viernes, 1 de julio de 2016

AVATARES

AVATARES DE LA POLÍTICA Sergio Massa y el nudo gordiano (Carrió) Llamativo que algunos intenten dirimir la política vía denuncias. Pero es lógico en una sociedad donde lo judicial se resuelve, a menudo, vía los medios de comunicación. De todos modos, la única forma de vencer a los fantasmas es enfrentarlos. Sergio Massa en El Pato, pyme de maquinaria agrícola en Pedro Luro, Villarino. Los habitantes de Frigia (actual Anatolia, Turquía) necesitaban elegir rey, y consultaron al oráculo. La respuesta fue que el nuevo rey vendría por la Puerta del Este acompañado de un cuervo que se posaría en su carro. El hombre fue Gordias, un labrador que tenía por toda riqueza su carreta y sus bueyes. Él fundó la ciudad de Gordio y, en señal de agradecimiento, ofreció al templo de Zeus su carro, atando la lanza y el yugo con un nudo cuyos cabos se escondían en el interior. Quien lo consiguiera desatar, conquistaría Asia. Camino al Imperio persa, Alejandro Magno conquistó Frigia, donde resolvió el problema cortando el nudo con su espada: "Da lo mismo cortarlo que desatarlo". La expresión "nudo gordiano" se refiere a una dificultad que no se puede resolver, a un obstáculo difícil de salvar o de difícil solución o desenlace, en especial cuando esta situación sólo admite soluciones creativas o propias del pensamiento lateral. Wikipedia por EDGAR MAINHARD En el universo más fundamentalista de Cambiemos, coalición electoral que gobierna la Argentina, se especula intensamente acerca de los escenarios electorales posibles en 2017, exagerado anticipo que incrementa los riesgos de pronósticos que luego discrepan con lo verificable. Las prioridades deberían ser otras. ISEPCi (Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana) afirma que su relevamiento de los 50 productos de la Canasta Básica de Alimentos (CBA), que integran su Índice Barrial de Precios (IBP), en 320 comercios de 20 distritos del conurbano bonaerense, arrojan otra vez para junio un promedio de aumento de +4%, destacando el incremento de los productos de almacén (+5,30%) y verdulería (+4,33%). Desde junio de 2015, ocurrió un incremento de 39,93%, y durante los 7 meses de gestión de la Administración Macri, es 27,36%. La consultora Economía & Regiones reconoce que la estrategia antiinflacionaria elegida es dolorosa: "Hay un apretón monetario de más de 25% en términos reales que terminará dando como resultado una inflación promedio anual de 40% a 42% y una inflación mensual en torno a 1.5% a 1.7% hacia fin de año (20% a 23% anualizada), lo cual desde lo monetario deja el campo sembrado para alcanzar la meta de inflación en 2017 (12% a 17%). Todo un éxito si se lo compara contra 2014, cuando manteniendo el cepo, sin ningún ajuste de tarifas y sin sinceramiento cambiario Axel Kiciloff logró una inflación del 39% anual." Luego, reconoce que, sin embargo, lo fiscal anda mal y puede ir peor. Sin embargo, en Cambiemos se da por seguro que habrá una reactivación con la intensidad que precisa el presidente Mauricio Macri, ya que el 'blanqueo' de capitales ocultos será exitoso, y lo afirman con la misma certeza conque pronosticaban el ingreso de dólares como consecuencia del pago a los acreedores externos. Tal como ya se sabe, la lluvia de billetes color verde no sucedió hasta la fecha, y es el motivo del 'blanqueo' como Plan B. En cambio Sergio Massa, el líder del Frente Renovador, afirma que para reactivar es prioritario atender a las pequeñas y medianas empresas, y hasta propuso, por 2da. vez, un conjunto de medidas de asistencia directa que incluye una rebaja del Impuesto al Valor Agregado (en enero de 2017, el IVA será pagado a los 90 días de emitida la factura), eliminación de la ganancia mínima presunta, aplicación del impuesto al cheque a cuenta de Ganancias (100% para las microempresas y 50% para las medianas), mejorar la ingeniería de los cheques de pago diferidos para automatizar la operatoria de factoring (mercado secundario de comercialización de esos cheques) y desgravar el dinero aplicado a reinversión, entre otras medidas. El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, ha considerado excesivo el beneficio fiscal que propone Massa para impulsar a las pymes. En cuanto al peronismo, se encuentra en crisis tan profunda que no consigue definir su pensamiento aunque cuando fue gobierno, recientemente, nada hizo al respecto. Elisa Carrió, el ariete Massa es un tema para Cambiemos porque en las encuestas de opinión pública, su imagen positiva se encuentra por arriba de la de Macri, al menos en Provincia de Buenos Aires. Entonces, sus integrantes del PRO y la Coalición Cívica-ARI, le conceden a Massa el statu-quo de 'enemigo a derrotar'. Sin duda que esta situación representa un éxito para Massa porque en 2015 no consiguió ingresar al balotaje, asfixiado por la polarización entre los K y los antiK. Los simpatizantes de la diputada nacional Elisa Carrió, en Cambiemos, se entusiasman especulando con el supuesto deterioro que la fundadora del ARI y de Coalición Cívica le puede provocar a la imagen pública de Massa y, entonces, declinaría la intención de voto del Frente Renovador. Bastante voluntarista lo de Cambiemos: dan por segura la reactivación, que aún no ocurrió; y la derrota de Massa a manos de Carrió, que es un albur, para así obtener un gran triunfo electoral que les asegure el control legislativo necesario, inicio de su reelección 2019. Se recomienda pescar un pez antes de intentar engullirlo.... Los de Massa recuerdan que él ha sobrevivido > a la furia K cuando se conocieron los diálogos con el embajador estadounidense, con conceptos tan críticos hacia Néstor Kirchner; y luego > al supuesto bloqueo del papa Francisco, en tiempos cuando la opinión del pontífice no se encontraba cuestionada, tal como ahora sí sucede. Es difícil conocer cuánto dañaron a la imagen de Massa, en 2015, las especulaciones acerca de los motivos por los cuales el papa Francisco no quería recibirlo. El propio 'gurú' político de Macri, Jaime Durán Barba, ha expresado su escepticismo acerca del caudal electoral que realmente puede movilizar Jorge Omar Bergoglio: la Argentina es un país de tradición y mayoría de población católica apostólica romana que, sin embargo, en general no participan de los ritos del credo. Los de Cambiemos afirman que son situaciones diferentes: el Papa enarboló su indiferencia pero Carrió embestiría denunciando la tolerancia a la residencia de narcotraficantes en barrios residenciales de Tigre. En general, Carrió apuesta por la condena mediática en vez de aportar pruebas concluyentes. La estrategia le sirve en el fuero de la Justicia federal porque es una instancia politizada y en la que el Código Penal se interpreta según el humor del magistrado. Tan es así que la Administración Macri llegó proponiendo una reforma, a través de su plan Justicia 2030, que luego abandonó porque el empresario del juego, Daniel Angelici, le explicó a Macri que había alcanzado un diálogo positivo con los magistrados del fuero, ¿para qué cambiarlos? Por supuesto que los amigos de Massa afirman, además, que la guerra al narcotráfico es parte de la agenda del Gobierno federal, no del municipal. El Ejecutivo Nacional controla la AFIP, el Procelac, la UFI y las fuerzas de seguridad e inteligencia. Massa sólo era alcalde de Tigre. Luego, agregan que culpar a un alcalde por la radicación de narcotraficantes en Tigre es como culpar a Macri, cuando era Jefe de Gobierno porteño, por la radicación de narcotraficantes en Puerto Madero. En Cambiemos se afirma que no les interesa el argumento, y que mejor Massa se entienda con Carrió, a quien los de Macri temen a la vez que elevan al rango de oráculo. De todos modos, es riesgoso todo el planteo. Habría que recordar la alevosía de Néstor Kirchner para cargarle la efedrina a Francisco de Narváez, en 2009, utilizando los servicios del sicario judicial Federico Faggionato Márquez. Sin embargo, Narváez le ganó a Kirchner, y en días más el kirchnerismo será juzgado por la cuestión de la efedrina, cuando Ibar Esteban Pérez Corradi comience su monólogo testimonial. La gran prueba La cuestión no es Carrió sino Massa. Es lógico que el diputado nacional espere a que, antes que nada, Carrió dirima sus diferencias con el alcalde de Vicente López, Jorge Macri. Ella y él desean la candidatura a senador nacional por Provincia de Buenos Aires en nombre de Cambiemos. Y Carrió es crítica de Jorge Macri, dicen. Velozmente, Jorge Macri se encuentra anudando acuerdos en Cambiemos, seguro de que puede derrotar en primarias abiertas a Carrió, aunque ella todavía no se decidió a intentar demoler a quien también es presidente del Grupo Bapro, y tiene el mismo apellido que el Presidente, quien recibe con frecuencia a Carrió. Jorge Macri confía en que Carrió no se presente al comicio, pero se desconoce la fundamentación de su expectativa. No obstante, en Cambiemos se considera que participe o no del evento electoral 2017, Carrió tiene que desenfundar el corruptómetro y aplicárselo a Massa. En el Frente Renovador hay 2 opiniones bien diferenciadas: > unos consideran que Massa no debería ser candidato a senador nacional en 2017 porque habría sido diputado nacional casi testimonial; le reclaman que cumpla el mandato y, de paso, evite correr riesgos inútiles ante personajes tales como Carrió; > otros insisten en que Massa deber ir por una senaduría nacional porque un triunfo es el pasaporte a la presidencialidad 2019 en una sociedad que se encolumna detrás de los ganadores. En cualquier caso, sería incorrecto que Massa definiera su futuro según Carrió. Massa precisa despejar ese obstáculo, desde lo cuantitativo pero en especial desde lo cualitativo: no basta ganarle contando voto por voto sino, además, liquidar el fantasma de la eventual extorsión con la que Cambiemos cree que hace política. Es difícil aceptar que Cambiemos sólo tiene a Carrió para detener a Massa en 2017. Pero es una obligación para Massa superar ese desafío, que Macri no ha resuelto porque en el PRO todos se preguntan qué opinará Carrió ante cada decisión del Presidente de la Nación. Massa no puede permitirse que el zarandeo público lo afecte tal como ocurre con Macri cuando tiene que tolerar que su amigo Nicolás Caputo sea vapuleado por Carrió, o su aliado Daniel Angelici resulte denunciado por Carrió. Si Massa resuelve satisfactoriamente ese intríngulis habrá demostrado que creció, y que dejó atrás los tiempos oscuros como aquellos de la indebida aceptación del nefasto Raúl Alfredo Othacehé en 2013.