viernes, 1 de julio de 2016

CELDA ACOLCHADA

Amigos y Amigas: Días atrás mi amigo Milciades envió a sus contactos un mail titulado: "De Presi.denta a Presi.diaria" donde decía: "Invito a escuchar el ruido que hace la puerta de la celda lista para que viva CFK, cabecilla de la asociación ilícita llamada kirchnerismo: la peste negra del peronismo. Sus asesores y abogados leguleyos, aves negras y rábulas le han dicho que no repita más su burdo alegato que utiliza de "perseguida por su condición de mujer". Pues a todas luces resulta una chicana tan grosera -más bien una patraña- que no resiste ningún miramiento ni análisis. Si Bachelet no le hace la gamba, según cierta información, su amigo "el del pajarito que le habla, tan maduro que está podrido", previo pago de una gruesa suma, estaría dispuesto a darle asilo. Nada es gratis". Pues bien, luego de haberme enterado de que "la abogada exitosa" -que nos dejó como "regalito griego" su finado esposo- redacta como maníaca textos por las redes sociales donde apostrofa, maldice, descalifica y culpa, al "Partido Judicial" que la quiere meter presa y agrega una perorata indigerible contra una supuesta campaña o complot en su contra. ¡Pobre mártir! Juana de Arco es un poroto al lado de ella. En su papel de mala actriz y a falta de cadenas con las que durante su malograda presidencia se mandaba unos monólogos intolerables, mensajes autoritarios con los que nos tenía hartos hasta la náusea, ahora redacta papirotazos por su cuenta de Twitter que son como mensajes de botella lanzada al mar de las redes sociales. No puede resistir la tentación de responderle a la ex presidente lo siguiente: Una sola circunstancia hace que todo el paquete de alegatos, discursos, diatribas, denuestos y furores, caiga por su propio peso, una mochila con piedras de sus extensos campos y propiedades. Y es que dicho "partido judicial" como ella le llama son los mismos jueces que le pararon muchos años la bronca, los numerosos expedientes judiciales en su contra. El poco respeto que Ud. señora le tiene a la Justicia de su país, ha sido el bumerang que le vuelve. No se trata de ninguna venganza -como Ud. hizo con las FFAA- ni complot de ninguna clase sino simplemente que ya no hay jueces que le respondan a Ud. o al nuevo presidente sino que parece que los señores jueces han hecho una metanoia o examen de conciencia y parece que harán justicia y fallarán conforme a derecho... Haga clic Cristina y escuche el sonido de la puerta de su futura celda. Una última cosita, ¿desea que sean acolchadas las paredes de su celda? Luis Illuminati