jueves, 14 de julio de 2016

EL INEPTO

Es que se insiste en mezclar dos asuntos que, si bien deben interrelacionarse, no deben ser uno prioritario al otro. Me refiero a las causas de la necesidad de los incrementos de los servicios públicos, por un lado, y a la posibilidad de afrontar tales incrementos por el otro. Seamos claros: ¿es necesario incrementar el precio de los servicios? respondo que sí, y no sólo en la medida pretendida hasta hoy, sino hasta que desparezcan los subsidios, sobre todo los que benefician a quienes menos necesitan de los servicios de energía y que, paradójicamente, menos pagan. Y al decir "los que menos necesitan" no me refiero a la situación económica o social, sino a las zonas más equivalentes entre gélidas y tórridas. Porque, señor Presidente Macri, por sí usted no lo sabe, nuestro país es amplio, tanto en extensión como en altitudes y, en consecuencia, tanto en extremos fríos como en extremos calientes. Pero ¿Es necesario hacer las correcciones a costa del hambre y necesidades de la mayoría del pueblo argentino? respondo que no, que resulta ser una traición a la Patria por cuanto, en democracia, la Patria son los hombres y sus necesidades y voluntades en mayoría, no el territorio que conforma un país. Y usted nos traicionó, señor presidente, con sus promesas diametralmente opuestas a su accionar posterior a su asunción. Por lo tanto: está mal que se establezcan costos inflacionarios evitables (¡sí, evitables!) que pesan sobre las mayorías y encima de tal flagelo y maltrato se les imponga a las mayorías incrementos (que resultan ser salvajes) en los costos energéticos y de aguas potables, antes de proporcionar los medios con los cuales poder pagar los necesarios aumentos. ¡POR FAVOR, ENTIÉNDASE ÉSTO! Pregunto al lectorado: para comprar nuestra voluntad democrática votante, ¿no supieron vendernos la promesa de que "sabían y podían gobernar para todos los argentinos" y que para ello "contaban con el mejor equipo de los últimos 50 años"? ¿Acaso dicho mejor equipo de los últimos 50 años no conoce las reglas más elementales de la economía interna de un país? ¿Acaso no conocen que lo mínimo que deben emplear es un simple PERT, un simple DIAGRAMA DE CAMINO CRÍTICO para determinar por qué cauces y parámetros debe circular la economía para no producir fracturas, traumas ni desigualdades? ..... Señor presidente: fíjese que, una ve más, usted decidió que los que más gas consumen, sean premiados con un tope del 400% al cual muchos argentinos ni siquiera llegamos a consumir. De manera que, quienes cuentan con calefacciones excesivas en sus hogares, en sus yacuzzis y en sus piscinas, esos privilegiados que pueden vivir en remeras y en patas dentro de sus hogares, no tienen limitaciones para consumir cuánto se les dé en ganas. Y usted es uno de ellos, señor presidente, según lo confesó públicamente su agraciada esposa en un programa tilingo de televisión al cual supo asistir, lo recuerda? Señor Presidente: produzca previamente la capacidad adquisitiva necesaria y luego, recién entonces, establezca los aumentos en la manera más razonable conforme a las circunstancias y necesidades, que siempre la hay. Permítame decirle que la manera en que está actuando desde su primer día de gobierno es una permanente muestra de INEPTITUD, no congruente con su prometido equipo, el mejor de los últimos 50 años. Norberto José Vestidelli DNI 8.089.889