miércoles, 26 de octubre de 2016

GILS CARBÓ

ALERTA PERIODISMO QUÉ DICEN LOS DIARIOS “La venganza es un plato frío”, pero al Círculo Rojo no le resultó con Gils Carbó La gran prensa gráfica paraoficialista se ocupa este miércoles (26/10) de plantear el traspié del Gobierno que, obsesionado por desplazar a la Procuradora General de la Nación y baluarte kirchnerista en los tribunales, salió a buscar consensos afuera de la coalición sin asegurarse tenerlos puertas adentro. El resultado fue recoger el barrilete legislativo e ir por la ruta propuesta por Lilita Carrió, por más que tenga que sobrellevarla en minoría parlamentaria. La otra gran noticia del día también está relacionada con la coincidente sed de revancha del Círculo Rojo y del macrismo para con el ahora diputado Julio de Vido. Qué dicen las tapas de los diarios hoy. La tapa de los principales diarios nacionales de este miércoles 26/10. El traspié del Gobierno que, obsesionado por desplazar a la Procuradora General de la Nación y baluarte kirchnerista en los tribunales, Alejandra Gils Carbó, salió a buscar consensos afuera de la coalición sin asegurarse tenerlos puertas adentro, es el tema que ocupa las tapas de la gran prensa gráfica paraoficialista de este miércoles 26/10. El resultado fue recoger el barrilete legislativo e ir por la ruta propuesta por Lilita Carrió, por más que tenga que sobrellevarla en minoría parlamentaria. La otra gran noticia del día también está relacionada con la coincidente sed de revancha del Círculo Rojo y del macrismo para con el ahora diputado Julio de Vido, ya que aprovechan allanamientos y detenciones en la Aduana con el cuñado del ex ministro de Planificación cuyo apellido Minnicelli poco cuenta para el escrache en primera plana de Clarín, como sí el parentesco con su archienemigo. Más moderada, La Nación enfoca la letra grande por el lado del contrabando y le deja la bajada a la filiación familiar. Los diarios económicos, en tanto, se ocupan de un acuerdo de Prat Gay con pares provinciales para bajar 10 puntos el rojo el año que viene. Gils Carbó, casi una obsesión para el macrismo y la “prensa independiente”, se aferró a su silla, incólume, mientras el “Círculo Rojo” y algunos miembros del Gobierno le disparan a artillería a mansalva sin alcanzar a tocarle ni un pelo. La sed venganza los llevó a maniobrar acuerdos políticos en torno del consenso para una reforma a la ley que se ocupa del Ministerio Público que pudieran pasar por el Congreso, sin reparar en un detalle fundamental: el desacuerdo estaba en el propio seno de la coalición gobernante. Elisa Carrió lo planteó en blanco sobr e negro; ese galimatías reglamentario en torno de la antigüedad y edades que parecían un traje a medida para la Procuradora y los fiscales que siguen su liderazgo en la corriente “Justicia Legítima” no era la forma de desplazarla, sino que embarraría más una cancha que debería intentarse transparentar. El camino republicano planteado por Lilita es el juicio político, aunque las chances matemáticas para contar con aprobación parlamentaria sean más remotas. En este caso, el debate valdrá la pena, justifica, por más riesgo de resultado adverso que haya. Para La Nación, las diferencias internas que llevaron al oficialismo a retirar el proyecto de remover a la jefa de los fiscales es el título principal, mientras Clarín, lo desplaza a segundo plano y se enrola rápidamente en la perspectiva del juicio político, mientras le reserva el lugar destacado a otro gran enemigo: Julio de Vido, por más que no sea él, sino un cuñado, el involucrado en la existencia de mafias en la Aduana que están detrás de contenedores bloqueados por el repuesto en el cargo Juan José Gómez Centurión. Hubo allanamientos, detenidos, pero Claudio “Mono” Minnicelli, hermano de la esposa de De Vido, se profugó. La Nación enrocó la primera plana y los episodios en la Aduana pasaron a un lugar menos relevante para privilegiar como tema el nuevo traspié legislativo del oficialismo por diferencias internas. Es interesante observar el realineamiento editorial en el día a día de los primos aliados al macrismo. La trayectoria los hizo atravesar distintas convivencias con los poderes de turno y si hay algo indiscutible es que los gobiernos pasaron y ambos diarios sobrevivieron. Ya con todas las desventajas que tienen compitiendo temporalmente con las web, encima no pueden terminar de condicionar se con bajadas de línea puntuales emanadas de “comisarios” políticos, exógenos y endógenos intercomunicados. Por eso La Nación manda a la tapa la caída de la economía en agosto, que contradice frases poco felices de funcionarios que anunciaban “brotes verdes”, de lo que Clarín no hace mención, sino que dedica la foto parlante de las ambulancias que entran en las villas. Dado su target, el matutino de los Saguier-Mitre elige la desoladora imagen de la inundación en Villegas para graficar uno de los grandes problemas que atraviesa el campo. # El diálogo que peligra antes de empezar Ambos se bajan de la euforia destinada en la víspera a la mediación del Papa por la crisis institucional que vive Venezuela y abren un paréntesis sobre el diálogo que la beligerancia del enfrentamiento anuló antes de comenzar. También coinciden en instalar la polémica prohibición d e la Iglesia a que los muertos sean cremados y sus cenizas esparcidas o guardadas en las urnas. Podría decirse que practican otro oficialismo, en este caso con la jerarquía eclesiástica. Página 12 también le da un tinte religioso a su portada, aunque para echar un manto de dudas sobre la apertura de los archivos de la Iglesia vinculados a la última dictadura, a los que podrán acceder las víctimas y la Justicia. Plantea si ello arrojará luz sobre las relaciones entre sacerdotes y represores. Los dos principales diarios económicos también ponderaron el acuerdo de Alfonso Prat Gay con los ministros de Economía de las provincias para limitar los gastos y bajar el rojo 10 puntos. Le dedicaron una mención al blanqueo, de 14 mil bienes y fondos a los que AFIP les cantó piedra libre por el lado de Cronista y de un ingreso de US$ 300 millones diarios, en la óptica de Ámbito. BAE Negocios optó por darle un palito al Banco Central por no bajar la tasa en plena recesión, baja el tono al entendimiento del Palacio de Hacienda con sus pares provinciales y reserva como a la pasada la denuncia que hiciera el kirchnerismo cuando el gobierno anunció la reparación histórica a los jubilados que financiaría el blanqueo: la propia Cristina lo acusó de embozar que la verdadera finalidad de este proyecto era justificar la venta a sus duelos de las acciones que Anses tiene de las principales empresas privadas que cotizan en la Bolsa como herencia de la estatización de las AFJP.