domingo, 17 de abril de 2016

SOCIEDAD HIPÓCRITA

Buenos Aires, Argentina domingo 17.04.2016 FIESTAS ELECTRÓNICAS 6 muertos que golpean a una sociedad hipócrita Todos saben que en las fiestas electrónicas se vende libremente droga sintética. Es más: hay quienes encuentran una relación directa entre organizadores de esos eventos y 'dealers' o bien traficantes de las llamadas 'drogas de diseño'. Pero nadie hace algo concreto por ponerle freno al delito. Es como si las 'fiestas electrónicas' resultan un coto de consumo, un espacio donde está permitido lo que está prohibido en otros ámbitos. Los padres miran para otro lado porque "los chicos tienen que divertirse" o porque "me dicen que van todos los amigos/amigas" o porque "no puedo con mi hijo/hija. Sólo le pido que no tome alcohol" (conociendo, entrelíneas, las consecuencias del éxtasis con el alcohol). Y las autoridades también miran para otro lado porque controlan que los organizadores paguen sus impuestos. E l sistema apesta. Entonces, ocurren tragedias como la de Costa Salguero y todos se declaran sorprendidos. No, la sorpresa es que no ocurra más seguido. Las drogas sintéticas son drogas de diseño elaboradas en un laboratorio químico, con gran demanda entre jóvenes de los 18 a los 30 años de edad, quienes las adquieren buscando relajarse y desinhibirse para soportar largas jornadas de diversión. Sobre el final de la entrevista que hoy domingo 17/04 publica el diario El Territorio, de Posadas (Misiones) al presidente Mauricio Macri, ocurre el siguiente diálogo: "(...) -En cuanto al narcotráfico en la frontera, ¿cómo piensan encarar este problema? ¿Van a modernizar los controles migratorios? -Ayer almorcé con los cuatro jefes de las fuerzas, la ministra de Seguridad (Patricia Bullrich) y su equipo. Por empezar, ahora hay un ambiente de trabajo, vocación de respeto recíproco, después de años de que los que gobernaban maltrataban a las fuerzas de seguridad. Con ellos nos comprometimos a invertir en tecnología, en capacitación, estamos trabajando y nos pusieron a disposición sus escuelas de capacitación países como Francia, Italia, Estados Unidos. Ya estamos enviando gente, instalando radares. Con el cambio de actitud y la vocación, ya empezamos con la recuperación de todo el territorio, empezando por los barrios más complejos de la Argentina. La primera experiencia fue en la Villa 31 y en breve, seguiremos con los barrios en todo el país." ---------------------- ¿Cómo enfocar, en tan imperfecta definición del problema, lacompraventa de drogas de diseño fabricadas en el Gran Buenos Aires o en la Ciudad de Buenos Aires y vendidas en las fiestas electrónicas? Hay mucha incomprensión del fenómeno en la lucha contra el narcotráfico, y esto incluye la ausencia de una política de prevención del narcotráfico y de la drogadependencia. Abunda el discurso político inútil. Y la liberación del consumo no es una respuesta ni válida ni eficiente. Sólo el reconocimiento de la impotencia ante el fracaso, intolerable en una sociedad. La investigación de lo que ocurrió en la fiesta electrónica de la tragedia, durante la madrugada del sábado 16/04, quedó a cargo de la Fiscalía Criminal de Instrucción N°24 a cargo de Sandro Abraldes, quien preventivamente ordenó la clausura de Costa Salguero. Fuentes de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) porteña dijeron que la empresa Dell Producciones SA, tenía todos los permisos para la realización de la fiesta electrónica Time Warp. Se ignora para qué sirve esa aclaración de la AGC. Casi todas las fiestas electrónicas tienen sus cuestiones tributarias y reglamentarias en orden. Ese no es el problema. El fiscal Abraldes y el fiscal a cargo de la Procuraduría de Narcocriminalidad, Diego Iglesias, convocaron a todas aquellas personas que tengan información sobre la fiesta electrónica. Los datos de contacto con la fiscalía son a través de los correos electrónicos: procunar@mpf.gov.ar o fiscri24nac@mpf.gov.ar, y por teléfono al 6089-9177 y 5171-5601/2. Hipócrita, Carlos Tomada, jefe de la bancada del FpV en la Legislatura porteña (ministro de Trabajo de la Nación durante una década en la que mucho se ayudó a que creciera el consumo de narcóticos), le anticipó al diario K Página/12 que pedirán la interpelación de las autoridades de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), mientras que la legisladora porteña Andrea Conde (Nuevo Encuentro), criticó duramente a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, por no controlar fiestas en las que “circula gran cantidad de drogas”. Aunque hay que esperar los resultados de los análisis toxicológicos de las autopsias y los de laboratorio de las pastillas secuestradas en el predio, los investigadores ya afirman que > las víctimas habían consumido pastillas de éxtasis adulteradas, el "falso éxtasis", y > que por el horario en el que se descompusieron -el SAME recibió el pedido de ayuda a las 6:05- la droga la adquirieron dentro de la fiesta. Chocolate por la noticia. Inicialmente las autoridades sanitarias indicaron que las víctimas habían tomado éxtasis, cuyo principal componente es la metilendioximetanfetamina (MDMA), pero fuentes cercanas a la investigación sospechan que fueron pastillas que contenían alta concentración de parametoximetanfetamina (PMMA). Conocida como "falso éxtasis", la PMMA tarda más tiempo en hacer efecto, y la persona piensa que la carga de la droga no le alcanzó e ingiere más pastillas. Los toxicólogos dicen que esto incrementa el riesgo de hipertermia, intoxicación y muerte. Cuando llega el efecto que se estaba buscando, es tarde y se está en una sobredosis. Las drogas sintéticas son drogas de diseño elaboradas en un laboratorio químico, con gran demanda entre jóvenes de los 18 a los 30 años de edad, quienes las adquieren buscando relajarse y desinhibirse para soportar largas jornadas de diversión. Su comercio se da principalmente en los alrededores de discotecas y en lugares en los que se programan los denominados 'after party', muy frecuentados por la población juvenil de estratos medios y altos. El perfil de los consumidores de drogas sintéticas es de personas que buscan divertirse y alcanzar largos períodos de relajación, que con estas sustancias pueden oscilar entre las 18:00 y las 24:00, mientras que narcóticos como la cocaína y la marihuana generan tiempos de distensión de entre 4 y 14 horas. Sin embargo, esas pastillitas 'mágicas', muchas veces incorporan compuestos dañinos que causan problemas gástricos, visuales, cardiovasculares y en el sistema nervioso, cuando no la muerte. Además de químicos usados en veterinaria, los expertos han detectado combinaciones de sustancias de uso industrial como los derivados del alquitrán y medicamentos permitidos de manera independiente como la morfina, el viagra, el acetaminofén o el ibuprofeno. El problema por el incremento en la producción inicia precisamente porque las drogas sintéticas son mixturas de medicamentos permitidos que se adquieren libremente en el comercio y que son llevados a laboratorios clandestinos para combinarse con componentes letales como la escopolamina, la acridina y la metanfetamina. Otra situación se da cuando se fusionan dos componentes de libre comercio como la morfina y los antialérgicos, el carácter prohibido surge con la mezcla. En el diario La Nación se lee el testimonio de un participante en Costa Salguero: "(...) "La mayoría eran pastillas de éxtasis. Algunas estaban identificadas con el logo de Superman. Otras con el de Versace, de Porsche. Se supone que la más potente es una que te la ofrecen como un Lamborghini. Son todas de MDMA, varía la carga de cada una", contó un joven que estuvo en la fiesta y pidió no ser identificado. Cuando él salió del evento, la fiesta todavía seguía, aunque pudo ver cómo los responsables de la seguridad y un bombero sacaban a un chico que estaba descompuesto. Según informaron fuentes del hospital Fernández, donde murieron dos de los jóvenes de la fiesta, los primeros resultados toxicológicos de las autopsias indicaron éxtasis positivo. Aunque, según se aclaró, podría tratarse de una mezcla de sustancias. Ahora los investigadores esperan los resultados definitivos de las autopsias y también los análisis de las pastillas que fueron secuestradas por la Policía Federal en los tachos de basura de Costa Salguero y en el VIP de la fiesta. (...) Distintas versiones indicaban que durante la fiesta, en los baños del complejo no había agua. Denuncian que los organizadores cortaron el servicio para que los jóvenes compren bebidas en las barras, ya que el consumo de drogas sintéticas en lugares cerrados produce mucha sed. No obstante, desde el Centro Costa Salguero se informó que el control y la organización del evento estuvo a cargo de Dell Producciones y que "todos los servicios e infraestructura del complejo funcionaban perfectamente". Otro joven que también estuvo en la fiesta, relató a LA NACION que en su experiencia, en los baños sí encontró agua, aunque detalló que una persona de seguridad impedía que se recargaran botellas con agua en el baño. "En cambio, había que comprar las botellitas de marca Block, que se venden en la barra a 40 pesos, y que no son de agua mineral, sino agua filtrada, que es embotellada por la misma persona que organiza el evento",denunció. (...)." Acerca del mercado de drogas sintéticas, Gisele Sousa Dias explicó en el diario Clarín: "(...) "Van llegando drogas nuevas a la velocidad de la luz. Le cambian una molécula y cada 15 días aparece una nueva”, dice a Clarín Martha Braschi, toxicóloga del Hospital Gutiérrez y del Hospital Alemán. Mónica Napoli, toxicóloga del Hospital Santojanni, coincide: “Es difícil saber el contenido de las pastillas porque son producidas en laboratorios clandestinos. Lo que sabemos es que estas pastillas pueden contener cafeína, éxtasis, efedrina y algún otro producto tóxico contaminante. Aparecen continuamente nuevos diseñadores de drogas que modifican o alteran la constitución de las pastillas”. “La bomba” y “Superman” (al menos dos de los intoxicados que ayer llegaron a las guardias y podían hablar contaron que habían tomado esta última) son sólo algunas de las drogas más nuevas. Para hacer “La Bomba” envuelven las anfetaminas en resina de marihuana y arman una especie de caramelo (de ahí el nombre), por lo que tanto el envoltorio como su contenido tienen drogas activas. No saber qué se está consumiendo es parte central del problema: “La bomba se vende como pepa, por lo que muchos creen que están consumiendo ácido y en algunos casos terminan con cuadros de taquicardia, hipertensión, crisis psicóticas, convulsiones, desconexión, alucinaciones y despersonalización”, explica Braschi. A las guardias de los hospitales llegan jóvenes cada vez más chicos, incluso de primaria. A veces, cuando los médicos logran descubrir qué tomaron y darles el tratamiento adecuado, los salvan pero el evento no pasa desapercibido: muchas veces quedan con secuelas neurológicas y cardiológicas. En el caso de Superman –-sigue Braschi-- “se vende como éxtasis. Como en el Reino Unido ya hubo varias muertes, cuando investigaron vieron que tenía una combinación de éxtasis y parametoximetanfetamina, y esa suma potencia su toxicidad. Además, estas pastillas tienen una aparición de efectos tardía, por eso muchos jóvenes piensan que no les pegó y se toman otra y pueden generar cuadros graves: desde lesión al corazón, trastornos en el sistema nervioso central, problemas renales hasta muerte súbita”. El éxtasis sigue siendo la estrella del consumo, pero existen al menos 20 variedades de anfetaminas. Hay más y menos potentes: entre las más tóxicas están el GHB (éxtasis líquido), el Cristal, y las mezclas de LSD (ácido lisérgico) con anfetaminas (que como produce mayor efecto, provoca mayor intoxicación). Así, tanto creer que se está consumiendo una cosa cuando en verdad es otra, como consumir antes de tiempo por desconocer las horas de acción de las nuevas combinaciones, colaboran para terminar en finales trágicos. “Las causales de muerte más comunes son la falla cardíaca por el esfuerzo al que se somete el corazón y la fiebre de difícil resolución. Los cuadros suelen ser tan complejos que provocan fallas multiorgánicas" que terminan con la muerte (...)".