jueves, 28 de abril de 2016

ANTIDESPIDOS

DEBATE Ley Antidespidos: El voto en Senado anticipó el debate para Macri en Diputados El Senado de la Nación ya aprobó el proyecto de ley que declara la emergencia ocupacional, imponiendo la doble indemnización y suspender por 180 días los despidos. Ahora es el turno de Diputados. Mientras tanto, la discusión en la Cámara alta dejó algunos puntos para el debate que continuará: el ‘efecto contagio’, la situación de las Pymes, el incentivo o no al nuevo empleo, y una pauta sobre cómo podrían votar los sectores de la Cámara baja, donde Sergio Massa será la clave. En verde los senadores que votaron a favor y en rojo quienes lo hicieron en contra La Cámara de Senadores dio media sanción ayer (27/4) al proyecto de ley que declara la emergencia ocupacional para frenar despidos y suspensiones de trabajadores, y a la normativa que propone exigirle al Poder Ejecutivo que cada vez que pretenda tomar deuda, tanto interna como externa, deba pedir autorización al Congreso de la Nación. El proyecto de ley sobre emergencia ocupacional obtuvo 49 votos positivos y 15 negativos. La polémica iniciativa que rechaza Mauricio Macri y que de ser sancionada en Diputados terminaría en veto presidencial, pretende suspender por 180 días, desde su entrada en vigencia, los despidos y las suspensiones tanto en el sector estatal nacional como en las empresas privadas. Además se da la posibilidad de que el trabajador despedido escoja ser reincorporado inmediatamente o que se le pague una doble indemnización. En la discusión parlametaria, los senadores plantearon el debate que tendrá también Diputados. El senador nacional de Compromiso Federal por San Juan, Roberto Basualdo en declaraciones a Duggan Bien Temprano por AM 950 Belgrano sobre la votación por la ley de doble indemnización en el Senado, dijo: "Voté en contra porque al proyecto le falta algo". En tanto, remarcó: "Todos queremos conservar el trabajo pero la única manera de hacerlo es generándolo, dándole un estímulo. Están poniendo en igualdad de condiciones a una pyme y una gran empresa". "A una gran empresa no se le mueve el perímetro por pagar la doble indemnización, pero una micro empresa tiene que bajar la persiana, no puede pagar porque se funde", aclaró. A su vez, reveló: "Hoy el 80 por ciento del trabajo en la Argentina es por las pequeñas y medianas empresas". "Tenemos que ver cómo crecemos y dar oportunidades para hacerlo. Nadie quiere que se despida", subrayó Basualdo. "Si a la iniciativa no se le pone incentivo, no va a dar resultados. Tenemos que dar el estímulo al trabajo", concluyó. Por su parte, el senador nacional por Salta, Juan Carlos Romero, expresó: "no dudo de la buena intención de los autores, tampoco de las centrales de trabajadores, no estoy en contra de esa intención, pero es una intención poco práctica porque no trae la reparación a los que perdieron el trabajo". Y agregó que "lo que hay que incentivar es que haya inversión y crecimiento y que así se recuperen esos puestos perdidos, no en el estado ni en puestos transitorios, sino trabajo genuino como el que rápidamente genera la construcción y la actividad productiva". Romero agregó durante la sesión de ayer que "las grandes empresas tienen política de empleo pero para las pequeñas y medianas empresas, como en Salta, donde casi el 90 por ciento de las empresas son pymes -como un taller o una pequeña fábrica- un juicio laboral perdido es la quiebra". Romero dijo que "deberíamos estar pensando en la capacitación para el trabajo, en el riesgo para el empleo en el futuro de robotización, ya que con la tecnología los grandes países ya prevén la caída de la mitad de la masa laboral en los próximos 20 años. Eso es una advertencia y tenemos que estar preparados”. Asimismo, Romero afirmó: “Tenemos muchas cosas para hacer pero pensando en el futuro y no mirando el pasado como esta ley; no siempre la intención plasmada en una ley da la respuesta deseada y esperada". Por su parte, los senadores Rodolfo Urtubey, Miriam Boyadjian, Alfredo Luenzo y Eduardo Aguilar propusieron modificar el texto original y exceptuar a las pequeñas y medianas empresas, en consideración del perjuicio que podría ocasionar los pagos de doble indemnizaciones a estas empresas, pero su pedido no fue aceptado a la hora de la votación. Urtubey consideró que “hay una enorme trama social de pequeños productores y comerciantes donde no se da la relación patrón-obrero” y “no es justo” aplicar “esta ley a las PyMES”. “El peronismo siempre ha distinguido entre el gran capital y los pequeños productores, miles de PyMES que dan trabajo”, resaltó. El titular del bloque Compromiso Federal, Adolfo Rodríguez Saá, opinó que “esta ley contribuye a que paremos un problema, esperando que en seis meses el país tenga una reactivación que nos permita levantar”. Juan País, del Frente para la Victoria afirmó que “estamos hablando de un derecho humano” y subrayó que “se ha despedido a trabajadores del Estado con violencia y maltrato, sin justa causa, incluso personas discapacitadas”. María Magdalena Odarda (Frente Progresista CC-ARI) aseguró que nacerá “un derecho” con la aprobación de la ley y pidió terminar con “la indiferencia”. La senadora expuso su dictamen de minoría pero al final voto por el proyecto de la mayoría porque adujo que “lo están pidiendo todas las centrales obreras del país”. La tucumana Silvia Elías de Pérez (UCR) consideró que “no se está buscando con este proyecto realmente resolver la situación que a todos nos preocupa y nadie la niega”. Y destacó que la emergencia ocupacional “ya viene declarada desde hace 12 años”. La ultrakirchnerista Virginia García reclamó: “la crisis la generaron ustedes cuando a partir del 9 de diciembre a las 23:59 comenzaron a despedir gente”. “Conocen los miles y miles de despidos que hubo en esta Casa”, continuó y remarcó que “cuando el Estado despide se produce un efecto contagio en el sector privado”. En el cierre del debate, el presidente del bloque del FpV-PJ, Miguel Ángel Pichetto, aseguró que el Senado “no se va a alejar de los trabajadores” y aclaró que la votación a favor del proyecto se debía a una “decisión política” en “solidaridad” con el pedido de las centrales obreras. Por su parte, el radical Ángel Rozas (titular del interbloque Cambiemos) consideró que hubiera sido “bueno” recibir al ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, para que aporte números y cifras con fuentes del Ministerio, pero destacó que “no creemos que el camino que propone el Frente para la Victoria sea lo más apropiado”, y planteó que “hubiera sido bueno tener las informaciones correctas”.