martes, 20 de septiembre de 2016

YPF-CHEVRON

OCULTO BAJO 7 LLAVES Apelación rechazada: YPF debe mostrar sí o sí el "bendito" contrato con Chevron La orden judicial de mostrar el contrato entero con Chevron fue impartida a mediados de julio, sin embargo YPF apeló ante la Cámara para que siga oculto. Así, luego de que se mantuviera oculto durante la gestión de Cristina Fernández, siguió el mismo camino tras las intentos de Mauricio Macri de que continúe bajo 7 llaves. Pero ahora el tribunal rechazó la apelación, y debe mostrarlo sí o sí. El contrato fue guardado bajo 7 llaves. La Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal le rechazó un recurso extraordinario a la estatal YPF contra la orden que le había dado el pasado julio de mostrar toda la documentación del acuerdo con Chevron por Vaca Muerta en el plazo de cinco días. Según 'Diario Judicial', "la Sala I del Tribunal, integrado por los jueces Clara Do Pico, Rodolfo Facio y Carlos Grecco, desestimó el argumento de YPF en cuanto a que la decisión adoptada en autos “Giustiniani, Rubén Héctor c/ YPF - s/ amparo por mora”, que ejecutaba el fallo de la Corte Suprema que instó a la demandada a mostrar las cláusulas secretas del contrato, era de "gravedad institucional"". A fines de 2015, la Corte había resuelto hacer lugar al amparo interpuesto por el senador Rubén Giustiniani, afirmando que YPF "desempeña importantes y trascendentes actividades, en las que se encuentra comprometido el interés público, por lo que no puede, en el marco de los principios de una sociedad democrática y de acuerdo a la jurisprudencia reseñada, negar información de indudable interés público, que hace a la transparencia y a la publicidad de su gestión". La causa regresó a la instancia de origen donde se intimó a YPF para que, en 10 días, "cumpliera con lo ordenado en la sentencia dictada en autos, bajo apercibimiento de lo que hubiere lugar por derecho", lo que fue nuevamente cuestionado por la demandada, que presentó una revocatoria con apelación en subsidio y el expediente volvió a Cámara, que confirmó lo decidido por la titular de aquel juzgado y amenazó a YPF que si no cumplía con lo dispuesta por aquella jueza, ordenaría el secuestro de los documentos y remitiría testimonios a la Cámara del Crimen para que se investigue si en el caso se incurrió en el delito de desobediencia, en los términos del artículo 239 del Código Penal. Según el mismo medio, los camaristas le recordaron a YPF que la Corte Suprema "examinó y resolvió, de una manera categórica y definitiva", todos los planteos que YPF formuló durante el juicio, y que por ende "se ha cerrado el debate" sobre si el acuerdo es o no confidencial. De modo que concluyeron que era inadmisible que "se pretenda poner nuevamente en examen aquellos planteos, desconociendo la autoridad de la cosa juzgada". YPF, disconforme con la respuesta que obtuvo, presentó el recurso extraordinario alegando gravedad institucional "a punto tal que su resultado puede generar graves dificultades en el futuro desarrollo de la política energética del Estado Argentino". Sin embargo, la Cámara, en su nueva intervención, aseguró que la gravedad institucional invocada "no habilita la instancia extraordinaria, pues no se demuestra que lo decidido exceda el interés individual de las partes o incida de modo directo en la comunidad", y ratificó que su decisión "cuenta con fundamentos fácticos y jurídicos que, más allá de su acierto o error, son suficientes para descartar la tacha de arbitrariedad". El convenio con la estadounidense Chevron para la explotación conjunta del yacimiento de Vaca Muerta se firmó en julio de 2013, bajo la gestión de Miguel Galuccio. Para evitar que el dinero fuera embargado por los acreedores de la deuda pública, se armó una ingeniería financiera compleja con sociedades offshore​. YPF ocultó el contrato durante el kirchnerismo. Rubén Giustiniani, que era senador en noviembre de 2015, le pidió a la Corte Suprema que se divulgue y la Corte Suprema aceptó esa solicitud. Sin embargo, cuando YPF fue a presentar el contrato lo hizo con "tachaduras". Luego, la Oficina Anticorrupción de la gestión macrista, tras un cambio radical de opinión de su titular, Laura Alonso, sobre la transparencia de la cuestión, ayudó a mantenerlo oculto. Entre las excepciones tachadas por YPF en el contrato presentado en la Justicia y que a Alonso le parecen "fundamentadas" están, por ejemplo, la "rescisión de los compromisos de desembolso" (por parte de Chevron) o las garantías adicionales a otorgar a Chevron. En caso de desacuerdos judiciales, los pleitos entre YPF y Chevron serán dirimidos en tribunales de París (Francia). Se trata de una práctica habitual entre firmas internacionales, pero que el kirchnerismo condenó decenas de veces, aunque luego terminó replicando. Aunque la compañía nunca lo hizo público, según el diario 'Clarín', hubo transferencias de dinero de Chevron a sociedades offshore a nombres de personas físicas, que tenían cargos en la empresa. "Hemos pedido un informe al nuevo comité de Auditoría. El dinero que tenía que haber entrado, entró en el Banco Central. Y responde a un orden estructural explicable", dijo Miguel Angel Gutiérrez -presidente de YPF- al mendionado matutino, en la única entrevista en la que se refirió al tema.