el error de Monte Chingolo, en la reacción posterior uno podía esperar que dijeran ´esto es grave lo que ha pasado´…Es decir, el análisis que se hace en la dirección del PRT con Santucho a la cabeza fue tan grave como el ataque mismo”[20]. Otro de los conspícuos defensores de ese ataque fue el terrorista Enrique Gorriarán Merlo: “No fue tampoco como se dice una acción desesperada. Eso estaba planificado. Lo que pasa es que hubo una traición. Y sí, hubo un error de parte nuestra, bueno Roby lo dijo públicamente, que había indicios que indicaban que el Ejército estuviera alertado sobre la posibilidad de una operación y que no se le dio la suficiente importancia”[21]. Agrega Gorriarán “En esa fecha yo estaba en el monte, en Tucumán; por supuesto, sabía que se iba a llevar a cabo la acción y esperaba las noticias. Me enteré de su realización por la radio del día 24; la información no tenía la precisión suficiente, pero supe que había sido un hecho trágico para nosotros. Yo no sé si habrá sido una reacción ante la realidad del momento, pero ese día tuve un ataque de vesícula atróz”[22]. Con respecto a la apreciación sostenida por muchos de que Monte Chingolo fue el virtual “certificado de defunción” del ERP haciendo uso de la precisión que lo caracteriza, el ex guerrillero Pablo Pozzi resume el impacto: “Si bien la derrota de Monte Chingolo era un duro revés, sobre todo por la pérdida de cuadros experimentados, en sí misma no significaba el aniquilamiento del ERP: había caído sólo el uno por ciento de sus militantes y la organización tenía amplios recursos para reponerse”[23]. Intentando buscar culpas en el afuera, la guerrillera Susana Malacalza (PRT-ERP La Plata) agrega: “Y ahí el planteo fue que era culpa de que se nos habían infiltrado. Lo que hay que hacer es reafirmar las leyes de seguridad. Cuidar más la incorporación de los compañeros, saber más de sus vidas, tener un seguimiento más cercano. Pero nunca dijimos que esto era culpa de que nos estábamos equivocando políticamente”[24]. Bonafini-PRT-ERP.2-2005Foto reciente: Hebe de Bonafano con sus empresarias aliadas homenajeando a los homicidas del ERP. Lo cierto es que un guerrillero del ERP, conocido como “el oso” Jesús Ranier, fue el chivo expiatorio del fracaso. Acusado de “traidor”, la conducción ordenó iniciarle un “juicio revolucionario”, se lo sentenció a muerte y se lo asesinó. Su cadáver apareció el 14 de enero de 1976 en el porteño barrio de Floresta. Con profunda crítica, Juan Carlos Ledesma (PRT-ERP) arremete: “¿Qué se pensaba? ¿Qué las masas iban a acudir a Monte Chingolo a hacerse de armas e íbamos a pasar al asalto de la Casa Rosada como si fuera una reedición del asalto al Palacio de Invierno, como el caso de la Revolución Rusa? Algunos compañeros criticamos este hecho porque nos pareció un desacierto total”[25]. Imágenes integradas 5 erp ranierComunicado oficial del ERP informando el asesinato de un “traidor” de su propia fila. Las noticias iban llegando paulatinamente y los diferentes cuadros y militantes del ERP que no participaron del ataque, estaban en estado de shock: “Manuel Gaggero, llegó al local donde funcionaba el frente legal…Al rato llegó su hermana. Susana tenía en la cara todo el cansancio del mundo: -Manuel, hay que sacar a un compañero que quedó herido y lo guardaron por Don Bosco. Está metido debajo de un puente del ferrocarril, pero se va a desangrar, andá a buscarlo a Alende para que lo curen en su clínica… – ¿A Oscar Alende? – Sí, si es un aliado puede hacer algo, el compañero se va a morir. – Pero se va a pudrir la relación política, yo no puedo caer y pedirle que atienda a un compañero, así nomás… – ¡¿Y entonces para qué mierda sirven los aliados si no le pueden salvar la vida a un compañero?!”[26]. Esa Navidad, Santucho la pasó con parte de su familia, entre ellos con su hermano Julio, quien recuerda: ¨Nunca lo había visto tan abatido. Ello no quiere decir que su fe inquebrantable en la revolución hubiera cedido, pero Robi era consciente de que el partido había quedado prácticamente reducido a la impotencia y que se abría por delante una larga travesía del desierto¨[27] y agrega: “Robi estaba deprimido, casi no hablaba y tampoco comió. Fue la primera vez que le escuché decir ´algo anda muy mal, julito, nos estamos equivocando`”[28]. [1] Maria Seoane; Todo o nada. La historia secreta y pública de Mario Roberto Santucho, el jefe guerrillero de los años setenta. Editorial Sudamericana. 2003. Página 268 [2] Julio Santucho; Los Últimos Guevaristas. La guerrilla marxista en la Argentina. Ediciones B. 2004. Pág. 200 [3] Maria Seoane; Todo o nada. La historia secreta y pública de Mario Roberto Santucho, el jefe guerrillero de los años setenta. Editorial Sudamericana. 2003. Página 269 [4] Maria Seoane; Todo o nada. La historia secreta y pública de Mario Roberto Santucho, el jefe guerrillero de los años setenta. Editorial Sudamericana. 2003. Página 269 [5] Maria Seoane; Todo o nada. La historia secreta y pública de Mario Roberto Santucho, el jefe guerrillero de los años setenta. Editorial Sudamericana. 2003. Página 270 [6] Eduardo Anguita/Martín Caparrós; La Voluntad. Una historia de la militancia revolucionaria en la Argentina. Tomo 4 / 1974-1976. La Patria Peronista. Edición Definitiva. Editorial Planeta. . 2ª Edición, julio de 2007. Página 466 [7] Eduardo Anguita/Martín Caparrós; La Voluntad. Una historia de la militancia revolucionaria en la Argentina. Tomo 4 / 1974-1976. La Patria Peronista. Edición Definitiva. Editorial Planeta. . 2ª Edición, julio de 2007. Páginas 466, 467, 470. [8] Archivo del autor [9] Citado en Maria Seoane; Todo o nada. La historia secreta y pública de Mario Roberto Santucho, el jefe guerrillero de los años setenta. Editorial Sudamericana. 2003. Página 271, 272) [10] Citado en Maria Seoane; Todo o nada. La historia secreta y pública de Mario Roberto Santucho, el jefe guerrillero de los años setenta. Editorial Sudamericana. 2003. Página 276 [11] Boletín interno N 98, citado en Pozzi Pablo; El PRT – E.R.P, La guerrilla marxista. Por las sendas Argentinas. Editorial Imago Mundi. 2ª Edición, 2004. Página 367 [12] Los militares muertos en Monte Chingolo fueron Cap. Petruzzi Luis María, Sarg. Ay. Cisterna Roque, Sold. Caballero Roberto, Sold. Sessa Raúl, Sold Rúffolo Manuel, Tte 1ro Spinassi, José Luis [13] El Ultimo de Facto II- Reynaldo Bignone 33 [14] Maria Seoane; Todo o nada. La historia secreta y pública de Mario Roberto Santucho, el jefe guerrillero de los años setenta. Editorial Sudamericana. 2003. Página 273 [15] Los perreté E.R.P, auspiciado por el gobierno de la ciudad, Nahuel Producciones, 2003, Filme Documental [16] Gaviotas Blindadas, Historias del PRT-ERP, Mascaró Cine Americano, Filme Documental, Segunda Parte [17] Gaviotas Blindadas, Historias del PRT-ERP, Mascaró Cine Americano, Filme Documental, Segunda Parte [18] Los perreté E.R.P, auspiciado por el gobierno de la ciudad, Nahuel Producciones, 2003, Filme Documental [19] Los perreté E.R.P, auspiciado por el gobierno de la ciudad, Nahuel Producciones, 2003, Filme Documental [20] Los perreté ERP, auspiciado por el gobierno de la ciudad, Nahuel Producciones, 2003, Filme Documental [21] Gaviotas Blindadas, Historias del PRT-ERP, Mascaró Cine Americano, Filme Documental, Segunda Parte [22] Gorriarán Merlo Enrique, Memorias de Gorriarán Merlo. De los Setenta a La Tablada. Editorial Planeta. Página 275 [23] Pozzi Pablo; El PRT – E.R.P, La guerrilla marxista. Por las sendas Argentinas. Editorial Imago Mundi. 2ª Edición, 2004. Página 367 [24] Los perreté E.R.P, auspiciado por el gobierno de la ciudad, Nahuel Producciones, 2003, Filme Documental [25] Gaviotas Blindadas, Historias del PRT-ERP, Mascaró Cine Americano, Filme Documental, Segunda Parte [26] Eduardo Anguita/Martín Caparrós; La Voluntad. Una historia de la militancia revolucionaria en la Argentina. Tomo 4 / 1974-1976. La Patria Peronista. Edición Definitiva. Editorial Planeta. . 2ª Edición, julio de 2007. Páginas 475 [27] Julio Santucho; Los Últimos Guevaristas. La guerrilla marxista en la Argentina. Ediciones B. 2004. Pág. 199 [28] Maria Seoane; Todo o nada. La historia secreta y pública de Mario Roberto Santucho, el jefe guerrillero de los años setenta. Editorial Sudamericana. 2003. Página 273

Pacificación Nacional Definitiva: ENEMIGO EN ACCIÓN

Pacificación Nacional Definitiva: ENEMIGO EN ACCIÓN:   Enemigo, porque así debería ser considerado como tal todo aquel   empeñado en llevar a cabo acciones destinadas a que, directa o indi...

martes, 24 de mayo de 2016

lunes, 23 de mayo de 2016

SAN BONADIO

JORGE ASIS "Los Veneradores de San Bonadío necesitarán consuelo espiritual" Hubo gente que frecuenta a la diputada nacional Elisa Carrió que casi se juramentó no detenerse hasta llevar a prisión a Cristina Fernández de Kirchner. No todos cerca de Mauricio Macri comparten ese pensamiento. Por ejemplo, allegados a Jaime Durán Barba se quejaron a viva voz de que esos aprendices de guardicárceles se quejan de la brecha pero, curiosamente, contribuyen a agrandarla. Ya se sabe cómo continuó la historia: "Vos sos el demonio", le dijo Carrió al ecuatoriano, y éste le respondió que no se preocupara, que tenía una botella de agua bendita. No es propósito de Urgente24 ingresar a ese debate: es una cuestión del PRO y ARI CC, ni siquiera de la UCR, y se prefiere relatar el tema, no opinar porque tampoco se conocen los móviles de unos y otros. Además, la valentía se demuestra cuando el rival tiene mucho poder. Ahora, que el otro anda devaluado, cualquier gil opina. Lo más grave de la gilada es que no tiene remedio, cambiarán los gobernantes pero no perderán su condición. A propósito de todo esto escribió Jorge Asis una columna titulada "Los cruzados arrugan. La Doctora no va a ir presa y Lázaro no va a buchonear": Claudio Bonadío, sacerdote del macrismo más exaltado. por OBERDÁN ROCAMORA Tío Plinio querido, “¿No quiere que Cristina vaya presa? ¿Se hizo kirchnerista?” Lo reprochaba la dama indignada de Recoleta, por Posadas. En el comienzo de “El camino de Isabel”. Se percibe el “arrugue de barrera”. Repliegue indecoroso de comunicadores monotemáticos que vaticinaban, con entusiasmo, que La Doctora iba a ir presa. En cualquier momento. Justicia y castigo. Se extendía la Peste de transparencia (selectiva). Pero Los Cruzados, paulatinamente, se recomponen. Retroceden sin elegancia. Como si no existieran los archivos. Ahora sostienen que es “poco probable” que La Doctora vaya presa. Al menos por “este año”. “El gobierno teme una reacción”. Lo sugiere por televisión otro cruzado, en un diálogo de cruzados transformados en jubilados quejosos de Plaza Irlanda. Lo reconfirma también otro cruzado que aseguraba, en emisiones televisivas, que la onda de detenciones era “imparable”. Por sostener que La Doctora no iba a ir presa, que con el dólar del futuro y la hotelería no alcanzaba, el cronista, tío Plinio querido, generó sospechas. Por sostener que “la línea de corte” llegaba, a lo sumo, hasta Lázaro. Y sugerir que El Resucitado no iba, para colmo, a arrepentirse. Ni a transformarse en otro objeto de culto, como Fariña. Hasta el egregio papelón, los comunicadores militantes, como los articulistas panorámicos de domingo, se sintieron defraudados cuando el preso, Lázaro, se les destapó como un “no buchón”. “Podía haberse arrepentido y no lo hizo”. Se lo reprochaban con dolor los cruzados, seriamente afectados por el “síndrome TN”. Leñadores Un conjunto de “amigos”, sorpresivamente recargados de odio, de los que mitifican “la grieta” en los bares, dejaron de considerarlo, tío Plinio querido, al sobrino. Como todos los valientes cruzados, invocadores de la Justicia, veneradores de San Bonadío, necesitaban, para el consuelo espiritual, verla presa pronto a La Doctora. Sostenían que el cronista ya era un tardío defensor del kirchnerismo. “¿Cuánto le habrán puesto?”, sugirió un colega embajador, de historia congelada, y sin gastos de representación. Los “amigos” devaluaban el pretexto moral del buen leñador. De ser como los leñadores que nunca talan árboles caídos. Porque prefieren serruchar sólo árboles de pie. Sin embargo, en el país rebosante de garcas, conviene avanzar sobre el poderoso solo cuando se cae. Virtud que ponderan los tiempistas. Consta que algunos cruzados, autodenominados “republicanos” en comidas solemnes, atravesaban por el jacobinismo estremecedor. Seres mansos que no podían admitirlo: fueron gobernados durante ocho años por La Doctora. Los republicanos adolescentes ahora querían sangre. Reclamaban presos. Para aliviarse y dormir en paz. Enojados con la vida La ecuación calcada no debía fallar. Si se fue crítico del kirchnerismo desde 2003, a partir del 10 de diciembre de 2015, automáticamente, se debía ser macrista. Sin criticar, siquiera, al Tercer Gobierno Radical. Menos a su presidente, Mauricio Macri, que pasaba, pese a las noticias de Panamá, desde la plata al bronce. En el asombroso “cambio de metal”. Si se le ponía algún reparo a Mauricio era porque se inclinaba por lo peor. Por lo superado. O sea por el kirchnerismo, que durante cinco meses permitió que imperara el efecto desastrosamente comparativo. Que se extingue. Va a haber que inventar otra idea fuerza. Y hasta en las mesas sobrias de los analistas refinados, en cuanto se observaba algo reprochable en el macrismo, algún inteligente se apresuraba, por las dudas, a exclamar: “Pero esto es mucho mejor de lo que teníamos antes”. Otro “amigo” no pudo admitir que se dijera, por televisión, que La Doctora no iba a ir presa. O que Lázaro, tío Plinio querido, no iba a buchonear. Por WhatsApp el “amigo”, con buenas intenciones, criticó: “Cambiaste, no te agiornaste, sos público y tenés que dar lo que la gente quiere tener y escuchar de vos…”. El mensaje expresivo no se borró. Queda inmortalizado en la memoria del Samsung, para la antología de la instancia atroz. Pasó también con otro “amigo” de rencor recargado, injustamente enojado con la vida. Fue en una cena social que no admitía agresiones. Pero los brotes de odio le impedían al “amigo” disfrutar de la fainá caliente, humeante de muzzarella (su mujer, más inteligente, trataba de contener el desborde). Decía que el cronista se había quemado al “decir que iba a ganar Scioli” (cuando todos estaban seguros que iba a triunfar Macri). Y por no reclamar, como correspondía, la cárcel para La Doctora “que hizo tanto daño”. Y (que esté presa) “es lo que la gente quiere”. Veneración a Martínez Estrada Los virajes del oportunismo emocional evocan aquella noche de verano en que el cronista terminó de brindar cierta charla profesional. En los jardines vibrantes de una amplia casona privada de Pilar, colmada de mujeres esculturales, escotadas para la sensualidad, con entrenamiento de country. Todavía era presidente Kirchner, El Furia. Por entonces se despachaba en librerías “La Marroquinería Política” y “El Descascaramiento”. Días en los que no abundaban los críticos. Sobre el final se acercó, con su mujer, un señor regordete de rostro amable, en pantalón blanco y remera blanca, con huellas de sol concentrado en el rostro. Dijo: "Fui uno de los que lo escrachó a usted en Posadas y Rodríguez Peña, pero quiero decirle que hoy estoy muy de acuerdo con usted”. Como lo sabe, tío Plinio querido, el sobrino es bastante soberbio. Lo suficiente como para responderle: “Gracias, pero sepa que prefiero tenerlo de enemigo. Así perfectamente mañana puede volver a escracharme”. Es curioso. Por haber sido un crítico prematuro del kirchnerismo, una extraordinaria legión de neo-gorilas paquetérrimos creyó, tío Plinio querido, que era como ellos. Pero es un dilema insoluble. Porque uno es sólo de uno y nunca, en definitiva, es de ellos. Como ellos. Es en situaciones semejantes es donde se exalta la valoración intelectual del maestro Ezequiel Martínez Estrada. Colega superior. Hubiera sido fascinante conocerlo. Martínez Estrada fue de los principales críticos del peronismo. Pero cuando irrumpió la mediocre brutalidad de La Revolución Libertadora, se dio cuenta de inmediato que la solución era mucho peor que el problema. “Amargura metódica”. Leer Ferrer. Vale. En esta historia cíclica, debe entenderse que todos los procesos terminan, tío Plinio querido, invariablemente mal. En coma judicial En realidad, parece que los cruzados ya se dieron cuenta que meterla presa a La Doctora es, ante todo, un error político. Ni siquiera sirve como acto vengativo de justicia. “Ni viva ni muerta, mejor moribunda”. Lo escribió Edgar Allan Poe. Recreado para el teatro por Abelardo Castillo, en Israfel. Es como prefieren mantener a La Doctora. Para marcar su presencia y separar las diversas franquicias del peronismo. La estrategia de largo plazo llega a 2017. Ni activamente viva ni políticamente muerta. Mejor es mantenerla moribunda. En coma judicial. Sofocada entre las imputaciones, las indagatorias y los procesamientos. Presa, La Doctora sirve, apenas, para la catarsis irracional de los cruzados (que hoy emotivamente arrugan). Para los regadores del odio recargado. Brotan desde las capas medias hacia arriba. Para estudiarlos desde la sociología, desde la misericordia o desde la teología. Aunque basta con el coyuntural análisis político. Dígale a Tía Edelma que la Bruja, la que vale, confirma que Mauricio, aunque haya aprendido a relajarse, tiene que extremar sus cuidados en julio. Si pasa julio sin graves moretones, podrá para septiembre equilibrarse, sin abusar tanto del mantra. Una liviandad. Y dígale que hoy, 23 de mayo, si puede, le prenda una vela a la Madonna della Pieta. De esto Tía Edelma sabe.

Pacificación Nacional Definitiva: MUSEO DESPOLITIZADO

Pacificación Nacional Definitiva: MUSEO DESPOLITIZADO: Como argentino celebro la decisión del presidente Macri de despolitizar el Museo del Bicentenario y de darle un contenido enteramente h...

LA BRECHA

LA BRECHA NO PERDONA Macri escribió y Gioja le respondió: "Bancos el paro si la CGT lo convoca" Mauricio Macri continuó con su irrupción en los diarios del interior, y el domingo 22/05 publicó una carta abierta en el diario La Capital (Rosario, Santa Fe) acerca de su veto de publicación inminente. De inmediato le respondió, en nombre del Partido Justicialista, su titular, el diputado nacional José Luis Gioja: “Si los trabajadores deciden ir al paro por el veto presidencial, el peronismo los va a apoyar”. Mauricio Macri y José Luis Gioja: Apenas unas horas antes, el sanjuanino había posado junto a Alfonso Prat-Gay buscando el apoyo de la Nación para construir un paso a Chile. Cuenta regresiva para la publicación del veto presidencial a la ley que unos llaman Cepo Laboral y otros Antidespidos. El presidente del Partido Justicialista, José Luis Gioja, afirmó que “el peronismo será respetuoso de la decisión que tomen los trabajadores y sus dirigentes sindicales, si deciden una medida de fuerza en contra del veto presidencial, lo apoyaremos porque creemos que es en defensa de los más necesitados, la parte más delgada de la cuerda, que es por donde se corta cuando hay problemas”. Gioja, además vicepresidente de la Cámara de diputados, sostuvo que “espero que el Presidente no insista con la “vetomanía” que trae de sus días como Jefe de Gobierno de la Ciudad”, y profundizó “se habla de republicanismo, de respeto a las instituciones de la República, de división de poderes, y a mí me parece que si se elige el camino del veto es una ruta equivocada que no conduce a buen destino”. El dirigente sanjuanino “lamentó” la decisión presidencial al afirmar que “si se ven los números que arrojó la votación de la Ley que protege a los trabajadores en actividad, tanto en diputados, que representan al pueblo de la Nación, como en senadores, que representan a las provincias, las mayorías parlamentarias decidieron que esta Ley es importante, por eso no veo que haya argumentos que respalden el veto”. Del mismo modo, Gioja fue muy crítico de los empresarios, “creo que este veto surge a partir del pedido de los empresarios amigos del Presidente, no encuentro otra justificación para la toma de esta decisión”. El legislador, asimismo, ironizó que “el próximo veto que se viene será es de los trabajadores hacia el Presidente, porque cada hombre que pierda su empleo le irá a golpear la puerta a la Casa de Gobierno exigiendo explicaciones”. “No le creo al Gobierno cuando dice que la recuperación se dará en el 2do. semestre” le dijo Gioja a Radio Continental, “julio está a la vuelta de la esquina y no hay elementos objetivos para pensar que la recuperación se dará como dicen los funcionarios del gobierno, no hay hechos para esperanzarse”. Macri Gioja respondió así a la carta de Mauricio Macri en el diario rosarino La Capital, cuyo texto es la siguiente: "Cuando llegamos al Gobierno, hace poco más de cinco meses, los trabajadores de Cresta Roja estaban pasando por una situación dramática. Muchos se acordarán de las imágenes: empleados angustiados cortando calles y autopistas, manifestándose porque estaban a punto de perder su puesto, porque el gobierno anterior había llenado el camino de obstáculos. Hoy compartimos la alegría de que esta empresa volvió a abrir sus puertas y miles de trabajadores recuperaron su trabajo. No sólo eso: también está creciendo. En el último mes, desde que abrió, aumentó en un 50 por ciento los empleados y se incorporaron cinco nuevos turnos. La producción está aumentando y la semana que viene comienza la exportación de sus productos, por lo que esperan triplicar la cantidad de trabajadores para fin de año. Más allá del número, esto significa tranquilidad para miles de familias. Lo que sucedió en Cresta Roja no fue la consecuencia de una ley o de un decreto. Fue el resultado del diálogo y de un gran trabajo en conjunto entre los trabajadores, el gobierno nacional, el gobierno provincial, los sindicatos y los empresarios. Y estoy convencido de que éste es el modelo a seguir: el del trabajo en equipo. El empleo no se genera a través de imposiciones, prohibiciones o sometimientos. Se genera si hay confianza, ese valor que es capaz de impulsar o detener a un país entero. Un valor que se había roto en los últimos años y que desde el primer día nos esforzamos por hacer crecer. En estos años se enfrentaron visiones de la economía y de la vida en la Argentina. Hay quienes creen que el Estado debe someter a la gente y que hay que promulgar leyes que más que crear empleo lo congela, deteniendo todo impulso a aumentarlo. Ellos son los que le temen al progreso, los que ven en el futuro una amenaza y en lugar de apostar a nuestra capacidad para crear y desarrollarnos, prefieren aferrarse al pasado y a los cepos que no nos permiten despegar. Así es como aprobaron una ley que expresa su desconfianza hacia los argentinos, una serie de medidas que parten del pesimismo, de la idea de que estamos condenados a contentarnos con lo poco que nos dejaron. Otros, millones de argentinos en todo el país, vemos las cosas de otra manera. Estamos seguros de que estamos para más porque tenemos el talento y enormes posibilidades de vivir mejor. Tenemos fe en nosotros mismos porque sabemos que vivimos en una tierra privilegiada, con gente capaz y emprendedora, que tiene esperanza, apuesta a estar mejor y se esfuerza para lograrlo. Como Ramón y Griselda, una pareja que conocí en el Chaco. Ellos empezaron un emprendimiento familiar donde hacen muebles de todo tipo, y hoy aspiran a poder expandirse para crecer y dar trabajo a la gente de la zona. O como María de los Ángeles, la directora de un jardín de infantes que visité hace poco en La Pampa. Ella trabaja ahí desde hace 25 años dando lo mejor de sí, y cuando fuimos estaba orgullosa y emocionada por todo lo que podríamos hacer juntos para mejorar la vida de esos chicos que tanto quiere. O como Guillermo, un hombre que empezó como portero en un hotel y hoy, pasados lo s años, llegó a ser Jefe de Servicios en una importante fábrica de autos. Ejemplos como éstos están en todas partes, porque de esto se trata la esencia de los argentinos. Es nuestro espíritu de crecimiento, de mejora, de querer estar cada vez mejor. Y el rol del Estado debe ser estar ahí, al lado de cada uno, para acompañarlos y estimularlos a que logren todos sus objetivos. Uno de los grandes objetivos que nos propusimos como gobierno fue avanzar hacia la pobreza cero. Y para hacerlo, estamos trabajando para crear millones de puestos de trabajo. Durante los últimos 5 años el empleo no creció porque el Estado se convirtió en una traba para que las personas y las empresas desarrollen sus iniciativas. Ahora las cosas cambiaron, todos tenemos esperanza en la Argentina que viene y son cada vez más las empresas que no sólo no piensan en despedir, sino que quieren crecer y tomar gente. En estos meses, muchas empresas nacionales y extranjeras demuestran que confían en Argentina, y cada día se anuncian más inversiones que generarán miles de puestos de trabajo. La ley que aprobaron, que algunos llaman anti-despidos y yo llamo anti-empleo, aprobaron va en contra de este progreso. Es una ley que no ayuda a nadie, ni a los trabajadores ni a quienes están desempleados, porque espanta la posibilidad de crear trabajo. Incluso hace pocos años, los mismos que hoy la aprueban dijeron que era mala, porque sabían que hacía daño a los trabajadores. Muchos de los que hoy la impulsan lo hacen movidos por intereses políticos, porque quieren que el gobierno fracase para volver y continuar con lo que hicieron hasta diciembre. Poner palos en la rueda es frenar el bienestar de todos los argentinos, y no voy a dejar que eso pase. Mi responsabilidad, el gran objetivo por el que hoy estoy acá, es lograr que cada argentino tenga oportunidades para crecer, y no voy a descansar hasta lograrlo. Por eso, haciendo uso de mis facultades constitucionales y después de haber dialogado con los trabajadores y con millones de argentinos que quieren progresar, decidimos vetar ese proyecto que hace daño al empleo y a la gente. Los argentinos tenemos que dejar de lado las confrontaciones y poner toda nuestra energía en crecer, en dar lo mejor de nosotros. Porque tener la Argentina que nos merecemos no es sólo la tarea de un gobierno, sino de toda una generación. Pensemos en todo lo que podemos lograr si trabajamos juntos. Solo tendremos el país que queremos si lo hacemos en equipo, si ponemos en movimiento a este equipo de 40 millones de personas que, como Ramón y Griselda, María de los Ángeles o Guillermo, son parte de nuestro hermoso país." Durán Barba vs. Furriel En tanto, la brecha no cede. El sábado 21/05, en la mesa de Mirtha Legrand (Canal 13) ocurrió un tenso cruce entre el asesor de imagen del presidente, Jaime Durán Barba, y el actor Joaquín Furriel, acerca de la pobreza en el país. La verdad es que Durán Barba se excede en su intento de promover a Mauricio Macri, y en oportunidades corre el riesgo de que sus interlocutores reaccionan ante algunas tonterías del ecuatoriano. "Yo creo que la visión de que hay gente que se está muriendo de hambre no es real, es una visión burguesa", señaló Jaime Durán Barba. "Me parece bastante negador. Yo conozco la Argentina de mochilero, del sur al norte. Y lo que usted dice me parece riesgoso en cuanto a la negación", salió al cruce, indignado, Joaquín Furriel. "¿Hay gente que se muere de hambre? ¿Viste algún muerto?", le preguntó el asesor de Macri. "Hay desnutrición infantil", apuntó el actor. "En Salta falleció una chiquita anteayer", recordó la Legrand. "Dígaselo a Durán Barba que parece que no lo reconoce", agregó Furriel. Pero Durán Barba siguió firme en su postura. "Pasa excepcionalmente. Yo he vivido en Calcuta donde morían 60 mil personas por año de hambre. No digo que acá haya riqueza y todos vivan como ricos, hay pobreza como en todo el mundo. Creer que hay gente que vive desesperada, que no tiene ilusiones y ambiciones legítimas, me parece absurdo". "Pero la panza la tenés que tener llena antes de tener una ilusión", contraatacó Furriel. Y le propuso recorrer su barrio: "Yo lo invito, si usted quiere, a zona sur, donde crecí". Y el ecuatoriano redobló la apuesta: "Yo la conozco muy bien, vamos cuando quieras". Hasta que Mirtha cambió de tema.

domingo, 22 de mayo de 2016

PASOS AMARILLOS

PRÓXIMOS PASOS DE MAURICIO MACRI Pacto de gobernabilidad con el PJ (sin Massa) y más asistencialismo/populismo Lunes 23/05, veto presidencial a la ley que el oficialismo llama Cepo Laboral, y los opositores bautizaron Antidespidos. ¿Y después qué? ¿Cómo enfrenta la Administración Macri un escenario donde pareciera converger el peronismo, hasta ahora tan desunido? ¿Cuánta conflictividad social se banca la Administración Macri, que afirma que no hay conflictividad social? El tema merece varias reflexiones en los diarios dominicales: Mauricio Macri. ¿Hay que prestar atención a lo que se dice o a lo que se hace? El presidente Mauricio Macri y los integrantes de su mesa chica estaban convencidos de que vetar la ley Cepo Laboral/Antidespidos no le significaría pagar costos políticos que comprometan la estabilidad del gobierno. También se decidió que hay que ponerle un límite al Frente Renovador, de Sergio Massa, interlocutor legislativo habitual de Cambiemos, a causa de las necesidades legislativas del oficialismo. Ellos cuestionan la ambigüedad de Massa y, además, gobernar le está costando carísimo a Macri: una millonada para los gobernadores, otra millonada para los intendentes, otra millonada para los sindicatos ¿y encima otra millonada para satisfacer a Massa? Eugenio Paillet, en el diario bahiense La Nueva Provincia afirma: "(...) Si en algún momento en el gobierno se analizó la posibilidad de apoyar el proyecto de Sergio Massa para, de paso, hacer más visible la derrota del FpV, allí estuvo Alfonso Prat Gay con números en la mano. Demostró que el capítulo de aliento a las Pymes que proponía incluir en el texto el tigrense suponía un costo fiscal de $ 20.000 millones, que comprometía seriamente el plan para bajar el déficit a 4,5% hacia fines de año. Se entrevió, además, la jugada: “Este muchacho (Massa) te invita a su fiestita pero te pasa el costo de la tarjeta”, dijo un ministro. (...)". Pero si todo es tan sencillo, ¿por qué aparece la idea de retomar el 'pacto de gobernabilidad' con el peronismo no kirchnerismo, y hasta con las organizaciones sociales del kirchnerismo? Y no es una cuestión solamente de la UCR, como integrante de Cambiemos. ¿O sí es una cuestión de la UCR, a espaldas de la 'mesa chica' de Macri, que no le teme al conflicto? ¿Acaso una iniciativa de la UCR porque la 'mesa chica' no entiende la política y, de paso, la UCR gana espacio en la jugada? Por lo tanto, es evidente que hay dudas y también cierta improvisación oficial acerca del rumbo político que permita contener la economía, hasta que ocurra la bonanza prometida, que requerirá un tiempo más largo del previsto inicialmente. Para introducir el 'pacto de gobernabilidad' hay que dejar en claro que el intento no se circunscribe a la política sino también a las organizaciones sociales donde prevalece el Mundo K. Guido Carelli Lynch cuenta en el diario Clarín: "(...) Entre mañana y pasado el Gobierno promete firmar los convenios específicos entre el ministerio del Interior, la Secretaría de Vivienda, el ministerio de Desarrollo Social y las intendencias para culminar 774 viviendas en Brown y 490 en Escobar, que darán trabajo a 2 mil cooperativistas. La misma mecánica llegará próximamente a otros municipios del Conurbano y a otras provincias. En el Gobierno ven a las organizaciones sociales como un dique de contención para mantener la paz social. Por eso, cancelaron la deuda pendiente que había dejado el gobierno anterior. El nuevo acuerdo con las cooperativas se gestará a través del Plan Argentina Trabaja, que ahora dirige Matías Kelly, ex director de la asociación de emprendedores sociales Ashoka. También, a través del Plan Comunitario Social, el mismo que utilizó el kirchnerismo con la Tupac de Milagro Sala y que ahora revisa la SIGEN. En el oficialismo prometen delegar l os acuerdos de las cooperativas a los institutos de vivienda provinciales para que éstos busquen cooperativas cercanas geográficamente a las obras. El acuerdo para construir y terminar viviendas no fue la única concesión del Gobierno a los reclamos de las organizaciones. Desde diciembre, se anunciaron bonos y aumentos para beneficiarios de AUH, jubilaciones mínimas y los programas Argentina Trabaja y Ellas Hacen. Los parches funcionaron y la política asistencialista del Gobierno reapareció cada vez que la tensión aumentó. “Para nosotros, las organizaciones son un termómetro”, explican algunos de los interlocutores gubernamentales. ¿Alcanza la construcción de viviendas y el aumento de los planes para contener la protesta social? “Parece poco, pero si sumás es bastante”, advierten los nexos del oficialismo. Se refierena los esfuerzos coordinados entre Nación, Provincia y Ciudad. “Saben que no pueden quemar todos los puentes”, señalan. (..."). Preocupación en la UCR sobre lo que vendrá si hay tensión permanente entre Mauricio Macri y el peronismo. En Mariano Spezzapria, del platense El Día, aparece el pacto de gobernabilidad: "Los radicales están preocupados. Saben que después del veto presidencial a la ley antidespidos, al gobierno del que forman parte le aguarda una cuesta empinada por transitar, tanto en el Congreso como en la relación con los sindicatos y las fuerzas políticas de oposición. Por eso, empezaron a definir una estrategia tendiente a buscar acuerdos estables de gobernabilidad. Hasta el momento, la Casa Rosada y sus referentes parlamentarios se han visto obligados a negociar ley por ley. Esto es, a conseguir el respaldo de algunos bloques opositores en el Senado y en la Cámara de Diputados para reunir a la mayoría necesaria para la sanción de una norma. Algunas veces los ayudó el massismo y otras el PJ tradicional, pero nunca los K ni la izquierda. En el caso de la emergencia laboral se verificó un abroquelamiento de los distintos sectores del peronismo a favor de los reclamos de todas las centrales obreras –las tres CGT y las dos CTA-, lo que dejó a la alianza gubernamental Cambiemos en notoria minoría legislativa. Allí comenzó a plasmarse un escenario en el que el gobierno no logró consensos ni impuso su voluntad política. La cúpula de la UCR se reunió con sigilo el último martes por la noche, un día antes de la sesión en Diputados, para analizar la situación. En la sede del Comité Nacional estuvieron entre otros el nuevo presidente del partido, José Corral, ministros del Gabinete como Julio Martínez (Defensa) y Oscar Aguad (Comunicaciones) y sobre todo, los influyentes Ernesto Sanz y “Coti” Nosiglia. La conclusión de la dirigencia radical fue que al oficialismo le hace falta sellar un acuerdo con el peronismo más ortodoxo –representado por Miguel Pichetto en el Senado y José Luis Gioja en Diputados- para evitar una dependencia del Frente Renovador massista y de fuerzas provinciales que van y vienen en su relación con el gobierno. Es decir, firmar un pacto de gobernabilidad. (...)". Joaquín Morales Solá retoma el tema del pacto de gobernabilidad pero le pega un varapalo a Sergio Massa, profundizando la idea anterior de que Cambiemos quiere quitarse al Frente Renovador de encima: "Miguel Pichetto y Ernesto Sanz, peronista uno y radical el otro, son amigos personales a pesar de que pocas veces están de acuerdo. Los dos fueron senadores y presidentes de sus bloques en los mismos años. Pichetto lo sigue siendo del determinante bloque de senadores peronistas. Sanz es ahora un asesor político de primer nivel de Mauricio Macri. Los dos se han vuelto a reunir en las últimas semanas para tratar de responder una pregunta: ¿es posible todavía un acuerdo de gobernabilidad entre el macrismo y el peronismo? El Gobierno venía diciendo que no a esos pactos porque prefería un combate directo con Cristina Kirchner. Sin embargo, en los últimos días también el macrismo, influido por Sanz y los radicales, se hace la misma pregunta. La respuesta no es rápida ni fácil. Requiere de condiciones que todavía no existen. (...) La pregunta que se hacen Pichetto y Sanz, y que da vueltas en la cabeza del Gobierno, es válida para suponer un destino con menos sorpresas. La respuesta tiene dos condiciones. Una: el conflicto irresuelto del Gobierno es que el peronismo está muy fragmentado y no sabe con quién acordar. La otra: el beneficio del Gobierno es que el peronismo está muy fragmentado, porque si estuviera unido Macri andaría saltando de trampa en trampa. Como conflicto y beneficio son productos del mismo hecho, el único recurso que queda al Gobierno es indagar dónde están las columnas más sólidas del peronismo. El peronismo tiene cuatro grandes franjas: la que lidera Sergio Massa; la conducción oficial del Partido Justicialista con José Luis Gioja y Daniel Scioli a la cabeza; los "pragmáticos", como se los llama a gobernadores e intendentes, y el cristinismo residual. Después de la ley vetada, Massa quedó en el peor de los mundos. Una semana bloqueó una sesión especial de la Diputados promovida por el peronismo pankirchnerista para tratar esa ley. Le hizo duras críticas a la letra del entonces proyecto. La semana siguiente votó con el peronismo pankirchnerista para aprobar esa misma ley. No tuvo otra salida: el bloque que lidera amenazaba con partirse en mil pedazos. Tampoco quedó bien con el Gobierno. Una semana lo ayudó; la semana siguiente lo acorraló. Hizo las dos cosas por el mismo asunto. En sus frecuentes charlas con funcionarios, Massa suele recurrir a un mismo argumento: "Si me acerco mucho a ustedes, ¿por qué la gente me votaría el año que viene?" Hace tres meses aseguraba que no sería candidato el año próximo. Massa es así. El Gobierno le desconfía porque lo considera un político pendiente de la última encuesta o del último consejo de sus diversos asesores. (...)". Muy interesante el relato de Eduardo van der Kooy, que seguramente no será del agrado del Mundo M por algunos recuerdos de imprevisiones y caprichos pesados pero es útil para evaluar lo que viene: "(...) el propio Presidente pecó de ingenuidad, tal vez, cuando escuchó algunas afirmaciones de Miguel Angel Pichetto, jefe del bloque del FpV, sobre el presunto laberinto que debería atravesar la norma que prohibía los despidos por seis meses antes de ser sancionada. Salió del Senado como una escupida. En Diputados terminó de consolidarse el desacople, cuyo saldo o consuelo favoreció al kirchnerismo de Cristina Fernández. Su proyecto para proteger en hipótesis la estabilidad del empleo tuvo vida por horas. Y colocó al macrismo y a Sergio Massa en una posición ingrata. Emilio Monzó, el titular de la Cámara, pareció quedar mareado ante tantas contramarchas. El Gobierno pretendió negociar primero un proyecto alternativo con el Frente Renovador que tampoco le convencía. Después prefirió que el veto cayera solamente sobre la iniciativa de los K. Al final fue también una iniciativa del FR, tras el giro acrobático de Massa. El veto terminó cayendo sobre casi toda la oposición. El armado de una red de protección llegó con demora. Rogelio Frigerio aceleró lo que pudo el acuerdo con la totalidad de los gobernadores –incluida la desbordada Alicia Kirchner– para reponerles en cuatro años un 15% de coparticipación. Fue en simultáneo con la votación en Diputados de la ley antidespidos. Un día después se reunió el Consejo del Salario que aumentó el mínimo, vital y móvil. Se estirará hasta fin de año a poco más de $ 8 mil. Los principales caciques sindicales lo bendijeron. Quizá sean gestos para prevenir el futuro. Pero lo hecho, hecho quedó. La inquietud medular de Macri radicaría en apaciguar la posible reacción gremial ante su veto. La CTA, de Pablo Micheli y Hugo Yasky, está fuera de su órbita. Le molestaría menos, aunque pueda alborotar la calle, que Hugo Moyano, Luis Barrionuevo y Antonio Caló. A ellos el macrismo les prometió saldar una deuda millonaria por las obras sociales. El camionero es el más temido del trío aunque diga estar en sendero de salida de la jefatura de su gremio poderoso. ¿Habrá sido por esa razón que el Presidente desistió de una intervención en la Asociación del Fútbol Argentino? ¿Habrá sido por el mismo motivo que piensa en Moyano para presidirla? Ahora debería lograr que el camionero y Marcelo Tinelli congenien una convivencia entre la AFA y una promocionada Superliga que alivie los fondos del Estado con el fútbol. Esa fórmula de mezclar todo con todo desnudaría imprevisión. Y cierta inclinación de Macri a pagar, a veces, más costos de los que debiera. Un trazado reiterado de su trayectoria política. Algunos de los hombres que lo acompañan hace años recordaron, a propósito, otros episodios. Por ejemplo, cuando resolvió nombrar como primer jefe de la Policía Metropolitana, pese a la resistencia de su entorno, al comisario Jorge Palacios. Había sido un hombre de su confianza en la seguridad en Boca. Recomendado además por la DEA estadounidense. Duró dos meses en su cargo. En el ínterin, se destapó la causa de las escuchas ilegales que tuvo procesado al propio Macri durante cinco años y medio. Lo sobreseyó luego de asumir el 10 de diciembre Sebastián Casanello, el juez de la ruta del dinero K. Palacios deberá afrontar el juicio oral y público el año que viene. (...)".

sábado, 21 de mayo de 2016

PANORAMA NACIONAL. Panorama político nacional de los últimos siete días El veto como excepción y el veto como política Finalmente, en relación con las normas antidespidos, el oficialismo optó por una combinación curiosa: actuó para que en la Cámara de Diputados se consagrara el dictamen del kirchnerismo (que ya venía con la sanción del Senado) y una vez aprobada la ley por el Congreso, el Presidente Macri anunció el veto. Un penal atajado Aunque al costo actual de una incoherencia (facilitar pasivamente que la ley se aprobara) y al eventual de futuros problemas para aprobar leyes (el Presidente puede usar el veto, pero no abusar del recurso), la Casa Rosada cree que ha hecho buen negocio. Quería poner fin a un debate que lo dañaba pues ha mantenido en la agenda mediática los temas sociales en los que el gobierno se siente más vulnerable. Además, con su paradójica conducta legislativa le arrebató una victoria al massismo (visualizado como su principal adversario potencial para el comicio del año próximo) y de paso eludió el costo de las reformas en apoyo de las pymes que incluía el proyecto de los renovadores. Al gobierno no le importa demasiado la victoria circunstancial del kirchnerismo, el oficialismo no caracteriza a este sector como un riesgo político sino, más bien, como un instrumento que puede ayudar a desordenar, devaluar y dispersar al peronismo (de hecho, eso ya parece estar ocurriendo) En cuanto al veto, los asesores de Macri consideran que esa medida no sólo da buenas señales a los que evalúan invertir en el país, sino que reconforta a sus votantes y simpatizantes, que aguardaban un pezzo di bravura del Presidente, una demostración de fuerza ejercida sobre el peronismo en general y los sindicatos en particular. La hipótesis del vetador serial Podría tratarse de una ilusión óptica. Si bien Macri cuenta con las capacidades que ofrece la Presidente una sociedad mayoritariamente presidencialista, también debe tomarse en cuenta que la onda que llevó a la Casa Rosada al líder del Pro lo hizo proclamando como banderas la división y equilibrio de poderes y los pruritos institucionales. ¿En cuántas ocasiones puede el Ejecutivo saltearse la voluntad de un poder Legislativo en el que se encuentra en minoría? ¿Hasta qué punto puede desafiar a un movimiento sindical políticamente vinculado a las fuerzas que prevalecen en las Cámaras y en los gobiernos de provincias? Algunos consejeros de la Casa Rosada repentinamente decisionistas observan que la imagen de las organizaciones gremiales no es muy buena y analizan el éxito de opinión pública que momentáneamente alcanzó un año atrás Enrique Peña Nieto, el presidente de México, cuando enfrentó al poder sindical (en ese caso, del gremio docente). Elisa Carrió alienta a Macri a avanzar por ese camino de confrontación y amenaza emplear la recién votada ley de acceso a la información (tiene la media sanción de Diputados) para investigar los fondos de los gremios. Macri va con un a de cal y otra de arena. Dio su señal de firmeza con el veto y al mismo tiempo ha cerrado acuerdos con los gobernadores (renovadas promesas de devolución de fondos previsionales por los que las provincias litigan, de financiamiento barato y de obras), reunió al Consejo del Salario y elevó significativamente el salario mínimo se dispone a dar otras noticias estimulantes en materia social (por caso, el pago de deudas reclamadas por decenas de miles de jubilados) para recuperar iniciativa, aislar a los sectores más críticos y alejar la amenaza de paros y protestas mientras espera que se cumplan sus vaticinios de un segundo semestre con inflación en retirada, reactivación productiva y mejora del empleo. Oteando las urnas de 2017 En el horizonte se recortan las elecciones de medio término, sobre todo, las decisivas urnas bonaerenses de 2017. Los estrategas de Cambiemos, más allá de cuál sea el candidato interno que prefieran para encabezar la puja por los senadores que asigna la provincia de Buenos Aires, coinciden en que esos comicios determinarán la suerte del gobierno nacional durante la segunda mitad de su período y sus chances de conseguir la reelección en 2019. La derrota de Raúl Alfonsín en 1989 fue precedida por la victoria de Antonio Cafiero en la elección para gobernador bonaerense de 1987 y, antes aún, por la definición de la interna peronista en la de diputados de 1985, cuando la renovación triplicó los votos del justicialismo “oficial” y generó una nueva conducción unificada, adecuada a la etapa y legitimada en las urnas. Si se afirmara la idea de que Elisa Carrió será el año próximo la cabeza de la lista oficialista en la provincia (un deseo que ella sostiene con combativo fervor y que cuenta con respaldos dentro del oficialismo y en un arco de lo que Macri denominó “el círculo rojo”), ello implicaría que Cambiemos, impulsado por la física de la política, se decide por una polarización franca con el peronismo, postergando o descartando las invocaciones al diálogo y el acuerdo que todavía formulan muchos de sus propios exponentes, particularmente aquellos (líderes parlamentarios, gobierno de la provincia de Buenos Aires, por caso) que se encuentran en situaciones de debilidad numérica objetiva y, por un tiempo al menos, necesitan construir puentes más que dinamitarlos. Puede pensarse -hay quienes lo hacen- que Carrió es la representante de Cambiemos que expresa con más transparencia las ideas y estados de ánimo del electorado de esa coalición. Aún así, conviene recordar que Cambiemos pudo imponerse en octubre merced a una candidata de estilo dialoguista y contemporizador que atrajo votantes de otras simpatías ayudada, además, por la imagen devaluada e hirsuta de su principal contrincante, Aníbal Fernández. Jugar con fuego Más allá de quién termine representando al gobierno en la elección bonaerense del año próximo (Jorge Macri, del Pro, y Gustavo Posse, de la UCR, también tienen aspiraciones), el oficialismo especula con la probabilidad de una división del peronismo que le facilite el triunfo. Es casi una certeza que el peronismo concurrirá dividido: Sergio Massa es número puesto como candidato de la renovación (incluso, como parte de un frente más amplio y ambicioso, integrado por corrientes de centroizquierda que toman como referente a Margarita Stolbizer) y no va a resignar esa postulación. La pregunta es si sólo habrá otro postulante peronista (uno que se ubique bajo la sombrilla del PJ ) o si habrá más de uno. Daniel Scioli deshoja la margarita de su ambición y un número importante de intendentes corteja a Florencio Randazzo para que se postule. La situación tiene sus curiosidades: Scioli viene de ser derrotado como candidato a la presidencia y Randazzo no quiso ser candidato a gobernador (cargo al que bien pudo haber accedido, cerrándole la victoria a la señora Vidal y evitando la catastrófica caída de su propio partido). ¿Encogerán sus aspiraciones pasadas para pelear por una banca de senador? Sucede que también existe la posibilidad de que la señora de Kirchner se rinda ante el reclamo de sus fans y gire su nombre para la candidatura a senadora por Buenos Aires. No habría que incurrir en suspicacias: si lo hiciera sería menos en busca de fueros especiales que para refirmar su liderazgo en el peronismo más allá de sus seguidores incondicionales y, eventualmente, con la ilusión de de allanarse el camino a un regreso en las presidenciales de 2019. Basta mencionar esos tres nombres- Scioli, Randazo, CFK- para pensar en incompatibilidades. El oficialismo tiene buenos motivos para pensar con optimismo en un cuadro de división. Y, si la ex presidente es de la partida, en una estrategia de polarización donde ella juegue el papel que cumplió Aníbal Fernández el año último. Es razonable que la señora Carrió imagine con anhelo ese cuadro, donde ella jugaría el papel del Séptimo de Caballería. Podría conjeturarse que la hipótesis de una polarización de esa naturaleza aproximada se esconde, si no detrás del veto puntual de esta semana, sí de la idea de una política de vetos sucesivos y ausencia de acuerdos y compromisos entre el gobierno y la oposición. Un veto no hace verano -particularmente cuando atañe a una ley que ninguna fuerza ponderable está dispuesta a defender a capa y espada. Puede, incluso, dar un buen rédito ante los inversores. Una continuidad de vetos sería otra cosa. Revelaría un nuevo fracaso de la política, restauraría escenarios de confrontación, supondría nuevos problemas de gobernabilidad. Jorge Raventos

ESTRATEGIA

clip_image002 Una obligada y exitosa estrategia "Durante mucho tiempo fui todo lo que pude ... ahora soy todo lo que quiero". Arturo Pérez-Reverte La sanción de la ley que duplica las indemnizaciones laborales, elaborada por el ¿Frente para la Qué? en el Senado y aprobada sin cambios en Diputados, que necesitó de la concurrencia de los representantes de Cambiemos -votaron por el rechazo- para lograr el quorum para su tratamiento, marca un antes y un después en la actitud política del Gobierno, que dejó al Frente Renovador dividido y pegado al kirchnerismo más recalcitrante. Macri ha demostrado así que ha aprendido a jugar fuerte y que está decidido a ejercer el poder que le concedieron las urnas, y convalidan las encuestas, para llevar adelante una agenda positiva; ha comprendido que depende de la gente, y no de los políticos ni del mentado "círculo rojo". La ley fue vetada y la oposición no cuenta con los votos necesarios para la insistencia; con ello, esta estéril discusión, que ha insumido semanas enteras, ha concluido y todos podemos dedicarnos a las cosas importantes. Entre ellas, la media sanción que obtuvo en Diputados el proyecto de acceso a la información pública, un verdadero derecho humano, que seguramente recibirá algunos cambios "políticos" en el Senado, ya que los sindicatos no tienen interés alguno en que las famosas obras sociales sean obligadas a mostrar sus números reales; y digo "políticos" porque tampoco el Gobierno puede darse el lujo, al menos mientras el indispensable ajuste continúe, de rasguñar la sensible piel crematística de los líderes gremiales, capaces de complicar mucho la realidad en la calle. Basta con recordar que Alfonsín tuvo que soportar nada menos que trece huelgas generales durante su período, mientras que ahora no habrá ninguna reacción importante contra el veto mencionado más arriba. Aún con esas limitaciones, esta herramienta legal significa un enorme avance para la democracia "representativa" que, con Macri, ha dejado de ser "delegativa". Pero, sin duda, lo más trascendente será la declarada intención del Presidente de transparentar la gestión y, en función de ello, publicar en Internet todas y cada una de las licitaciones que se convoquen para obras públicas o adquisiciones, y las ofertas que se reciban en cada uno de los procesos. Naturalmente, ello permitirá que muchas empresas, incluidas pequeñas y medianas, puedan acceder a ellas y evitará la habitual cartelización. Si le sumamos los créditos de los organismos multilaterales para infraestructura, que han comenzado a llegar, seguramente el Gobierno logrará invertir la insólita "sensación de despidos" que dio excusa al ¿Frente para la Qué? y al massismo para presionarlo con la ley sancionada en la maratónica sesión del jueves a la madrugada. Sin dejar la esfera de competencia del Ejecutivo, y en otro orden de cosas, me pregunto por ejemplo qué pasó con el General (RE) César Milani y el enorme plexo de denuncias que lo debieran acorralar, tales como enriquecimiento ilícito, espionaje ilegal, violaciones de derechos humanos, etc., y con los equipos tecnológicos de última generación que había adquirido para los servicios de inteligencia del Ejército y que, según trascendidos, habrían desaparecido. Por lo demás, y aunque sean susceptibles de sospechas por su extemporaneidad, los dichos de la ex Fiscal Viviana Fein -vinculados al asesinato de su colega Alberto Nisman- han vuelto a poner al justamente cuestionado militar en el centro de la escena. También me interrogo acerca de la auditoría que el Consejo de la Magistratura dijo que llevaría adelante en los tribunales federales que tienen a su cargo las causas de corrupción porque creo que la impunidad, sobre todo de la familia Kirchner, estará reñida con la gobernabilidad; si la sociedad no percibe claramente que este mani pulite criollo ya es un proceso irreversible y que no se detendrá en el umbral de la casa de la propia Cristina, dejará de tener la sorprendente confianza en el futuro que acompaña hoy al Presidente Macri. Algunos trascendidos hablan de un proyecto de publicar, ya mismo, un completísimo y detallado inventario de los males que dejó el kirchnerismo; si se concretara, y me parece una idea excelente, esa demanda social elevará mucho su temperatura y hará que los jueces, ahora en defensa propia, avancen velozmente en las investigaciones y en los juicios orales y públicos que correspondan. Amado Guita-rrita Boudou es un caso emblemático: la sociedad se asombra de que aún no esté preso, ya que se ha comprobado que exprimió a una de las provincias más pobres (Formosa) para refinanciar su deuda pública, que permitió que sus jefes se quedaran con Ciccone, que inventó domicilios en médanos, que se enriqueció a la velocidad de la luz y que llegó al extremo de falsificar facturas de los hoteles y los servicios de traducción utilizados en sus viajes oficiales; es decir, no sólo robó las canillas sino que también lo hizo con los caños dentro de las paredes. Brasil sigue siendo el espejo en el que debemos mirarnos: el miércoles pasado, José Dirceu, nada menos que ex Ministro de la Casa Civil (Jefe de Gabinete) de Lula, resultó condenado a veintitrés años de prisión en la causa del "petrolão", la pena más grave dictada hasta ahora, que se suma a la que ya tenía -de diez años- en el proceso del "mensalão", que investigó el pago de sobornos a legisladores de la oposición para que votaran las leyes que pretendía el PT. De ese modo, las olas de la Justicia ya están mojando los pies del ex Presidente y de su sucesora, hoy suspendida en sus funciones. Allí no habrá barrera alguna para el avance de las investigaciones, básicamente porque la sociedad ya no lo permitirá, aunque sea consciente del precio que, en años de inestabilidad política y crisis económica, deberá pagar por la depuración moral del país. Porque, cuando se ha llegado a tales extremos de corrupción, que lucen en Brasil y aún más en Venezuela y en la Argentina como enquistadas garrapatas, sólo una profunda y cruenta cirugía puede extirparlas y evitar que la propia nación perezca por la permanente sangría de los recursos de la sociedad que la habita. Mauricio Macri ha dejado de ser lo que pudo, y ahora es lo que quiere; sólo nos resta esperar que la economía premie su esfuerzo, que será acompañado sin duda por la ciudadanía, si ésta percibe que los responsables de tantos males reciben el condigno castigo. Bs.As., 22 May 16 Enrique Guillermo Avogadro Abogado Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02 Cel. en Argentina (+54911) o (15) 4473 4003 Cel. en Brasil (+5521) 8128 7896 E.mail: ega1@avogadro.com.ar E.mail: ega1avogadro@gmail.com Site: www.avogadro.com.ar Blog: http://egavogadro.blogspot.com Skype: ega1avogadro