jueves, 27 de octubre de 2016

NEGOCIO ADN

Delivery de ADN: negocio para algunos, riesgos para muchos Se calcula que alrededor de 3 millones de personas nacidas en todos los tiempos históricos no conocen su verdadera identidad de origen. No fueron adoptadas sino apropiadas, lo que suele llamarse “adopciones ilegales” o adopciones por izquierda. Para la resolución de estos casos el acceso al ADN es fundamental. Desde el año 2009, por ley 26.548, el Banco Nacional de Datos Genéticos atiende únicamente los casos de lesa humanidad. Los ciudadanos con sustitución de identidad, ansiosos por encontrar su verdad personal, por el dolor que les causa la apropiación y la falta de contención recurren a cualquier opción que se les ofrezca sin medir las consecuencias ni informarse debidamente. Es cada vez más frecuente la comercialización masiva y descontrolada a través de internet de los análisis genéticos. De calidad variable y fiabilidad cuestionable, se ofrece a través de la red informática la posibilidad de realización de tales pruebas. Por solo U$S 99,- laboratorios privados de EEUU, la mayoría creados por empresarios, ofrecen conocer sus orígenes étnicos y la ilusión de hallar algún familiar biológico. Sus bases de datos se comparan con las de todo el mundo. Es decir, esas muestras que se envían al exterior pasan a engrosar una base de datos extranjera. Esto puede ser un entretenimiento para cualquier persona, pero para quienes tienen sustitución de identidad es algo serio y entregan su confianza y esperanza. Hoy diversos grupos de búsqueda en las redes sociales están convocando no solo a las personas que buscan su identidad sino a todos los ciudadanos a “solidarizarse” realizándose estas pruebas porque “cuantos más seamos encontraremos nuestra verdad”. Solo necesitan la firma de un médico genetista para cumplir con los requisitos básicos del ANMAT para su envío, y la tienen. Los riesgos para el individuo son varios, porque la realización de la prueba aportará más datos de los estrictamente necesarios; datos que el interesado no sabe que son obtenidos, tratados o cedidos a otras empresas con múltiples finalidades. Los datos genéticos revelan cuestiones íntimamente ligadas al núcleo de la personalidad y de la dignidad humana, pero estos grupos no lo consideran así y rechazan la idea de que exista el riesgo de la mercantilización de la información íntima de cada persona. El respeto por la dignidad de la persona es un derecho que ha sido reconocido constitucionalmente y constituye la base a la hora de discutir en torno a los nuevos avances tecnológicos en el área de la salud y sus repercusiones en el ámbito de la sociedad. Es necesario elaborar políticas públicas que garanticen la seguridad de los datos genéticos de las personas para evitar su manipulación. Trabajar en la recuperación del Banco Nacional de Datos Genéticos ya que la limitación de su acceso provoca que esta práctica se realice. Y ocuparse de dar información, asesoramiento y contención hacia quienes acuden a estos ofrecimientos como una mágica solución. Graciela Palma Arizaga (Ciudadana sin Identidad) DNI (con datos falsos) 16.496.527 palmagraciela@gmail.com ​www.identidadbiologica. blogspot.com