sábado, 10 de septiembre de 2016

ETERNO AQUELARRE

EL ETERNO AQUELARRE Circula por las Redes y esta semana con mayor sinergia que, el requiem de Macri se acerca. Las opiniones empero, se encuentran divididas, digamos que por partes iguales. Algunos son de la idea que los desaciertos gubernamentales, son meros ejercicios de ajustes y otros que se estan consumiendo los ultimos cartuchos. Ambos sectores confluyen en una reflexion comun y es que MM "no la ve ni cuadrada". Su Vice -emblema femenino de las "cuatros de copas"- tampoco ayuda a siquiera imaginar, una continuidad del Pro en el poder. Lo cual torna en mas inescrutable, ensayar un augurio cercano a la certeza. Pero, con conflictos sociales en alza y un sistema disuasivo y represivo policial de toda nulidad, todos estos vasos comunicantes, me hacen inferir que, quienes son mas pesimistas, se encuentran mas cerca de la realidad que los optimistas. Quienes alguna vez profetizamos que el triunfo de Mauricio nada resolveria, advertimos que esos vaticinios fueron bastante aproximativos. ¿Los errores? Muchos, quizas demasiados, debiendose destacar que el reclutamientode los Ceos, solo ha sido de utilidad para los intereses que siguen tutelando. Este Aranguren es la prueba mas aquilatada de ello y la venta de Shell, una mueca irrefutable que los Grandes Capitales, se direccionan a la fuga. Y es de tal envergadura el caos y la desazon, -filas adentro de Macri- que, sujetos como Prat Gay y Melconian, entre una turba de otros, han admitido publicamente que no repatriaran sus activos. Si alguna muestra palmaria de lo que no se debe hacer en politica, es otorgar continuidad a funcionarios que no se atreven a dar el ejemplo de confianza en un sistema. Pero el Presidente con esa diletancia emocional, tiene como una suerte de castracion que le impide exigir a sus delegados, lo que el no puede desarrollar que simplemete es, un plan maestro ejecutivo. Los perucas, no son ajenos a estas turbulencias populares, porque carecen en lo absoluto, de un apice de honestidad para reprender al Gobierno. Y se auto estimulan, con lo unico en lo que se destacan que, es la generacion de zozobra. Las Fuerzas Armadas, siguen en su sendero de desaparicion extintiva y ello, es lo que abre el gran interrogante. Si Macri no llegase al Helipuerto de la Rosada, sera una parte mas de este anecdotario de absurdos que son nuestro pasado, presente y mas que seguro, el futuro que nos espera. Pero la ecuacion incoclusa que nos devana el cerebro es ¿quien o quienes estaran popularmente capacitados para sustituirlo?. El peronismo seria el inicio de una Guerra Civil, a una escala que pocos imaginan. La Corte Suprema, con este Lorenzetti que, es un consumado e inveterado coimero, implicaria mas o menos lo mismo, por la inexistente cuota de sus Vocales, para pergeñar algo decente. Y sin Milicos que puedan recoger el guante, se potencian los fantasmas. Tratare de ser cuidadoso con una ultima reflexion. Si las Fuerzas de Seguridad, como son de irrecuperables, no pueden sojuzgar los inminentes desbordes que, acaso por vez primera no tendran una etiqueta partidaria, porque habran de nuclear a quejosos, apenas por falta de trabajo y creciente pobreza, las dificultades iran en progreso, porque ni los "gordos" ni la campora, ni el justicialismo, ni la ultra izquierda, tendran autoridad moral, para apadrinar ni liderar el curso de los acontecimientos por venir. Cualesquiera de nosotros, puede extraer esta simple hipotesis como plausible y algo mas que ello. Validando ello, -el fratricidio-, del que nadie se anima a opinar, no esta posicionado tan lejos, con solo sumar hechos probables y la efervescencia que sera su mero prologo. A veces pienso que solo una conmocion interna y su inexorable baño de sangre, debiera ser, por lo menos, el comienzo de algo. Los Españoles, imbuiudos de tanto Clericalismo como sus nemesis Republicanos, se inmolaron por las deuda pendientes desde los Comuneros contra Carlos V. Tal vez, nos ha llegado la hora, de partirnos las caras entre nosotros, para que el epilogo de ese pandemonium, cuanto menos, sepulte esta forma de ser colectiva tan anodina, sin escarmientos. Es asequible suponer que por muy poco que lo anhelemos, estemos en la antesala de EL ETERNO AQUELARRE. Cordialmente Carlos Belgrano.- alarosadatodos@gmail.com