martes, 7 de julio de 2020

DONALD TRUMP: KU KLUX KLAN

DONALD TRUMP: KU KLUX KLAN. Amigos: Hace unos treinta años, cuando me radiqué en WDC, frecuentaba un pub, en el que la cerveza draft era superlativa y entre los parroquianos, se distinguía uno del todo supremacista. Como me consideraba muy bisoño en las costumbres de los gringos, un día presencié una alocución de este sujeto respecto al repudio que todo norteamericano caucásico sentía por los afros. Luego de su acting, el barman me presentó con él, ya que deseaba interrogarlo en relación a su visceral desprecio por esa minoría. Como estos de aquí suelen hacer, me contestó con otra pregunta: ¿usted acaso tuvo el infortunio de contar a un negro como vecino a su medianera?. Le contesté negativamente e inmediatamente me apostilló, bueno, amigo, cuando le toque en desgracia algo similar, pregúntemelo nuevamente. Y me ilustró sin que se lo solicitase. Cuando usted vive con estos monkeys en la pared contigua a su dormitorio, le aseguro que, conciliar el sueño le será del todo difícil. Ponen la música dentro de sus casas con un volumen compatible con una gigante Disco. Si en la mañana siguiente, se le ocurre inquirirlos por ello, se ríen en su cara y en la siguiente noche los estertores de sus melodías se tornarán en ensordecedores. Y si los fines de semana en primavera o verano, comete la ingenuidad de saborear una bebida refrescante en el porche de su domicilio, presenciará los mismos bullicios, mientras a menos de diez metros de donde usted esté sentado, ellos lavan sus carros. Súmele las reyertas domésticas y a los gritos entre ellos, generalmente por las recriminaciones de las esposas a los maridos, cuando llegan a altas horas de la madrugada, generalmente totalmente ebrios. Y adicionele más griteríos explosivos cuando padres y madres por igual reprenden a sus hijos por notas escolares deficientes. Sinceramente amigo, absténgase de comprar una vivienda, cuando sus vecinos pertenezcan a esa etnia; son peores que estos mojados que provienen de México. Considero oportuno compartir esta breve viñeta con Ustedes, porque con los años y décadas comprobé que aquél racista no exageró demasiado en sus apreciaciones en relación a la convivencia con la gente de color. Pero mucho más allá de mi opinión personal, puedo asegurarles que hasta los más liberales y pro derechos civiles, si les rasgamos superficialmente sus epidermis, veremos un idéntico resultado. Y no será otro que, lo ardoroso de sus discursos en defensa de los descendientes de esclavos, van bárbaro en sus alocuciones y ponencias, pero en sus interiores, eso de convivir con ellos: jamás. Todo lo que, me permite inferir que, el norteamericano promedio, tenga o no posición tomada en favor o perjuicio de los negros, en el fondo cuánto más lejos mejor. Y quizás en ello reside esta monumental hipocresía popular sobre la irrestricta defensa de una raza que, a diferencia de cuantos provienen de ancestros indigenistas, generan un desprecio mayoritario que siempre será del todo insuperable. No tomaré partido por ninguna de estas facciones, pero después de todo, ya tuvieron un Presidente que puso bastante grisácea a la Casa Blanca, Colin Powell fue la mano derecha en Seguridad de un Republicano de paladar negro como Bush jr. Condolezza Rice, ocupó ni más ni menos que la Secretaría de Estado en el mismo período. Otra Rice, -Susan- fue la Consejera de Seguridad de Obama. Hollywood y todas las editoras musicales, cuentan entre sus más emblemáticas figuras taquilleras a actrices, actores y cantantes de igual origen. Me pregunto entonces ¿porque se quejan tanto sus defensores, acerca de una suerte de evidente e inexistente apartheid?. Están integrados con idénticos derechos y privilegios que los blancos desde los tiempos de Lyndon Johnson en 1965. Ergo, hace 55 años que votan y son votados, por todo lo cual, entiendo que estos gringos quejosos deben de sincerarse y aceptar o asimilar que, las diferencias raciales son moneda corriente en todo el mundo y desde todas las épocas. En la India, con toda la piedad y misericordia que generó el mahatma Gandhi, las ancestrales diferencias de sus Castas existen desde antes que EE UU fue colonizado a comienzos del siglo XVII. Pues entonces, creo y con toda humildad que, debería de convocarse a un referéndum federal y de su resultado apreciar que, la raza banca es en absoluto incompatible con la de los supuestos perseguidos y oprimidos. Y reflotar el plan de Albert Pike, cuyo busto acá cerca de mi domicilio, hace unos días fue derribado, y escindir a la Unión, otorgándoles a todos estos morochos, los mismos territorios soberanos que, ese General Confederado planificó, esto es, New México, Arizona y Utah. Si como todo me lo hace suponer, el Pato Donald se impone en noviembre con o sin fraude electoral mediante, hará precisamente eso. Y al así implementarlo, dejará que gran parte de la frontera con México, la defiendan sus nuevos moradores. Sus actuales, de ascendencia europea, serán indemnizados por sus activos en esos Estados y se podrán re ubicar sin dificultad ninguna en cualquier parte de USA. Será, conforme a mi modesto criterio, esa vía, la única y excluyente para concluir con la actual anarquía social que hoy nos invade a todos los residentes, seamos o no yanquis. Y a los escépticos, vaya un ilustrativo recordatorio. Cuando a O J Simpson lo estaban juzgando por el doble homicidio a su cónyuge y a su amante en primer grado en Los Ángeles, sus letrados se reunieron con el Alcalde y el jefe de policía y le exhibieron pruebas que si su Cliente resultaba condenado -con todas las indicios incriminatorios debidamente colectados-, los negros incendiarán la ciudad. Como esta data es de público y notorio, baste refrendarla como un simple ejemplo. Y para quienes, incluso con esta suerte de desordenadas reflexiones, sigan refugiándose en la renuencia, otro recuerdo. Los ex Estados Confederados, sepan quienes lo ignoran que, a pesar de arriar su bandera y escudos oficiales informalmente nunca se rindieron ni lo harán. Pero bueno, si algo de esto que bastante pergeñado ya lo está progresa, veremos una forma indisoluble en poco tiempo, o sea... DONALD TRUMP: KU KLUX KLAN. Cordialmente Carlos Belgrano.-

viernes, 19 de junio de 2020

LATAM TIENE PROBLEMAS, PERO SE VA SOLO DE ARGENTINA

LATAM TIENE PROBLEMAS, PERO SE VA SOLO DE ARGENTINA Malú Kikuchi (20/6/2020) En el 2011 la empresa de aviación chilena LAN se fusionó con la brasileña TAM. Así nació LATAM, la mayor aerolínea de la región. En el 2018 movilizó a 74 millones de pasajeros. LATAM Airlines Group tiene filiales en Chile, Perú, Ecuador, Colombia y los Estados Unidos. Tenía en la Argentina. El 17/6/2020 LATAM comunicó que se iba del país. Deja 1.715 trabajadores desempleados. Abandona 12 rutas de la región y 4 internacionales. LATAM cuenta en el país con 13 aviones Airbus 320 y 8 aviones Boeing y 14 aeropuertos nacionales y 6 internacionales. Contaba con casi el 18% de los vuelos. A partir de ahora Aerolíneas Argentinas fusionada con Austral, tendrá alrededor del 85% de los vuelos, casi un monopolio. Quedarán sólo dos “low cost” (empresas que permiten volar a bajo costo) Flybond y Jet Sharp. La empresa Andes desaparecerá. LATAM venía con problemas económicos en todas partes, más en la Argentina. Las excesivas regulaciones para proteger a Aerolíneas Argentinas que desde el 2011 le ha costado al país US$ 4.800 millones, la pulseada con 10 gremios aeronáuticos, la pandemia y la vuelta de la Cámpora, “too much” diría la vicepresidente. Por todo eso levantan vuelo. LATAM no abandona Chile, ni Perú, ni Ecuador, ni Colombia, ni los EEUU, abandona Argentina. Esta resolución debería hacer reflexionar al gobierno. Si acá LATAM encontró la tormenta perfecta, Argentina también: pandemia, deuda cerca del default, pobreza creciente, Vicentín. Con la pandemia todo se desbarató, los vuelos en particular, pero impresiona que una empresa de aviación hasta ahora exitosa, se vaya solo de su filial argentina. Como si el país tuviera una enfermedad altamente contagiosa y letal. El gobierno no es el responsable directo de la decisión, pero sí lo son las políticas que se arrastran. Justamente la Argentina pareciera ser, considerando las filiales de LATAM, el país que mejor ha manejado la pandemia. Es obvio que se trata de otro virus, no del covid-19, de otra pandemia. Una mortal política populista, una vieja, polvorienta y setentista idea de pobreza compartida. Compartida por el pueblo, no por los gobernantes. De ahí la exagerada centena o como se llame este encerrar a los decentes, mientras se suelta a los presos, esta negociación con los bonistas que nunca se cierra, el proyecto de atentar contra la propiedad privada con el caso Vicentín. Y la impunidad que avanza a diario en los casos de corrupción del gobierno K, mientras diluvian las denuncias contra el gobierno de Macri; la falta de respeto por la ley y el estado de derecho. De todo eso huye LATAM. La pandemia es real. Tratar de minimizar sus efectos es un deber del gobierno y de hecho, parece que lo hace. El costo es terriblemente alto. Mientras dice proteger a la población mediante un encierro que no tiene parangón en el resto del planeta, Alberto F. gobierna con DNU. Ignora casi al extremo a los otros dos poderes. El problema mayor es que no se sabe si gobierna Alberto o si lo hace Cristina. El hombre que trabajó en el gobierno de Alfonsín, con el gobierno de Menem, que fue legislador por el partido de Cavallo, ¿es el que propone expropiar Vicentín? Dice no escuchar “ideas locas” (diputada Vallejos proponiendo que las empresas ayudadas por el estado paguen la deuda con acciones) y de pronto saca de la galera en plena convocatoria judicial de acreedores, un proyecto de expropiación de Vicentín. Dice algo, hace lo contrario. Las señales que da el presidente del Grupo de Puebla, también presidente de la Argentina, en materia económica, ahuyentan a los posibles inversores nacionales e internacionales. La Argentina ha dejado de ser un país creíble hace muchos años y cada día se aleja más de volver a serlo. Parafraseando a Raymond Chandler en el “Largo adiós” (1953) se podría decir que la Argentina sigue en su “largo adiós (al país que estaba destinado al éxito), triste, solitario y… ¿final?” De los ciudadanos depende cambiar el rumbo, expresarse y recordar que en el 2021, se vota.

sábado, 13 de junio de 2020

EQUILIBRIO

Panorama político nacional de los últimos siete días Disparen sobre el equilibrista El ministro Martín Guzmán decidió extender el plazo para formalizar la nueva propuesta del país para concluir un arreglo con los tenedores de deuda argentina bajo ley extranjera. La enmienda a la oferta original será resultado de las conversaciones que han avanzado mucho, pero aunque el acuerdo está cerca, aún quedan detalles por refinar. En cualquier caso, el ministro dejó aclarado que el monto que se apresta a suscribir será definitivo: " No habrá un número mayor del que planeamos ofrecer en los próximos días”, advirtió durante una entrevista con un diario especializado de San Pablo. Martín Guzmán reitera como un mantra que “cualquiera que sea el acuerdo, debe ser sostenible. Esa premisa no es negociable.” Las pretensiones de los bonistas se han reducido sensiblemente y la enmienda que ha manejado Guzmán en las conversaciones mejora su ofrecimiento original, pero ni una ni otra parte han encontrado aún el punto intermedio que sea satisfactorio para ambas. Que precisamente en la semana en que se decidía el penúltimo paso del tema default se haya precipitado la iniciativa de expropiar la firma Vicentín, una de las principales empresas procesadoras y exportadoras de granos del país, no lució precisamente como el producto de una agenda gubernamental bien sincronizada. Los mercados venían reaccionando positivamente (mejora de bonos y acciones, caída del riesgo país) ante el curso sereno y encaminado de las negociaciones por la deuda, sumado a los gestos que produjo la semana anterior el Presidente (reuniones con la crema del empresariado y un publicitado mano a mano con Roberto Lavagna, cuya personalidad opera como acreditación del equilibrio que procura exhibir Fernández). Pero el anuncio del plan de expropiación de Vicentín, formulado por el mismo Presidente, modificó súbitamente esa atmósfera y rebotó negativamente tanto en los círculos económicos como en la opinión pública. La iniciativa fue resistida en nutridas puebladas lugareñas, descolocó a un aliado del Presidente como Omar Perotti, el gobernador de Santa Fé (en cuyo distrito se centra la actividad de Vicentín) y, por reflejo, preocupó a Juan Schiaretti, gobernador de una provincia como Córdoba con un sector agrario muy activo y un buen número de productores que están comercialmente conectados con Vicentín. Los apresurados La firma santafesina se encontraba en picada y en convocatoria de acreedores, sobrelleva una deuda de poco menos de 100.000 millones de pesos; un veinte por ciento de esas obligaciones las tiene con el Banco de la Nación Argentina (que le facilitó la mayor parte de esa enorme financiación en la etapa final del gobierno anterior) y otra proporción considerable la debe a distintos organismos fiscales y aduaneros. Es decir: el estado, en distintas manifestaciones, es su acreedor más importante. Por otra parte, una cuarta parte de la deuda ( más de 25.000 millones de pesos) corresponde a granos adquiridos (y no pagados) a miles de productores de la región (más de 500 son cordobeses). Es razonable que las autoridades -el gobierno nacional y el provincial- estuvieran atentos a una situación que golpea a una legión de productores agrarios y trabajadores directos e indirectos de una empresa que, además, es una pieza de importancia del complejo exportador argentino. Menos razonables resultó el formato y la oportunidad de la iniciativa. El Poder Ejecutivo intervino la empresa al margen (y por encima) del juez actuante en la convocatoria, sin consultar a los gobernadores afectados, sin prever las reacciones de la sociedad y de las organizaciones empresariales. Tanta desprolijidad, tanto arrebato no lucen como rasgos de estilo del Presidente. La situación parece dar razón a quienes suponen que, en el marco de una inquietud oficial por la situación de Vicentín (el caso venía analizándose hace semanas), Fernández fue apremiado por un ala del oficialismo que se referencia en la señora de Kirchner, que no sintoniza con la moderación que pretende el Presidente y que aspira a radicalizar el gobierno. Las cartas de Fernández En esta columna se ha señalado reiteradamente que “el gobierno parece a veces desbordado por la presión de esos sectores, que el Presidente se esfuerza por contener incluso a costa de su propio capital político: cuando ellos adquieren algún protagonismo público la buena imagen del gobierno se resiente”. Es un dilema que sólo puede ir dilucidando la acción política. Contra lo que le reclaman no escasas voces opositoras (o sus expresiones mediáticas) Fernández no quiere ni sueña en romper bruscamente con el ala izquierda de su coalición, que se referencia en la señora de Kirchner. La apuesta de Fernández reside en “contener” a esos sectores más radicales. Én rigor, él representa una minoría en el seno de su propia coalición; su prudencia se debe a que una fisura en ese frente puede equivaler a una caída en situación de ingobernabilidad. Tras el fracaso gubernamental de Cambiemos, el país quedaría sin alternativas Sin embargo las situaciones de ingobernabilidad pueden surgir no por extremar las divergencias internas, sino por un esfuerzo excesivo en contenerlas que se transforme en una asimilación de los contenidos y las formas del borde radicalizado. Pese a ser minoría en su propia coalición frente al liderazgo directo e indirecto de la señora de Kirchner, Fernández amplía su poder cuando supera esos límites y puede actuar apoyado en una composición de fuerzas más amplio que su propio frente electoral. Si bien se mira, su candidatura fue obra de esa conjunción de fuerzas: el liderazgo de la señora de Kirchner sobre la porción mayoritaria del electorado no era suficiente para triunfar electoralmente; complementariamente, las resistencias que ella despierta en una gran proporción del electorado ajeno (pero también en sectores de la producción y en el mundo de los inversores) transformaban en inviable un gobierno de signo K. El peso de esa realidad hizo retroceder a la señora y le abrió la puerta a Alberto Fernández. “Sin Cristina no se puede, pero con Cristina no alcanza”, fue el lema con el que se abrió el actual proceso. En el fondo, ese cuadro de situación no ha variado sustancialmente. Ahora, Fernández es presidente. La señora de Kirchner aun siendo recaudadora de la mayor porción electoral del país, no podría gobernar, ya que no tiene capacidad para integrar al arco de sus respaldos a sectores ajenos, mientras Fernández pudo y puede hacerlo. Y puede, cuando ensaya ese equilibrio que fastidia a sus críticos internos y externos. Las críticas de Roberto Lavagna al proyecto expropiador, la censura de muchos sectores empresarios, las reticencias de los gobernadores involucrados y las reflexiones preocupadas de muchos hombres de su equipo más próximo le indican al Presidente que, además del ala interna que intenta apurarlo en una dirección, hay otra plataforma que se mueve con fuerza para permitirle recuperar el equilibrio, que es el principio de su arte. Instituciones y acción política El mecanismo de check and balance que en otras sociedades funciona como mecanismo institucional regular, en Argentina -donde las instituciones son débiles- lo cumplen la acción y la reacción política, que a veces discurren por canales formales y a veces se expresan como presiones o acción directa. Las instituciones son consecuencia de la acción política, no a la inversa. La realidad es la única verdad. La política del desborde lleva, en rigor, a un debilitamiento. Y, seguramente, a una batalla estéril (quizás una derrota) en el Legislativo, donde el oficialismo debe contar los votos de a uno. Y necesita aliados para este tema como para muchos otros que están en la agenda. Más allá del previsible fracaso de las negociaciones con los ex directivos de Vicentín (esa conducción empresarial tiene que dar explicaciones a la justicia por sus manejos de los últimos meses), han surgido, dentro y fuera del gobierno (en sectores del gabinete, en el lavagnismo y en propuestas de la oposición “anti grieta”,caso del diputado santafesino Luis Contigiani) propuestas que, tras aceptar la ya dispuesta intervención transitoria de la empresa, eluden la problemática idea de la expropiación, mantienen el papel principal del Estado, y proponen una participación importante de sectores privados y cooperativos y de la provincia de Santa Fé en una política de salvataje y promoción de la empresa quebrada. Cuando la acción política funciona, los desvíos en un sentido pueden ser corregidos. Los contenidos razonables pueden ser rescatados de sus formulaciones ásperas o provocativas. El gobierno puede tutelar las acreencias del Estado, los intereses de los trabajadores de la empresa afectada, los de los proveedores que esperan cobrar por la producción que entregaron y el importante rol de la firma en el complejo agrario exportador nacional y puede atender a la preocupación de la región y las provincias afectadas sin necesidad de atropellar principios jurídicos que tienen todo tipo de percusiones. El impulso reformista puede mantenerse dentro de esos límites, sin desbordar hacia la revolución imaginaria. El poder del equilibrio Como quedó demostrado en las convergencias para enfrentar el coronavirus, el gobierno encuentra su camino cuando se pone en marcha la acción política. El Presidente ha construído su capital político actual exhibiendo sensatez y eficacia en la lucha contra la pandemia y trabajando codo a codo con la figura ejecutiva más relevante de la oposición, Horacio Rodríguez Larreta. El sistema político necesita encontrarse civilizadamente en un centro que es indispensable construir, transformando una composición de fuerzas enfrentadas en una resultante constructiva. Lo que contiene a un extremo también neutraliza al otro, ese que demoniza cualquier intento de emplear activamente el Estado ante situaciones críticas. Una cosa es criticar diagonales prepotentes que saltean los procedimientos establecidos y otra distinta es gritar “¡¡Venezuela!!” ante la mera mención de alguna actitud protagónica del Estado. ¿Venezuela? La Comisión Europea dio luz verde a los Estados miembros para salir al rescate de las empresas, sea con préstamos, recapitalizaciones con dinero público, la toma de una participación accionaral o con la nacionalización si es necesario.El gobierno italiano piensa convertir a la actual Alitalia en una nueva sociedad totalmente controlada por el ministerio de Economía y Finanzas. El estado alemán se ha convertido en accionista principal de Luthansa, El ministro francés de Economía se declaró dispuesto a utilizar "todos los medios", sin excluir la nacionalización, para "proteger a las empresas francesas amenazadas”. ¿Acaso Maduro tiene émulos en todos lados? Más allá de las palabras disparadas para asustar o para encubrir intereses, el país necesita construir un centro equilibrado, sensato y operativo. Aunque sea a los tumbos. Jorge Raventos

RECORDANDO A UN GRANDE. LEBENSOHN

RECORDANDO A UN GRANDE. NINGÚN ARGENTINO DEBE OLVIDAR LA CONDUCTA Y FILOSOFÍA DE VIDA DE UN HOMBRE PRECLARO PARA LA ARGENTINIDAD. Moisés Lebensohn (Bahía Blanca, Argentina, 12 de agosto de 1907 - 13 de junio de 1953) fue un periodista, abogado y político argentino que dirigió la Juventud Radical y más tarde fue uno de los fundadores del Movimiento de Intransigencia y Renovación o MIR, y si bien nunca alcanzó cargos públicos de gran relevancia, es considerado como uno de los ideólogos fundamentales del sector de la intransigencia de la Unión Cívica Radical. Moisés Lebensohn fundó el Diario Democracia de la ciudad de Junín. El primer ejemplar se editó el 17 de octubre de 1931, durante el gobierno de José Félix Uriburu y a través de sus páginas difundió sus posiciones políticas. El diario sigue editándose y se ha transformado en el de mayor circulación de la región, con versiones en papel, en línea y en redes sociales Fui, soy y seré INTRANSIGENTE, con hombres como Moisés y Oscar eduardo Alende , cuan grande sería nuestra PATRIA !!!!!! LIC, FRANCISCO SCOLARO

jueves, 11 de junio de 2020

LA FARSA DE VICENTIN.

QUE TAL CACEROLEROS!!!! LINDOS PIBES DEFIENDEN 🙈🙈🙈 👉Bancos nacionales acreedores de Vicentin: 🏦Nación: $ 18.182.297.617,70 🏦Provincia: $ 1.814.311.396,16 🏦BICE: $ 313.233.794 🏦Ciudad: $318.704.741,10 🏦Hipotecario: $ 752.970.148 🏦Macro: $653.343.778 🏦Entre Ríos: $508.177.600 🏦Itaú: $374.522.080 🏦Sta Fe: $372.533.424 👉Bancos internacionales acreedores de Vicentin: 🏦International Finance corporation: $ 16.504.816.942,93 🏦Netherlandese Financerings: $ 9.228.424.363,39 🏦Ing Bank NV - Tokyo Branch: $ 4.420.044.585,94 👉Ahora, la deuda con Banco Nación no es la única que tiene Vicentin con el Estado. Están los otros bancos públicos pero también hay deuda por "conceptos impositivos y aduaneros" por $ 9.549.998.272,61. O sea: Banco Nación + impuestos= $27.732 millones (esto se tomaría como pago) Además declara deudas comerciales por adquisición de granos por $ 26.657 millones, lo que representa casi un 26% de la deuda total. Estas se concentra en el sector cooperativo: 31,33%. El principal acreedor es la Asociación de Cooperativas Argentinas, con casi el 20% de la deuda. NO SOY PERONISTA, PERO CUALQUIER COSA LES SIRVE PARA ATACAR LAS DECISIONES DEL GOBIERNO. MAS CLARO ECHE AGUA E INVESTIGUEN QUIÉN LES APROBÓ LOS PRESTAMOS. A CUALQUIER EMPRESA SE LE EXIGE HASTA ANÁLISIS DE SANGRE.

martes, 9 de junio de 2020

LA EXPROPIADA VICENTÍN

LA EXPROPIADA VICENTÍN No merced a caprichos, ni supuesto alguno de vanidad intelectual, tanto nos disgustamos en perjuicio de toda la Corpo periodística de nuestra bendita Argentina. Ahora tenemos el caso de una nueva mega estafa, pergeñada, urdida y perfeccionada por otro, de los tantos esbirros de Macricio -Gustavo Nardelli- a la sazón con una férrea amistad y otrora protección de Toto & Nicky Caputo. Quienes con la suavidad requirente le ordenaron a otro tránsfuga -Javier González Fraga- cuando presidía el Banco Nación que, le otorgase redescuentos por ochocientos millones de dólares, muy a sabiendas que el área técnica de esa Entidad, desaconsejó puntillosamente, el brutal desatino de prestarle a un por entonces, ya Fallido Fraudulento. La línea gerencial que, recomendó entusiastamente al Directorio in totum no afectar fondos que, bien pudieron haber sido destinados al sector Pymes que, con tanto encomio y sacrificio trataron de subsistir hasta comienzos de la actual Cuarentena no fueron oídos, y el dinero se fue para nunca retornar. Tanto el dador como el tomador de ese empréstito atesoran sendas exenciones de prisión en la Pesquisa Federal ya iniciada y abordarán el Debate -juicio oral-, convenientemente excarcelados y con condenas veniales y confortablemente condicionales. Cualquier Palurdo se encuentra en aptitud de colegir ésto que, no es nada diferente a la continuada saga de quebrantadores del Código Penal que, siempre gozan de excelente salud y libre desplazamiento. Por otro lado, si Zannini, Kretina, Rocca, Calcaterra y demás runfleros de la Obra Pública Cartelizada cuentan con idénticos privilegios ¿que podría inquietar a estos nuevos incusos?. Pero incluso con independencia del epílogo de este Asunto que, culminará como los que con absoluta indemnidad, encuentra a quienes endeudaron tan abusiva y coludidamente al Fisco Nacional, las ardientes voces de otro grupo de Eunucos hace aprestos para librar una batalla parlamentaria en aras de tronchar la expropiación de la trader sanlorencina. Ergo, los petiteros de la Rural y sus sosías los del Cartel Cerealero. Y utilizarán para sus arengas a las Bancadas Radicales y los ramalazos del Pro, para hacer oír sus estertores y lamentos. Antes de presenciarlo, descontamos algo certero: ¡¡¡ que pobre espectáculo !!! ofrendarán a esta del todo oligo Opinión Pública. Y sus adláteres de TN, su controladora Clarín y La Nación -¿más qué?-. El botín obtenido por los amigos del macrismo se encuentra ya a muy buen resguardo. A estas horas -y por ello aún no podemos primiciarlo-, aguardamos una Data, por cierto bastante sustantiva de ese ominoso destino y rura dineraria. Un banco, Black & Rodney de Londres, habría receptado gran parte de las remesas que González Fraga graciosamente le confirió a Nardelli. Esperamos dicho chequeo para arrimarlo a la Investigación, muy próximamente, en la firme creencia que, con ello, caerán de bruces los beneficios excarcelatorios del ex banquero y el resto de sus cófrades. Somos del todo optimistas en obtener dichas certificaciones. Lo que ignoramos es si estos amanuenses de Comodoro Py, recogerán el guante y en la inferencia que no lo harán, nos aseguraremos que, al menos el Wall Street Journal y el Financial Times destaquen en sus articulados esos pases. Empero, nuestra desazón y congoja emerge a poco de contemplar el menos que mediocre tratamiento que el periodismo argentino le concede a cosas liminares, siempre olvidadas y como mucho edulcoradas. Toda vez que, después de todo, no son más que un pequeño apéndice del Todo. O sea de su Majestad, la Mediocracia para nosotros y la Mierdocracia para otros, un tanto más Jacobinos. Y por ello constantemente nos interrogamos ¿veremos el amanecer de un día en el que Kretina y los suyos ensortijados a Macricio y sus propios asciendan a un mismo Patíbulo?. Nuestro devaluado Patriotismo nos indica que no, pero ¿quién sabe?. Es en momentos de tantas cavilaciones que, se avizora en mí inconsciente intelectivo una frase que, ya le he citado con fruición antes de ahora y que así reza: "... ¿se nos cumplirá el sueño de Hadas, se producirá la liberación tan esperada, se hará el Milagro?. Todavía no lo sabemos, pero la esperanza ha renacido entre nosotros y ahora más que nunca debemos apretar los dientes para no gritar...". -Anteúltimo párrafo del Diaro de Ana Krank, Ámsterdam, julio 27 de 1944-. Breves viñetas sobre... LA EXPROPIADA VICENTÍN. Cordialmente Carlos Belgrano.-

domingo, 7 de junio de 2020

CAJERO AUTOMÁTICO RED LINK- FALTANTE

CAJERO AUTOMÁTICO RED LINK- FALTANTE AMIG@S. ; CONFORME LES PROMETIERA , LES INFORMO. EN LA FECHA CONCURRO AL CAJERO AUTOMÁTICO DEL BANCO NACIÓN.Y SOLICITO MOVIMIENTOS DE MI TARJETA MAESTRO. ALELUYA !!!!!! APARECIÓ EL CRÉDITO ( FECHADO EL DOS DE JUNIO ) DE LOS $10.000 , DIEZ MIL PESOS QUE EL DÍA 29 DE ABRIL ME DIERON COMO RETIRADO Y DEBITÁDO- SE HIZO JUSTICIA !!!!!! TENGO LA SATISFACCIÓN DE MI CONDUCTA EN LAS DENUNCIAS EFECTUADAS. QUIERO AGRADECER LA SOLIDARIDAD QUE ME DEMOSTRARON TODOS MIS AMIGOS DE CORREOS Y REDES VIRTUALES. DIOS ES GRANDE Y NO FALLA !!!!! SALUDOS A TOD@S LIC, FRANCISCO SCOLARO.

sábado, 6 de junio de 2020

FRONTERAS QUE REAGRUPAN

Panorama político nacional de los últimos siete días Fronteras que reagrupan La semana próxima, el ministro Martín Guzmán formalizará la nueva propuesta del país para concluir un acuerdo con los tenedores de deuda argentina bajo ley extranjera. La presentación será resultado de las conversaciones que avanzan, pero quizás no sean la estación final del acuerdo, que está cerca, pero aún con detalles a refinar. Entretanto, el Presidente ha prolongado nuevamente la situación de cuarentena, esta vez por tres semanas, hasta fines de junio. Habría que dar por descontado que tampoco esta es la última extensión, aunque la situación se ha abierto ya, con desregulaciones de cambiante alcance, en el 85 por ciento del territorio nacional (si bien no para el 85 por ciento de la población). La presidencia de Alberto Fernández está a días de cumplir seis meses y se ha visto obligada a dedicar casi la totalidad de ese tiempo a lidiar con esos dos problemas mayores: deuda y pandemia del coronavirus. La envergadura de esas cuestiones ha ido realineando las fuerzas que llevaron a Fernández a la Casa Rosada, tanto como a las que se congregaron electoralmente detrás de la candidatura de Mauricio Macri, en un proceso de reestructuración del sistema político que se encuentra en pleno desarrollo. En estos meses, y sobre todo a partir de la cruzada sanitaria contra la epidemia del Covid 19, Fernández ha alcanzado niveles muy altos de aprobación pública y ha fortalecido relativamente su poder, que muchos analistas imaginaron condenado a depender sine die de la voluntad de Cristina Kirchner, accionista principal de la coalición que lo llevó a la Casa Rosada. Los equipos de Fernández Si bien es cierto que el gobierno de Fernández, empezando por su gabinete, reúne exponentes de distintas corrientes de la coalición oficialista (fue “loteado”, describen los comentaristas más ácidos) y muestra una presencia fuerte de admiradores de la expresidente, no lo es menos que el Presidente se reservó áreas que consideró (y considera) estratégicas, sobre las que ejerce una conducción indiscutible y constituyen, por otra parte, una clave principal para el destino de su gobierno. En primer término, el relacionamiento internacional y la economía. El estilo de Fernández es de naturaleza componedora y naturalmente conversa o consulta con la socia principal del Frente de Todos (y también con otros jugadores importantes, como Sergio Massa o Máximo Kirchner, o ciertos gobernadores), pero los casilleros centrales de aquellas áreas fueron cubiertos con personas que él eligió: Felipe Solá en la Cancillería, Gustavo Béliz en la muy abarcativa Secretaría de Asuntos Estratégicos, Martín Guzmán en Economía, Jorge Argüello como embajador y hombre orquesta en Washington. Al iniciar su gestión, el tema que aparecía como netamente prioritario era el de la renegociación de la sofocante deuda externa y la recuperación del financiamiento y las inversiones y los movimientos exteriores de Fernández se enderezaron a allanar el camino para negociar con los acreedores privados y con el FMI, y abrir posibilidades para recuperar la inversión privada. La Casa Rosada siempre fue conciente de que para alcanzar esos objetivos resulta crucial la palabra y el aval de Washington y tejió sus redes para alcanzarlos. Por cierto, esta política no fue acompañada de buen grado por sectores del Frente de Todos; en particular, por los más sesgados ideológicamente, que prefieren un horizonte de default para “vivir con lo nuestro”. En el seno del oficialismo existen notoriamente grupos que desconfían de la moderación y el realismo del Presidente; muchos analistas describen con el marbete simplificador de kirchnerismo a esa reticencia que, sin embargo, no necesariamente responde a aquel origen aunque se referencie en él. En cualquier caso, el gobierno parece a veces desbordado por la presión de esos sectores, que el Presidente se esfuerza por contener incluso a costa de su propio capital político: cuando ellos adquieren algún protagonismo público la buena imagen del gobierno se resiente. Ocurrió, por ejemplo, en las últimas semanas con la propuesta de la diputada Vallejo, vinculada a La Cámpora bonaerense, en la que se alentaba una intervención del Estado en las empresas privadas que reciban ayuda del Estado a raíz de la pandemia. Lanzada para colmo en la etapa decisiva de la negociación por la deuda, la iniciativa mereció finalmente un juicio lapidario de Fernández: “ideas locas”. La política del Presidente Contra lo que sugiere cierta campaña mediática, el Presidente no está apostando por el aislamiento, sino por la integración al mundo; no juega al default sino que, al contrario, está siguiendo de cerca la negociación para evitarlo, negociando con fuerza, pero buscando un acuerdo que le permita al país estar del lado de adentro de los movimientos de reconstrucción económica global que sobrevendrán para superar los efectos devastadores que ha provocado la pandemia en todo el mundo. El default es una frontera que el Presidente no quiere franquear. Considera, sí, que el Estado debe ser parte de la reconstrucción y la modernización, y plantea abiertamente la necesidad de cambios en las reglas de juego (“el contrato social”) que incorporen mayores cuotas de equidad y marcos más estrictos para el capital privado. Pero con ese reformismo no alienta, en modo alguno, una política de hostilidad hacia éste y mucho menos juega al aislamiento. Esta semana, Fernández dio nuevas muestras en este sentido cuando convocó a jerarquizados líderes empresariales a Olivos, donde también recibió a una figura muy respetada en esos ámbitos: Roberto Lavagna. Con todos ellos habló del esfuerzo de su gobierno por concluir exitosamente la negociación por la deuda y de su expectativa de un fuerte rebote económico cuando esa cuestión haya sido zanjada. Una personalidad clave del gobierno de Fernández, el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, había ofrecido la semana anterior señales inequívocas del norte que ha elegido el Presidente. Lo hizo en un artículo publicado en el boletín Argentina en Foco que distribuye la no menos estratégica embajada del país en Washington. La nota elogia la iniciativa “América Crece” lanzada por el gobierno de Estados Unidos con el objetivo de brindar un nuevo y fuerte apoyo a los proyectos de inversión del sector privado en América Latina y destaca que el presidente Alberto Fernández identificó desde el primer momento “como lo sigue siendo hoy. la citada iniciativa como prioritaria”. Tras ese testimonio sobre la opinión presidencial, Beliz avanza: “ A través de la iniciativa América Crece, Estados Unidos se posiciona una vez más como un socio proactivo para el desarrollo de América Latina”. Al elocuente texto del secretario de Asuntos Estratégicos hay que agregar otros hechos. Mientras atendía durante los últimos tres meses el acuciante frente de la pandemia, Fernández ha estado conduciendo un amplio y complejo operativo vinculado a la negociación de la deuda y a evitar el default en el que participan, además del ministro Guzmán y de Gustavo Béliz, el embajador en Estados Unidos, Jorge Argüello, Sergio Massa, Cristina Kirchner y una pequeña legión de amici curiae, en la que forman el ex presidente de YPF Miguel Galluccio, el titular del fondo Fintech David Martínez, los economistas Jeffrey Sachs y Joseph Stiglitz. A través de ese dispositivo Fernández ha operado sobre el FMI, sobre la secretaría de Finanzas de Estados Unidos y sobre los líderes de los principales núcleos de bonistas para encaminar las negociaciones hacia “un diálogo constructivo y de buena fe” que puede dar sus frutos en un acuerdo antes de que termine el mes en curso. La decisión de trabajar firmemente en ese rumbo, provoca inevitablemente una decantación política: deja a un lado de la frontera a los reticentes y asimila a los que se amolden a la situación; exige una política de diálogos y acuerdos con sectores de la oposición para viabilizar las medidas que permitan darle forma legal a lo que se pacte con los acreedores. Más aún: el pacto mismo está condicionado a que haya un sector ponderable de la oposición que lo avale o lo consienta explícitamente. Macri necesitó ese consenso para acordar en 2016 y la situación se repite: los acreedores quieren compromisos de la mayoría de los actores políticos, tanto del oficialismo como de sus principales competidores. En 2016 Cristina Kirchner no avaló las negociaciones con los bonistas; el respaldo opositor fue facilitado por la entonces habilitada “avenida del medio” del peronismo alternativo por la que transitaban Sergio Massa, Miguel Pichetto, Juan Schiaretti… y también Alberto Fernández… Esta vez, aunque muchos kirchneristas rezonguen o se opongan, la señora de Kirchner está adentro. Quizás en el límite...pero del lado de adentro de una política antidefault (para decepción de sus “duros”...y de los de enfrente). Divergencias en el marco del consenso La estrategia que encaró el gobierno en relación con la pandemia del coronavirus puede tener muchas contraindicaciones, pero resulta políticamente funcional a los cambios que tienden a producirse con la negociación de la deuda. Ante una y otra problemática el eje de la Casa de Gobierno ha consistido en buscar puntos de articulación con los sectores más cooperativos de la oposición, en principio, con los opositores que cumplen tareas ejecutivas en sus distritos. En primer lugar, Horacio Rodríguez Larreta, el gobernante más representativo de Cambiemos, y con el resto de los gobernadores de signo opositor Pero también con intendentes (varios del conurbano bonaerense, entre ellos Jorge Macri) y con legisladores y dirigentes que optan por políticas de diálogo y confrontación civilizada, y están a favor de construir políticas de estado y buscar consensos básicos. Los consensos no excluyen las divergencias, pero las sitúan en un contexto no beligerante: competencia, no guerra. El desafío del coronavirus ha ofrecido al sistema político la oportunidad de saltar por sobre la famosa grieta y encontrar el denominador común de la solidaridad nacional contra un enemigo que no es interno, sino ajeno, invisible y letal. Un contingente decisivo del sistema político formado por cuadros de distintas carpas ideológicas está tomando esa oportunidad: las nuevas condiciones no borran las diferencias, pero las subordinan al objetivo principal de ganar la guerra contra el virus. La pelea en la misma trinchera genera nuevas relaciones de cooperación y convivencia. Inclusive para tratar las divergencias y eventualmente acordar sobre otras cuestiones que afectan al conjunto, como aventar el riesgo del default. Esa incipiente articulación de corrientes distintas en el centro del escenario puede consolidarse, pese a la obstrucción de los extremos y la presión de los intereses que buscan dividir para reinar. Concluir victoriosamente la guerra contra la pandemia y emprender la difícil reconstrucción de la posguerra vuelven más indispensable que nunca una estrategia de unión nacional. Jorge Raventos

viernes, 5 de junio de 2020

LA CUARENTENA LE SIENTA BIEN

“La Cuarentena le Sienta Bien” Al igual que a Meryl Streep en la película Death Becomes Her (La Muerte le sienta bien) https://www.you tube.com/watch?v=HgYENGX9JYA al Gobierno actual, “La Cuarentena le sienta bien” La Cuarentena, también es Muerte, Estrés, Suicidios, Aislamiento, Rotura de Vínculos Familiares, Pobreza Extrema, Pérdida del Empleo, Quiebra Total de Pequeñas y Medianas Empresas y es “La Perfecta Excusa”, para un Gobierno, que no sabe lo que hacer y ó si lo sabe y es precisamente quitarle valor al País y Su Gente, (como les gusta decir a los Funcionarios) Hoy se prioriza la Salud, por encima de la Economía, esto es lo que se afirma, pero es cierto?, no lo parece, ya que en nombre de un Virus invisible y de alta contaminación, que mata el 0,0046% de los Habitantes del Planeta, 383.000 en una Población de 7.782.000.000 y no sabemos cuántas de esas muertes han sido por causa exclusiva del Covid 19, se sigue matando Mientras en el Mundo mueren 3.000.000 de Niños por Hambre y Desnutrición, el 0,038%, casi un 10 VECES MÁS y ninguno de los HDP que pululan en los Medios, éstos incluidos, dice o hace nada por ellos, algo que si podría evitarse https://www.msf.org.ar/conocenos/enfermedades/desnutricion?google?comms?desnt&gclid=CjwKCAjw2uf2BRBpEiwA31VZj-K2oGrCgds1a6zGk-KGCj4e24YmOPK1Brcjqk5QaYQ7abctrltkLBoCN8QQAvD_BwE Además sin contar los Muertos por Gripe, distintos tipos de Cáncer, Superan Ampliamente esa cifra, solamente en Accidentes de Tránsito, el año pasado en la Argentina, morían a un promedio de 18 personas por día, alrededor de 6500 muertes al año, sin que a nadie se le ocurriera, cerrar las carreteras Quiero dejar aclarado dos temas muy importantes para mí, la primera, no soy ni un Trolls, ni un ni un militante Macrista, es más, reconozco haberlo votado en Diciembre del 2015 y Haberme y Haberlo reputeado a partir del 5 de Enero del 2016, hasta la fecha y en segundo término, que adherí a la Cuarentena, solamente digo, porque se descartan posibles y demostradas curas, que en Nuestro País, han sido prohibidas (¿?) https://www.facebook.com/watch/?v=214475229835813 https://corrupcionaldia.com/se-comprobo-la-eficiencia-del-dioxido-de-cloro-para-combatir-el-covid-19/ Bien entonces, me sigo preguntando, porqué tenemos que vivir en Cuarentena Permanente, por favor, necesito que alguien me lo explique, sin fanatismos partidistas, será que el Nombre PUM, que le puse también “le sienta bien” PUM Pandemia Universal Mediática Cordialmente Walter A. Gazza www.intercambiolibretei.com.ar

LA VIOLENCIA INSTITUCIONAL ADORA LA CUARENTENA

LA VIOLENCIA INSTITUCIONAL ADORA LA CUARENTENA Malú Kikuchi (6/6/2020) ¿Cómo se llamará una cuarentena (se supone de 40 días) que se extiende por ahora, a 101 días exactos? En un poema de *Robert Browning a la que luego sería su mujer, *Elizabeth Barrett le decía: “Envejece junto conmigo, lo mejor está por venir”. Acá, nadie puede prometernos eso. La Argentina tiene una histórica vocación para romper las reglas. Empezando por la Constitución Nacional, que suponen es una estación de trenes y no un contrato social. El resultado de esta anomia, que nace de la mayoría de los gobierno de turno, es una feroz violencia institucional. Esta violencia institucional está potenciada por la eterna cuarentena (¿centena?). El ejecutivo, rodeado por un consejo de científicos, que no han sido elegidos por la ciudadanía, maneja al país con DNU. Estos decretos ¿son avalados por el poder legislativo?, debería hacerlo. El legislativo hace poco que funciona y funciona poco y no se sabe si funciona bien. El poder judicial sufre de una parálisis casi total, sin estar afectado por la pandemia. Lo que permite al ejecutivo manejarse sin controles republicanos, probablemente con las mejores intenciones. En una nación que establece que es una República, las intenciones no bastan. Pareciera que al no tener un plan de desarrollo ni un plan económico, al estar frenado por una burocracia excesiva que no sabe gestionar y se traba a sí misma, el PLAN es el aislamiento de la gente. Violencia institucional de la “cuarentena” hasta ahora: el sistema económico al paralizarlo, se ha derrumbado. Venía mal desde finales del 2018, a la recesión se suma la falta de producción, comercios cerrados y gente sin dinero para comprar. Más la deuda. El país está en default. La violencia institucional debida a la cuarentena se intensifica con los presos sueltos, alrededor de 2.000, con el pretexto de la pandemia. Algunos de ellos homicidas y otros violadores. Las personas que no han delinquido están encerradas en sus casas. Los presos en la calle. Violencia institucional de la cuarentena: mujeres encerradas en sus casas a merced de sus asesinos dan como resultado desde el 20/3, 57 femicidios. (Observatorio de femicidos de Argentina, “Adriana Marisol Zambrano”). La cuarentena facilitó los asesinatos. Violencia institucional de las policías provinciales: desde la ONU se preocupan por la ferocidad policial en Argentina y el diario El País de España escribe sobre el “salvajismo policial en Argentina”. En Tucumán, gobernador Juan Manzur, PJ, policías asesinaron a Luis Espinoza, llevaron el cadáver a Catamrca y lo arrojaron por un barranco. En San Luis, gobernador Alberto Rodríguez Saa, PJ, en dos pueblos distintos, fueron llevados a las comisarías, Florencia Morales (39 años) y Franco Maranguello (16 años), ambos aparecieron “suicidados” en sus celdas. Los dos fueron detenidos sin causas válidas. En el Chaco, gobernador Jorge Capitanich, PJ, el domingo de madrugada y sin orden de allanamiento, policía entraron a una choza Qom y apalearon a la familia, violaron a dos mujeres, una de ellas, menor de edad. Es obvio que la violencia institucional ha permeado todas las autoridades. Y hay más, se ve en todos los estratos del poder, nacional, provincial y municipal. La cuarentena exagera los controles sobre la ciudadanía y relaja los controles constitucionales sobre las autoridades. Pudiera ser que con el tiempo y buenas políticas ¿? se encaminare la economía. Pudiese ser que desaparecieran los vergonzantes bolsones de pobreza. Pero ¿cómo se soluciona la anomia argentina de los gobiernos? Es evidente que “lo mejor NO está por venir”. *Robert Browning, poeta inglés, 1812 Reino Unido/ 1889, Venecia. *Elizabeth Barrett, poeta inglesa, luchadora contra la esclavitud y el trabajo infantil; 1806, Reino Unido/ 1861, Florencia.

jueves, 4 de junio de 2020

LOS ANTI

NUESTRA VERDADERA TRAGEDIA: LOS "ANTI" Amigos: Esta cuestión de la Pandemia algún día no tan lejano, y como para el resto del Universo, pues habrá de cesar para tornarse en un, empero, inolvidable recuerdo. Acaso porque llevaremos sobre nuestra colectiva memoria, el cómo de un día -20-03- al siguiente, dejamos de manejar a nuestro arbitrio cuánto conocimos sobre la libertad ambulatoria. Y transcurridos algunos meses, nadie recordará más que algunos aspectos domésticos de ésta, tal y como los europeos ya, ahora con bastante éxito lo están consiguiendo. Con la admisión resignatoria que, al menos muchos de nosotros, los provectos, no llegaremos demasiado lejos en nuestras expectativas de una pacífica sobre vida. Y deberemos de aceptar estas nuevas reglas como parte, sea del cambio climático y/o quién sabe qué carajos. Incluyendo asimilar la fuga de cerebros como los de Susana Giménez, Nicky Caputo y Gianfranco Macri. Sin embargo, las generaciones más tardías que las nuestras, se verán obligadas a convivir con, tal vez, el más ciclópeo de todos los flagelos, ergo, esta patética y vergonzante argentinidad que infortunadamente goza de una excelente aptitud física e ideológica. Escojan al azar cualquier ciclo periodístico, sobremanera aquéllos en los que descollan ardientes defensores de Macricio o en perjuicio de éstos, los adoradores del peronismo. Encontrando en ese primer grupúsculo de idiotas al ex jefe de prensa furtivo de Scioli -Luis Majul-, FeinmaN, los amebianos Morales Solá, Bonelli y el otro eunuco que lo secunda y cuyo apellido no retuve, Lanata, un tal Baby no sé cuánto que con un vocabulario cloacal y arrabalero, algo se distingue de los anteriores y algún otro de esa cáfila. Y en la vereda de enfrente, el cuenta corners Morales, Sylvestre, junto al resto de protozoarios y asalariados de Cristóbal López y separadamente, la banda en despoblado de todos esos grasientos de Crónica TV. Cuánto cualquier tele vidente desapasionado, descuento puede colegir con apenas unos minutos divisando las pantallas, es lo ardorosamente patéticos que unos y otros, despliegan abiertamente, tanto para ocultar las criminalidades de sus defendidos y mecenas, como para acusar en forma perpetua a los némesis de sus sponsors & patrones. Evidente resulta, al menos para mí que, si hiciéramos desaparecer de la faz de la tierra -o al menos de las televisoras- a tantos bribones agusanados como éstos y otros muchos como ellos, es muy posible que desprovistos de ese cuantioso y monstruoso aluvión de alcahuetes, la opinión pública, abrumadoramente etiquetada con esa mácula de matices tan naifs como la nuestra, dejaría de aturdirse con esa suerte de chacinados de heces que se ufanan de revestir el rol de Comunicadores Sociales & Populares. Y desarraigada esa toxicidad de estos pregoneros del odio, se nutriría un poco más de valores objetivos, merced a los cuáles buscaría primero y encontraría inmediatamente después, preceptos más eclécticos. Que, de mucha utilidad les sería para advertir que los peronistas en su amplísimo espectro, no fueron, son ni serán mucho menos Traidores a la Patria que los macristas. Toda vez que la estrecha y de consuno conjunción de ambos, hizo, hace y hará de la Decadencia y Postración Argentina un emblema distintivo. Nuestro endeudamiento externo, formidable y colosal como lo es, fue así erigido en su primera mitad por Kretina & Bizcocho y su duplicidad no tuvo en nadie más que en el pelafustán de Macricio su autoría. Todo lo cual y en exclusivo a esa satánica trilogía le debemos su existencia. Si el último ordenó pinchar teléfonos de propios y extraños ¿que relevancia tiene?. Lo trascendente y que muy convenientemente sus censores y presuntos odiadores nada dicen, es respecto a las coimisiones que se percibieron tras bastidores en cada tramo del incremento de la deuda y sus desembolsos unitarios y parciales. Toda vez que dichos porcentuales que, internacionalmente aceptado es que orillan entre el 0,75 y 1,25%, es lo que se embolsó cada negociador. Como y quizás uno aún mayor, los K percibieron del chavismo en sus tiempos. Todo ello, dentro de un contexto cuasi simbólico y minimalista de las monstruosidades que unos y otros cometieron cuando gobernaron. El kirchnerismo no requirió de un mecanismo para extorsionar jueces, porque los designó para salvaguardar su carrera delictuosa. Y a cuántos provenían ya desde la etapa menemista, simplemente prosiguió alquilándolos. El Pro hizo lo mismo, sin distingos; salvo en el reemplazo de los Operadores. Porque nuestro Poder Judicial Federal siempre e invariablemente desde 1984 hacia aquí, tuvo y tiene un sólido y robusto coto de caza. De vertiginosa lubricidad para sus habituales mordidas cuando el Estado Nacional, no se manifiesta interesado particularmente en un resultado judicial absolutorio o condenatorio. Y cuando lo está, bueno, valijas & baúles siempre estuvieron disponibles. Y ello los hace literalmente indefendibles. Que a la fecha, lombrosianos como Rodolfo canicoima Corral, cuyo apelativo es de nuestra autoría y ha sido impropiamente atribuido a la Carrió como bautizante, es un mero reflejo de cuánto señalamos. Pero acaso alguien puede ser tan pueril y cándido como para suponer que el resto de sus 11 Pares, los 4 camaristas de la Alzada y al menos 12 de la Casación Federal son menos criminales?. Los otros, menos Ariel Lijo -acaudalado propietario de un Haras y también un stud hípico- son tan canallas como el pre indicado. Pero apenas menos ostentosos. Todos sin exceptuaslidades ninguna son inmensamente acaudalados. Incluyendo, va de suyo al flamante Procurador de la Corte, Daniel Rafecas, ex cofrade y muy conspicuo de esa retirense garduña. Constituyendo todos ellos, el auténtico Covid Judicial, del que, oficialistas ni opositores hacen o hicieron en el pasado nada útil, para de ellos librarnos como la pestilencia que constituyen en bloque. Es muy probable que si hurgase en mis archivos, la escenificación ejemplarizadora de cohechos pasivos hicieran de este apretada entrega algo tan tedioso como indigesto, por lo cual nada agregaremos sobre el particular. Salvo retornar unas pocas líneas a estos contras. La Patria, esta nuestra, tan trapeada y vejada reiteradamente requiere de algo distinto, a estos hampones con carnets. Implora porque alguien de nosotros asuma su irrestricta defensa. Con una inusitada capacidad para desempolvarnos de siete décadas y un lustro de justicialismo. Que en los setenta les nubló el juicio a tantos imberbes que tomaron las armas para defender una utopía. Y que antes y después formó en sus antípodas a tantos idiotas que con el orgullo de todo pelotudo se dejaron bautizar como gorilas. Entre ambos, con notable tesón y multiplicidad de enjundias, dieron forma a esta argamasa que tristemente se conoce fronteras afuera como RepúblicaArgentina. Encasillada como otra republiqueta bananera y sin bananas, sino con el invaluable numen conjuntivo de una sólida y férrea nómina y plantilla de palurdos que se creen serlo. A mis años, confieso que he dejado de interrogarme si veré en este Plano, a esos gallardos hombres virtuales que un día, y sin pompas ni estridencias, sepulten a tantos violadores seriales de nuestra Soberanía. Que sometan en sumarísimos procesos y posteriores fusilamientos a todos estos comemierdas que mientras entonan el Himno. relojean en sus iphones, los saldos acreedores de sus cuentas externas. En otras palabras que hagan subir al patíbulo y a culatazos de ser preciso a toda... NUESTRA VERDADERA TRAGEDIA: LOS "ANTI". Cordialmente Carlos Belgrano.-

domingo, 31 de mayo de 2020

DEFENDAMOS NUESTRO VAPULEADO IDIOMA

DEFEDEFENDAMOS EL IDIOMA. Veo que el vocablo CUASI se está difundiendo masiva y apresuradamente aún cuando hasta no hace demasiado tiempo habíamos usado la palabra CASI. No sé si "cuasi" es un neologismo y probablemente no, pero observo que se le está dando un uso abusivo. En efecto, entiendo que el término cuasi debe utilizarse para expresar el concepto cognitivo de "comparable a..." (generalmente anteponiendo o afectando a un adverbio) mientras que casi se utiliza para expresar que "no alcanzó, "no llegó", "no completó" ... (generalmente afectando a un verbo). Aclaro que, como no soy literato ni gramático ni mucho menos, lo expresado no tiene motivos de enseñanza sino de introducir un sano y cordial debate acerca del tema, sin otro celo que no sea el de la preservación de nuestro admirable idioma castellano. Ya harto estoy de tantas deformaciones (que más son envilecimientos) de nuestro idioma como la introducción de la lera "E" y "@" para referirse a personas de dos sexos (les chiques estúpides, por ejemplo), dejando de lado la hermosa particularidad que nos brinda Castilla de abarcar al femenino con el masculíno genérico (los chicos -sean éstos varones o mujeres- inteligentes). Lo que pasa es que en el imbécil anhelo de pretender no sólo de la inclusión, sino ya el predominio de la mujer ejercida sobre el hombre, "les imbéciles" comenzaron a mal expresarse. Tomemos, por ejemplo, la situación cuando se quieren referir a Doctores, a empleados, a alumnos y a maestros: "los doctores y las doctoras" (simplifica con doctores de casualidad); "los empleados y las empleadas" (simplifica con empleades); los alumnos y las alumnas (simplifica con alumnes); "los maestros y las maestras" (simplifica con maestres), lo cual es una flagrante redundancia lingüística, tan odiosa que les resulta odiosa hasta para sus mismos impositores, razón por la cual tuvieron que apelar a la sobre-destrucción del idioma con sus "e" y "@" fuera de lugar. Quiero dejar bien claro que tanto redundar "los doctores y las doctoras"; redundar "los empleados y las empleadas" como simplificar "les empleades"; redundar "los alumnos y las alumnas" como simplificar "alumnes"; redundar "los maestros y las maestras" como simplificar "maestres" ... ES EXPRESARSE INCORRECTAMENTE Lo peor de todo ésto es que veo, (confieso que abrumado), cómo el periodismo con hasta los mejores periodistas han caído en tan fatales errores, en uno o en el otro o en ambos, siendo que los periodistas tienen la obligación de ser la reserva lingüística de nuestro idioma...y nosotros también en este foro. DEFENDAMOS NUESTRO VAPULEADO IDIOMA Norberto Vestidelli .

sábado, 30 de mayo de 2020

INFECTADURA

Panorama político nacional de los últimos siete días El invento de la “infectadura” El combate argentino contra el coronavirus está todavía lejos de haber concluido. Aunque hasta ahora la sociedad viene entreviendo una victoria, el incremento de los casos en los barrios más vulnerables de la región metropolitana (Capital y conurbano bonaerense) obliga a no bajar los brazos ni permitirse un relajamiento de la disciplina. La estrategia con la que el gobierno nacional - en conjunción con provincias y municipios- ha enfrentado la amenaza del Covid 19 ha conseguido un primer objetivo, en modo alguno desdeñable, que es aplanar la curva de contagios y ganar tiempo para ampliar las capacidades de la estructura sanitaria y prepararse mejor para afrontar el pico de la epidemia, cuando éste llegue. Falta aún atravesar esa prueba mayor: cruzar el clímax de la epidemia, principalmente en la ciudad de Buenos Aires y en el conurbano. En la medida en que hasta el momento las autoridades están ganando la batalla y además cosechan ecos muy favorables en la opinión pública, sus adversarios (tanto los del campo político y mediático como los que se concentran en el mundo financiero y económico) se inquietan, suponen que ese respaldo de opinión se transformará en una ventaja muy difícil de neutralizar. Y agitan la sospecha de que, con excusa sanitaria, se está gestando una hegemonía permanente de rasgos tiránicos. Esos temores ya buscan jerarquía intelectual: esta semana, una junta de filósofos, artistas, abogados, cronistas, exfuncionarios y biólogos dejó una carta escrita que pinta con tonos tétricos un paisaje de provincias y ciudades “cerrados como condados medievales (...) miles de argentinos varados en el exterior y en el interior (...) clases suspendidas, enfermos que no pueden seguir sus tratamientos, muertos sin funerales y, ahora, la militarización de los barrios populares”. La causa de tales calamidades no se atribuye a la pandemia (que reparte sus daños en todo el planeta), sino al gobierno nacional que estaría instrumentando “un eficaz relato legitimado en expertos” al que estos otros expertos designan como “infectadura” (neologismo de invención propia) y comparan con la teoría de la seguridad nacional invocada en los años setenta por el régimen militar, para fundamentar una conclusión previa: “la democracia está en peligro”. La desobediencia La retórica forma parte de las operaciones políticas tendientes a frenar la temida consolidación de la preeminencia del gobierno nacional o a obstruir las alianzas que la permiten. Entre los objetivos clave de esas jugadas se cuenta el de erosionar la sorprendente disciplina colectiva que hizo posible la extensión de la cuarentena (aislamiento social preventivo obligatorio). Dos meses atrás, a fines de marzo, en esta columna señalábamos que ese era un punto crucial para la estrategia escogida. En los primeros días hubo señales de insubordinación: largas colas de vehículos se dirigían hacia centros turísticos, desafiando la instrucción de no circular. “Esa desobediencia -decíamos entonces- es una advertencia a la solidez que pueda tener la extensión que impulsa ahora el Presidente”. Y advertíamos otro dato: “Empieza a ganar espacio la preocupación por las consecuencias sociales de la cuarentena rígida (y eso) motoriza fenómenos de indisciplina política que pueden volverse serios”. Aquellas reacciones precoces cedieron ante la evidencia apabullante de la amenaza global del Covid19 y las noticias del mundo, que transmitían sus calamidades. Las penurias que atravesaban países sentimentalmente tan próximos como Italia o España, comparadas con los éxitos iniciales de la prudente estrategia local, operaron como incentivo disciplinador, pese a los rigores económicos o el estrés sicológico movidos por la guerra contra la pandemia. Dos meses más tarde aquel estímulo tiende a perder peso: en el hemisferio norte se experimentan una paulatina caída de los contagios, una flexibilización de las medidas de aislamiento (que, por cierto, no carece de riesgos) y una tendencia a reiniciar la actividad productiva y comercial. Argentina, por su lado, cuando ya siente a fondo la fatiga por la reclusión, la aflicción por la caída de los ingresos o la pérdida del trabajo y la incertidumbre sobre el futuro, debe extender la cuarentena porque no ha traspuesto aún el pico de epidemia. Aunque las autoridades que conducen el esfuerzo mantienen, según indican distintos estudios demoscópicos, el respaldo de la sociedad, la oposición considera por estos días que las condiciones son más propicias para airear sus prevenciones. Usos de la palabra libertad Estas alcanzan a veces el escalón de la agitación callejera (ha habido ensayos los dos últimos sábados) y se organizan sobre distintos ejes. Uno de ellos es el trabajo sobre la preocupación de sectores de la clase media golpeados por las medidas que limitan el ejercicio de algunas actividades comerciales o de servicios. Este eje embiste contra la estrategia del aislamiento preventivo y también explota una variante de la famosa grieta: la idea de que las autoridades vuelcan ingentes recursos sobre los pobladores de villas de emergencia, beneficiarios de planes, etc. (“sus votantes”) mientras desprotegen a los sectores medios y les prohíben ejercer sus profesiones, oficios o actividad empresarial. Emerge aquí la reivindicación de “la libertad”, en un ambiguo empleo (al tiempo como oposición a las regulaciones del aislamiento y como antónimo de una imaginada tiranía catapultada por la estrategia sanitaria de las autoridades y las proverbiales maquinaciones atribuidas al movimiento mayoritario). En la atmósfera viciada por la pandemia y exacerbada por la “infodemia” -esa otra peste que navega tumultuosamente por las redes sociales-, circulan descripciones hiperbólicas e infinitos rumores conspirativos. Esta estrategia de oposición golpea contra la pragmática convergencia que protagonizan Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta. Aunque parece omitir al jefe porteño de los ataques, en realidad busca desgastarlo por asociación. Si bien se mira, Larreta es el más afectado, ya que es su jurisdicción la que más afecta a los profesionales y empresarios de clase media, porque estos son proporcionalmente más numerosos en la ciudad autónoma que en el conurbano y ellos forman parte central de su electorado. El ataque busca descolocarlo en el paisaje interno de Cambiemos y alejarlo de su sociedad con el Presidente, es decir: debilitar el poder que sostiene la estrategia contra la pandemia. La construcción de un centro Rodríguez Larreta sabe que sostener la política del aislamiento preventivo tiene un costo inmediato. Las encuestas son claras: entre sus votantes, los que apoyan la cuarentena son menos que los que la consideran “mala” o “exagerada”. Pero está convencido -como su eficiente secretario de Salud, Fernán Quirós- de que el aislamiento es el único expediente hasta atravesar el pico de contagios, y de que no hay espacio para peleas políticas menores en tiempos de pandemia. Tras setenta días de una cuarentena que “durará lo que tenga que durar” (Fernández dixit), la política ha reaparecido. Puesto que se asegura que la pandemia es un punto de inflexión entre dos épocas mundiales, se puede suponer que la Argentina no será una excepción en esa tendencia. Hay que hacer, entonces, un esfuerzo interpretativo y descubrir dónde están las novedades que pueden desarrollarse para terminar con la repetición de lo mismo, con la confrontación salvaje que es, ella sí, un riesgo para la democracia. Quizás lo nuevo sea que un diálogo sensato en el centro del espectro, hecho de competencia y cooperación, empieza a cambiar el sistema político y empuja hacia la irrelevancia a los extremos intransigentes. Para consolidar lo nuevo, ese centro que empieza a configurarse empujado por la desgracia de la peste debería perdurar en la etapa siguiente, en la posguerra. Jorge Raventos

Pacificación Nacional Definitiva: NATALICIO DEL HÉROE PEDRO EDGARDO GIACHINO

Pacificación Nacional Definitiva: NATALICIO DEL HÉROE PEDRO EDGARDO GIACHINO: Pedro Edgardo Giachino (Mendoza, Mendoza, Argentina; 28 de mayo de 1947 -Puerto Stanley, islas Malvinas; 2 de abril de 1982 ) fue un m...

viernes, 29 de mayo de 2020

ARGENTINOS *”RIGUROSAMENTE VIGILADOS”

ARGENTINOS *”RIGUROSAMENTE VIGILADOS” Malú Kikuchi (30/5/2020) A partir de hoy 30/5/2020, para salir de la casa todos los argentinos o extranjeros que residan en el país deberán bajar de su teléfono celular una APP (aplicación) inventada acá, denominada “CuidAR”. Desde ese momento estarán “cuidados” del covid-19 y controlados por el gobierno. El verbo “cuidar” expresa una actitud positiva y simpática, significa ocuparse de una persona, animal o cosa. Es tierno. La APP que es obligatoria si se quiere salir de la casa para trabajar, ¿también para comprar medicamentos o comida?, consiste en: 1º se debe anotar el Nº del DNI. Luego el Nº del teléfono, además de la dirección donde viven. Con esa información se le realizará un testeo (superficial) para comprobar que están sanos. Testeo que deberán repetir cada 48hs. Si detectan signos de enfermedad, serán debidamente atendidos. Ese es el propósito de la APP CuidAR. Mantener las personas sanas y ocuparse de las enfermas. Conmovedor. El gobierno, desde el Presidente al ministro de salud, pasando por los que inventaron la APP, sumando algunos privados (China tiene algo muy parecido, pero no lo usa para detectar coronavirus), demuestra que está preocupado y ocupado por la salud de los habitantes. Es algo que se debería agradecer. Además de agradecer tanta atención hacia las personas, estas deberían leer con atención todo lo referente al artículo 5ª de la APP. Simplemente por eso que decían los abuelos, antes de firmar nada hay que leer la letra chica. Allí siempre está la trampa. Y como no podía ser de otra manera, la trampa está. Puede que no la usen, pero si bajan la APP les están dando la oportunidad de hacerlo. Dice el artículo 5º: se podrá localizar permanentemente a las personas, estén donde estén. Los datos van a parar a una subsecretaría. Llegado el caso la APP podrá intercambiar los datos obtenidos (que serán demasiados) con otras autoridades gubernamentales ya sean nacionales, provinciales o municipales. Los datos podrán ser modificados ¿?, ampliados y o sustituidos ¿? por otras APP, SIN PEDIR PERMISO. Con el pretexto de la pandemia, y han de estar bendiciendo al covid-19, han inventado (probablemente consejo del gobierno chino) una APP obligatoria para los que pretenden trabajar, para conocer qué hacen, donde están, y con quienes se encuentran. Llegarán al reconocimiento facial, sabrán hasta el color de la ropa interior. ¡Y lo que piensan! No hay que dejarse aterrorizar, eso de “cuarentena o muerte”, es una falacia. La cuarentena no es mágica, puede prevenir siempre y cuando las condiciones del hábitat sean las correctas. Personas hacinadas en pocos metros cuadrados y la frase se revierte, la cuarentena puede matarlos. Casillas sin agua, casas precarias con agua corriente pero no potable, también ahí la cuarentena es una trampa mortal. Tratar de manejar un país a través del miedo, no es un buen consejo, aunque demuestra que leyeron a Nicolás Maquiavelo que dice en “El Príncipe”, si el Príncipe no puede hacerse amar, debe hacerse temer. Se ve que llegar a la presidencia con votos prestados, es complicado. Hablando de la obligatoriedad de la APP para poder ir a trabajar, sería conveniente leer la Constitución Nacional y llevarla en la campera o la cartera para mostrarla en lugar de CuidAR. En particular el artículo 14 que asegura “la garantía de poder transitar libremente” y el artículo 19 que asegura que “los actos privados de los hombres (en 1853 no existía el idioma inclusivo, también se refiere a las mujeres) sólo competen a Dios…” La libertad, esa libertad por la que ha luchado occidente durante siglos, la libertad que ha costado tanta sangre, tanto dolor, tanto sacrificio, es obvio que no cayó como maná del cielo. Se ganó esforzadamente a lo largo de generaciones. ¿Están los habitantes de este país dispuestos a perderla porque un gobierno, que será temporal como todos los gobiernos, pretende hacer de las personas entes “rigurosamente vigilados?” La libertad se ha de defender todos los días, de no hacerlo, siempre existirá un gobierno, un gobernante, una ideología en el poder, o todos ellos juntos, dispuestos a cercenarla. Es deber de los que habitan esta tierra, defenderla. Se hizo antes. Se puede ahora. No a la APP. *”Trenes rigurosamente vigilados”, filme checo, 1966, dirigido por Jiri Menzel, obtuvo el Oscar en 1967 al mejor filme extranjero.

RED LINK - PARAÍSO DEL ABSURDO.

FELIZ CUMPLE MES.!! HOY SE CUMPLEN 30 DÍAS EXACTOS, DE CUANDO EL DESTINO ME LLEVÓ AL BANCO PIANO ( SUCURSAL PALOMAR ) A SU CAJERO AUTOMÁTICO ( RED LINK ) A SACAR PLATA CON MI TARJETA DE DÉBITO MAESTRO CON LA CUAL COBRO MI JUBILACIÓN. ENTRÉ A ESE BOLICHE PORQUE ERA EL QUE MENOS COLA TENIA COMPARADO CON EL BANCO NACIÓN DONDE SIEMPRE COBRO. YA EN EL HABITÁCULO, PREVIO A CONSULTAR MI SALDO SOLICITO A LA MÁQUINA RETIRAR PESOS DIEZ MIL ( DIEZ MIL PESOS ) LA PANTALLA ME CANTA OPERACIÓN REALIZADA Y " RETIRE EL DINERO " AL PAR DE EMITIR LA NOTA DE DESCUENTO Y EL NUEVO SALDO. PERO, PERO, PERO......... LA PLATA NO APARECIÓ EN NINGÚN RECOVECO DE SALIDA DEL APARATO. COSA DE MANDINGA ??? DE MAGOS ??? FANTASMAS PIANISTAS ??? Y ESO QUE LA PUERTA ESTABA ABIERTA PUES NO FUNCIONABA.. PUEDO ESCRIBIR UNA NOVELA CON TODOS LOS RECLAMOS Y TRAMITES PERSONALES PARA QUE ME REINTEGREN EL DINERO. LO ÚLTIMO ES QUE EL BANCO NACIÓN POR MAIL ME DICE ( HACE 5 DÍAS ) QUE ESPERE A QUE LA RED LINK LES ACREDITE EL IMPORTE , PUES ELLOS YA HABÍAN INTERVENIDO. HOY UN MES !!!! REÍR, LLORAR,INICIAR DEMANDA SIN PRUEBA, QUEMAR EL CAJERO, EMPAPELAR LAS REDES Y/O MEDIOS. ALGO HARÉ. ES EL PARAÍSO DEL ABSURDO. LIC. FRANCISCO SCOLARO

jueves, 28 de mayo de 2020

TODO SUMA A LA POBREZA.

Argentina país injusto? Como dice el Presidente de la Nacion. Alberto Fernandez .Argentina es un país injusto, pocos muy pero muy ricos, una importante clase media, cada día menos media, empobrecida y muchisimos pobres, demasiados pobres. Esta pandemia del virus Covid 19 ha puesto de manifiesto un nivel de pobreza e indigencia que es alarmante. Viviendo al lado de un supermercado puedo visualizar cuanto manifiesto muchas personas con una "hambruna" casi igual a la que vi en Africa y en Centroamerica. Una sensacion de culpa se siente y muchas preguntas uno se termina haciendo. Y todo esto porque? Que ha pasado en la Argentina un país tan rico con la posibilidad de alimentar a mas de 400 millones de personas para que haya tanta gente teniendo que recurrir a la ayuda alimentaria. La cantidad de villas miserias o barrios vulnerables espanta en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense donde viven no solo argentinos provenientes de distintas provincias con escaso desarrollo economico, postergadas por esas negativas politicas que por decadas no hicieron nada por el desarrollo equilibrado a nivel nacional concentrado fundamentalmente en la Capital Federal y por ciudadanos provenientes de distintos paises de la region como Paraguay, Bolivia, Peru. Las condiciones de desarrollo urbano de estos barrios deja mucho que desear y las consecuencias las vemos en situaciones extremas como las que vivimos hoy en dia. Es virus invisible y las consecuencias derivadas del confinamiento, la falta de agua y otros servicios agrava el nivel de contagios. Muchas de esas personas trabajan en zonas residenciales y hace que la situacion se torne incontrolable. Asi son las cosas, la pregunta de quien es la culpa? Son acaso las políticas neoliberales? Son responsables aquellos que han dicho trabajar por la Justicia Social? La inflación, la corrupcion, la impunidad judicial, la vagancia fomentada desde lo mas alto del poder politico, el desorden administrativo del Estado? Todo influye, todo suma y coadyuva para no poder crear un país mas justo e igualitario para todos los argentinos. Ha llegado la hora de pensar en serio y sin ningun tipo de ocultamientos y complicidades como salimos de este callejon sin salida que nos haga ver con claridad el final del tunel para no decir nunca mas que Argentina es un país injusto. Francisco Benard

lunes, 25 de mayo de 2020

..QUE PASA ???

..QUE PASA ???  ¿Qué pasa si el gobierno lo entiende mal? Por el juez Andrew P. Napolitano 21 de mayo de 2020 ¿Qué pasa si el gobierno se equivoca - sobre la medicina y la ley? ¿Qué pasa si las mascarillas no pueden detener el virus COVID-19? ¿Qué pasa si poner en cuarentena a los sanos no tiene sentido médico? ¿Qué pasa si quedarse en casa durante meses reduce la inmunidad, la capacidad de salvarnos con nuestros anticuerpos? ¿Qué pasa si más personas han sido infectadas con el virus en sus hogares que fuera de ellos? ¿Qué pasa si hay tantos científicos y médicos creíbles que no están de acuerdo con el gobierno como aquellos que están de acuerdo con él? ¿Qué pasa si el gobierno elige escuchar sólo a los científicos y médicos que le dirán lo que quiere escuchar? ¿Qué pasa si el gobierno silencia a los científicos y médicos, e incluso despide a uno, que intenta decirle lo que no quiere escuchar? ¿Qué pasa si el gobierno quiere avivar el miedo en la población porque el miedo masivo produce el cumplimiento masivo? ¿Qué pasa si el miedo individual reduce la inmunidad individual? ¿Qué pasa si una inmunidad saludable se fortalece cuando se desafía? ¿Qué pasa si una inmunidad mimada se debilita cuando se desafía? ¿Qué pasa si todos transmitimos gérmenes y virus, que ni siquiera sabemos que tenemos, a otros, todo el tiempo, pero sus sistemas inmunes repelen lo que les transmitimos? ¿Qué pasa si el virus COVID-19 ha seguido su curso y se ha encontrado con inmunidades naturales? ¿Qué pasa si muchas personas han tenido episodios sin síntomas con muchos virus y ahora son inmunes a ellos? ¿Qué pasa si el gobierno se niega a entender esto porque socava el poder del gobierno para controlarnos? ¿Qué pasa si las órdenes del gobierno a hogares de ancianos y centros de vida asistida para aceptar a los enfermos y contagiosos son una locura? ¿Qué sucede si el mismo gobierno que administra micro hogares de ancianos y centros de vida asistida sabe que no son hospitales y que no están equipados para curar a los enfermos o contener el contagio? ¿Qué pasa si el gobierno toma decisiones de atención médica no sobre la base de la medicina o la naturaleza humana sino en base a estadísticas? ¿Qué pasa si la dependencia del gobierno respecto de las estadísticas ha enfermado a muchas personas? ¿Qué pasaría si todos fuéramos más saludables y felices si tomamos nuestras propias decisiones, con nuestros propios médicos, en lugar de que el gobierno tome decisiones por nosotros? ¿Qué sucede si no es estadounidense que el gobierno le diga cómo cuidarse? ¿Qué pasa si es igualmente antiestadounidense que sigas al gobierno cuando se entromete en tus elecciones personales? ¿Qué sucede si la Corte Suprema ha dictaminado muchas veces que las decisiones de atención médica son privadas, personales y que deben tomarse entre usted y su médico? ¿Qué sucede si la Corte Suprema también ha dictaminado muchas veces que las decisiones de atención médica privada no son asunto del gobierno? ¿Qué pasa si nunca elegimos un gobierno para mantenernos libres de todos los virus, sino que lo elegimos para mantenernos libres de todos los tiranos? ¿Qué pasa si el gobierno, que no puede entregar el correo, llenar baches, detener llamadas automáticas o gastar dentro de sus ingresos, es la última entidad en la tierra en cuyas manos depositaríamos voluntariamente nuestra salud para su custodia? ¿Qué pasa si el gobierno no admite que su comprensión de la ciencia está coloreada por la política? ¿Qué pasa si el gobierno ha entendido mal su mandato? ¿Qué pasa si el gobierno piensa que puede hacer su trabajo manteniéndonos seguros, pero no libres? ¿Qué sucede si, de acuerdo con la Constitución y la Declaración de Independencia, el primer deber del gobierno es salvaguardar nuestros derechos? ¿Qué sucede si no hay una base legal para que el gobierno nos mantenga en casa o cierre nuestros negocios? ¿Qué pasaría si el gobierno se diera el poder de interferir con nuestras elecciones personales? ¿Qué pasa si ese poder autoimpuesto viola el principio constitucional básico de que el gobierno deriva sus poderes del consentimiento de los gobernados? ¿Qué pasa si nadie consiente a un gobierno que interfiere con nuestras elecciones personales? ¿Qué pasa si nuestras elecciones personales para tomar riesgos personales nunca han necesitado un permiso del gobierno? ¿Qué pasa si la Constitución fue escrita para restringir al gobierno? ¿Qué pasa si todos en el gobierno, local, estatal y federal, han jurado defender y cumplir con la Constitución? ¿Qué pasa si el gobierno decreta que las ventas de licores son esenciales pero las ventas de ropa no lo son? ¿Qué pasa si el gobierno decreta que los abortos son esenciales pero la cirugía ortopédica no lo es? ¿Qué pasa si el gobierno decreta que las tiendas de música son esenciales pero el libre ejercicio de la religión no lo es? ¿Qué pasa si estas decisiones sobre lo que es esencial o no es esencial son de las personas, y no para que las decida el gobierno, como dice la Constitución? ¿Qué pasa si para el barbero/peluquero o el cocinero de comidas rápidas o el vendedor minorista son esenciales esas barberías/peluquerías y vender un almuerzo y vender en una tienda de ropa? ¿Y si para los que aman a Dios, es esencial el ejercicio libre de la religión? ¿Qué pasa si el gobierno hace esencial lo que sirve a sus amigos, aumenta su riqueza, mantiene su estabilidad y elimina los obstáculos para su ejercicio ilimitado del poder? ¿Qué pasa si la Constitución, con sus protecciones de nuestros derechos para tomar decisiones libres, es un obstáculo intencionalmente puesto en la Constitución para limitar al poder gubernamental? ¿Qué pasaría si los fundadores de Estados Unidos y los redactores de la Constitución eligieron la libertad sobre la seguridad? ¿Qué pasa si al gobierno no le gusta esa elección? ¿Qué pasa si el gobierno solo la respalda nominalmente? ¿Qué pasa si, cuando termine la pandemia, el gobierno sigue siendo tiránico? ¿Qué pasa si, cuando termine la pandemia, la gente demanda al gobierno por su destrucción de la vida, la libertad y la propiedad solo para enterarse de que el gobierno se dio a sí mismo inmunidad contra tales demandas? ¿Qué sucede si, cuando termine la pandemia, el gobierno se niega a reconocer su fin? ¿Qué pasaría si, como dijo Thomas Jefferson, la sangre de los patriotas se derramara en el árbol de la revolución al menos una vez en cada generación? ¿Qué pasa si anulamos al gobierno que ha anulado nuestros derechos? Copyright © Andrew P. Napolitano Andrew P. Napolitano, ex juez de la Corte Superior de Nueva Jersey, es el analista judicial principal de Fox News Channel. El juez Napolitano ha escrito nueve libros sobre la Constitución de los Estados Unidos. El más reciente es el Pacto suicida: la expansión radical de los poderes presidenciales y la amenaza letal a la libertad estadounidense. Para obtener más información sobre el juez Napolitano y leer las características de otros escritores y dibujantes de Creators Syndicate, visite creators.com.

sábado, 23 de mayo de 2020

UNIÓN Y DISGREGACIÓN.

Panorama político nacional de los últimos siete días La política de la unión y la de la disgregación El último viernes, el gobierno debía afrontar el vencimiento de 500 millones de dólares y monedas ante los bonistas extranjeros.. No hubo pago. Sin embargo, el default de la deuda, que muchos critican por adelantado y algunos desean abierta o discretamente, no se desencadenó, no se perfeccionará en el ámbito jurídico. Los acreedores no accionarán. Están negociando, finalmente. Una semana atrás señalábamos en esta columna que,con la presentación de tres contrapropuestas por parte de otros tantos agrupamientos de acreedores,éstos había decidido dejar atrás una posición de intransigencia y se había puesto en marcha lo que el ministro de Economía Martín Guzmán llamó un “diálogo constructivo en pos de alcanzar un acuerdo sostenible en el proceso de la reestructuración de la deuda”. Decíamos entonces que “no es imposible que ese diálogo constructivo se extienda más allá del vencimiento del viernes 22. ¿Pagará ese día el gobierno los 503 millones de dólares para impedir el default? .El ministro aspira a incluir esa cifra en la renegociación”. El adelanto se confirmó. Lo que no se puso en práctica fue el procedimiento de standstill que estaba dentro de las previsiones, pero no fue preciso: durante la última semana las conversaciones avanzaron sustancialmente. El ministro de Economía, en una teleconferencia con la AmCham (Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina), opinó el lunes 18 que el 22 de mayo era “una fecha anecdótica” y deslizó que había “una gran chance de que el deadline” fuera extendido ya que -dijo- “estamos en medio de una negociación”. Desde Washington, el FMI dió su bendición a esas tratativas: el vocero oficial del Fondo, Gerry Rice, aseguró que la institución está “alentada por la voluntad de ambas partes de seguir intercambiando posiciones para llegar a un acuerdo”. Deuda: se aprobó un examen parcial El primer acuerdo fue que el gobierno argentino anunciaría públicamente y formalizará la extensión de las negociaciones y que los acreedores no denunciarían el impago ante los tribunales de Nueva York. Acreditada la buena fe, las tratativas proseguirán. El ministro de Economía espera que se cierre un acuerdo en junio, pero primero es preciso que los tres grupos de acreedores coincidan en una contraoferta única. Tanto los acreedores como el gobierno quieren encontrar una solución rápida. Si no es en junio, será en julio. Aunque los bonistas no denuncian judicialmente al país, las calificadoras de riesgo constatarán que el país sigue en la situación de default que se inició con el “reperfilamiento” de la deuda del gobierno anterior, probablemente bajen otro nivel la categoría crediticia de Argentina y señalen que ha incurrido en un “default restringido” (suavizado por la continuidad del diálogo con los bonistas). Esa calificación servirá a los críticos internos del gobierno, que muchas veces parecen más duros que los voceros directos de los fondos, pero en términos prácticos no tiene incidencia. Los mercados ofrecen su propia calificación, y han reaccionado con alzas de los bonos argentinos y caída del riesgo país: ven venir un acuerdo sobre la deuda y una plausible mejora de la situación. El perfil crediticio del país hace tiempo que está derrumbado y, en rigor, una nueva realidad emergerá de la resolución final de las negociaciones y de la política económica que se defina una vez cerrado ese capítulo y el de los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional. La otra materia En la materia deuda externa el gobierno ha superado esta semana un examen parcial de mucha importancia. Para desilusión de quienes esperaban un bochazo. ¿Y qué está pasando con la asignatura pandemia? El gobierno nacional enfrenta la amenaza del Covid 19 con una estrategia que se asienta en el asesoramiento permanente de los especialistas en sanidad y la coordinación y cooperación con los gobiernos locales (provincias y municipios). Por ahora esa estrategia ha conseguido un primer objetivo, que es achatar la curva de contagios. Pero le falta atravesar la prueba mayor, que es cruzar el pico de la epidemia, principalmente en el ámbito metropolitano. En la medida en que hasta el momento las autoridades están ganando la batalla y cosechando ecos muy favorables en la opinión pública, sus adversarios políticos (y los del frente económico) se inquietan y sospechan que ese respaldo de opinión se transformará en una ventaja muy difícil de neutralizar. Suceden entonces operaciones políticas tendientes a frenar esa temida preeminencia o a obstruir las alianzas que la permiten. Un ejemplo: el señalamiento de que los barrios de emergencia y los geriátricos porteños se han convertido en foco principal de la pandemia en la región metropolitana -un dato objetivo al que aludió el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires- es exhibido como un designio oficialista de atacar al distrito conducido por Horacio Rodríguez Larreta (un gobernante de indudable raigambre Pro que coordina sin problema alguno con los gobiernos de la Nación y de la provincia). Las miradas naturalmente diferentes de los actores de la heterogénea zona metropolitana son descriptas como ofensivas o contraofensivas bélicas..aunque sean sencillamente el preámbulo de los acuerdos. Como un espejo que adelanta, un clásico de Daniel Defoe - Diario del año de la peste-, refleja una situación análoga; su protagonista narra la situación de epidemia en el Londres de 1665: “Se murmuraba que el gobierno estaba por expedir la orden de instalar barreras y vallas en la ruta para evitar que la gente viajara, y que las ciudades ubicadas sobre la ruta no tolerarían el paso de los londinenses por miedo a que llevaran la infección con ellos. Pero estos rumores carecían de fundamentos…” Las tensiones objetivas entre jurisdicciones están en la lógica de estas situaciones de emergencia. Describirlas como campañas de unos contra otros (o convertirlas en eso) es un veneno que infecta las relaciones y conspira contra el objetivo sanitario. “Me tratan de hacer pelear con Horacio Rodríguez Larreta todos los días”, apuntó esta semana Kicillof, develando la maniobra. Dividir para disgregar Otro caso: el señalamiento de las supuestas simpatías nazis de Ramón Carrillo, quien, además de ser ministro de Salud de los primeros gobiernos de Juan Perón, es considerado un prócer de la medicina y el sanitarismo argentino por los más amplios sectores de esa profesión. Que esa acusación haya adquirido resonancia (y aquiescencia) en ciertos medios es más significativo cuando se advierte que dice reaccionar frente a una versión que ha sido suficientemente desmentida: que el Banco Central lanzaría un billete de 5.000 pesos y que la imagen de Carrillo, junto a la de Cecilia Grierson, lo ilustraría. De las numerosas respuestas a la denuncia sobre Carrillo, vale subrayar la del historiador israelí Raanan Rein, vicepresidente de la Universidad de Tel Aviv, y miembro de la Academia Argentina de la Historia. “¿De dónde surgió esta acusación contra Carrillo como admirador del Führer? - se pregunta Rein- Ante todo, por la misma lógica que hace que si Perón estaba en Italia en tiempos de Mussolini, entonces necesariamente se convirtió en fascista. Entonces, si Carrillo visitó Alemania en los años treinta ¿no significaría necesariamente que se convirtió en nazi? La respuesta simple es no, tanto en lo que concierne a Perón como en lo referente a Carrillo. Por su brillante carrera académica, la UBA otorgó a Carrillo una beca de dos años para perfeccionar sus conocimientos en neurocirugía en Europa. Recorrió instituciones médicas en Ámsterdam, París y Berlín. Es probable que en Alemania haya presenciado un mitin con Hitler, como cuenta en sus trabajos la historiadora Karina Ramacciotti. En 1933 Carrillo ya estaba de regreso en Buenos Aires. En su viaje, logró escuchar la oratoria de un dirigente alemán en sus inicios políticos. En aquel momento la mayoría de la gente no podía imaginar cómo iba a evolucionar la política del nacionalsocialismo a lo largo de los años 30, ni hablar de la Guerra Mundial, sus consecuencias catastróficas ni la hecatombe del pueblo judío. En 1935 Winston Churchill todavía pudo escribir: “Es en este misterio del futuro que la Historia declarará a Hitler como un monstruo o como un héroe”. ¿Eso significaría que tenemos que considerarlo a Churchill como tolerante hacia Hitler y el nazismo?” El texto de Rein alude a la matriz antiperonista del ataque contra Carrillo. El hecho de que Claudio Avruj, secretario de estado en el gobierno de Mauricio Macri, fuera uno de los primeros en endosar la acusación contra el gran sanitarista ayudó a interpretarla como un misil de ese origen, como parte de la pelea actual que sectores políticos y empresariales libran contra el gobierno y contra el sistema de alianzas que asegura su eficacia en la neutralización de la pandemia. La tentativa de erosionar los vínculos entre el gobierno y líderes opositores cooperativos como Rodríguez Larreta, la reaparición de los gastados clichés del antiperonismo cerril, la intención de insertar cuñas entre corrientes ampliamente representativas y la colectividad judía, las campañas dirigidas contra la cuarentena que procuran azuzar la irritación de sectores medios objetivamente afectados por la medida, son capítulos de un bombardeo no tan sutil al paulatino movimiento hacia el centro que se observa en las dos coaliciones electorales y que tiende a la reconstrucción del sistema político ; y revelan la intención de opacar los logros que, paso a paso, alcanzan los actores de esa convergencia. Jorge Raventos

viernes, 22 de mayo de 2020

EL PAÍS CONTROLADO, CON MIEDO Y EN DEFAULT

EL PAÍS CONTROLADO, CON MIEDO Y EN DEFAULT Malú Kikuchi (23/5/2020) George Orwell con certera premonición decía que “El que controla el presente controla el pasado, el que controla el pasado controlará el futuro” (“1984” escrito en 1949). La Argentina es hoy un país total y completamente controlado por el Presidente y poca gente más. Alberto Fernández ha descubierto que la popularidad es una cama donde todos los políticos quieren acostarse y pocos lo consiguen. Gracias a la pandemia, él la ha conseguido. Por ahora. También ha descubierto la libertad y el poder que le dan no tener otros poderes que lo controlen. El DNU le alcanza. Lo increíble es que la gente acepte sin protestar ser controlada, esto ya no es ser gobernada, por decretos de necesidad y urgencia. El control es un arma poderosa y puede llegar a no tener límites. En particular si se basa en el miedo. Y la gente tiene miedo, mucho miedo. No se está minimizando la pandemia ni el covid-19, es desconocido, aún no tiene remedio ni vacuna, es de rápido contagio y poca letalidad. Es sabio tenerle respeto, pero el miedo que infunden tanto Alberto F como Kicillof, es demencial. Alberto dice preferir 10% más de pobres que 100.000 muertos, cuando ningún país ha alcanzado esa cifra de muertos. Y el gobernador, criticando a CABA habla de “matanza generalizada”. Siempre, en particular en tiempos difíciles, los gobernantes deben tranquilizar a la población y no aterrorizarla para controlarla mejor. ¿Qué es eso de “permitir” salir determinados días, a determinados horarios y por una hora, de acuerdo a la terminación del documento de identidad? ¿Qué es eso de cerrar la economía en un país que no tiene moneda y acumula deudas? ¿Qué es eso de no poder abrir negocios pero tener que pagar el alquiler, los impuestos, los empleados…con ayuda estatal? Esa ayuda que no siempre llega, no saben ni siquiera regalar dinero, sino que además la diputada K Fernanda Vallejos blanqueó la situación: si el Estado ayuda, las empresas deben darle acciones al Estado. ¿Consejo chino? La pregunta ya fue hecha y sigue sin contestación: ¿Alberto F piensa como Cristina o no se atreve a enfrentarla? Porque es visible que la pandemia hasta ahora es el único plan de gobierno del albertismo. Es visible que Crisitna tiene un plan, borrar todos sus problemas judiciales. CFK es muy exitosa con su proyecto de impunidad, cada día avanza hacia la meta; en tanto Alberto F está por enfrentar el cansancio del encierro de la ciudadanía que en algún momento cercano le hará saber, vía redes sociales, cacerolazos o como sea, que ya basta de cuarentena, que con el covid habrá que convivir como se hace con tantos virus y bacterias. Y cuando eso suceda ¿qué pasará? La Argentina estará en default (no existe el default suave, se debe y no se paga, punto), enfrentará cientos de miles de pymes quebradas, incontables desocupados, asentamientos crecientes, y la eterna deuda con aquellos que una vez más creyeron que el país era digno. No pagar deudas contraídas es indigno, la Argentina entró en su 9º default. Ante ese futuro casi inexorable, ¿qué hará Alberto F? Todos los lugares que manejan dinero en el gobierno están en manos de Cristina y la Cámpora, el Presidente habla con los infectólogos y le reza al covid-19. Si Alberto F no piensa como CFK y no quiere “ir por todo”, ¿con qué lo tienen amenazado? Cuando Cristina tenía todo el poder, era presidente. Alberto F la criticaba con ferocidad desde cuanto micrófono le ponían a su alcance. Nunca le pasó nada ni a él ni a su familia. ¿Qué teme ahora? Es difícil de desentrañar y más difícil aún de comprender. Alberto F es el Presidente, no importa de quien fueron los votos, el que debe ejercer el poder ejecutivo es él y sólo él. ¿Por qué no lo hace? Además del control comunista- chino al que se somete a los habitantes de esta tierra, además del miedo que ya tienen en las entrañas, sumados al default y la pobreza en aumento, hay que descubrir el secreto de Alberto versus Cristina. Cris y la Cámpora, ¿con qué lo tienen amenazado? ¿O es un títere? ¿O es un tapado y el que quiere un país cubanizado es él? De todos modos se puede recordar a Michel Foucault cuando escribía, “donde hay poder, hay rebelión” (“Vigilar y castigar. Nacimiento de la prisión” 1975).