miércoles, 27 de abril de 2016

JUE-HECES

JUE-HECES Estamos asistiendo a un espectáculo lamentable, los jueces que durante el kirchnerato actuaron como esos famosos monitos que uno se tapa las orejas, el otro la boca y el tercero los ojos. Ahora, la actitud de los mismos da náuseas cuando observamos sus metamorfosis. Ahora ven, oyen y mueven los procesos que tenían paralizados. Nadie confía en ellos. sobre todo, el caso paradigmático de Sebastián Casanello y otros innombrables. Y sino que lo digan Lilita Carrió y Jorge Lanata. Son muchos los argentinos que quieren una renovación total de la justicia, pues como decía Quevedo: "Cuando no hay justicia es peligroso tener razón". A este frase la he relacionado con un popular refrán ( Al pan pan y al vino vino), sustituyendo el vino por otro vocablo que espero no lo escandalice. Ud. es abogado y conoce perfectamente el fuero federal y sabe perfectamente que el juez tiene que honrar el nombre de juez que parece un vocablo depreciado, degradado. Por tal razón, he acuñado una nuevo vocablo para la degradación del oficio de juez, su contracara y antítesis: "ju-hez y jue-heces". Le pido si está de acuerdo, que publique esta nota. Pues, parafraseando al Hamlet de Shakespeare: "Algo huele mal en Argentina". Y es la justicia federal. . Luis Illuminati