miércoles, 14 de septiembre de 2016

LA CUESTIÓN MILITAR

LA CUESTION MILITAR Todas las cronicas de la Prensa, cuando abordan esporadicamente este urticante item, suele por lo general, estar relacionado a la irritante cuestion de los Presos Politicos y las infra humanas condiciones de detencion. Sin que se destaque la sevicia de mantener a muchos de ellos, atados a sus camas, a pesar de los padecimientos de enfermedades terminales. Y sin que se aplique respecto de ellos, el beneficio de la Prision Domiciliaria, porque todos sin excepcion han superado la barrera de los setenta años de edad. Y mucho mas, a poco de reparar que a los criminales comunes, la concesion de esa gracia, es de naturaleza inmediata, sin importar de cuantos homicidios cuentan en sus prontuarios. Pero a pesar de lo aberrante de este cuadro analitico, existe otro topico que no se aborda sobre las Fuerzas Armadas en general. Y es respecto a su desguace que, inicio Alfonsin con Borras, inmediatamente despues de la Semana Santa del 87 y luego del copamiento de La Tablada que, perfeccionaron luego Menem & Balza, con el incidente del Soldado Carrasco, al eliminar el Servicio Militar Obligatorio. Con dicha excusa, los presupuestos menguaron hasta bordear apenas las nominas salariales y un descuartizamiento de lo poco que quedaba en pie. La aparicion de Milani, fue la apropiacion de un Servicio de Inteligencia, anudado a los K, desprestigiando a la Fuerza que, fue puesta a disposicion de los devaneos, particularmnete de Kretina y La Campora.. Ese odio visceral a nuestros Hombres de Armas, por parte de todo este arco de malvivientes de la politica, avalo su extincion, hasta colocarlos en su actual sitial de figuritas decorativas. Y fue como muchos otras, la ofrenda que esta maldita Democracia nos lego, con ese zig zag disolvente de todo rastro del autoritarismo que los tiempos actuales requieren. Creo que, el momento ha llegado. Esto es, situarnos de cara al resto del mundo y analizar en que contexto indefensivo nos ha colocado esta fraternidad republicana. Nuestros vecinos, exceptuando Paraguay y Brasil que son dos pequeños satelites del Brasil, tanto Chile como Bolivia y el resto de Latinoamerica, cuentan con ejercitos regulares, en aras de potenciales torbellinos que el Narcotrafico e Isis pueden desatar en cualquier latitud. Nosotros que tenemois mas Generales que Tanques, mas Almirantes que Buques y mas Brigadieres que Aviones de Combate, somos esa triste muesca de una Republiqueta Bananera, pero sin platanos. La Gente a pesar de una propaganda feroz en contra de todo lo que implicaba un Uniforme, lleva odavia en su inconsciente colectivo, una empatia tradicional para con los "muchachos de la gorra". Devaluada empero y bastante, por el lavado de cerebro que a los menores de cuarenta años, les hicieron en las Escuelas; todo ello por haber nacido despues que a la Argentina casi la arrasaron los montoneros y erpianos. Pero el hemetico que aun se tiene a disposicion, es precisamente ese relato residual que los padres de la generacion ochentista, pueden contarles a sus hijos. No existe posibilidad alguna de una Reconciliacion Nacional, como muchos la pregonan, sin antes, restañar y reequipar a nuestras Fuerzas, retornandoles asi, el respeto que merecen, por parte de todos nosotros. Y ademas, porque solo ese Sector, seria el mas apto, para ofrendar al Presidente, la cobertura minima que habra de necesitar, si el blanqueo y las inversiones foraneas, fueran a fracasar. De lo contrario, si Macri tuviera que profugarse, solo podrian brindarle alguna asistencia los Bomberos Voluntarios de la Boca. Y ademas si un escenario anarquico se montase por generacion espontanea, solo podrian reestablecer la cordura, los Militares ¿o en el Gobierno piensan que les bastarian los "Borrachos del Tablon o la Doce"?. Ningun Gobernante medianamente responsable, puede seguir omitiendo el llamado a filas de todos estos vagos veinteañeros que, superando los dos millones, merodean en los bares, cuando despiertan, pasado el mediodia; producto de la ociosidad y el ninguneo del deber ser. Quizas Macri es de la opinion que perderia esos votos, como si fueran un patrimonio de Civismo que los tuviese cautivos desobligandolos de la "colimba". Pero ¿cuantos ganaria del resto de los Argentinos?. Iniciemos el debate por LA CUESTION MILITAR. Cordialmente Carlos Belgrano.- alarosadatodos@gmail.com