martes, 20 de septiembre de 2016

AGNUS DEI

"Agnus Dei" (contra la muerte y la inseguridad en la Argentina) https://www.youtube.com/watch?v=TFJ4hN7vxWo Amigas y Amigos: Estoy harto, hastiado de la inseguridad que se ha desatado en todo el país y que va en aumento. La droga ha transformado a los delincuentes en monstruos sanguinarios y el Estado parecería encontrarse en un estado de marasmo (debilidad) total frente a esta inusitada violencia. Todos los días la inseguridad se cobra una víctima fatal. Mucha gente tiene miedo, llora y desespera. Hace un año que me jubilé de la Justicia. Me siento inútil, impotente, ¿Qué hacer? me pregunto todo el tiempo. No puedo olvidar que he sido monaguillo cuando era niño y rezo y digo: "Señor ten piedad de nosotros". ¡Kyrie eléison! ¡Kyrie eléison! ¡Kyrie eléison! Los delincuentes no tienen piedad de nadie. Y quien se defiende, lo meten preso si eventualmente mata al delincuente y luego la familia quiere tomar venganza con el primero que es acusado de hacer “justicia por mano propia”. El sábado pasado me reencontré después de muchos años con una ex profesora mía de Derecho Administrativo (camarista jubilada), y me dijo que ella sentía una especie de "angustia social" por todo lo que está pasando. Y entonces me di cuenta que a mí me está sucediendo lo mismo. Tengo temor, pero no por mí, sino por mis hijos, nietos, vecinos y amigos. ¡Oh, Dios! Este panorama ya parece el Far West. Una profesora de Derecho que fue víctima en Santa Fe pide la pena de muerte y por ello parece que le han iniciado un sumario administrativo en la Universidad donde enseña. Esto es insólito. Ya no se puede vivir más así. Por estos motivos, protesto y repudio esta locura y llamo la atención a los gobernantes mediante esta pieza tan significativa y me solidarizo con los familiares de todas las víctimas fatales. Esta obra musical que causa profunda emoción y conmueve hasta las lágrimas, pertenece a Samuel Barber (1910-1881). Compositor norteamericano. Considerado un niño prodigio, comenzó a tocar el piano a los seis años y a componer, a los siete. En 1936 Barber escribió el famoso y universal “Cuarteto para cuerdas en si menor” cuyo segundo movimiento -a sugerencia de Arturo Toscanini- arregló para orquesta de cuerdas dándole el título de "Adagio para cuerdas" (Adagio for Strings) y, posteriormente, para coro mixto como Agnus Dei (Cordero de Dios) cuya letra dice así: Letra en inglés: “The Lamb of God, / Who took the sins of the world, / Have mercy upon us./ The Lamb of God, / Who took the sins of the world, /Have mercy upon us. / The Lamb of God, / Who took the sins of the world, / Grant us peace”. Letra en latín: “Agnus Dei, / Qui tollis peccata mundi, / Miserere nobis. / Agnus Dei, / Qui tollis peccata mundi, / Miserere nobis. / Agnus Dei, / Qui tollis peccata mundi, / Dona nobis pacem (Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo. / Ten piedad de nosotros. / Danos paz. Es dable destacar el uso de esa obra para la banda sonora original de las películas “El hombre elefante” (1980) y “Pelotón” (1986), famosa película sobre la absurda y terrible Guerra de Vietnam. También formó parte también de las películas: “Reconstrucción” (2003), “Los juncos salvajes” y “Amélie. Un abrazo grande a todos. Luis Illuminati