domingo, 18 de septiembre de 2016

DESBORDES SOCIALES

Pese a los escepticos, a los euforicos y a los prudentes, Argentina, por su inmensa riqueza y su bondad meteorologica; inigualable en cualquier latitud que, esta haciendo sentir con sus ardientes sequias y sus inundaciones apocalipticas, el tan temido cambio climatico, nos tiene necesariamente que otorgar grandes esperanzas. Cualquier desafio que nos propongamos, debemos descontar que es factible de alcanzar. Toda vez que sin importar la situacion interna mas extrema, jamas tendremos un caos por emergencias alimenticias. Cuando el curso de la Guerra Civil Española, navegaba en la incertidumbre para 1937, Largo Caballero le pregunto a Fernando De los Rios ¿como estamos con las reservas de alimentos? y este le respondio "solo tenemos lentejas para un año". Esa y otras miles de anecdotas han plagado la historia europea desde tiempos inmemoriales con respecto a las grandes hambrunas, sazonadas por tanto belicismo. Aqui tuvimos el gaucho trashumante que, lanceaba un novillo o ternero, "asaba la lengua" y seguia su camino, sin siquiera cuerear al animal para obtener una ganancia. Los "pueblos originarios", como les gusta denominarlos a toda esta corriente de retrasados mentales, eran partidas de borrachos que jamas cultivaron la tierra y la reemplazaban por la ingesta de porrones de ginebra que intercambiaban por las "cautivas", atrapadas en los malones. Tuvimos, tenemos y tendremos, demasiado de todo lo que necesitemos. Porque "la distribucion de la riqueza" es eso, un aforismo mentiroso y ladino. Todo aquel que se proponga un desafio, puede alcanzarlo, incluso muy a pesar de una legislacion laboral y tributaria asfixiante. Vivimos de frases huecas, agudas y sin tonos. Pero a consecuencia del Populismo Peronista, forjamos el concepto del "Auxilio Estatal" como una obligatoriedad, no como un mecanismo de emergencia y va de suyo, selectivo. Los desvarios kirchneristas y las toneladas metricas de todo el dinero publico hurtado que, ya ni siquiera puede dimensionarse, no es mas que la prueba indeleble de esa abundancia que en vez de glorificarnos, nos ha condenado por toda la eternidad. En el Norte se mencionan las calamitosas condiciones infra humanas de algunas tribus emergentes como esa que llaman "quom". Pero ninguno de estos cafres, le ha solicitado al Gobierno, elementos de labranzas, sino tierras, para luego de recuperar esas posesiones, otorgarlas en arrendamiento a poooles de siembras, como lo tienen pergeñado. De semillas, fertilizantes, tractores, arados y sembradoras, nada. En otras palabras, el fantasma del verdadero hambre, no es ni una palida sombra. Y es precisamente, la colecta de estas cronicas de nuestra inagotable bonanza, la que fagocito a tantos "peruvianos" y "paraguas", para que se expandieran, cuales plagas biblicas que, estan mestizando nuestra poblacion, otrora, predominantemente "caucasica". La falta de un control inmigratorio minimo que, nada hubiese irrogado implementarlo, nos ha inundado de "negros cabezas" con derechos inhalienables de salud, educacion, viviendas y por si fuesen insuficientes "planes descansar". Incrementando la sordidez estetica y urbanistica de todas nuestras principales ciudades y capitales de Provincias. Y su directa secuela de inseguridad, "cocinas de pacos" y el absurdo e inexplicable crecimiento del narcotrafico, repartido entre ese lumpen colombiano/peruano. Que esta perniciosa Democracia nos ha destruido poco a poco, es el verdadero flagelo. Porque el libertinaje inspiratorio que insufla, hara de caldo de cultivo, con muchos fondos de soporte que cautivaron en pleno a todas las Fuerzas de Seguridad, para que la chispa de desbodes sociales, tenga muchas posibilidades. Por ello... EL PROBLEMA NO ES MACRI SINO LOS DESBORDES SOCIALES QUE SE ACERCAN. Cordialmente Carlos Belgrano.- alarosadatodos@gmail.com