viernes, 29 de diciembre de 2017

MACRICIO Y EL DOLAR

MARZO 24 2018: DOLAR $30 Y MACRICIO PRESO EN EL MESSIDOR Según los relatos de hoy en los "radios pasillos" de Wall Street que, casi siempre son veraces en sus augurios y bastante anticipativos, su excelencia el "verde", habrá de trepar a una cotización similar al del epígrafe. Y en el paralelo, el Presidente Macri de Awada, comenzara a escribir sus memorias en una remozada prisión de lujo Patagonica, acaso por el beneplácito que este salame tiene por las cortinas de coníferas sureñas. Sin ser avezado en economía, infiero que la suba pronosticada es bastante moderada en los proféticos mercados de capitales. Ya que ese guarismo, podría ser el resultado inmediato, sin necesidad de aguardar todo un trimestre, a poco de hipotizar que si los actuales tenedores de Lebacs, se deshicieran de ellas, incluso debería de subirse el precio estimado. Leo de continuo todas las ediciones impresas en Internet de los principales economistas Argentinos que, se prodigan en largos, tediosos e indigestos fárragos, para explicar cuanto aquello de lo que no saben un comino, sobre todo para decodificar las oscilaciones monetarias. El dolar para cualquier habitante en Argentina, no es tomado como una moneda de cambio, ni una divisa extranjera o patrón de arbitraje, sino apenas como un mero refugio sociológico; el de la desconfianza y el temor. Por ello Kretina impuso el cepo, toda vez que eso es lo único que siempre ha inspirado el peronismo en el poder. Ya que todos sabemos que en el llano, son carteristas, chulos, moto chorros, contrabandistas, comercializadores de "merca· y tomadores de cualquier actividad ilícita, repugnante y reprimida por la legislación penal. Pero adentrémonos un poco mas en estos desvelos. Dicen que "el bolita escarmenado" es un genio y sin sus consejos, el Presidente nunca hubiese podido subirse al carro. Sera interesante de enterarnos de los trascendidos, cuando Macricio intente estrangularlo, a poco que todo se le derrumbe encima. Un infalible e inefable consejo, debería de habérselo dado a este papa frita, en un sentido diametralmente opuesto. Esto es que, en 2015 no debió presentarse como contendiente del "coman" dejando que el estallido social y el desgobierno le hubiese estallado y con todas las astillas al motonauta. A quien la turba, al apresarlo y antes de ejecutarlo, le habría metido el brazo de goma en el orto para al menos dibujarle una sonrisa. Y luego de las hostilidades, sin abonar un centavo de costo político, nadie lo hubiese cuestionado como flamante Primer Mandatario, a pesar que sea un soberano ignorante, como nos lo demuestra diariamente. Conforme Paul Volcker, quien muy a regañadientes y luego de una decena de negativas, me concedió una muy breve entrevista en un recreo, mientras estaba impartiendo un curso de macro economía en la Universidad de Georgetown en el otoño de 1988, según sus cálculos lineales, desde 1948 a 1987, a nuestro país, entre los organismos multilaterales de crédito, la banca privada y usureros disfrazados de prestadores honestos, nos han robado entre dos a cuatro TRILLONES DE DOLARES. Algo similar a cincuenta PBI, ergo, nos calotearon MEDIO SIGLO de la producción total de bienes y servicios. A eso, entre otras sandeces, se debe la incorporación y eliminación subsecuente de trece ceros a nuestro peso. Solo pudimos sortear ese despojo sin desaparecer como Nación, por el endeudamiento extra que contrajimos, nos subsidiaron y ya pagamos. Este es el frondoso prontuario que atesoramos como una millonada de dementes que nunca jamas, solicito una rendición de cuentas. Se que para muchos, sobremanera los mas jóvenes que son mis principales Lectores y adherentes, imperativo es un ejemplo temporal y es por ello y la gran empatia que siento por ellos que les brindare una data de referencia. En 1949, Harry Truman, a instancias del Secretario de Estado George Marshall, la escombrada Alemania del Oeste, por única vez, recibió una ayuda humanitaria de tres mil millones de dolares, y con ese ínfimo crédito puente, de a poco pero sin detenerse ascendió sin pausa y hoy es la segunda economía mundial, y a la que recién ahora, China y Japón le pisan los talones. Para esa época, Juan Peron ya se había embolsado una suma equivalente a su propio coleto, con su primigenia corruptela, cuando indemnizo a los ferrocarrileros ingleses por una suma tres veces mayor de lo que hubiese correspondido pagarles por la ¿nacionalización? de rieles, locomotoras y vagones, para entonces en un estado calamitoso, compatible al de nuestro ARA San Juan. Todas estas que, por separado no dejan de ser intrascendentes "notas de color", si las unimos, nos otorgaran una visión de conjunto del Justicialismo que, para poder erradicar el flagelo de servirse del poder insaciablemente, debe ser borrado de la faz terrenal y en un sentido un poco mas magnánimo, deportarlo in totum a Angola que como el resto de África y todos esos caras sucias que la habitan, carece de futuro y destino. Pero a no entusiasmarse demasiado, porque en una suerte de "Canto del Cisne", hará su ultima aparición, cuando lo derroque a este abombado socmista. Y con Kretina a la cabeza, por la única y siniestra vanidad de "volver" que para todos los Perucas es el más sublime coito orgásmico. De esa refriega intestina que, debió desatarse hace décadas y hubiera impedido que se cegasen tantas vidas útiles e inocentes, como las cincuenta mil -certificadas- victimas de la delincuencia callejera, emergerá algo nuevo, diferente y superador. Tal vez sea el Coronel Cañones, el Almirante Quilla Brava o el Comodoro La Hélice. Pero alguien, todavía con apellido desconocido, saldrá de entre nosotros y hago votos para que se destaque por dos items: una inusitada crueldad indisolublemente unida a una solemne honestidad. Que comience exterminando a los mediocres, mas nocivos que los delincuentes citadinos, porque son los que están sosteniendo al "sistema" desde 1983. Todo indica que la explosión dolarizada y el impacto directo en las hipotecas UVA, sera la mecha, cuando la gente por el incremento furioso de las cuotas, deje de abonarlas, sea por ello y/o por la suba de otro flagelo como la desocupación serial en ciernes que, tornara esas cancelaciones parciales y mensuales en ilusorias -como cuando la circular 1050 del BCRA-. Con solo ver el tape de la Michetti de esta mañana, presidiendo una sesión en ese refugium peccatorum senatorial y, quien como dicen los españoles en su risible argot es "tonta del culo", me resulta inimaginable la abdicación presidencial para que repose en esta idiota. Pero bueno, la calenda, al parecer ya esta fijada, esto es... MARZO 24 2018: DOLAR A $30 Y MACRICIO PRESO EN EL MESSIDOR. Cordialmente Carlos Belgrano.- alarosadatodos@gmail.com .

martes, 26 de diciembre de 2017

Pacificación Nacional Definitiva: SUPERAR LA GRIETA

Pacificación Nacional Definitiva: SUPERAR LA GRIETA: Qué pena me da mi país. Qué pena me da que la Justicia no actúe cómo debe, una vez más. Qué pena escuchar críticas a la inacción de la...

ESCALADA

Estremecedora escalada en Argentina En los debates de la democracia del país había una línea que no se traspasaba: nadie tiene derecho a lastimar a otro ERNESTO TENEMBAUM - El lunes pasado, la Cámara de Diputados de la Argentina debatía una reforma de las pensiones propuesta por el Gobierno de Mauricio Macri y que, básicamente, consistía en la reducción de un aumento que le correspondía a los trabajadores jubilados. Pasado el mediodía, una gran manifestación llegó hasta el Congreso, donde la esperaba una amplia formación policial. La situación era de extrema tensión. La semana anterior, durante un intento fallido de tratamiento del mismo tema, las fuerzas de seguridad habían gaseado, golpeado y lastimado a manifestantes, algunos de los cuales habían arrojado pedradas de grueso calibre e incendiado autos. Todo hacía prever que las cosas empeorarían el lunes y así, exactamente así, fue como ocurrió. Cerca de la una y media de la tarde, una nutrida manifestación llegó a la histórica plaza de los Dos Congresos para protestar contra la ley. La esperaba una importante formación policial, que se protegía detrás de un vallado. Cuando la vanguardia de la multitud llegó a ese tope, cientos de manifestantes comenzaron a lanzar una impresionante lluvia de bulones y pedradas contra la policía. Esa agresión duró más de dos horas. La policía aguantaba mientras varias decenas de sus agentes caían heridos. Por momentos, parecía que los rebeldes estaban en condiciones de sobrepasar las vallas y entrar al Congreso. Como era de esperar, en un momento empezaron los gases y la policía avanzó contra los manifestantes. Las corridas duraron varias horas. Las imágenes de la agresión contra la policía fueron estremecedoras. Pero a eso se le sumaron luego otras: un policía en moto que pasa por encima de un manifestante caído, luego de lo cual otro policía le dispara un tiro de cerca; tres manifestantes que pierden un ojo por disparos de balas de goma de la policía; un señor mayor que recibe gas pimienta de un policía, luego de otro y finalmente es golpeado con un palo por un tercero; la policía que, lejos de los hechos, simplemente dispara balas de goma y gases contra personas que solo se estaban manifestando. El escenario se completó con otros episodios violentos. Por ejemplo, una patota de manifestantes la emprendió a trompadas y patadas contra un popular cronista de un canal de televisión, en reprimenda, tal vez, por la línea política de esa emisora. Algunos periodistas fueron detenidos, otros lastimados por manifestantes o por la misma policía. Macri logró que la ley se aprobara. Pero el saldo que quedó de la batalla, y sus consecuencias en el futuro, son muy difíciles de calibrar. Sería tonto que el Gobierno subestimara el clima que se ha generado. Durante las últimas décadas, en la Argentina hubo hechos mucho más graves que el ajuste promovido por el Gobierno actual. Muchas personas dieron enormes muestras de templanza. Familiares de desaparecidos durante la dictadura militar o de víctimas de distintas tragedias —como la explosión de la mutual de la comunidad judía, el choque de un tren administrado de manera corrupta por el Estado o el incendio de un local bailable que dejó 200 chicos muertos— marcharon incansablemente para pedir justicia. No habían perdido algo de dinero: habían perdido hijos, nietos, padres. Soportaron humillaciones, leyes de impunidad, fallos absurdos. Sin embargo, nunca recurrieron a la violencia ni a la venganza por mano propia. La democracia argentina ha atravesado períodos de debates apasionados y muy agresivos, pero, salvo excepciones muy puntuales, hubo una línea que no se traspasaba. Esa línea sostenía algo muy claro: nadie tiene derecho a lastimar a otra persona. Ese límite parece ahora borroso. Para colmo de males, nadie tiene demasiado aprecio por la autocrítica. Los principales referentes de la oposición se niegan a repudiar esos hechos. Ya hay partidos de izquierda que, directamente, los reivindican como una reacción natural de protesta contra un régimen injusto. Y el Gobierno no registra que, aun cuando la represión en esta última semana no se haya cobrado víctimas fatales, las fuerzas de seguridad han provocado de forma innecesaria, ha habido momentos de violencia muy agresivos y se empiezan a naturalizar imágenes que no eran habituales en la democracia argentina: policías corriendo por las calles a manifestantes desarmados, por ejemplo. En esta dinámica, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, mujer de confianza del presidente, pero resistida en otros sectores del Gobierno, juega un rol clave al respaldar todo lo que hacen las fuerzas de seguridad, aun cuando expongan sus rasgos más brutales. La Argentina enfrenta una situación económica muy delicada. El presidente Macri encabeza un Gobierno de minorías, en un contexto en el cual cree necesario impulsar medidas impopulares. Por ahora, eso no le ha hecho perder consenso social. Macri está obligado a un permanente ejercicio de paciencia y negociación, en un proceso donde es difícil medir si tiene el tiempo necesario para evitar una crisis, y si —además— el camino que ha elegido es el correcto. En medio de eso, se ha instalado una escalada de una agresividad sorprendente. Diciembre ha sido siempre un mes de alta conflictividad en la Argentina. Esta semana, por ejemplo, se cumplen 16 años de la caída del presidente Fernando de la Rúa, en medio de la crisis política y económica más grave que soportó la democracia. Hay muchas diferencias entre aquella situación y esta. La crisis económica no es, ni por lejos, de la misma magnitud. Macri acaba de ganar bien una elección de medio término, por lo cual su autoridad política parece fuerte. La ley contó, además, con el apoyo de la mayoría de los gobernadores peronistas. Sin embargo, los recuerdos de aquellos días laten en carne viva en la memoria colectiva. Estamos lejos de aquellos días terribles. Pero esta durísima semana, es una advertencia de que sería mejor no tentar al demonio.

lunes, 25 de diciembre de 2017

VIRAJE NACIONAL

Otro diciembre de gran viraje en Argentina Claudio Katz Los dilemas que afronta Argentina en diciembre volvieron a emerger con gran intensidad. Macri lanzó su atropello neoliberal y chocó con una monumental reacción popular. Logró aprobar la ley contra los jubilados, pero a un costo político altísimo que licuó su avance electoral. La victoria pírrica que consiguió en el Parlamento no compensó lo perdido en las calles. Confrontó con los sindicatos y los movimientos sociales, abrió un severo conflicto con su base social, erosionó el idilio con el PJ y la CGT y desnudó su virulento perfil represivo. El gobierno adelantó la votación sabiendo que el tiempo le jugaba en contra. Tuvo que levantar la sesión inicial (con o sin quórum) ante la magnitud de la protesta. Luego militarizó el Congreso, redobló la extorsión de los gobernadores, reforzó las amenazas judiciales y acentuó la intimidación mediática. La oprobiosa ley que impuso deslegitima su gestión ante la mayoría de la población. UNA SUBLEVACIÓN MAYÚSCULA Macri concertó un pacto con los gobernadores, para financiar la reelección de Vidal y sus colegas del interior con los ingresos de los jubilados. Negoció con la zanahoria y el garrote. Prometió facilitar el endeudamiento de las provincias y amenazó con bloquear el pago de los sueldos. El mismo combo utilizó con la jerarquía sindical. Garantizó el manejo burocrático de las obras sociales y la ilegalización de 300 gremios opositores. Pero también insinuó la multiplicación de los encarcelamientos por negocios turbios, que ya provocaron la caída del “Pata” Medina. La sensación que Macri arrollaba duró poco. Al concentrar su ataque en el sensible tema de los jubilados desató la indignación. Todos sus engaños se estrellaron con la masiva oposición registrada por las encuestas. Los disfraces utilizados para vender la “reparación histórica” no dieron resultado. Nadie pudo “comunicar bien” el descarado robo al sector pasivo. La respuesta popular sumó sectores y descolocó a los aparatos. Comenzó con marchas sindicales y una variada sucesión de actos que culminaron en la impactante manifestación de los movimientos sociales. Hasta la CGT tuvo que despertarse con un paro que anuló, relanzó y finalmente obstruyó. La inmensa movilización de medio millón de personas retrató el descontento general. Diversas organizaciones confluyeron en un mitin de elevada combatividad y densidad social. Numerosos votantes de Cambiemos se sumaron (o convalidaron) la protesta. Por eso Macri ni siquiera consideró la convocatoria a una marcha derechista de la clase media contra los sindicatos. La receta de abril quedó desactualizada. Esta vez una parte de sus seguidores acompañó a los jubilados con impactantes cacerolazos nocturnos. LA AVENTURA REPRESIVA El gobierno ha optado por la brutalidad que exhibió el jueves 14. La gendarmería militarizó el centro, disparó gases, perpetró una cacería arbitraria, hirió periodistas y golpeó a siete diputados. Con un pretexto inverosímil (“se preparaba la toma del Congreso”) convalidó el auto-gobierno de una fuerza armada, que transforma las calles en campos de batalla. El lunes 18 repitieron con más astucia el mismo operativo. La policía de la cuidad se victimizó y luego repartió palos al voleo. Nadie puede explicar por qué razón hay que debatir las leyes en un escenario bélico. Desde hace mucho tiempo se tratan normas conflictivas (como la 125) sin ninguna presencia policial. Macri introduce la represión sabiendo que su ajuste es inaplicable sin porras y pistolas. Ensayó en la Patagonia lo que ahora practica en las grandes ciudades. Trasladó a Buenos Aires el mismo clima que impuso en Bariloche. Ha transformado el enemigo fantasmal del sur (RAM), en una “conspiración kirchnerista-trotskista” para ocupar el Parlamento. Extiende a las agrupaciones de izquierda las mismas mentiras que confeccionó para inculpar a los mapuches. La carta represiva incluye la aparición de provocadores en el cierre de todas las marchas, el uso de armas contra las protestas sociales en Neuquén y la detención de militantes por la simple realización de pintadas. Desde que asumió el PRO se han registrado 111 hechos represivos que dejaron 328 personas heridas. Macri prepara una estructura especial de combate al “terrorismo” y monta causa de “sedición” contra los manifestantes. Además deportó a varios representantes de las ONGs acreditadas ante la OMC. La gestación de un régimen de excepción se ultima a toda velocidad. Bullrich permite a los gendarmes desconocer las órdenes judiciales y asegura impunidad a todas las fuerzas. Su jefe enaltece el modelo autoritario que rige en Colombia o Perú. Ese proyecto es coherente con la paulatina reintroducción del ejército en los conflictos internos. Ya comenzó una intensa campaña para reivindicar la “profesionalidad” de militares, mientras se adquieren aviones en Estados Unidos y se entrenan gendarmes en los territorios ocupados de Cisjordania. El hundimiento del submarino destapó, además, con qué velocidad se estrechan vínculos con el Pentágono, para realizar ejercicios conjuntos o incluso instalar una base extranjera en el sur. Para viabilizar este curso Macri necesita extirpar la gran conciencia democrática que existe en Argentina. Debe restaurar el miedo entre dos generaciones acostumbradas a ejercer sus derechos con naturalidad. Hasta ahora no logró recrear el pánico, pero todos los días sube la apuesta con alguna acción intimidatoria. Las marchas multitudinarias aportan el principal freno al ataque del oficialismo. Obstruyen la escalada represiva y empalman con la exigencia de juicio y castigo a los asesinos de Santiago y Nahuel. Este enlace de luchas sociales y democráticas es imperioso. La defensa de los jubilados transita por el mismo carril que los reclamos de libertad a los presos políticos (Salas, D´Elía, Esteche, Zanini). Sólo en esa convergencia se afianzarán logros (condenas de la ESMA, recuperación de nietos) y se crearán vínculos con las nuevas resistencias. Los familiares de las víctimas del submarino ya siguen los precedentes de AMIA, Cromagnon y Once para exigir verdad y justicia. LA ANDANADA NEOLIBERAL La agresión contra los jubilados inaugura la aplicación efectiva del programa de Cambiemos. El atropello incluye un cambio en la fórmula de indexación, que sustrae 100.000 millones de pesos al sector y reduce a la mitad los aumentos proyectados para el año que viene. Esa confiscación representa casi el doble de lo concedido con la “reparación histórica” e impide recuperar la pérdida sufrida durante el 2016. La medida no sólo es inconstitucional por su aplicación retrospectiva. Eleva la edad de retiro hasta los 70 años y achata el porcentaje de cobro en comparación a los sueldos de los activos. El bono de compensación -que el gobierno improvisó en medio de la convulsión- es una burla. Implica erogaciones por 3500 millones frente a una desfalco oficial de 100.000 millones. El robo es tan escandaloso que ningún oficialista se atrevió a defenderlo. En lugar de exponer los números del proyecto intentaron distraer a la población con esgrimas parlamentarias. La única justificación que insinuaron fue el “quebranto del sistema previsional”. Pero ocultan que esa caja es destruida adrede para reimplantar la jubilación privada. El ANSES mantuvo resultados superavitarios durante los últimos años y ahora es demolida mediante su des-financiación. Ese agujero se expandirá con una reforma impositiva que reduce drásticamente los ingresos del sistema. Es lo mismo que hizo Menem y que ha derivado en Chile en el cobro de jubilaciones miserables. Para oxigenar las cuentas provinciales y aliviar la tributación de los capitalistas, los gobernadores consintieron la virulenta sustracción de los fondos de la seguridad social. El próximo paso será una ley laboral que disminuya las indemnizaciones, legalice las pasantías y obligue al trabajador a financiar su propio despido. Para copiar el modelo brasileño se intentará remover la legislación conquistada en la última centuria. El esperado atropello sector por sector queda reemplazado por una generalizada destrucción del sistema laboral. El gobierno presenta sus contrarreformas como un doloroso remedio para reducir el déficit fiscal. Pospone las promesas de un futuro venturoso y atribuye el recorte a la herencia dejada por el kirchnerismo. Pero omite que el desbalance de las cuentas públicas se disparó en el último bienio por los menores impuestos y las mayores subvenciones otorgadas a los acaudalados. El porcentual actual del déficit (7-8% del PBI) es semejante al prevaleciente en los momentos de gran descalabro. Sólo el aumento de la deuda frena el estallido a un sideral costo de intereses. Esa carga se expande sin freno mediante sucesivos decretos. En la misma semana que podaron 100.000 millones a los jubilados, el Ejecutivo autorizó 80.000 millones para pagos adicionales a los banqueros. El descontrol de la deuda empieza a colocar al país en una zona de peligro. Desde el 2015 Argentina es el principal emisor planetario de títulos públicos, a tasas muy superiores al promedio regional. Se ubica entre las cinco economías más vulnerables a los efectos de una eventual crisis internacional. Por esa razón el FMI exige redoblar el ritmo de los ajustes. Macri enreda nuevamente al país en un círculo vicioso de endeudamiento especulativo. Ya entrampó a la economía en una madeja de colocación de LETES y absorción de LEBACS que asegura altos rendimientos a los capitales golondrinas. Ninguna inversión compite con negocios financieros apuntalados por el complementario seguro que ofrece la fuga del capital. El recuerdo de la tablita (Martínez de Hoz) y la convertibilidad (Cavallo) induce a los capitalistas a colocar sus ganancias en el exterior. Con ese criterio manejan su fortuna personal todos ministros del gabinete. El gobierno reconoce que alimenta una bomba financiera y que dilapida los ingresos de los tarifazos en pagos de intereses. Pero argumenta que se endeuda para solventar el gasto social, cuando salta a la vista cómo recorta esas erogaciones para subsidiar a los capitalistas. También afirma que la deuda es un recurso temporario para incentivar la generación de nuevas fuentes de trabajo. Pero las inversiones que deberían anticipar esa prosperidad no se vislumbran por ningún lado. Más bien se verifica un abismo entre el discurso y la realidad. Hablan de reducir la inflación mientras permiten la disparada de los precios y convocan a crear empleo facilitando los despidos. La augurada prosperidad es una fantasía en el actual escenario de altos rendimientos financieros, retracción del mercado interno, aumento de la precarización laboral y apertura de las importaciones. Los nefastos resultados del neoliberalismo refutan el mito de estimular la inversión demoliendo los derechos sociales. Un modelo de bienestar popular no puede asentarse en la sistemática transferencia de ingresos a favor de los capitalistas. Con inflación continuada, déficit fiscal creciente, endeudamiento y desbalance comercial, Macri acentúa la regresión histórica de la economía argentina. CIMIENTOS PARAINSTITUCIONALES El saqueo de los abuelos retrató el deslizamiento del gobierno hacia formas de gestión contrapuestas con el republicanismo. Macri subordinó todas las formalidades parlamentarias al pacto extorsivo que suscribió con los gobernadores. Los popes del PJ justificaron ese contubernio con hipócritas argumentos de conveniencia local (“afectamos a los jubilados para pagar los sueldos de las provincias”). Pero en los hechos descargaron el ajuste sobre todos los empobrecidos sin distinción de lugar de residencia. Esa nueva traición no será gratuita. El peronismo ya sufrió varias palizas electorales, multiplica sus divisiones, carece de liderazgos y exhibe un nivel de repliegue que preocupa a su mentor del Vaticano. En la práctica cotidiana Macri recurre más a la manipulación de la justicia que a los pactos con la partidocracia. Define con los jueces el hostigamiento de los luchadores sociales, a través de un expeditivo sistema para montar causas. Ha enviado al pabellón de los presos comunes a varios dirigentes (D´Elía, Esteche), luego de perpetrar una cacería que actualiza la vieja demanda de “Navidad sin presos políticos”. El mamarracho judicial montado por Bonadío supera todo lo imaginable. Instaló la acusación de “traición a la patria” en ausencia de una guerra. El acuerdo con Irán que impulsó Cristina en sintonía con Obama era la contracara de la ruptura con los Ayatollahs, que promueven Trump y Netanyahu con su títere argentino. Son decisiones políticas carentes de correlato judicial. El juez de la servilleta utiliza su poder vitalicio para avasallar convenios aprobados por el Parlamento, que nunca se aplicaron y jamás entrañaron algún delito. Todas las causas son seleccionadas con el auxilio de los carpetazos que la AFI aporta al Ejecutivo y sus cómplices de Comodoro Py. Esa entente se especializa en la intimidación de adversarios. Ya pusieron entre las rejas a una veintena de altos funcionarios y empresarios de la era K. Descubrieron resonantes evidencias de corrupción en la vieja administración, sin detectar ningún caso equivalente en el equipo gobernante. De Vido, Boudou y López están en prisión, mientras Arribas, Caputo, Aranguren y la familia presidencial continúan tranquilamente sus desfalcos. Con las mismas amenazas de encierro se acalla a los burócratas sindicales involucrados en operaciones mafiosas (Moyano-OCA), se desplaza a los jueces adversos (Freiler) y quedan fulminados los procuradores molestos (Gils Carbó). Pero el gobierno juega con fuego al propiciar purgas que podrían afectar a su propia tropa. Si cambia el escenario político y el macrismo queda debilitado, la corporación judicial contará con el recurso de encarcelar arbitrariamente a los funcionarios caídos en desgracia. Hay precedentes de estas operaciones en América Latina. El total alineamiento de los medios de comunicación impide notar esa posibilidad. Cambiemos debutó liquidando la ley de Medios y recortando los espacios de expresión opuestos al oficialismo. Luego proscribió de la pantalla a las figuras críticas e impuso la asfixia económica de los diarios y emisoras discordantes. Con la cínica fantasía de una prensa imparcial, independiente y competitiva se ha generalizado la auto-censura y el discurso único. Los medios hegemónicos ya recurren a la provocación. Presentan a los militantes como individuos fascinados con la violencia o afectados por la patología de “buscar un muerto”. Repiten esas tonterías mientras fabrican enemigos. Ayer eran las RAM y ahora es el trotskismo. Primero describieron los asesinatos de la gendarmería en la Patagonia como un “enfrentamiento” entre grupos equivalentes. Ahora retratan las bengalas de los manifestantes como armas más letales que los gases y las balas de la policía. Asignan la primera plana a los heridos de esa fuerza, sin mencionar a los tres militantes que perdieron un ojo y a los indigentes o abuelos golpeados por los uniformados. Con esa doble vara los justicieros de TN y América TV exigen la desprotección de los adherentes a las organizaciones populares. Reproducen todos los latiguillos oficiales (“la conducta de las fuerzas policiales será investigada”), sabiendo que ningún gendarme será separado o detenido por sus “excesos”. Durante la militarización del Congreso se horrorizaron con el apasionamiento de algunos diputados, sin percibir la mayor violencia de sus propios mensajes. La intelectualidad derechizada (Lanata, Andahazi, Iglesias) comanda esa convocatoria a incrementar la represión. Ya cruzaron la raya de una simple grieta para justificar el neoliberalismo a palos. Han perdido las últimas gotas de humanismo, tolerancia o solidaridad y sólo aspiran a vengarse del kirchnerismo, demonizando su eventual reemplazo por la izquierda. Los apologistas más tradicionales de la coerción afirman que “hubo una década de derechos y ahora necesitamos un decenio de obligaciones”. Rebobinan la vieja cantinela sobre los “argentinos que no respetan la ley” (Pagni), para bendecir a los enloquecidos gendarmes de Bullrich. Afirman que los manifestantes “extorsionan” a la población -como si constituyeran un grupo demográfico distinto- ocultando que los únicos chantajistas son los artífices del ajuste. La retórica pro-dictatorial en boga apunta a revertir las conquistas democráticas logradas desde el 2001. Esa regresión es un ingrediente esencial del atropello neoliberal. Ningún ajuste puede perpetrarse sin represión, pero como Macri no es Videla necesita pactos, jueces y medios de comunicación para mantener su decreciente credibilidad. RECUERDOS DEL 2001 El ataque a los jubilados es el gran test de la nueva etapa. Hasta ahora el gobierno conformaba una modalidad electoral de la restauración conservadora, con rasgos de la vieja y la nueva derecha (asistencialismo y tecnología de la manipulación). El perfil actual supone un manejo del poder por arriba con mecanismos autoritario-represivos. La decisión (finalmente soslayada) de imponer el recorte a los jubilados por decreto ilustra esa tendencia a gobernar con el estado de excepción. Macri busca erosionar la combatividad de los trabajadores para cambiar la relación de fuerzas a favor de las clases dominantes. Triunfó en las urnas sin contar con las condiciones requeridas para implementar su proyecto reaccionario. En pocos países existe el nivel de luchas que se observa en Argentina. Cambiemos pretende demoler ese activo, pero al principio de su gestión debió aceptarlo mediante el denominado gradualismo. Ahora refuerza la autoridad presidencial para superar su débil hegemonía. La forma en que se dirimieron los conflictos de diciembre puede representar una bisagra en esa estrategia. Macri impuso sus leyes pero perdió acompañamiento. En perspectiva se vislumbran tres escenarios. Si prevalece el desenlace registrado en la confrontación con los jubilados, el gobierno repetirá la trayectoria reciente de proyectos regresivos que se estrellan con la resistencia social. Si por el contrario logra doblegar al movimiento popular comenzaría un período semejante al encabezado por Menem, cuando derrotó los sindicatos. Luego de un primer año turbulento (hiperinflación, ministerio de Bunge y Born, el plan Bonex), el riojano estabilizó su proyecto neoliberal con la convertibilidad. La tercera alternativa es una repetición del abrupto fracaso de la Alianza. Esa opción -que parecía descartada luego de los últimos comicios- reaparece con el embrión de sublevación popular que salió a flote en las últimas semanas. Algunos ingredientes del 2001 resurgieron en las movilizaciones y en los temores de los funcionarios. Resolvieron sesionar el lunes 18 para evitar coincidencias con la conmemoración del 19 y 20 de diciembre. En las calles se percibió también un principio de alianza entre los precarizados y la clase media empobrecida que rememora lo ocurrido hace 16 años. Ya hay atisbos de un reencuentro de los piquetes con las cacerolas. Pero al cabo de una década de intensa reorganización por abajo también gravita la presencia de una militancia agrupada en sindicatos, movimientos sociales y partidos, que no existía en el 2001. Por eso se escuchan más cánticos a favor de la “unidad de los trabajadores” que simples reclamos para “que se vayan todos”. Los frutos de una mayor politización se palpan en la calle. El ingenuo rechazo a todos los partidos ha sido reemplazado por debates sobre el kirchnerismo y la izquierda. Las consignas más radicales (“andate Macri la p…”) aún son marginales, en comparación a la masiva exigencia de dimisión que afectaba a De la Rúa. Pero el autoritarismo represivo puede generar vertiginosas dinámicas de erosión de las creencias institucionalistas de la población. Una diferencia económica distingue al escenario actual del 2001: Macri no afronta aún el colapso fiscal y preserva un significativo margen de endeudamiento. En el terreno electoral acaba de revalidar un mandato que De la Rúa ya había pulverizado. Mantiene además la cohesión por arriba que la Alianza perdió luego de la renuncia del Chacho Álvarez. Pero esa homogeneidad comienza a quebrantarse con la conducta asumida por Carrió, al levantar sesión del lunes 18 y bloquear el decreto contra los jubilados que motorizaba su superior de la Casa Rosada. La división también despunta entre los funcionarios del área económica por el estancamiento que impone la política monetaria. Si los fracasos de Cambiemos se multiplican, la erosión por arriba irrumpirá con la misma intensidad que las rebeldías por abajo. CAMBIO DE CLIMA Lo ocurrido en las últimas semanas altera radicalmente el contexto político. En lugar de un presidente que se lleva todo por delante, se afianza la imagen de un gobierno que atropella a los humildes. En todas las áreas se verifica un estado de ebullición. El mundo sindical está convulsionado por el cúmulo de agachadas perpetradas por el triunvirato de la CGT. Los pases de factura y el descontento de las bases auguran todo tipo de divisiones. El mismo torbellino se observa en el peronismo. La capitulación de los legisladores suscita crecientes repudios. Los renovadores tratan de navegar por el medio con encendidos discursos contra el ajuste y maniobras para reencontrase con sus colegas pro-macristas del PJ. Los dilemas del kirchnerismo son igualmente críticos. La mayoría de sus dirigentes se ubicó en un campo de rechazo frontal al ajuste. Por eso reciben tantos ataques de los medios hegemónicos de comunicación. Pero sus próceres del pasado (Bossio, Picheto, Abal Medina) aprobaron la agresión y su principal gobernadora (Alicia Kirchner) firmó el pacto contra los jubilados. Lo más impactante ha sido la ausencia de Scioli. Por temor a terminar en la cárcel o por aproximación a los gobernadores, el ex candidato a presidente traicionó a los jubilados. La izquierda afronta otros desafíos. A diferencia del 2001 es una fuerza relevante en el debut de un giro político y está en la mira de las próximas persecuciones judiciales. Defender la militancia frente a esa andanada, encontrar caminos prácticos de confluencia con las fuerzas que resisten y reforzar la construcción política anticapitalista son las grandes tareas del momento. Es también prioritario el debate con el “progresismo equidistante”, que pretende colocar en un mismo plano la violencia ejercida por el estado, con la bronca o los errores cometidos por los manifestantes. El gobierno es el responsable de lo ocurrido en las movilizaciones por los gendarmes que despliega para imponer el ajuste. La apuesta inicial de Macri a la desmoralización del movimiento popular ha quedado atrás. Ya no busca crear una sensación de inevitable oleada amarilla. Ahora juega la carta de la represión frente a la impactante rebeldía popular. Como ya ocurrió tantas veces en el pasado diciembre vuelve a trastocar el escenario del país.

TODO TIEMPO PASADO FUE MEJOR

TODO TIEMPO PASADO FUE MEJOR Esta cita, tan remanida tiempo atrás, a mi juicio, ha cobrado una notoria vigencia en, digamos esta ultima década. Jalonada por toda clase de acontecimientos internacionales. Donald Trump, con su peinado batido, su temperamento espasmódico y sus cinco quiebras fraudulentas pasadas, en nada puede compararse a otros de sus predecesores como sin recurrir a demasiados, Theodore Roosevelt, Woodrow Wilson, Calvin Coolidge John Kennedy e incluso a uno de los tantos autores intelectuales del magnicidio de "Jack", ergo, Richard Nixon. En cualquier época desde el desembarco de los Puritanos del May Flower en la hostilidad del suelo Bostoniano hasta hace pocos años, nadie imagino jamas que un Negro/Afro, seria alguna vez, inquilino en la Casa Blanca, salvo para ocupar algún rol de mucamo y habitar las dependencias de servicio de la misma. En otras palabras, lo que hemos espectado, sobre todo luego de 1945, ha sido un descenso progresivo de nuestros patrones ascendentes y el ferviente crecimiento de la decadencia mas absurda. Toda vez que después de aquello, los liderazgos mundiales, no fueron ocupados por celebres protagonistas como Hitler e incluso Stalin, sino por mediocres "acuerdistas", acaso porque el mismo "sistema", asi lo dispuso, para aventar cualquier intersticio impeditivo de una inimaginable y nueva conflagración mundial. Hoy nos gobierna un aura que glorifica lo débil y frágil, sin distingo de fronteras. Todo es mediocre y de bajo coste. La escala de valores se ha sumergido hacia una insondable profundidad. Incluyendo a una Iglesia Católica, gobernada por una cáfila de usureros y pederastas, emulando a lo peor de sus anales, particularmente, sin exceptuar otros, a los tiempos de los Borgia, cuando uno de los hijos de Alejandro VI -Cesar- corría en derredor del sillón Papal de su padre para asesinar a su hermano -Juan-, como finalmente lo hizo, emulando a Cain y Abel, en los albores de lo conocido. Aunque la lidia de estos últimos, contuvo una justificación mas plausible, ya que el primero dio muerte a su hermano por defender el predominio de su parcela de tierra, constituyendo ese episodio Bíblico, en la primera lidia entre un agricultor que cuidaba su sembradío para protegerlo de la invasión del rebaño de ovejas de un pastor. Hoy el temor mundial y las reverencia de un mundo estúpido y vacío, le rinde pleitesias a los trasvertidos, homosexuales, lesbianas y demás desviaciones de genero. En esencia porque el Hombre, otrora conquistador e invencible le ha cedido el sitial al Matriarcado. Y como dicha ecuación no es otra cosa que un episodio contra natura, analizándolo en una perspectiva, admito que muy subjetiva, se debe en gran parte a la desaparición de las grandes contiendas bélicas que, han llevado a los Machos a feminizarse, por la moda, la puja contra las Hembras por los cosméticos, las lujurias, el exceso de ingesta de barbitúricos y el confort. En alguna parte, aunque no la tengo demasiado precisada, el emergimiento de Isis, mas alla de sus reivindicaciones religiosas, ha captado muchos adherentes, precisamente porque en algún punto y admito que con inusitada e insensata brutalidad, reivindica y promueve la inversión de este predominio occidental, enderezado en otorgarle al feminismo, un franco y ascendente predominio sobre la masculinidad. El descontrol sobre el triunfo de la farmacología y la medicina sobre el VIH es una infamante secuela de esas nefandas practicas sexuales anormales e impías. Contamos con una mejor y mas eficiente tecnología que hace cien años, pero ¿acaso debemos otorgarle a ello la categoría de un progreso para la humanidad?. En algún ítem sin dudarlo como en las telecomunicaciones, pero ¿y las secuelas de una juventud autista que solo se conecta a la telefonía móvil, excluyéndose de toda otra cosa que lo rodea?. Bueno, tal vez sea el altísimo precio que se deberá abonar por negarnos a nosotros mismos que... TODO TIEMPO PASADO FUE MEJOR. Cordialmente Carlos Belgrano.- alarosadatodos@gmail.com

CARTA ABIERTA A MACRI.

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE MACRI (favor, viralizar hasta que responda públicamente) Señor presidente Mauricio Macri: Usted asegura que es “Argentina, el país maravilloso”, justo, pujante, en el cual no exista el “vivo”, “el que tomó el atajo”, “el que trucha”, “el que saca la ventajita al de al lado” (etcétera, etcétera) y estoy citando en manera literal sus recientes declaraciones al periodista Alejandro Fantino. Pues, le digo que las suyas son meras expresiones de anhelo; expresiones de anhelo infundadas, juzgando las medidas que está tomando usted, sus ministros y legisladores y le voy a decir por qué: Usted dice que el blanco de su gestión es reducir la pobreza. Pues, ¿cómo reducir algo que no existe o solamente existe mínimamente en algunos focos de relegados, la gran mayoría en el recóndito chaco del Norte Argentino, en las provincias de Formosa, Salta y El Chaco?… Porque no es cierto ese 30% de pobreza del cual se habla. En Argentina no predomina la pobreza, solamente predomina la ociosidad, la mendicidad y la cultura del “no trabajo, que trabajen otros y que ellos me mantengan”, execrabilidad que existirá mientras persistan los planes y asignaciones sociales, populistas, en perjuicio de las asignaciones contributivas regulares, contribuciones que hicieron e hicimos quienes hicieron e hicimos grande a nuestro país. Usted, señor Macri, no está combatiendo ni neutralizando el lastre que nos impusieron las doctrinas y políticas populistas. Esas pérfidas doctrinas populistas que no cesan y que usted fortaleció, incrementando los planes sociales, pensiones y asignaciones universales por hijo que destruyen la moral y la economía argentina; de los argentinos de bien, no de los “vivos” sinónimo de sinvergüenzas. Porque no se puede repartir, sin nefastas consecuencias, el producido del sudor y jugo de cerebros legítimos y abnegados sin que se sufran consecuencias. Las consecuencias de la pauperización de la cultura del esfuerzo y el trabajo contra el fortalecimiento de la cultura que usted dice condenar y denostar, la del “vivo”, “el que tomó el atajo”, “el que trucha”, “el que saca la ventajita al de al lado”, según sus propias palabras. Porque nosotros también nos cansamos de ser explotados por gobiernos y pueblo de ocios, señor presidente. Nos cansamos y podemos adherirnos al sistema del “que trabajen otros”, señor presidente. Si ni siquiera se cumple la exhortación del inventor del populismo argentino, Juan Domingo Perón, quien dijo que “cada argentino debe producir al menos lo que consume”. Entre tantas cosas ¿cómo pretende usted combatir el empleo en negro, el trabajo informal, manteniendo las asignaciones espurias? ¿sabe usted que no se consigue quién quiera trabajar en nada? ¿sabe que los contratistas de obras y servicios de arquitectura, los pocos herreros y demás artesanos que quedan no consiguen ayudantes y que ya no existen los oficiales y medio-oficiales, situación resultado de tantos años de populismo?. ¿Sabe que no se consigue servicio doméstico puesto que a las mujeres les conviene hacerse embarazar para percibir los planes para embarazadas, los subsidios por nacimientos y las asignaciones universales por hijo (AUH) (que no tienen nada de universales)? ¿Sabe que nadie consigue un auto-titulado plomero, un carpintero, un electricista, un albañil remendón, un mecánico, un nadie que sepa trabajar por cuanto sus padres y hasta abuelos vivieron de las políticas populistas de las dádivas? ¿Sabe, señor presidente de los argentinos que, si consigue alguien que acepte hacerle algún trabajo en su casa, en el 90% de los casos, él lo deja esperando y no cumple, y que, cuando lo consigue (si lo logra) lo tiene que cuidar y aceptar su mala voluntad y su mala calidad para que no se vaya y no vuelva, puesto que no conseguirá otro? … ¡¡¡por supuesto, si en cada grupo familiar tildado de pobre ingresan 4, o 5, o más planes para desocupados además de otras tantas AUH por cada mujer en edad de concebir haya en ese grupo familiar, no constituido en matrimonio formal, precisamente para todos cobrar lo más que puedan del Estado, esto es, nosotros, los que laburamos, los que aportamos y hemos aportado al hoy ANSES para hoy ser despojados de esos genuinos aportes para repartir entre ociosos y engrosar las mentirosas estadísticas de desocupados!!! ¡La AUH, esa feliz idea de Carrió de tan infelices resultados!. ¿Sabe, señor presidente de los argentinos que esos grupos familiares perciben mucho más que yo, que con mis 73 años y seis décadas de estudiante, trabajador y empresario percibo la jubilación mínima? ¿De qué desocupación me habla y dice que le preocupa, señor presidente? ¿de la desocupación voluntaria? ¿de la desocupación de los vivos que muy bien viven a costa de mis esfuerzos pasados y presentes? ¡Vaaaamos, ya que me despoja con sus indolencias y medidas populistas, al menos no me dé trato de tonto ni de ingenuo in extremum, señor presidente!. Usted, señor presidente, se llena la boca con la supuesta “Reparación Histórica”. Esa reparación histórica que no reparó nada, puesto que es una reparación histórica mentirosa …. algunos aceptaron la vejación de percibir la mitad o menos que lo que les correspondía, para poder cobrar antes de morirse de enfermedad y vejez. Quedan otros, UN MILLÓN de jubilados que no aceptaron sufrir la vejación de la exacción a la que su gobierno los sometió, o sea: “¿quieres cobrar la Reparación Histórica? pues, renuncia al juicio y acepta el 40 o 50 por ciento de lo que realmente te corresponde”. ¡Eso es una sinvergüenzada, señor presidente!. Porque usted mintió ante Mirtha Legrand, señor presidente. Mintió cuando aseveró públicamente que todos los jubilados habrían sido beneficiados con la Reparación Histórica. Se olvidó que aún hay UN MILLÓN de jubilados que no aceptaron el degradante ofrecimiento de aceptar la mitad (o menos) o no recibir nada. Un millón que hizo aportes elevados toda su vida y hoy cobran la mínima. Un tío de mi mismo apellido es uno de ellos y aún vive en la zona rural del sur tucumano. En la oportunidad usted mintió aseverando que no hay jubilado que cobre menos de $15.000. Yo percibo algo más de $7.000, señor ingeniero presidente, después de haber participado activamente en la construcción de diques, túneles y puentes nacionales e internacionales y de haber sufrido quebranto económico durante el final del nefasto gobierno menemista y del no menos desdichado gobierno delaruista. Su gobierno, señor presidente, pretende y acordó solucionar el problema de las provincias despojando del merecido aumento a los jubilados que aportamos a las cajas jubilatorias (hoy ANSES) 30 y más años. Usted sabe, señor presidente, que darle el dinero de los jubilados a las provincias es como darle al zorro que cuide las gallinas. En éste caso las gallinas somos los oportunos aportantes a las cajas de jubilación, hoy ANSES. Somos los dueños sin ejercicio de propiedad y de decisión de nuestro ANSES. Su gobierno se jugó los fondos de los jubilados genuinos. Se jugó a que los gobiernos provinciales cumplan. Pues, a dos días del acuerdo, en oportunidad de su entrevista con Fantino, usted aceptó que “algunos gobernadores cumplieron, otros no”. Ahora me pregunto: “los que cumplieron ¿hasta cuándo?”. ¿Es usted ingenuo o jugó deliberadamente fichas ajenas, señor presidente, aún sabiendo que perdería la apuesta? Señor presidente Macri: usted manifestó que en nuestra Argentina -en SU Argentina- no vale el “no te pude cumplir porque me fue mal”. Le pregunto ¿qué me dirá usted cuando los gobernadores le digan “no te pude cumplir porque me fue mal con el dinero que me diste de los jubilados?” Usted dijo, espantado, que “la legislatura tucumana tiene 80 empleados por cada legislador”. ¿Y a esa gobernación usted le dio mis ahorros previsionales de 33 años? …. Yo lo acuso a usted de complicidad, si no de asociación ilícita para despojar a los jubilados legales y regulares. Para no ser acusado de ser parte del problema, le sugiero la solución: ¿Por qué no hace borrón y cuenta nueva y prueba asignando montos de jubilaciones según lo aportado durante 30 años (no los últimos 10), esto es, al que mucho, mucho; y al que poco, poco, como es lo justo y lógico? … también a jueces, legisladores, ex presidentes y demás jubilaciones de privilegio, por supuesto. De una sola vez, señor presidente. Al perro se le corta la cola de una sola vez, no un trocito cada día. Norberto José Vestidelli DNI 8.089.889 Cóndor Huasi, Andalgalá, Catamarca vestidelli@gmail.com

domingo, 24 de diciembre de 2017

SANTA NAVIDAD

SANTA NAVIDAD. “Y el Verbo se hizo carne” (Jn 1,14) ¡Qué inefable misterio! En este mundo que busca poderes, honores y riquezas, el Hijo de Dios se hace hombre, se anonada, y nace pobre y humilde en un pesebre. En este mundo que no valora la dignidad humana, Dios asume la naturaleza humana y la eleva haciéndonos participar de la naturaleza divina. En este mundo donde cuenta “el número”, Dios manifiesta el valor de cada vida humana, porque por cada uno de los hombres el Verbo se hizo carne. Que en esta Noche Santa, contemplando este misterio, permanezcamos en adoración silenciosa ante el Niño, que es el mismo Dios que puso su morada entre los hombres. Muy feliz y Santa Navidad,

Pacificación Nacional Definitiva: JUSTICIA DOBLE VARA

Pacificación Nacional Definitiva: JUSTICIA DOBLE VARA: Sergio Torres Por Mauricio Ortín ESTE ES EL JUEZ SERGIO TORRES el que, con una simple declaración de un tercero sobre algo que s...

Pacificación Nacional Definitiva: “CUANDO LEVANTE LA COPA PARA BRINDAR, ACUÉRDESE DE...

Pacificación Nacional Definitiva: “CUANDO LEVANTE LA COPA PARA BRINDAR, ACUÉRDESE DE...: Sr. Presidente de la Nación Argentina Ing. Mauricio Macri De mi mayor consideración: Al finalizar el año, siempre surge la ...

Pacificación Nacional Definitiva: HOMENAJE OLVIDADO

Pacificación Nacional Definitiva: HOMENAJE OLVIDADO: Hace más de 15 días un amigo español me envió el homenaje de la Marina de ese país a nuestros valerosos tripulantes del Submarino A.R.A...

Pacificación Nacional Definitiva: TRIBUTO DE SANGRE

Pacificación Nacional Definitiva: TRIBUTO DE SANGRE: por Enrique G. Avogadro "Que un Rey se ame más a si mismo que a su pueblo es muy triste. Que un pueblo ame más a su Rey que ...

sábado, 23 de diciembre de 2017

LAS EXEQUIAS DEL 2017

LAS EXEQUIAS DEL 2017 "Transcurríamos por el mejor y el peor de los tiempos; el de la sabiduría y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación; creíamos poseerlo todo pero nada teníamos". Con este impactante y estremecedor párrafo, el magistral Charles Dickens comenzaba el relato de una de sus tantas Obras Maestras -Historia de Dos Ciudades-. He recorrido con gran humildad y paciencia durante mis últimos cincuenta años de vida adulta, todos las escuelas literarias y autores clásicos a los que pude acceder. Y he rescatado esta breve saga de uno de los tantos genios que, quizás como nadie mas conocía el recóndito interior de la mente criminal, acaso por haber atravesado su infancia en las prisiones británicas por los endeudamientos comerciales de su Padre. Pero en lo que respecta a nosotros, mas los infortunios y desgracias que hemos acuñado por la impericia y negligencia de nuestros gobernantes, creo haber encontrado el suficiente refugio en este precitado acapite para resumir todas nuestras desventuras. Los nombres: tortafrita -Alfonsin-; turco/ali baba -Menem-, chupete -De la Rúa, cabezón/zapiola -Duhalde-, tuerto/bizco -Kirchner-, kretina -Cristina- y macricio -Macri-, no son continentes de nada en particular, salvo la mediocridad, el marcado desinterés por instar al bienestar colectivo y sus brutales ausencias de Patriotismo. Y tal vez, por esa conjunción astral y temporal de todos ellos, el precipitado de tantos desaguisados que recién ahora se corporizan en la intolerancia social, puedan conducirnos a buen puerto o al menos a algún puerto. No importa donde recalemos, pero del todo trascendente sera que nos alejemos de este Mar de los Sargazos, en el que estamos navegando y sin brújula. Resulta hilarante al principio y del todo penoso unos instantes después, ver como peronistas y oficialistas se reprochan en publico, criminales y reciprocas amonestaciones, cuando unos y otros están suficientemente contestes que son portadores de idénticas autorias. Y son precisamente esos ensayos, pretendientes de impregnar patinas de civismo que ambos grupos intentan en desmedro de sus contrincantes, los que galvanizan las estaturas de lo que en el argot del lunfardo se conoce como "cocoliches". Es por ello que procuro no dejar ni un insignificante intersticio en mis notas, sobre este fenómeno tan recurrente como tedioso que estos antagonistas han colaborado entusiastamente para erigir esta mórbida Mediocracia, disfrazada de Democracia. Hoy ha trascendido aquí en Washington DC que China expandirá sus fronteras por cualquier medio licito e incluso ilícito, para prevenir cualquier crisis alimentaria de su población de un mil cuatrocientos millones de habitantes, allende sus fronteras. Nosotros que podemos generar el sustento de casi quinientos millones, padecemos la inanición de casi la mitad de nuestros Compatriotas. Lo que me empuja dentro de un vórtice de inaudita fuerza a colegir que, todos nuestros desvelos y contradicciones, no deben asignarse a cuestiones políticas, sino meramente culturales. He responsabilizado muchas veces a la Prensa Argentina, por su conspirativo silencio y renuencia a instalar el debate, de precisamente, nuestra ausencia de cultura que, solo se resalta en lo particular, y por ende sin ningún valor en lo social y popular. Haber tenido y tener ahora a todos estos gangsters y hampones en los cargos públicos mas jerárquicos, en los que la condición ética y secular, debió ser el renunciamiento a las ambiciones personales, sobre todo en lo crematistico, es por sobre cualquiera otra, la causa de nuestra condenación a la eternidad. Y en esa desencriptación, si la aplicamos con la pulcritud de la entomología, podremos encontrar la única raíz de esa sentencia que estamos cumpliendo como los reos comunes. A los gobiernos anteriores a Peron, se los apostrofaba por el "fraude electoral", pero jamas por haberse apropiado de lo ajeno. Y si lo contemplamos con cierta perspectiva ascética, podremos encontrar con celeridad su causa primigenia. Porque la Argentina pre peronista estaba compuesta por una desbordante cantidad de inmigrantes, como lo fue la mayoria de nuestros antepasados, y entre ellos descendieron de los vapores, grandes cantidades de Anarquistas, a quienes constituyó algo bastante "patriótico" no conferirles de hecho, el sufragio, aunque fuese para entonces, universal. Los Radicales -principales damnificados de esas mutilaciones electorales- gestaron en ello la causa de su nacimiento. A tal punto que Yrigoyen, inmediatamente después de sancionada la Ley Saenz Peña, publico una Carta Abierta en el Diario La Nación en la que afirmo: "Habiendo conquistado el derecho al sufragio, el Radicalismo no tiene necesidad de seguir existiendo". En resumen, somos todos choznos, tataranietos, bisnietos, nietos e hijos de las contradicciones de cuanto recibimos por heredad. Dentro de un puñado de días, no solo cumpliremos un nuevo año, sino ademas el septuagenario aniversario de cuando en 1947, progresivamente comenzamos a descender del ranking y podio de las diez naciones mas prosperas y desarrolladas del Orbe. Claro que, intentar explicárselo a un dirigente político, y si es de extracción justicialista mas aun, constituiría lisa y llanamente, un supremo desatino. Acaso por todo lo apuntado y enorme pendencia de otras causas igualmente relevantes, despidamos y con Cristiana resignación... LAS EXEQUIAS DE 2017. Cordialmente Carlos Belgrano.- alarosadatodos@gmail.com

2017

2017 Malú Kikuchi (22/12/2017) El 2017 ha sido un año duro, difícil, doloroso. Evidentemente esto es un lugar común, pero los lugares comunes existen por algo, son reales, se refieren a hechos que suceden. Los años difíciles como este que está terminando, ocurren por alguna razón. Y sería de necios no aprender todo aquello, que aunque duela, nos deja. Argentina, para no hablar de resto del planeta que también ha pasado por sucesos impensadas, desagradables y peligrosas, ha empezado a cambiar. Decía Herman Hese en su libro “Demian”(1919),”El que quiere nacer debe destruir un mundo”. Y en eso estamos, destruyendo para construir. 2017 ha sido complicado, año de elecciones de medio término, en un país empobrecido, expoliado por el gobierno anterior, atrasado por el populismo, el gran cáncer que nos afecta de los comienzos de la historia. El gobierno hizo más populismo para ganar las elecciones y poder intentar terminar con el populismo. Parece un galimatías, pero no lo es. El populismo fue acompañado de mucha gestión. Calles asfaltadas donde antes el barro no permitía salir de las precarias casas después de una lluvia, luces y cámaras de seguridad en avenidas y plazas, cloacas, agua potable, todo aquello que ayuda a tener una mejor calidad de vida para tanta gente que la espera desde siempre. Se hizo. Ganaron la elección. Por supuesto que se pudo hacer mejor, por supuesto que las políticas económicas fueron y son discutibles, así como el lentísimo gradualismo, pero a pesar de todo y todo fue mucho, se hicieron cambios. Cambiar la Argentina es una tarea de titanes. Hay dos Argentinas, una cómoda, mal acostumbrada al ocio vegetativo, el delito y la prebenda; una Argentina que acepta el “roban pero hacen”, mientras desde los gobiernos no sólo roban sino que además, no hacen. Hay una Argentina que acepta la corrupción como si fuera una maldición bíblica de la que no se puede zafar. Es la Argentina del “y…es lo que hay”, el conformismo con lo mediocre. Esa Argentina que perdió las elecciones y no quiere aceptarlo, esa Argentina que patalea, rompe calles, arroja piedras, hiere policías, intenta impedir que un poder de la nación, el legislativo, funcione, sin esperar que la ley sea votada por sí o por no, esa Argentina todavía es fuerte y con gran poder de daño. Mientras la otra Argentina tuvo que tragar el sapo de la muerte de Santiago Maldonado, justo antes de las elecciones, los ataques permanentes de la RAM, resabios montoerpianos fuera de tiempo y apoyados desde el exterior, los piques y escraches de todos los días (salvo feriados y fines de semana largos, ya que los vagos también tienen que descansar), los caos de tránsito, la evitable tragedia del ARA San Juan, los inverosímiles insultos. “Macri, basura, vos sos la dictadura”. Mamá Hebe desde el canal público, que pagamos todos los argentinos, calificando a Macri de nazi los sábados de 9 a 10hs de la mañana. ¿Por qué se lo permiten? Esta pregunta va para Lombardi, el canal lo pagamos todos, que a Bonafini la contrate un canal privado, perfecto, pero que yo le pague el canal a mamá Hebe, no. Ya que estamos, la plaza de los dos congresos, la Moreno y la Lorea estaban después de su puesta a punto, espectaculares. Nos costó a los porteños $60 millones el arreglo. Vinieron los forajidos, las destruyeron con mazas y martillos para poder arrojar piedras, y ahora el arreglo va a costar $35 millones. Como estamos en tiempos navideños y se piden deseos y puede que alguno se vea cumplido, me siento en libertad para exponer los míos. Mamá Hebe fuera del canal público. Juicio político a la jueza en lo Contencioso, Administrativo y Tributario de la ciudad de Buenos Aires, Dra. Patricia López Vergara por haberle prohibido a los policías de la ciudad defenderse de los ataques salvajes que sufrieron (88 heridos). En tiempos de cámaras televisivas, cámaras de seguridad, drones que sacan fotos y celulares inteligentes que también lo hacen, todos los individuos que atacaron a la policía, al congreso y por ende a la democracia, deben estar identificados. Todos deben ser detenidos, juzgados y como “probation”, obligados a arreglar las plazas que destruyeron. Como el ataque fue visiblemente orquestado, investigar quiénes fueron los organizadores, quien los instigadores y quienes pagaron a las hordas bárbaras que pudimos ver por TV. Que se hagan cargo del costo de la reparación, los ciudadanos de bien no tenemos que pagar dos veces por lo mismo. Que la Argentina vieja y populista retroceda, que entienda que el mundo avanza hacia otros rumbos. Que el gobierno aprenda a explicar qué es lo que quiere hacer y por qué. Que comunique, que se le entienda. La mitad del tiempo tenemos que adivinarlos. Que aprendan a gobernar mejor. Me encanta el eslogan de “pobreza 0“, lo creo un poco irrealizable, pero sí creo y deseo que haya “hambre 0” en mi Argentina, donde no puede ni debe haber niños con hambre, sed o falta de clases. Y por supuesto que la pobreza baje a un mínimo comparable al de los países civilizados. Que la Argentina del futuro le gane a la Argentina del pasado. Que el 2018 sea mejor que el 2017. Que la Noche Buena sea realmente Buena y que la Navidad nos encuentre unidos. Y a los malos funcionarios de los gobiernos K, aplicarles la vieja frase de Emilio Perina: “Juicio, castigo y DEVOLUCIÓN” Me tomo vacaciones hasta febrero, como en el tango, “mi cuerpo enfermo no resiste más”. (“Adiós muchachos”, Carlos Gardel)

jueves, 21 de diciembre de 2017

Pacificación Nacional Definitiva: INTENTO DESTITUYENTE DICIEMBRE 2017

Pacificación Nacional Definitiva: INTENTO DESTITUYENTE DICIEMBRE 2017: Existen diferentes indicios que nos llevan a pensar que el Plan de Desestabilización de la democracia para voltear el gobierno de Mau...

Pacificación Nacional Definitiva: ESTA NAVIDAD EN PRISIÓN

Pacificación Nacional Definitiva: ESTA NAVIDAD EN PRISIÓN: Hermano patriota, podrán inventarte causas y pisotear la verdad histórica, podrá el terrorismo vengativo hoy apresarte, pero jamás tu h...

EL FILO DE LA NAVAJA

EL FILO DE LA NAVAJA : La silueta de los primeros acordes que nos permiten escuchar y ver la melodía de esta masa "puloil" y sudorosa que, ayer comenzó a desatarse en mini saqueos en el GBA y en Jujuy, es apenas el prologo de un desplazamiento que contrariamente a lo que muchos asignan a la "Fiebre Decembrista" de años pasados, no se detendrá en estas inminentes Fiestas Navideñas, para dar paso a un enero placido y desprovisto de conflictividad social. Porque el recuerdo retinoso de aquel 2001, motiva a toda esta chusma antisocial peronista a los efectos de superar esa marca. Y sobre todo, porque estos marginales están suficientemente contestes sobre la mengua del poder represivo del Estado actual, comparado con el dieciséis años atrás. El predominio callejero urbano y suburbano ha quedado acreditado que es de "ellos". Y el gobierno a diferencia del de "Chupete", cuenta con las Fuerzas de Seguridad en un estado de "desarme unilateral" y notoriamente desmotivadas por la indefension a la que una jueza chusma de las filas K, sometió a la "Poli". Siendo absolutamente incompetente para disponer una medida de corte subversivo, pero igualmente avalada por un "salame" confeso como Rodriguez Larreta, que es mucho mas que solo portador de rostro, en esa ominosa categoría de gobernantes que supimos conseguir. Los casi noventa uniformados lesionados por el aluvión de cascotes arrojados indiscriminadamente, solo provocara la lógica y consecuente "caída de brazos", cuando nuevamente deban salir para disuadir y reprimir a la próxima "oleada". Con Gendarmeria, Prefectura y la Bonaerense, sucederá algo similar, porque todavía es muy notorio el hedor de lo que un invertido como Zaffaroni, formo y bautizo oportunamente como "Justicia Legitima", con la inefable colaboración de otra K -Gils Carbo-. A los poco avisados que, todavía son de la opinion que los recientes episodios de ribetes criminales frente al Congreso, no han alcanzado la gravedad de lo que aconteció hace mas de tres lustros, el próximo 28, bueno que festejen su día. Porque el escenario de hoy, a diferencia del "Corralito" y la marea de "negros cabezas" que en aquella oportunidad estaban alineados con el "cabezón", quien los retiro de la escena cuando el bolas tristes de De la Rúa se abulonó en su butaca del helicóptero, ahora ya son independientes. Y ademas del todo cohonestados detrás de Kretina que, finalmente obligara a diputados y senadores para que la elijan en esa Asamblea Legislativa que he avizorado tiempo atrás. Toda vez que en lo que nadie parece haber reparado, fue que lo del jueves y lunes pasados, nada tuvo que ver con la defensa de los "Abuelos", sino con un ensayo optimizador para cuando el lumpen de motochorros de a pie, vuelva a nuclearse para destituir a este otro pelotudo de Macricio. Ya tuvieron su primera victoria, al hacer "recular" a los "represores" que, tienen casi cien hospitalizados y que no cometerán el error ni de intentar disuadir, ni posteriormente embarcarse en la desventura de restablecer el orden, reprimiendo. El encarcelamiento de estos "marginales", adlateres de esta viuda alegre, sera algo meramente transitorio. Por si fuese poco, todos estos sucesos se multiplicaran, ya que seria muy sensato imaginar que, a todos los componentes de la membresia K, quienes deberían ser fusilados de espaldas, incluso sin juicio previo junto con la "Capitana" a la cabeza, serán liberados, en sintonia con aquellos "Montos", a los que les abrieron las celdas del Penal de Villa Devoto, a poco de asumir Campora en 1973. E infortunadamente asi sucederá, por cuanto la Argentina y como "nunca antes" se encuentra quebrada, sin moneda de curso legal y con la mitad de la población "mantenida" por la otra. Si este "bobo presidencial", hubiese resistido la tentación de robar a través de su valijero Luis "Toto" Caputo, como "Don Vito/Franco lo viene haciendo desde la época de los Milicos, ergo, desde hace cuatro décadas, tal vez insuflado de cierta moralidad, aunque hubiera devenido como muy tardía, habría contado con mínimas posibilidades de convocar a la Civilidad para sostenerse. Pero del hijo de un corrupto, en una versión actualizada, remozada y del todo mucho más dinámica y acelerada ¿que otra cosa se puede esperar que un nuevo y superador desastre?. Como la visión de conjunto no es prioritaria para esta "prensa pedorra", no habré de obviar que ademas de la "toma" de campos en la Patagonia por estos "bolitas" que dicen reivindicar a sus ancestros mapuches -que nunca fueron algo diferente a consumados abigeos-, dicho ciclo se ha expandido a todo el NOA y NOE. Principalmente en el Chaco Santafesino y en Santiago del Estero; provincias en las que de continuo se usurpan establecimientos "ocupados por sus propietarios", pero no para explotarlos en nombre de los carenciados, sino para reintegrarselos a sus dueños originarios, previo abono de un "rescate", como en los secuestros extorsivos. Como vemos Estimados, todo -como suelen argumentar los cursis- el "tejido social" esta contaminado y fermentado. El "Delarruismo" cayo y estrepitosamente porque el "sistema" de entonces, se apropió de diez mil millones de dolares de los ahorristas. Cambiemos se caloteó ciento cincuenta mil y Macricio acaricia el anhelo de su reelección, ignorando que probablemente le queden uno o dos meses de mandato. Es la medida de nuestro imbecilismo colectivismo. Acaso por ello, hacer votos para que nos eyectemos de tanta mediocridad nacional sea tan difícil como intentar caminar sobre... EL FILO DE LA NAVAJA. Cordialmente Carlos Belgrano.- alarosadatodos@gmail.com

lunes, 18 de diciembre de 2017

LA INTIFADA K

LA INTIFADA K vs MACRICIO APRESTADO A CONVOCAR A LAS FUERZAS ARMADAS Los mediocres siempre se solazan y ufanan cuando a veces, aciertan un pronostico. Créanme que no es mi caso. Pero dada la anticipación con la que he insistido y quizás hasta el hartazgo, respecto a que todo este lumpen que a estas horas, sigue enervando la temperatura social, no es más que una nueva escenificacion del aluvión zoológico kirchnerista, persistente en azuzar la instalación definitiva de la anarquía colectiva. Y ¿quien sino Kretina es la autora intelectual y financista de este apedreo?. Insiste y el caos le esta otorgando la derecha, para que finalmente todos estos Fariseos Congresistas, esten pronto a ungirla como nueva Primera Mandataria a fuer de una aprobación Asambleísta que la consagrara como tal. Todo esta encuadrado para que lo tantas veces declamado por mi y otros muy pocos que me han respaldado, finalmente suceda. Sin embargo el Presidente Socmista, debidamente advertido por nosotros, encontró un falso sosiego por un triunfo electoral que recién ahora, decodifica como un ejemplo de los que nos han enseñado acerca de lo pirrico. Y enderezado en procurar "recuperar la calle" que el gobierno ya la tiene como perdida, se dispone a convocar a los Militares, ante el fracaso represivo policial. La Armada, que es la mas afectada actualmente por el ataque a nuestro sumergible, es la mas renuente en salir a respaldar a esta Democracia que no es mas que una viuda ricachona a la que muchos desean violarla y poseerla. La Fuerza Aérea es inexistente y el Ejercito, demasiado corrompido en su cúpula, se encuentra bastante diletante en responder y menos a un profiláctico pinchado como Aguad. Como señale recientemente, en política y mas aun en ésta, de raigambre Platanera, todo es imponderable. Pero se anudan ahora ciertos acertijos que, han sido informados por el Servicio de Inteligencia Naval, en principio elevado a los Almirantes, pero desde hoy en la mañana, en copia a los despachos de todos los Generales y Brigadieres en actividad. Y es el siguiente: Mañana o pasado, Luis "Toto" Caputo y el twitero Dujovne, deben informarle a Macricio que el BCRA debe desprenderse de casi el 90% de nuestras reservas para amortizar esas diabólicas Lebacs. Eso y decirle que el helicóptero esta pronto a aterrizar para que se profuguen todos los de Cambiemos, pues es lo mismo. Ningún economista solvente desea dedicarle ni siquiera un párrafo a esta pandemia desmonetizante, salvo Espert que lo hace a medias, acaso para no incurrir en el rol de un tira bombas. No se cuantos ya no meses, sino días, les llevara a los Popes, desentrañar una simple ecuación matemática, pero aunque intenten elusionar una respuesta, tendrán que hacerlo antes o después de la explosión que viene hacia nosotros. Empero, por el momento y entre lluvias de piedrazos como si nos hubiésemos trasladado a la Franja de Gaza, comienza a dirimirse... LA INTIFADA K vs MACRICIO APRESTADO A CONVOCAR A LAS FUERZAS ARMADAS. Cordialmente Carlos Belgrano.- alarosadatodos@gmail.com

Pacificación Nacional Definitiva: LA FUERZA DE LOS DIGNOS

Pacificación Nacional Definitiva: LA FUERZA DE LOS DIGNOS: #comunicadodeprensa #laotracampana #lafuerzadelosdignos #historiasdesobedientes #años70 #ddhh #FFAA Las Agrupaciones " La Otra...

domingo, 17 de diciembre de 2017

MARXISTA LENINISTA ??

LA ARGENTINA ¿ES YA MARXISTA LENINISTA? Casi veinticinco millones de nuestros habitantes viven de la "enorme teta del Estado". Entre Planeros, Jubilados menores a los sesenta años en un cincuenta por ciento y que ademas se encuentran en el universo del empleo informal. Tomando ese indebido beneficio previsional como un "doble sueldo" y la insondable plantilla de trabajadores estatales que, en conjunto son un hato de holgazanes e inútiles, no son solo un cáncer para la sociedad toda. Sino y fundamentalmente para los auténticos pasivos que, merced a esta fraudatoria endemia asistencialista, perciben unos mendrugos como haberes. Por cuanto, si se radiase a todos estos preindicados atorrantes y se les suprimieran esas sórdidas prebendas, la Argentina, al menos en ese plano, podría dar los primeros pasos para enderezarse. Pero claro, al ser todo lo demás respecto a la Cosa Publica, igualmente anodino y amorfo, seria muy pueril desde mi subjetivo lugar, aguardar tales cambios. Ahora, si como todos ya sabemos que ocho millones de Argentinos, mantienen la vagancia y oligofrenia de los treinta y seis restantes, sinceremonos a nosotros mismos y admitamos aunque nos cueste y duela que, vivimos en un sistema absolutamente compatible con ese rezago de países retrasados y totalitarios, de los que Cuba, Venezuela y Norcorea son un triste reflejo. Con el notable distingo de nuestra ingesta cárnica que por fuera del placer de degustarla, quizás nos ha inoculado esa mentalidad Bovina que tanto nos adormece. El resto, ergo, que tenemos legisladores y jueces supuestamente independientes, es apenas una muesca de un silente y grosero sistemico de iniquidades y absurdos. Por ello, la mitad del salario de un honesto obrero, es rapiñado por el gobierno y para su empleador, idéntica confiscación entre cargas sociales y aportes patronales. Si fuese insuficiente esta aritmética argumentación, puedo añadir la frenopatía de un Presidente que ademas de haragán y ladrón como su antecesora, nos esta sumergiendo en el explosivo aumento de una deuda externa que nos conducirá inexorablemente a otro default para mediados del año entrante, o probablemente dentro de su primer trimestre. Todas las condiciones y fermentos de un estallido, muy superior al del 2001, cuyo foco ígneo se encendió por lo que ahora seria una nimiedad, como el "Corralito", sera esta vez por la cesación de pagos de salarios en la Administración Publica y que arrastrara al sector privado por el estrangulamiento del consumo. El único analgésico y mero placebo para evitar tal caos, seria echar mano a la "maquinita" al solo efecto de aventar el estrangulamiento de la circulación monetaria. Pero ¿por cuantos días? ¿acaso sesenta?; ¿y después? Bueno, Su Majestad "La Hiper" y sus lógicas secuelas, a saber, primero el desabastecimiento y a continuación el mercado negro. Seria de mi parte demasiado presuntuoso, ejercitar hipótesis mas allá de este pronostico, que para ejercerlo, no se requiere otra cosa que recurrir a nuestros anales del pasado. Estas reiteraciones empero, tienen una explicación analógica, porque todo este carnaval folclórico, es el precipitado de una política económica improvisada que tenemos adherida a nuestro genoma nacional. Nos la obsequio Juan Peron desde 1946 a 1955, y luego, Illia, Ongania, Lanusse, Isabelita, El Proceso, Alfonsin, Menem, Chupete, estos mal paridos K y ahora Macricio de Awada. ¿Cual seria la absolutoria razón de aguardar algo diferente si venimos aplicando una formula idéntica desde hace setenta y un años?. Las cuestiones atinentes a gobernar aquí se ha ofrendado a simples aficionados y hampones, con la salvedad pretérita de Videla y la patriótica intentona de Arturo Frondizi, quien sucumbió a esa siniestra simbiosis militar/peronista y radical. Con su derrocamiento descendimos del colectivo de la historia y en la actualidad, ya ni recordamos donde se encuentra ese brumoso apeadero. Pero antes de siquiera imaginar un Golpe, pensemos en referentes serios y con una solvencia moral e intelectual inobjetable, para no volver a preguntarnos... ARGENTINA ¿ES YA MARXISTA LENINISTA?. Cordialmente Carlos Belgrano.- alarosadatodos@gmail.com

MACRI Y EL CURRO DD,HH

Se oficializó el curro por Juan Manuel Otero Con la firma del Presidente de la Nación, el Ministro de Justicia y el Secretario de Derechos Humanos, se ha concretado la mayor traición de los últimos años. Frescas están las promesas del Ingeniero Macri cuando, en campaña por el acceso a la Presidencia, aseguraba que con él “se acababa el curro de los Derechos Humanos”. Millones de argentinos le dimos nuestro voto esperanzados en que la perversa política llevada a cabo por el gobierno más corrupto de nuestra historia llegaría a su fin, que los derechos humanos serían finalmente para TODOS los argentinos, que las causas de “lesa humanidad” caerían por su propio peso tildadas como corresponde como nulas de nulidad absoluta por el simple imperio de la ley, la no retroactividad de las normas del derecho criminal, la no aplicabilidad del Estatuto de Roma del año 1998 para supuestos crímenes anteriores a su sanción. Que las miles de inocentes víctimas de las organizaciones guerrilleras serían reconocidas y sus deudos compensados de igual modo que lo fueron las de los traidores a la Patria. Pero muy poco duraron nuestras esperanzas. No sólo continuaron impulsando los mal llamados juicios de lesa humanidad de la mano de jueces prevaricadores, acusados por fiscales corruptos en base a dichos de testigos mendaces. También se violaron todas las garantías constitucionales de Defensa en Juicio de los soldados, policías, gendarmes, civiles y hasta sacerdotes imputados, los juicios orales llegaron a ser linchamientos dirigidos por organizaciones de derechos de terroristas con el aliento y complacencia de jueces y fiscales, el Tribunal Federal Oral N° 5 fue el estandarte de la continuidad de la venganza “k”, el abanderado de la violación de los derechos humanos. Para nuestros soldados -no así para la criminal Milagro Sala- no existe la constitucional presunción de inocencia y más de dos mil ancianos llevan más de una década encarcelados sin sentencia, negándoseles la correspondiente excarcelación, tampoco se les concede la prisión domiciliaria pese a superar con holgura la edad requerida. “Conmigo se acaba el curro de los Derechos Humanos” Tal vez los equivocados seamos los ciudadanos y lo que el candidato de Cambiemos haya querido decir en su momento era que efectivamente con él se “acabaría el curro”… se acabaría como curro para transformarse en política oficial y legítima. Porque llamativamente, apenas asumido, el nombramiento de funcionarios con antecedentes de formar parte de las organizaciones terroristas o simplemente simpatizar con sus lineamientos, fue la inesperada respuesta a la promesa de acabar con “el curro” y los payasescos tributos del Presidente de la Nación junto a mandatarios extranjeros homenajeando a los asesinos, arrojando flores al Río de la Plata, nos dieron la certeza de que todo seguía igual… el curro desaparecía y se transformaba en la política oficial de Cambiemos. Y ahora nos llega la confirmación, hipócrita confirmación. Como regalo de navidad y año nuevo -¿o tal vez se trata del obsequio del Día de los Inocentes?– recibimos el pomposo “PRIMER PLAN NACIONAL DE ACCIÓN EN DERECHOS HUMANOS” presentado por los tres capitostes citados al inicio. Y con el fin de aclarar las dudas que podrían albergar aún algunos ilusos, en sus primeros párrafos se encarga de ratificar -ahora oficializada- la continuidad de la política de Derechos Humanos para los Terroristas. Afirma con hipocresía barata que “Los derechos humanos son la base de nuestra sociedad y parten del respeto que nos tenemos entre todos nosotros. Nuestro reto es trabajar para que… todos nos podamos integrar en una sociedad más justa y pacífica…” Eso es lo que deseamos y merecemos, Ingeniero Macri, “más justa y pacífica”. Y fijando su meta agrega: “Uno de los objetivos principales de nuestro gobierno es darles una perspectiva inclusiva a los derechos humanos. Esto implica que continúa siendo una prioridad indiscutible el avance de los juicios y causas de lesa humanidad, la identificación de los nietos y la búsqueda de la verdad sobre uno de los periodos más oscuros de nuestra historia…” Sin comentarios. El curro no ha muerto… Y en el colmo del cinismo y de la mentira asegura que: “también es primordial sumar derechos y mirar para adelante para consolidar la democracia que tanto nos costó recuperar.” Este párrafo es digno de análisis, decir que “es primordial sumar derechos” es una frase rebuscada y sin sentido jurídico, no hace falta sumar derechos, sólo respetar los que la Constitución y los Tratados Internacionales han establecido para TODOS LOS CIUDADANOS. En cuanto a “consolidar la democracia que tanto nos costó recuperar” se trata de la demostración de que la soberbia, la mentira y la hipocresía son cualidades de nuestros políticos. ¿Creen acaso que la recuperación de la democracia fue obra de los políticos? ¿Olvidan que la derrota del terrorismo, evitando que nuestro presente sea Cuba o Venezuela, fue obra exclusiva de nuestras Fuerzas Armadas cumpliendo con una lógica orden presidencial y el anhelo de la ciudadanía… inclusive de muchos políticos? Sres. Macri, Garavano, Avruj, deberían saber que los mismos presos políticos que hoy mueren abandonados en inmundas cárceles fueron quienes recuperaron la democracia, olvidan o desconocen que en nuestro territorio se libró una guerra entre los terroristas financiados, entrenados y armados por Cuba y la URSS y nuestras Fuerzas Armadas y de Seguridad, que como en toda guerra hubo excesos de ambos bandos, pero que esos delitos, los de uno y otro contendiente HAN PRESCRIPTO y si con una retorcida, mal interpretada y peor aplicada jurisprudencia, hoy nuestros soldados cumplen prisión, deberían acompañarlos los traidores terroristas en lugar de recibir millonarias indemnizaciones y cargos públicos. Resulta llamativo que el Sr. Avruj se niegue a dar información de los montos recibidos por los terroristas y sus deudos, alegando que se trata de “información sensible” ante el pedido de la ciudadana Jovina Luna, cuyo hermano Hermindo fuera asesinado por los jóvenes idealistas del ERP en el traidor ataque al Regimiento de Formosa. El silencio y abandono hacia las víctimas del terrorismo es una vergüenza y una carga que ustedes llevarán de por vida sobre vuestras conciencias. La niña María Cristina Viola es el símbolo de vuestro desprecio por la vida humana conforme se trate de uno u otro ideal de justicia y patriotismo o de lo que Uds. creen que lo es. Pero si ustedes tres se llenan la boca hablando de derechos humanos, deberían ir de inmediato a las cárceles a liberar a nuestros ancianos defensores, a ellos les debemos la democracia, no a ustedes. Sépanlo y no lo olviden. Juan Manuel Otero juanm.otero@usal.edu.ar

sábado, 16 de diciembre de 2017

Pacificación Nacional Definitiva: 30 DÍAS

Pacificación Nacional Definitiva: 30 DÍAS

Pacificación Nacional Definitiva: PERAS AL OLMO

Pacificación Nacional Definitiva: PERAS AL OLMO: 14/12/17 Por Mauricio Ortín “Repudiamos enérgicamente la militarización… y los desmanes que generaron las fuerzas de seguridad ...

GOLPE....

Golpe, ingenuidades y traiciones "Desde 1989 el peronismo dejó de ser un partido o un movimiento para convertirse, más sencillamente, en la herramienta política de un conjunto de gobernantes que, cada uno en su nivel, construyen su poder con recursos del Estado. Esa notable máquina política, engrosada con no pocos tránsfugas, sólo se preocupa por la caja y el poder". Luis Alberto Romero El Gobierno está pagando, en la calle, el precio de una notable ingenuidad: haber silenciado, al comienzo de su gestión, la homérica crisis que heredó del kirchnerismo, tan eficiente a la hora de quemar todas las naves disponibles y el país entero con tal de impedir que explotaran antes del 10 de diciembre de 2015 los miles de minas con las que había sembrado el terreno económico y social. Nada dijo, cuando debió hacerlo, de las cajas estatales vaciadas para robar con obras públicas y hoteleras, de los millones de jubilados sin aporte alguno al sistema, de los departamentos y campos por todo el país, de las cajas fuertes llenas de billetes, de las financieras rosadas, de los aviones y autos de lujo, de los robados subsidios a los trenes y colectivos, de las cuentas en Seychelles, de la apropiación de empresas y actividades enteras, de la pérdida del autoabastecimiento energético, … La razón presunta de tal torpeza también fue de una inocencia grave: evitar que los inversores se espantaran ante la magnitud del desastre encontrado; con eso, mostró ignorar que éstos siempre saben todo acerca del país en el cual planean aumentar su presencia o ingresar. Las obvias contrapartidas de ese ocultamiento inicial fueron la falta de percepción de la ciudadanía sobre la realidad y la consecuente intolerancia social hacia las amargas pero indispensables medidas que, pese al lógico gradualismo, hubo que adoptar de inmediato. Otra costosa falta de cintura política fue dejar que los jueces federales intuyeran que la Casa Rosada prefería a Cristina Elisabet Fernández en libertad, para utilizarla como permanente sparring electoral y agente disolvente de cualquier tentativa de reunificación del peronismo, para poder negociar con fracciones de éste y no tener enfrente a una oposición unida y blindada; el jueves, en torno a sus fieles, volvieron a reunirse muchos de los perdedores del PJ. También pecó el Gobierno al confiar en los pactos que firmara con los gobernadores, por los cuales estos se comprometieron a obtener de sus diputados una posición favorable a las leyes que el oficialismo –en realidad, la República- necesita con urgencia, al igual que en los acuerdos con los líderes gremiales, a los que aflojó vanamente la bolsa de recursos. Olvidó así el consejo de un viejo militante del PJ, con la piel curtida en trenzas políticas: “a nosotros se nos debe cobrar al contado y pagar en cuotas”. Y quizás la peor fue no informar con claridad y transparencia a toda la sociedad en qué consistía el proyecto de reforma previsional, lo cual habilitó al kirchnerismo, a la izquierda y a los oportunistas de siempre a montarse sobre la natural inquietud de los jubilados a los cuales, convengamos, cualquier alteración de sus magros emolumentos preocupa, y mucho. Pero, más allá de la ingenuidad, de la torpeza y de la mala comunicación, lo que Argentina está viviendo en las calles desde que Mauricio Macri asumiera, y también en el sur del país con el terrorismo mapuche, es literalmente un golpe de Estado. Ese golpe no se da solamente en la calle, donde confluyen piqueteros de todos los colores y nacionalidades (la enorme mayoría de los heridos del jueves son extranjeros) –pero un único bolsillo- con los grupos tradicionalmente terroristas de la izquierda radicalizada. Dentro del recinto de la Cámara de Diputados, el escenario fue mucho peor; se juntaron para ejercer la violencia y el patoterismo e impedir el funcionamiento de la democracia, a través de los representantes electos hace sólo dos meses, los delincuentes preocupados por su libertad, los ladrones de toda laya, los energúmenos representantes de esa izquierda petardista y los peores tránsfugas del escenario político; allí estaban Máximo Kirchner, Agustín Rossi, Leopoldo Moreau, Axel Kiciloff, Andrés Larroque, Nicolás del Caño, Victoria Donda y las grandes figuras del massismo. Todos ellos, con una cara más dura que el cemento, no hesitaron en interrumpir una sesión legislativa, convocada para tratar la reforma previsional, invocando el imposible respeto al 82% móvil, esa meta que, cuando fue alcanzada por ley durante el reinado absoluto de Cristina, ella vetó sin contemplaciones, mientras falsificaba las estadísticas nacionales para ocultar la inflación galopante que legó a su sucesor. Ver a esa facción canalla, que convirtió por más de una década el Congreso entero en un recinto donde sólo se levantaba la mano para aprobar sin discusión todos los disparates que sus jefes imaginaban, hablar de la “dictadura” de Cambiemos, que no tiene mayoría en ninguna de las cámaras, no hace más que confirmar los peores pronósticos. Y más repulsivo fue verlos salir luego, exultantes y a carcajadas, por haber impuesto su voluntad por la fuerza y haber ganado una baza para el destituyente “club del helicóptero”. Es eso lo que pretenden, que Macri se vaya, y lo conseguirán sin duda si tanto el Gobierno cuanto los ciudadanos de a pie no lo impedimos, con toda la fuerza de la Constitución y de la ley. Todos debemos cambiar nuestra forma de pensar respecto a la seguridad, en especial las jóvenes generaciones a las cuales el kirchnerismo lavó la cabeza durante toda su gestión. No podemos permitir un minuto más que los violentos se apoderen de nuestro país y de nuestras calles, y reprimir con toda severidad y firmeza a quienes, una vez más, quieren arrebatarnos el futuro para continuar con el latrocinio miserable que nos trajo hasta aquí. El Juez Marcelo Martínez de Giorgi archivó, sin siquiera investigarlas, las denuncias que formuláramos el Dr. Eduardo San Emeterio y yo contra Hebe de Bonafini, Estela de Carlotto y las organizaciones de pseudo derechos humanos por la reinvindicación de la guerrilla que expresaran en la Plaza de Mayo el 24 de marzo último, mientras convocaban a echar a Macri de la Presidencia; sostuvo que pretendíamos limitar la libertad de expresión. Si, a esta altura estuvieran procesados, tal vez otro ya sería el cantar. Aplaudo, sin restricción alguna, a la Ministro de Seguridad, Patricia Bullrich, por la forma en que conduce y respalda a las fuerzas bajo su mando, y al Presidente Macri por sostenerla contra todas las críticas; Lilita Carrió, a quien mucho respeto, cometió una mayúscula estupidez el jueves cuando criticó por excesivo el aparato de disuasión montado en torno al Congreso. Porque eso fue, un anillo de seguridad para evitar que las hordas de encapuchados, armados con hondas, palos, piedras y bombas molotov pudieran llegar al edificio legislativo, mientras los efectivos que lo conformaron sufrían todo tipo de agresiones; si estos mismos terroristas intentaran acciones similares en Cuba, Venezuela, Bolivia, Rusia o Irán, recibirían algo mucho más definitivo que balas de goma y gas pimienta. Diciembre es, tradicionalmente, un mes de protestas y piquetes, pero ahora estamos presenciando una gimnasia subversiva y destituyente que, como siempre, busca obtener muertos para usarlos como ariete contra la República. Raúl Sendic, fundador de los Tupamaros, sostenía que había que golpear sin descanso a la democracia burguesa hasta que ésta se hartara y reprimiera, mostrando así al enano fascista que todas llevan dentro. Eso, nos guste o no, es lo que tenemos servido en la mesa de fin de año; espero que sepamos lidiar con ello. Bs.As., 16 Dic 17 Enrique Guillermo Avogadro Abogado Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02

viernes, 15 de diciembre de 2017

VIOLENCIA !!!

¡VIOLENCIA! Malú Kikuchi (15/12/2017) Es una época del año en que se espera escribir y desear felicidad, familias reunidas y unidas. En particular para los cristianos que festejan la llegada de Jesús a la Tierra. Y para todos, el milagro del nacimiento de un bebé, que siempre, sin excepciones, es una bendición cargada de esperanzas. Pero no, nada de deseos navideños, el tema es la violencia. Que de acuerdo al diccionario es el uso de la fuerza para conseguir un fin, para dominar a alguien o imponer algo. Para hacerlo más simple, es el argumento de los que no tienen argumentos. Impedir que se hable, prohibir que se discuta. El tema son las reformas propuestas por el gobierno después de ganar la elección del 22/10. Las reformas que se venían posponiendo en espera de esta victoria. Cambiemos llamó a gobernadores, a empresarios, a la CGT, a todas las fuerzas vivas e intentó cerrar acuerdos para hacer votar su plan. Los gobernadores, 23 sobre 24, aceptaron. A cambio de lo que les quitaba la nación, ésta les prometía otros ítems que necesitaban. La moneda de cambio eran diputados y senadores apoyando los proyectos de ley. Aclaro, soy jubilada y cobro la mínima después de aportar toda mi vida. El proyecto de ley no me gusta, pero entiendo que el sistema jubilatorio tambalea en todas partes. La vida se alarga, cada vez hay menos activos para mantener un pasivo. El sistema no funciona por eso nunca pensé en hacer juicio. Pero necesitaba y como yo millones de jubilados, que la ley se tratara en el lugar donde deben tratarse las leyes y por quienes deben hacerlo: diputados y senadores. Les pagamos para que hagan ese trabajo. No se pudo. No sólo porque hubo diputados que traicionaron acuerdos con sus gobernadores y escaparon de un quorum que se consiguió 2 veces por escasos minutos, o porque los gobernadores traicionaron a Macri. Moreau agrediendo a Emilio Monzó, presidente de la cámara, sacándole el micrófono, quedará para la historia nacional de la infamia. No se pudieron escuchar los argumentos a favor ni en contra del proyecto de ley. No hubo argumentos inteligentes, ni argumentos tontos. No hubo debate, no hubo discusión, no hubo palabras. Sí hubo gritos, insultos, amagues de trompadas, un espectáculo bochornoso que nos avergonzó. Fuera del edificio del congreso, los impresentables de siempre. Más allá del grupo de jubilados, pocos, que pretendían defender sus derechos, una extrema izquierda muy bien organizada, sumada a Quebrachos, el kirchnerismo duro, Barrios de pie, Movimiento Evita y quizás algunos del Frente Renovador. Agredieron con piedras (que llevaban en bolsas) a los gendarmes, rompieron negocios, robaron lo que pudieron, ropa, celulares, equipos médicos, comida, computadoras, televisores; quemaron autos, pintarrajearon cortinas metálicas, aterrorizaron a los dueños y empelados de los negocios de la zona. Como las invasiones bárbaras arrasaron con lo que encontraron a su paso. Impidieron la entrada de los diputados que presumían votarían a favor del proyecto. Las FFSS contraatacaron con balas de goma, con gases lacrimógenos y chorros de agua. Según la diputada Camaño, “una represión excesiva”. Sería fantástico que se diera una vuelta por una manifestación en contra de Maduro en Caracas y ya que le queda cerca, de ahí, a La Habana. El gobierno perdió. El país perdió. Las imágenes se vieron en todo el mundo. ¿Quién en pleno uso de sus facultades mentales va a invertir en esta Argentina? Perdimos los que esperábamos un debate serio sobre el proyecto de ley. Perdimos los ciudadanos. Perdimos todos, salvo los que perdieron las elecciones y no lo aceptan. Es hora que se enteren: PERDIERON! Y no hay más golpes, ni cívico militares, ni civiles. Macri se irá cuando termine su mandato, en 2019 o en 2023. Acá estoy, con mi jubilación mínima que me obliga a seguir trabajando, escribiendo sobre hechos horribles e imperdonables en tiempos navideños, donde todo debería ser amor y deseos de paz en fraterna unidad. Pero ayer, ganó la grieta.