miércoles, 15 de marzo de 2017

EL POLVORIN

EL POLVORIN carlos belgrano Alarosada Hoy a las 9:26 : Cualquier hecho al azar que podamos tomar para un breve analisis, nos otorgara un identico resultado. La asamblea cumbre de drogadictos en Olavarria, el asesinato de un Policia por dia u hora, el retroceso de Macri ante un negociado en ciernes, la interna Peronista, los acampes en la Caba, la multiplicacion de las Villas, las pretensiones de millones de atorrantes que aspiran a recibir del Estado un sueldo minimo para continuar el haraganeo, la multiplicacion geometrica del narcotrafico, las excusas absolutorias de Kretina y su prole, como si fuesen genuinas, la desaceleracion del aparato productivo, los maestros dando ejemplos de ocio y amenazas de su continuidad, la ineptitud supina de un Gobierno de estupidos y la Corporacion Periodistica, minimizada a un coro de relatores de esta absurda realidad sin emitir condenas y una Argentina enervada por la creciente anarquia social y una Justicia desaparecida y con presuncion de fallecimiento es mas o menos a mi humilde entender, una difusa radiografia de lo que somos y en lo que nos hemos convertido. Infiero que pude haber omitido algunos otros acapites graficantes de una realidad y un caos, aun mas calificatorios de este suicidio colectivo en ciernes. Pero de algo estoy convencido y es una simple deduccion dogmatica de lo que se aplica doctrinariamente en el Derecho Penal, de la que nuestro Pais infortunadamente esta exento. Cuando los Doctores en esa disciplina hicieron hace siglos una exegesis de las conductas criminales, para detectar la autoria de cualquier delito, emergia un solo interrogante: ¿A quien beneficia el crimen?. Y esa es la pregunta que deberia martillarnos hasta lo insoportable a toda nuestra Sociedad. En lo personal, la respuesta es muy simple. A los principios de la Democracia que fue, es y sera, ni mas ni menos, la facilitadora de todo lo que atenta contra los principios civilizadores de la coexistencia en cierta armonia. Sin ingresar en los atavismos y las bondades de los Regimenes de Facto, me interrogo y traslado la misma inquietud a cualquier Lector. Hasta 1983, con yerros por doquier, una politica economica desastrada e incluso vil, los resortes de supervivencia de la Argentinidad se encontraban intactos. El Ciudadano comun, sin distincion de Clases, vivia con los devaneos logicos de cualquier Comunidad, pero habia algo que no era motivo de alarma ni desvelos. No temia egresar de su domicilio, ni ingresar al mismo y los paros sorpresivos de los Medios de Transporte que cegaban el premio al "presentismo" eran un triste recuerdo de la previa etapa Justicialista. No existian "garitas" de Seguridad Privada, ni eran demandados los "Barrios Cerrados", como una forma de guarecerse de una inseguridad sin limites conocidos como en nuestros dias. Nadie temia por su vida, por circular en la nocturnidad, en lugares perifericos. La prestacion Educativa no conocia las modalidades extorsivas actuales y la atencion hospitalaria publica se prestaba normalmente. En otras palabras, lo que conocimos como "El Orden Social", se encontraba intacto. La delincuencia sumamente menguada en su desenfreno por cegar la vida de cualquier indefenso Ciudadano, conocia el proverbio carcelario de la "Ley de Fuga", como acaecio en el Penal Naval de Rawson y estaban plenamente conscientes que al salir "de caño", a asesinar "por placer", pues se jugaban literalmente sus cuartos. En fin, la tan inveteradamente demonizada "Dictadura", como se deleitan estos Democratas en estigmatizar al Gobierno del Proceso, al menos cerceno las apetencias Lombrosianas de la "trata de personas", los "secuestros express", la "reduccion a servidembre" en los ambitos textiles, la desnutricion infantil, las torturas seguidas de muerte de nuestros Ancianos, las "entraderas homicidas" y el embrutecimiento del Estudiantado desde los Infantes y hasta los Universitarios, fagocitado y con esmero por las mismas autoridades encargadas de elevar la calidad educativa. A riesgo que el Lector pueda tildarme de anacronico y aceptando el desafio, sin jueces probos ni Fuerzas de Seguridad descontaminadas de lo que la Constitucion, les ordena combatir y perseguir ¿que otro epilogo diferente o superador podemos aguardar, mas que el estallido?. Precisamente la detonacion de... EL POLVORIN. Cordialmente Carlos Belgrano.- alarosadatodos@gmail.com