viernes, 14 de octubre de 2016

SOY PUTA.....

Del “Soy puta, pero no tuya” a las "quebracho" agitando Rosario Alojadas en casas de familia, en clubes, en campings gremiales, en hoteles, hoteluchos, hostels y alojamientos de pueblos y ciudades vecinas una cantidad estimada en 50.000 mujeres tomaron la ciudad de Rosario. Crónica de un evento infrecuente. Rosario: El choque se ha producido. por RAÚL ACOSTA ROSARIO (Especial para Urgente24). El “finde” largo, del 7/8/9/10 de octubre juntó, en Rosario, una fecha virginal (7 de octubre, virgen del rosario) y el adelanto del “Columbus Day”, un Cristóforo Colombo devaluado, ninguneado y, en general, bastante venido a menos. A nadie importa, por estos días, quien llegó a las Américas. Hasta los profesionales de la militancia “originaria” disminuyeron su virulencia a favor de la escala pentatónica, el rechazo al caballo y la guitarra y el anatema a Melinche. No está la guita del loco Chávez. Tal vez. La sinceridad del olvido espanta. En estos días ni la doble muerte del Che (los milicos bolivianos decían una fecha y muerto en combate y un periodista argentino demostró que fue en otra fecha y con un tiro de gracia) ni el múltiple cumpleaños de Perón atrajeron nada. El siglo XXI f uma otras maravillas. El “finde” largo trajo a Rosario un número importante, importantísimo, de mujeres con anhelos sociales diversos. El mas importante, al que resulta imposible no adherir, es la Ley de Paridad, una discriminación positiva que está destinada a cambiar las relaciones en los cuerpos legislativos. Ya es ley en Provincia de Buenos Aires, en Santa Fe provincia ni radicales, ni socialistas, ni peronistas terminan en un acuerdo. Hay senadores que llevan 20 años en el cargo, diputados con 12 años de estancia en su banca. Pensar en mujeres, aún en la propia, la amante, la hija o la sobrina es imposible. Avaricia, misoginia, egoísmo, miedo. Algo similar ocurre en el plano nacional. El tema convocante era ese. Después cada grupo trajo lo suyo. Alojadas en casas de familia, en clubes, en campings gremiales, en hoteles, hoteluchos, hostels y alojamientos de pueblos y ciudades vecinas una cantidad estimada en 50.000 mujeres tomaron la ciudad de Rosario. Algunas aprovecharon la apertura fuera de horario de “Calle San Luis” (un “mini” barrio de Once, para que se entienda) para compras de ropas, telas, baratijas y abalorios que estarían ( se supone) mas baratos que en el lugar de origen. Otras recorrieron los medios, personalidades públicas como la bella señora, mamá de Malena Galmarini (la doctora Darrieu) que memoraba su presencia legislativa en aquella Ley de Cupo que llevó la representación femenina a 1/3 por Ley. Ja, no se olviden de José Luis Manzano cuando la recuerden, chicas… Ni de Menem, obvio. No faltaron las militontas a tiempo completo, que insistían que se necesitaba una declaración de libertad a Milagro Sala como hecho fundamental del encuentro. Las hubo que creían en el trabajo en los talleres (mas de 150 verdaderos, con declaraciones, conclusiones) y quienes se encontraron con una ciudad desconocida a la que pod ían recorrer en tres días soleados, absolutamente primaverales. El lunes, como despedida, llegó la lluvia. Las lesbianas y trans pidiendo jubilación para las suyas no dejaron de marcar un límite impensado en el siglo XX. Lo dicho, las prioridades de este siglo no son aquellas del anterior. Asombró la ausencia de la intendente. La primera intendente mujer en una ciudad faro del socialismo y, por tanto, de la memoria de Alicia Moreau de Justo, que junto a Evita y Mafalda son los íconos mas recordados del siglo XX por una lucha que persiste.Mónica Fein, es cierto, no tiene un buen índice de positivo en popularidad y, además, se ha convertido en un pajarito en el alambre. El “me gusta” no supera el 18% y las quejas son varias y profundas. En fin, era una oportunidad. Pero mas asombró la falta de inteligencia criminal elemental. Trataremos de explicarlo. En sendos congresos anteriores, realizados en Tucumán, Córdoba y Mar del Plata (este último en el 2015) la violencia urbana de patoteras e inadaptadas motivó la repulsa de las poblaciones violentadas, las iglesias deterioradas y el orden subvertido. Se sabía. La pregunta es demasiado obvia, pero necesaria. Si se sabía… ¿Por qué no se hizo la mas elemental tarea de prevención? Dos respuestas posibles. En ciudad y provincia no quisieron. Las autoridades de ciudad y provincia le tienen miedo a las mujeres militantes. Tal vez sea necesario sumar las variables. El posicionamiento en este tema de paridad es todo un tema. Ejem. El sábado, sin esperar una marcha, muchas chicas, frente a las iglesias, levantaban sus blusas y mostraban sus pechos en fotos que están “colgadas” en el cyber espacio. El sábado, como el domingo, una bandada de muchachas vestidas de negro, con el rostro tapado vandalizaron una avenida (Avenida Pellegrini) con pintadas realmente poco creativas y muy explicitas. La del sindicato de putas una de las que mas resaltó. “Soy puta, pero no tuya” Tal vez se hace necesario una aclaración mayor, para saber a que estuvo expuesta la Región Rosario. Raciocinio y matemática. Para un partido de futbol de Central o Ñul se contratan 1.000 policías extras por 6 horas y hay tareas rutinarias de prevención por 24 horas, en el supuesto de díscolos, vándalos, patoteros o exaltados. Que de todo habrá en una tribuna de 30.000 personas que aman al mismo clú, pero no reaccionan del mismo modo. Pregunta. Para 50.000 personas que aman el mismo clú pero estarían 72 o 96 horas por estas calles “rosarigasinas” ¿no hubo prevención…? Vamos, chicos, vamos… Otro si digo. En la cancha de “fulbo”, cuando tiran petardos sancionan al clú. A quien sancionaremos por este desmadre del “finde” largo… No hay culpables… Gentileza y caballerosidad masculina… Cuando las chicas de negro, las “quebracho” avanzaron sobre la garita al final de la calle peatonal e intentaron incendiarla (…”el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, declaró ayer (miércoles 12/10) que si la policía no intervenía con gases y postas de goma hacia los manifestantes "iban a quemar la catedral, porque tenían ocho bombas molotov"…. Ejemplo: la garita de Córdoba y Laprida —vacía de policías— estuvo a punto de ser incendiada por un grupo de manifestantes”… La nota del colega Maronna, del jueves 13 de octubre, en La Capital, titulada: ”La primera necesidad de Rosario es vivir en paz” es muy clara) la ciudad entendió que estaba sola y que ese Dios del que abominan (el gran tema subyacente a la Ley de Paridad es el aborto libre y chau catolicismo) tiró un guiño para aquietar los fuegos en la plaza frente a la Catedral, al lado del edificio Palacio Municipal, donde comienza el Monumento y donde, al ca bo, se demostró que la igualdad existe, que la paridad es un hecho. Las chicas “quebracho” son tan violentas, patoteras, inadaptadas y fuera de la ley como los varoncitos. Falta una jefa, pero aparecerá rápido ya que no perderá el tiempo, embozada como estará, en maquillarse para la foto, vicio burgués y decimonónico.