jueves, 30 de junio de 2016

SIMBIOSIS

LA SIMBIOSIS Cuando un corrupto sucede a otra, el resultado es idéntico, aplicando sin hesitación, ese viejo​ ​precepto de la "Ley de Murphy".que, nos ha enseñado que todo cuanto puede salir mal, normalmente resulta de esa manera. Esto es que, cualquier proyecto macro de gobernabilidad no tendrá otro epicentro, diferente a lo​ ​que se pretende condenar socialmente. Mauricio, debería sufrir una metamorfosis ciclopea, para borrar de su mente, lo que ha aprendido​ ​de su padre, durante sus mas de cincuenta años. Y es atendible que dicha ecuación, sea de imposible cumplimiento. El Gobierno, con algunas honrosas excepciones como Frigerio y Carrio, no es otra cosa que una "Banda", menos grasienta y maloliente que los K, pero con indelebles muescas de anti​​patriotismo como sus aparentes nemesis. Pero a los efectos de no pontificar con diatribas insustanciales, sino con ejemplos prácticos, creo​ ​oportuno mencionarlos sucintamente. Macri pretende ahora, combatir la desocupación con empleo publico y esboza como un baldón,​ ​el ingreso de entre doscientas y trescientas mil personas en la obra publica. A los efectos de atemperar, y de manera risible, el flagelo de la perdida real de empleo genuino. Ergo, agrandar nuevamente el Estado, para enmascarar la total ausencia de proyectos de inversión​ ​de capitales de riesgo. Y generando de esa forma, mas emisión monetaria espuria. Ello, sumado a convocatorias de nuevas e incesantes paritarias, toda vez que las celebradas hace​ ​menos de noventa días, han perdido ya vigencia, como consecuencia de una inflación que ni siquiera esta en miras de frenarse. Es por ello que, aguardar de forma expectante, la reducción del aumento de precios y tarifas, es una​ ​simple humorada. Nadie vendrá a invertir en nuestra Argentina, no solo porque Occidente se encuentra en la mas feroz​ ​bancarrota desde aquel viernes negro de 1929, sino ademas, porque el inversor siempre es temeroso​ ​de la suerte de su dinero. Y con la justicia y legislatura que tenemos, un súbito escalofrió, atraparía al mas arriesgado de los que​ ​se dispusieran apostar en cualquier rubro de esta economía, regenteada por una administración miope. Que comienza a avizorar que este "dibujo" de los Ceos, es una mimetizacion con los reos. Es física y materialmente imposible, encontrar la ecuación superadora para separarnos de este aluvión de fracasos y estafas que nos acompaña con sigilo desde hace mas de tres décadas. Llamemosle punto de inflexión, bisagra, o como cualquiera desee denominarla y la respuesta razonable, pues sera la misma. El peronismo que, hasta el fin de sus días, no dejara de ser otra cosa que una mortal gangrena de carácter virosico, con gobiernos como el que tenemos, lejos de debilitarse, se fortalece. Precisamente, porque mientras no tengamos al frente del Poder Ejecutivo, alguien sin un pasado medroso y delictivo como el actual Presidente, encontrara la suficiente oxigenación, para replicar​ ​que no importa cuanto robaron y defraudaron, porque sus adversarios son de una factura similar. De lo contrario, un lombrosiano como Gioja que, enveneno a​ ​sabiendas las cuencas acuíferas de​ ​una Provincia, como San Juan, en la que las mismas son de toda vitalidad, por su escasez, para la subsistencia de esos sufridos Compatriotas, y por un negociado tan obsceno como el desastre ambiental de las auriferas como la Barry Gold -socia de ese humanoide-, no hubiese sido ungido ​​como presidente de ese partido de gente incorregible y de tan baja estofa. Secundado en su gestión, por otro de su condición que, sumió a los Bonaerenses, en la perdición mas​ ​absurda y procaz. Es de toda inutilidad, hipotizar ni por un instante que este cuentito, tenga un final feliz. Con una profunda desgracia, disfrazada y enmascarada de bendición que, es la prodigalidad de nuestra​ ​personalidad colectiva y la bonanza de nuestro suelo. Solo un país, inmensamente rico como el nuestro, puede tolerar una dirigencia como la que supimos​ ​conseguir. Venezuela tiene desabastecimiento, por ese orate del nativo Colombiano de Maduro y porque tiene​ ​que importar el noventa por ciento de su comida. Chile soporto solo por dos años que, Allende la regalara, porque se quedo sin ella, ni dinero para​ ​comprarla del exterior. Nuestra maldición Bíblica, trasunta precisamente por el ejemplo inverso, porque nosotros la exportamos. Llegara el momento, quizás en cien años o mas, en que emergerá alguien, a quien, tal vez, no conozcamos, ninguno de nosotros ni nuestros nietos que, decodificara adecuadamente la raíz​ ​de nuestro genoma y enmiende la plana. Acaso en ese momento, se extinga... LA SIMBIOSIS. Cordialmente Carlos Belgrano.- alarosadatodos@gmail.com