miércoles, 26 de octubre de 2016

CABALLO SUÁREZ

DURA RESPUESTA DE GLADYS GONZÁLEZ La carta del 'Caballo' anticipa una ofensiva político-judicial Enrique Omar Suárez comienza a intentar cuestionar la prisión que ordenó el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, con la aprobación de la Administración Macri, que ubicó a una diputada nacional PRO, Gladys González, al frente del sindicato (aunque Canicoba Corral se reservó la obra social, para reordenar el negocio a partir de darle la gestión a dos gerenciadoras). Desde que en febrero, el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, dispuso la intervención del Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU), su ex Secretario General, Enrique Omar Suárez, cobro notoriedad casi cotidiana a partir de denuncias realizadas tanto desde la intervención a cargo de la diputada nacional Gladys González (PRO) y de algunos sectores empresarios y de ex dirigentes del propio sindicato, muchos de ellos imputados por los mismos delitos que los que se se le achacan a Suárez y que jamás habían denunciado mientras compartieron la conducción del SOMU. "El gremialista preferido de Cristina", tal como se lo dio en llamar, fue durante años la cabeza visible de la actividad sindical marítima pero, en modo alguno, el único responsable de las cuestiones marítimas y fluviales. El conglomerado gremial marítimo es complejo: una decena de gremios representan al personal embarcado y terrest re sin cuya intervención resulta imposible mover un buque, según recuerda un ex sindicalista del sector. En los últimos años el SOMU llevó adelante emprendimientos que, si bien pueden resultar extraños o incluso contrapuestos a la función de "tutela sindical" para los que una entidad gremial es creada, gozaron > del beneplácito gubernamental, > del apoyo de otros gremios del sector, y > fueron usufructuados por empresas e instituciones tales como la Armada y la Prefectura Naval. Todo ello en forma pública y mediante la firma de convenios que gozaron de la más amplia difusión, sin que ninguna autoridad judicial los hubiera cuestionado. Carta del 'Caballo' Suárez. En su misiva Suárez sostiene (aportando incluso extractos de balances del gremio) que lejos de haberse producido un vaciamiento de la entidad, las finanzas del SOMU han evolucionado favorablemente en al menos los últimos 10 ejercicios: ¿podría probarse contablemente? Él realiza precisiones sobre muchos de los emprendimientos realizados en su gestión y que hoy se encuentran bajo la mira de la justicia Así, por ejemplo, la Escuela de Capacitación de Marineros "Omar Rupp" fue habilitada y auditada en forma permanente por la Armada Argentina (hasta el presente). El Centro de Simulación de maniobras de navegación "Manuel Belgrano" brindó o brinda apoyo a navegantes no solo del SOMU, sino además a Capitanes de Ultramar, Pilotos y Oficiales de la propia Prefectura Naval Argentina. Respecto a la compra de miles de hectáreas de campo en Puerto Madryn o otras locaciones, el ex líder gremial sostiene con énfasis que l a titularidad de las tierras es del SOMU y no suya, sosteniendo incluso que se estaban tramitando las habilitaciones necesarias para transformar las tierras en aptas para el turismo. Días pasados la interventora Gladys González se trasladó a esos campos junto con un medio de prensa y realizó algunas declaraciones que fueron calificadas de "temerarias" por expertos navales. Sostuvo la diputada que se sospechaba que "algunas naves llegan a estas costas para realizar maniobras ilegales". Las fuentes consultadas indicaron que el perfil de la costa a la que se refiere la legisladora hace imposible la operación marítima en esa zona. En cuanto a la participación del SOMU en el manejo de la naviera nacional Maruba SA, Suárez recuerda que la decisión de que los todos los gremios marítimos colaboren en el salvamento de la firma, fue una medida consensuada con el Ejecutivo Nacional. Dicen que la operac ión consistía en la adquisición del 35% del paquete accionario de la naviera por intermedio de un fideicomiso de cuatrocientos millones de pesos, que los gremios devolverían con el producido de las utilidades de la naviera. Incluso el único gremio marítimo que se negó a participar en el negocio fue seriamente reprendido por las ex autoridades de la Secretaría de Transportes en épocas de Juan Pablo Schiavi. La intervención en la obra social del SOMU, denunció oportunamente que el padrón de afiliados estaba "inflado" -algo que Suárez justifica reconociendo que la entidad brindaba atención a afiliados que por falta de trabajo ante la crisis de la Marina Mercante quedaban sin cobertura (al pasar más de 3 meses sin realizar aportes al sistema)-. "Jamás hemos dejado abandonado a ninguno de ellos por solaridad" indica en su misiva. También refuta las acusaciones sobre su responsabilidad en el tráfico de efedrina, las que según sus palabras , "es cosa que no está en la causa pero usan para ensuciarme" Horas antes de quedar detenido, Suárez indicó a los más allegados que tiene respuestas para todo y que sus cuentas están totalmente en orden. Borrador de Omar Suárez. Tal vez lo que mayor preocupación pueda causar en las actuales autoridades, es la mención de Suárez ante la acusación de generar sobrecostos en las importaciones de gas por vía marítima para satisfacer las necesidades de consumo industrial y domiciliario. La gravedad de este tema es grande, pues al decir gremialistas y de algunos empresarios, la velocidad judicial para encarcelar a Omar Suárez podría ocultar una realidad un tanto distinta: "Con Omar detenido y el SOMU intervenido no hay ninguna barrera que se interponga entre la entrega de los pocos servicios que prestan armadores nacionales en nuestros puertos a mega empresas extranjeras". Suárez también dedica un párrafo de su misiva a culpar a diversos comunicadores sociales por haberse "ensañado" con su persona responsabilizandolos en parte por su actual situación procesal. Al margen de las cuestiones que necesariamente deberá dilucidar la justicia nadie parece tener la respuesta ante cualquier pregunta relacionada con por qué el SOMU sigue intervenido. La Federación Internacional de Trabajadores del Transporte y la propia OIT han manifestado su preocupación al respecto siendo que la única respuesta al momento es que en unos 4 meses más Gladys González termina su misión, lo que en modo alguno augura que al día siguiente los trabajadores puedan hacerse cargo del sindicato ya que recién allí se deberá comenzar el proceso electoral que demandará al menos otros seis meses. Respuesta La interventora del SOMU, Gladys González, se refirió a las declaraciones de Suárez acerca de que es perseguido políticamente por ser el preferido de la ex presidente y allegado al papa Francisco. González dijo: “La ex presidente Cristina Fernández de Kirchner, el ex jefe de Gabinete Anibal Fernández, el ex Ministro de planificación Julio de Vido, por mencionar sólo algunos también dijeron que son perseguidos políticos. Las declaraciones de Omar “Caballo” Suárez parecen ser parte del nuevo relato usado por quienes son parte del kirchnerismo y hoy están siendo investigados por la justicia”. Ella agregó que: “La realidad es que Suárez, más allá de que esta tratando de victimizarse, está detenido por ser jefe y organizador de una asociación ilícita para desviar fondos y enriquecerse en perjuicio de los trabajadores marítimos”. Y por último dijo: “Afortunadamente tanto trabajadores, empresarios y el propio sindicalismo saben quién es y qué ha hecho el Caballo Suárez”.