domingo, 25 de septiembre de 2016

AVATARES - 17 DE OCTUBRE

AVATARES 2016 El 17 de octubre de María Eugenia, Macri promete más $, CRA se enoja y Massa apunta a La Matanza La coyuntura es compleja: el oficialismo se afana buscando señales de 'brotes verdes' en la economía, mientras la oposición insiste en que a la gente le duele el 5to. año de estanflación, pero más le afectará que la distribución sea a favor de los que más tienen. Obvio que el PRO niega esto. CC-ARI y la UCR por ahora no opinan. Mauricio Macri volvió al puerta a puerta: en el marco del timbreo nacional de Cambiemos, él estuvo en General Las Heras, distrito bonaerense gobernado por el Frente Renovador. Luego del falso viaje en colectivo por Pilar -a donde se descubrió que le armaron una puesta en escena con custodia incluida, todo para la foto-, Macri volvió al contacto con la gente a 11 años del 1er. timbreo que hizo el PRO en la Ciudad. “Con María Eugenia y Antonia, tocando timbres en General Las Heras”, posteó desde su cuenta de Twitter el Presidente. Que Macri salga con Vidal es a causa de que la gobernadora tiene la mejor imagen. Macri fue con su hija Antonia a hablar con los vecinos. Bajo el hashtag #CambiandoJuntos, el Gobierno consiguió convertir la consigna en trending topic en Argentina. Pero no se vieron muchos dirigentes de la UCR. En la Coalición Cívica su líder, la diputada nacional Elisa Carrió, prefirió una actividad en su instituto político Hannah Arendt. En Las Heras, Mauricio Macri y María Eugenia Vidal. ¿Cómo vive Cambiemos la proximidad del 1er. aniversario de su ascenso electoral 2015? Fue la consagración de María Eugenia Vidal como tractor de votos para Mauricio Macri. A días que ocurra el onomástico, aquí algunos fragmentos para ir preparando la foto: José Picón en el diario El Día: "(...) La caída de la imagen del propio Macri y de su gobierno en el Conurbano ya resulta una preocupación. Acaso, una encuesta por demás reservada que mandó a hacer el propio macrismo terminó por encender las luces de alarma: si las elecciones fuesen hoy, de acuerdo a ese sondeo, los candidatos del oficialismo quedarían terceros detrás del Frente Renovador y del peronismo con Cristina Kirchner a la cabeza. La dirigente que mejor mide sigue siendo María Eugenia Vidal, pero la mandataria no será candidata. Es una verdadera incógnita si la alta ponderación pública que logra podrá derramar sobre quienes enarbolen las banderas de Cambiemos en el próximo turno electoral. El oficialismo está intentando robustecer su propia presencia territorial en el Conurbano. Y auspicia una movida política fuerte: regalarle a Vidal su propio 17 de Octubre. La pata PJ de Cambiemos le está preparando a la Gobernadora un acto en sintonía con esa liturgia peronista. Podría ser en la quinta de San Vicente, si es que no choca con alguna celebración orgánica del partido que fundara Juan Domingo Perón. Si no, el lugar elegido sería el Astillero Río Santiago. Puede que Elisa Carrió también haya empezado a trabajar en busca de mitigar aquellas carencias. En su cruzada contra la corrupción, Lilita apuntó contra dos barones del peronismo del Conurbano: Patricio Mussi (Berazategui) y Julio Pereyra (Florencio Varela). En ambos distritos del sur del Gran Buenos Aires, Cambiemos perdió feo. Los dos intendentes fueron imputados por los presuntos delitos de enriquecimiento ilícito. Carrió promete ir por más mientras no descuida, con el aporte de nuevas pruebas, su embestida sobre el ex gobernador Daniel Scioli quien no descarta ser candidato el año próximo en la Provincia. La infatigable Lilita estaría cosechando información sobre otros dirigentes. Aún cuando prefiera no brindar definiciones en torno de su futuro político, en diversos sectores del PRO ya se descuenta que Carrió se postulará en territorio bonaerense. “Va a ir de diputada y Esteban Bullrich de senador”, pronostican quienes creen que tamaño esfuerzo, más allá de su convencimiento personal, no estaría desvinculado de su futuro electoral. (...)". Julio Blanck, en el diario Clarín, exhibió más optimista a Macri (y relató una escena en la que omitió mencionar que fue una imagen prefabricada por el marketing y no espontánea. Curioso que al Presidente le sorprendan las calles del GBA cuando tiene una casa de fin de semana en Malvinas Argentinas. ¿Blanck está afirmando que Malvinas tiene mejor infraestructura vial que Pilar? Lo inverosimil de Blanck es cuando le atribuye a Macri una capacidad visual digna de Superman: desde las nubes él puede conocer cómo viven los bonaerenses... Que lo parió, diría Inodoro Pereyra): "Mauricio Macri bajó el jueves del avión de línea que lo trajo desde Nueva York. En el aeropuerto lo esperaba un helicóptero que lo llevó hasta Pilar. Allí se subió a un colectivo para la puesta en escena –en un breve recorrido junto a vecinos del lugar– del anuncio de la pavimentación de 146 kilómetros de calles de tierra en ese municipio y otros catorce del Gran Buenos Aires; una obra de mil millones de pesos. Al Presidente parecen haberle impresionado las condiciones imposibles de esas calles de suburbio y las incomodidades que sufren quienes deben transitarlas. Le preguntó al ministro de Transporte, que lo acompañaba, cuántos kilómetros de calles así hay en el Conurbano. Guillermo Dietrich tiró un dato: 500 kilómetros. ¿Cuánto sale asfaltar todo? ¿Cuánto se tardaría?, volvió a preguntar el Presidente. Si está la plata se puede hacer en menos de un año, fue la respuesta. Hacelo, la plata va a estar, cerró Macri. El Presidente ya había transmitido su asombro amargo por las condiciones de vida de los compatriotas del GBA un par de semanas atrás, cuando sobrevoló el sur del Conurbano volviendo desde Punta Indio a la residencia de Olivos. Nunca está de más para un Presidente el choque con la dura realidad cotidiana de los que menos tienen. Quizás algo de esa sensibilidad novedosa que Macri venía mostrando desde la campaña electoral, sumada a razones de necesidad política, impregnen la decisión del Gobierno de estudiar una ayuda extra para los trabajadores y beneficiarios de planes sociales. La idea es facilitar un tránsito sin sobresaltos mayores hacia el final de este durísimo primer año de la transición. (...)". En un apunte colectivo de la Redacción, La Política Online intentó explicar el mapa del poder macrista: "(...) “No vino ni a conocer el despacho”, aseguran en una de las oficinas de Casa de Gobierno, en donde intentan explicar que la ausencia de Nicky se debe a la misma razón por la que Macri empezó a esconder a Daniel “Tano” Angelici: Elisa Carrió. Tanto Caputo y Angelici se creen realmente parte central del proyecto político de Macri, del que se sienten socios mayoritarios. Angelici, sin embargo, prefiere resistir la etapa de ostracismo a sabiendas de que la pérdida de influencia de Caputo lo beneficia: el Tano aprovechó para consolidarse como el principal nexo del Gobierno con ciertos sectores como el del juego, contactos otrora acaparados por “Nicky”. La merma en el poder de decisión del Gobierno de Caputo y Angelici, como la ausencia de otros actores que supieron ocupar la mesa chica de Macri, no hizo más que agigantar la influencia de Marcos Peña. Para el presidente, Peña es intocable, y cree que la manera “new age” de hacer política que patentó el jefe de gabinete está mejor que nunca. A tal punto que cuando recibe críticas de empresarios, dueños de medios y periodistas famosos en privado, Macri los para en seco: “No me critiquen a Marcos”. Peña no está solo, sin embargo, en la mesa chica que Macri habilitó para la toma de decisiones políticas y de la campaña que se viene. Al jefe de gabinete lo escoltan la gobernadora María Eugenia Vidal, convertida en la estrella del PRO con la imagen positiva más alta del país según algunos sondeos, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Lo que no puede evitar Peña es el diálogo prácticamente diario que tienen Larreta y Vidal. La gobernadora, que entró en política en el Grupo Sophia creado por el jefe de gobierno, sigue considerando a Larreta como un jefe. Un escalón más debajo de estos tres dirigentes están el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis. Quien quedó afuera de esa mesa es Emilio Monzó, el presidente de la Cámara de Diputados que es muy crítico del “marketing” con el que Peña encara la política, encarnado en los timbreos como el que el presidente encabezó este sábado. (...)". A propósito del timbreo, interesante recordar un fragmento del ya publicado análisis de Calibar sobre el plan bonaerense 2017 de Cambiemos: "(...) Para aspirar a la victoria en la provincia de Buenos Aires, los principales líderes de Cambiemos tienen un plan. (...) Consideran que el PJ debe llegar a las elecciones dividido, a fin de que presente por lo menos dos listas peronistas: una liderada por Sergio Massa, y otra por el kircherismo residual, quizá con Cristina Fernández a la cabeza, e integrada por Daniel Scioli; aunque algunos sospechan que, finalmente, el ex gobernador podría recalar en la lista de Massa como primer diputado. La actitud que adoptará Florencio Randazzo, que mantiene un buen nivel de conocimiento y de imagen positiva, sigue siendo una incógnita, aunque se sostiene que podría sumarse a la lista de la ex presidenta. Por ahora abundan las especulaciones. El principal escollo proviene de la justicia: el gobierno necesita que Cristina Fernández siga libre, y que los requerimientos judiciales la obliguen a frecuentar los despachos de Comodoro Py. De esta manera, en Cambiemos especulan que ella será candidata a senadora: necesitada de la protección que otorga el cargo y erosionada por los escándalos, no tendría lugar en el PJ oficial, y su lista le restaría votos a la o las otras ofertas peronistas. Preocupa que termine presa, ya que diluye la posibilidad de mantener la fractura en el peronismo. Cambiemos también aspira a alcanzar una diferencia sustancial en el interior de la provincia de Buenos Aires para compensar la diferencia que –cree- el PJ le sacará en el conurbano. Arrasar en el interior provincial y competir contra un peronismo dividido son, en síntesis, los principales anhelos de Cambiemos para ganar la elección en el principal distrito y ampliar su presencia en el Senado. Preocupa la aceleración del proceso de renovación en el PJ: el mayor protagonismo de los intendentes jóvenes, el progresivo corrimiento de Sergio Mazza hacia una posición más opositora y la reunificación de la CGT que, se especula, provocará también la unión de las dos CTA. Se espera una posición más beligerante de las organizaciones gremiales. La visión oficial es que el PJ presentará candidaturas competitivas; no repetirá el error del año pasado de aceptar a otro Aníbal Fernández como cabeza de lista. Por tal motivo los líderes de Cambiemos consideran que será muy difícil ganarle al PJ en el principal distrito electoral si no se toma la delantera con un plan exitoso. (...)". Esta apreciación hay que recordarla en el marco de la aprobación, en el Concejo Deliberante de La Matanza, de la propuesta del Frente Renovador para realizar una consulta popular en La Matanza sobre la división del municipio en varios nuevos municipios. El Programa de Consulta Popular mediante el sistema de voto por boleta de papel, le provocó una reflexión a Daniel Bilotta en el bisemanario Perfil: "Sergio Massa y Verónica Magario podrán agitar desde mañana la bandera de la unidad que saca a relucir el peronismo bonaerense en una de sus recurrentes crisis desde la recuperación de la democracia. Sólo en dos ocasiones las atravesó sin el amparo del poder estatal: con la derrota electoral bajo la conducción de Herminio Iglesias y en 2015 con la de Fernando Espinoza. La comparación no es ociosa. Tanto Herminio como Espinoza representan la figura del chivo expiatorio que construye el PJ para acariciar la fantasía de deshacerse de un lastre histórico que arrastra cada vez que la sociedad resuelve vetar la continuidad en el poder con la esperanza de que, en efecto, vaya a convertirla en realidad. Parece imposible. En su más profunda resiliencia ideológica yace un modelo sindical anacrónico de mayorías absolutas que precisa desconocer las formas democráticas para que, paradójicamente, la ley siga reconociéndoles privilegios que demoran desde la restauración democrática no sólo una democratización del funcionamiento gremial: también una buena parte de la regresión económica. Poco tiene de casual que la nueva CGT se identifique mayormente con Massa, como la furibundamente kirchnerista intendenta de La Matanza: al menos hasta que el líder del UNA exprese lo contrario, recrea en ese imaginario peronista el mito destartalado del eterno retorno. Cristina parece haberlo comprendido en el mismo momento en que resolvió achicar las que, se sabe, son sin embargo insalvables distancias. De allí el elogio tardío a la inversa. Ya no es el enemigo. Es apenas una parte de la puesta en escena que tendrá lugar en González Catán cuando compartan en el predio deportivo del Sindicato de Comercio el día del trabajador del sector a instancias de su secretario general en ese distrito. Rubén “el Negro” Ledesma, socio de Magario en rechazar la división del municipio que tácitamente avalará Massa con su presencia. Quienes le compiten por la franquicia de renovación generacional, metodológica y de expectativa no le van en zaga. (...)". En cambio, Silvia Mercado, en Infobae, no ve moros en la costa: "(...) el verdadero dato color en Hurlingham lo dio un grupo de 30 0 40 jóvenes de La Cámpora que, con sus respectivas pecheras con el nombre de la agrupación a la que pertenecen, se adelantaron una cuadra en el recorrido que Peña, Triaca y Delfino iban realizando sin militantes, para alertar a los vecinos de que "los que vienen son los responsables del ajuste que están viviendo, no les abran la puerta". El asunto no pasó a mayores: unos y otros hicieron su recorrido en paz. Por supuesto que les abrieron las puertas a los funcionarios nacionales. "Gracias a ustedes vino por primera vez La Cámpora a este barrio", se rió una de las vecinas con las que hablaron los representantes de Cambiemos. Peña quedó especialmente entusiasmado con la recorrida, que terminó en un centro comercial con militantes radicales, de la Coalición Cívica y del Partido Fe, además del PRO, con quien por primera vez compartieron un acto de este tipo. Energizado al terminar el timbreo por vecinos despolitizados que lo reconocían ("¿usted es el Marcos Peña de la tele?", le dijo una señora) y lo atosigaban con pedidos de selfies, el Jefe de Gabinete -en diálogo con Infobae– no se mostró sorprendido por la buena recepción que obtuvo y dijo: "Soy un convencido, es lo que somos y no podemos dejar de ser". Y agregó: "Además, lo lindo es que hoy logramos que baje a los barrios el mensaje de unidad, cercanía y generosidad de Cambiemos". Todo esto sucedió 48 horas después de Nueva York, distrito Wall Street, seminario "The New Argentina", primer discurso de Macri en Naciones Unidas y gaffe alrededor de las Malvinas. Allá y acá dominó la vorágine, los deseos de ir más rápido que el tiempo para llegar con las soluciones que reclama cada uno, sea un inversor, un veterano de guerra o una madre que no puede llevar tranquila a su pequeño hijo a la escuela. Reparar heridas, desconfianzas, desidias de todo tipo, infinitas corrupciones no es algo que vayan a lograr pronto. Se lo dijo Macri al jubilado que en el colectivo 520 se quejó porque no tiene agua potable, ni cloacas, ni gas de red, y se le corta la luz cada dos por tres: "Magia no puedo hacer, todo es un proceso". Mientras tanto, poner el cuerpo parece ser la consigna porque, aún en el siglo XXI, toda política es territorial. Se trata de ganar las legislativas del año próximo y convencer allí, en el conurbano, donde el Estado no estuvo muy presente, las necesidades parecen inconmensurables y el electorado es más esquivo. El equipo que dará esa batalla se formalizará el próximo miércoles, cuando la recientemente elegida conducción del PRO en la provincia de Buenos Aires sea presentada en sociedad." No obstante, distinto catalejo utiliza Carlos Marino, el director de la web Letra P: "(...) mientras la administración amarilla analiza no quitar en 2017 el 5% del total que actualmente grava a la exportación de dicha oleaginosa (en el marco de la reducción gradual que anunció el Presidente días después de asumir en la Casa Rosada), el titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa, advirtió que “vulnerar las promesas de campaña sería un acto grave”, por lo que llamó a “reflexionar” al jefe de Estado. (...) En un reciente encuentro con autoridades de Coninagro, Macri comentó que estaría contemplando la propuesta de la Federación Agraria Argentina de crear un fondo rotativo de asistencia a las economías regionales que podría conformarse con parte de los 5 puntos de retenciones a la soja que no se quitarían. Esto encendió la mecha de la discordia en los sojeros que ya desde julio pasado vienen apurando al Gobierno para que cumpla con la promesa presidencial. (...) Al marcar que sería un mensaje "peligrosísimo" a la sociedad no cumplir con esa reducción prometida, Chiesa cuestionó los beneficios impositivos que tienen el sector financiero, el minero y el vinculado a los juegos de azar. Así, y en declaraciones a radio Cooperativa, esgrimió un tono diametralmente distinto al que el sector venía deslizando al referirse al gobierno macrista: "Acá el que vive de rentas y el que se dedica a la joda no paga impuestos y el que trabaja, produce y se funde trabajando paga impuestos". Y añadió en tal sentido: "Esto no es lo que votó la gente con Cambiemos y me parece que el Presidente debería reflexionar antes de tomar alguna decisión", para resaltar que el empresario “que está afuera del sector agropecuario y que piensa traer la plata para invertir, está viendo si este gobierno es serio o es un gobierno más de lo mismo". Ante esto, vaticinó: "Se van a perder más de mil millones por una marcha atrás como esta". Si bien adelantó el "unánime rechazo" de CRA a una medida de este tipo, sostuvo que "sería una irresponsabilidad" de su parte adelantar eventuales medidas de fuerza de su sector como señal de protesta: "Si yo dijera una cosa como esa valdría como una amenaza; el Gobierno sabrá lo que tiene que hacer y todavía hay instancias de diálogo como para que nos podamos entender", lanzó. (...)".