jueves, 1 de septiembre de 2016

DIOS BENDIGA A VENEZUELA

EL GRAN DIA EN VENEZUELA, AHORA O NUNCA ¡Dios bendiga a Venezuela! 1S980b Una sociedad viva busca ejercer su ciudadanía, sus derechos constituyentes de decidir su futuro. Una sociedad profundamente democrática, creyente del voto como el mecanismo civilizado de ejercer su opinión, estará en la calle. El mensaje al poder es claro: Ustedes fracasaron, trajeron miseria, corrupción y división. Tanto tiempo en el poder, los transformó de esperanza en pesadilla. Es tiempo de cambio. De revocatorio. Negarlo es prolongar la agonía de un pueblo que luego lo cobrará, con justicia. La sociedad venezolana con su presencia envía un mensaje al poder y al mundo, estamos vivos, queremos cambio, queremos votar. Y eso, es justicia. Que Dios bendiga la pasión libertaria de la nación venezolana. (lapatilla.com) ¡Ay Papá!… a confesión de parte: Nicolás en Cadena Nacional muestra que toma manzanilla con moringa (VIDEO) Hoy, 1ro de Septiembre del 2016 Antonio Sánchez García Cuando Usted lea estas líneas se estará viviendo en Caracas y en toda Venezuela un vuelco en ciento ochenta grados respecto de la situación política del país: se estará dando inicio a la nueva etapa en esta guerra virtual que le ha costado a nuestro país cientos de miles de muertes, las últimas por inanición, hambruna y carencia de medicinas y atención sanitaria; la devastación de su capacidad productiva y el derrumbe total de sus instituciones republicanas, la perversión de la moralidad pública y el pleno cumplimiento del siniestro destino de todas sus revoluciones, como lo escribiera Luis Level de Goda hace más de un siglo refiriéndose a las más de cien revoluciones que sacudieran el cuero seco de la República durante el siglo XIX: “Las revoluciones no le han causado bien alguno a Venezuela. No han producido sino el caudillaje más vulgar, gobiernos impersonales y de caciques, grandes desórdenes y desafueros, corrupción, y una larga y horrenda tiranía, la ruina moral del país y la degradación de un gran número de venezolanos.” Pareciera escrito hoy: lo fue en 1893. Pasó el momento de la crítica y los diagnósticos: es el momento de la acción. Por ello me permito reproducir in extenso un manifiesto que ya ha sido firmado por mujeres y hombres venezolanos ejemplares en sus distintos oficios, llamando a la constitución de un Movimiento cívico nacional con el objetivo de unir fuerzas para lograr la celebración del Referéndum Revocatorio de Nicolás Maduro este mismo año y, en su defecto, movilizarse tras su desalojo y el del régimen que representa a la mayor brevedad posible mediante una lucha ininterrumpida hasta que se consiga la victoria definitiva de la democracia republicana. Caracas, 29 de agosto de 2016. EEUU pide a Venezuela que no intimide a su pueblo antes de marcha de este #1S *Padrino López se prepara ante posible sublevación de la FANB y aplicación del plan Guaicaipuro el 1S* El reconocido periodista venezolano Ángel Monagas, difundió este lunes en su columnaCAIGA QUIEN CAIGA, información clave sobre las medidas que se encuentra tomando el gobierno de Maduro y el alto Mando Militar, ante los posibles escenarios que podrían desencadenarse el próximo primero de septiembre. La denominada Toma de Caracas convocada por la Mesa de Unidad opositora ha generado tal nerviosismo en el Gobierno, que los ha llevado a tomar decisiones apresuradas y ofensivas ante los fuertes rumores internos y externos de que se estaría gestando un intento para derrocar al régimen de Nicolás Maduro. De ser cierta esta afirmación del gobierno,¿Quién o quiénes estarían planeando tumbar al Presidente Maduro? En su columna semanal el periodista informa sobre las advertencias que estaría realizando el General en Jefe y Ministro de la Defensa Vladimir Padrino López, sobre una posible fractura en la FANB, que podría desencadenar en una serie de pronunciamientos de Oficiales activos que estarían pensando en sublevarse y ponerse a favor de la oposición venezolana. Según información obtenida de la minuta de una videoconferencia que Padrino sostuvo con sus altos mandos de obediencia chavista, el Ministro de la defensa llamó a mantenerse pendientes de los Oficiales de reserva activa que estarían incitando a Oficiales activos a pronunciarse. “A partir de este momento”, proclama el ministro, “suspendidos los ejercicios de entrenamiento, evitar movimiento de tropas”. De igual manera Monagas asegura en su columna que un grupo de militares le estaría solicitando a Maduro la aplicación del plan Guaicapuro para reprimir la movilización opositora, en caso de que la Guardia Nacional Bolivariana no pueda controlar a los manifestantes. De ser así entraría en actuación directamente el Ejército a pesar de su falta de manejo en este tipo de situaciones. De acuerdo a un instructivo divulgado en marzo de este año en las filas militares, la finalidad del plan Guaicaipuro sería “el uso controlado, progresivo y diferenciado de la fuerza, solo cuando exista el estado de necesidad, sea conveniente, oportuno y proporcional a la amenaza (…) con el fin de garantizar la paz social y los derechos ciudadanos”. Sin embargo el periodista informa que militares de cuadros medios han hecho del conocimiento de sus superiores, que ellos no aplicaran ningún plan que atente contra el pueblo venezolano. A continuación parte del texto de CAIGA QUIEN CAIGA del 29 de agosto. ALERTA DE PADRINO: El General que sirve para todo advierte la fractura de las FANB: Hay oficiales, especialmente jóvenes, que ante esa situación puedan ponerse públicamente del lado de la oposición. Por ello, pide “orientar a los profesionales, sobre todo a los más jóvenes, para evitar pronunciamientos”, de acuerdo con la minuta de una videoconferencia que Padrino tuvo con sus mandos. Esas palabras podrían indicar el temor a que haya oficiales de bajo rango que puedan ponerse al frente de un golpe contra Maduro. De hecho, ordena que los altos mandos, que se consideran de obediencia chavista, se mantengan “pendientes” de los “Oficiales de Reserva Activa que están incitando a los Oficiales activos para pronunciarse”. “A partir de este momento”, proclama el ministro, “suspendidos los ejercicios de entrenamiento, evitar movimiento de tropas”. Estos oficiales no están planteando un “GOLPE DE ESTADO”, sino una SUBLEVACION. Sencillamente dejar de obedecer a quienes les han dado la espalda a los principios bolivarianos. PIDEN A MADURO ACTIVAR PLAN GUAICAPURO A los efectos de la Toma de Caracas se plantea readaptar este plan, desarrollado en cuatro fases por la Guardia Nacional para mantener el orden interno. Si este componente entrenado en labores de ORDEN PUBLICO NO PUEDE, se retiran y entonces entra el EJERCITO en actuación. Evidentemente que eso elevaría el nivel de tensión y de peligro para la paz ciudadana, pues el Ejército no tiene la suficiente destreza en desarrollar estas operaciones. De allí el miedo gubernamental. Los cuadros medios han hecho del conocimiento de sus superiores, que ellos no aplicaran ese ni ningún plan que atente contra el pueblo. ¿Se sublevaran? ¿Tendrá Vladimir Padrino el liderazgo suficiente para motivar una actuación más dura? Una cosa si es segura: Por primera vez el gobierno no sabe por dónde podría encenderse la mecha. Por ello lanzan golpes a diestra y siniestra, hacen boxeo de sombras. Desconocen sus amigos y temen que el enemigo les salte desde las oficinas de Miraflores o desde Fuerte Tiuna. Diosdado agoto el ungüento de Moringa en toda Caracas. Sin embargo ahora más que nunca, quiere ser. NICOLÁS, NO MÁS DAÑO @padronpaciano Maduro amenaza con remover inmunidad parlamentaria vía decreto de Estado de Excepción Vete. Has vuelto leña al país, nos has lanzado por un precipicio, la inflación nos tiene locos mientras la inseguridad angustia al más sereno; desbarataste la economía y empobreciste la clase media que, al igual que los más desatendidos, ahora trabajamos y vivimos solo para comer, cuando se consigue y cuando la plata alcanza. El mal que hiciste nos perjudica a todos por igual, excepto a la cúpula corrupta y enriquecida groseramente a la sombra de la corrupción y el narcotráfico, para quien no hay escasez de alimentos ni medicinas, y la inseguridad se ve disminuida gracias a la protección de guardaespaldas personales. Tu propia gente, Nicolás, o la que fue tu gente, te rechaza; el chavismo no te quiere. Ya basta. Renuncia. Evítate el rechazo masivo del 1° de septiembre, evítate ser revocado y ser juzgado ulteriormente por delitos y faltas aún mayores. No más daños. Renuncia. Tu afán de poder, de mantenerte en la lujuria del uso y abuso del gobierno, no puede estar por encima de todo un pueblo. Has disfrutado el poder como pocos, lo has disfrutado tú y tu señora, al igual que la extensísima familia de ella, así como lo han disfrutado los de tu sangre y los de tu entorno, a quienes has movido y rotado insistentemente, como lo indican las cifras: 88 ministros has designado en tres años. Las mieles del poder las has saboreado lujuriosamente. Mientras el pueblo pasa trabajo, tú tozudamente intentas venderle el cuento de la guerra económica, sin que ya nadie te crea. Nicolás, no has servido a la causa del pueblo venezolano, ni siquiera a la causa de los pesuvistas, quienes en su mayoría están golpeados como yo y como todos. A quien si has servido bien es a los hermanos Castro. La rosca gobernante en Cuba te quiere y agradece; te portaste muy bien con Fidel en estos días, cuando le llevaste una fiesta portátil, decenas de personas, músicos y artistas fueron a homenajearle y a cantarle cumpleaños feliz al nonagenario. Te lució bien la jalada que le hiciste al decrépito dictador cubano, la pena es que el viajecito nos costó a los venezolanos 400 mil dólares, entiéndase, 400 millones de bolívares. Por la tragedia que hoy vivimos, por el hambre del pueblo y por los enfermos sin medicinas, este gasto ilegítimo e innecesario es una de las peores bofetadas que les has dado a los venezolanos. Te jactas de haber aumentado una vez más el salario mínimo, a partir del próximo 1° de septiembre, lo cual es la mejor demostración de una economía enferma y con una inflación brutal que se traga el trabajo y el esfuerzo de los venezolanos, y que reduce nuestras expectativas a la mera compra de alimentos. Con tu nuevo salario mínimo de algo más de 22 mil bolívares, solo se podrían comprar hoy seis productos de la canasta alimentaria: un pollo, un kilo de leche en polvo, un kilo de azúcar, otro de pasta, uno de arroz y uno de harina de maíz, por supuesto que me refiero a productos regulados comprados a precios de bachaqueo, que es el precio real si los quieres conseguir. Entre enero y julio la inflación acumulada es de 240 %. Échanos el cuento, ¿para qué sirve el incremento salarial de 50 %? Si fuera poco, el anuncio lo hiciste el viernes 12 de agosto, y ya para hoy todo ha subido sin que nadie haya cobrado el tal aumento, que está previsto a partir del 1° de septiembre. No digas -porque nadie te creería- que es coincidencia que la vigencia del incremento sea a partir del 1° de septiembre, el día de grito de calle contra ti. Por supuesto que ese aumento es una jugada política más en tu intento de hacernos desistir de la toma de Caracas. El 1° de septiembre estaremos todos en la calle, hasta el gato, sin importar el color del gato. Nicolás, por supuesto que todos entendemos el porqué de tu negativa al revocatorio. Nadie duda de que serás revocado con no menos del 80 % de la voluntad popular. Ya suman casi 80 días de retardo en el proceso revocatorio, atribuibles a las cuatro sayonas del CNE que actúan en tu nombre. No escapa a tu conocimiento ni a tu inteligencia -porque bruto no eres- que si trancas el revocatorio que es válvula de escape a la indignación popular, la consecuencia obvia es el estallido social, o tu renuncia. Tu renuncia es cada vez más la salida inteligente. No permitas el estallido social. No le causes más daños a Venezuela. Renuncia. Vete. Has vuelto leña al país, nos has lanzado por un precipicio, la inflación nos tiene locos mientras la inseguridad angustia al más sereno; desbarataste la economía y empobreciste la clase media que, al igual que los más desatendidos, ahora trabajamos y vivimos solo para comer, cuando se consigue y cuando la plata alcanza. El mal que hiciste nos perjudica a todos por igual, excepto a la cúpula corrupta y enriquecida groseramente a la sombra de la corrupción y el narcotráfico, para quien no hay escasez de alimentos ni medicinas, y la inseguridad se ve disminuida gracias a la protección de guardaespaldas personales. Tu propia gente, Nicolás, o la que fue tu gente, te rechaza; el chavismo no te quiere. Ya basta. Renuncia. Evítate el rechazo masivo del 1° de septiembre, evítate ser revocado y ser juzgado ulteriormente por delitos y faltas aún mayores. No más daños. Renuncia. Tu afán de poder, de mantenerte en la lujuria del uso y abuso del gobierno, no puede estar por encima de todo un pueblo. Has disfrutado el poder como pocos, lo has disfrutado tú y tu señora, al igual que la extensísima familia de ella, así como lo han disfrutado los de tu sangre y los de tu entorno, a quienes has movido y rotado insistentemente, como lo indican las cifras: 88 ministros has designado en tres años. Las mieles del poder las has saboreado lujuriosamente. Mientras el pueblo pasa trabajo, tú tozudamente intentas venderle el cuento de la guerra económica, sin que ya nadie te crea. Nicolás, no has servido a la causa del pueblo venezolano, ni siquiera a la causa de los pesuvistas, quienes en su mayoría están golpeados como yo y como todos. A quien si has servido bien es a los hermanos Castro. La rosca gobernante en Cuba te quiere y agradece; te portaste muy bien con Fidel en estos días, cuando le llevaste una fiesta portátil, decenas de personas, músicos y artistas fueron a homenajearle y a cantarle cumpleaños feliz al nonagenario. Te lució bien la jalada que le hiciste al decrépito dictador cubano, la pena es que el viajecito nos costó a los venezolanos 400 mil dólares, entiéndase, 400 millones de bolívares. Por la tragedia que hoy vivimos, por el hambre del pueblo y por los enfermos sin medicinas, este gasto ilegítimo e innecesario es una de las peores bofetadas que les has dado a los venezolanos. Te jactas de haber aumentado una vez más el salario mínimo, a partir del próximo 1° de septiembre, lo cual es la mejor demostración de una economía enferma y con una inflación brutal que se traga el trabajo y el esfuerzo de los venezolanos, y que reduce nuestras expectativas a la mera compra de alimentos. Con tu nuevo salario mínimo de algo más de 22 mil bolívares, solo se podrían comprar hoy seis productos de la canasta alimentaria: un pollo, un kilo de leche en polvo, un kilo de azúcar, otro de pasta, uno de arroz y uno de harina de maíz, por supuesto que me refiero a productos regulados comprados a precios de bachaqueo, que es el precio real si los quieres conseguir. Entre enero y julio la inflación acumulada es de 240 %. Échanos el cuento, ¿para qué sirve el incremento salarial de 50 %? Si fuera poco, el anuncio lo hiciste el viernes 12 de agosto, y ya para hoy todo ha subido sin que nadie haya cobrado el tal aumento, que está previsto a partir del 1° de septiembre. No digas -porque nadie te creería- que es coincidencia que la vigencia del incremento sea a partir del 1° de septiembre, el día de grito de calle contra ti. Por supuesto que ese aumento es una jugada política más en tu intento de hacernos desistir de la toma de Caracas. El 1° de septiembre estaremos todos en la calle, hasta el gato, sin importar el color del gato. Nicolás, por supuesto que todos entendemos el porqué de tu negativa al revocatorio. Nadie duda de que serás revocado con no menos del 80 % de la voluntad popular. Ya suman casi 80 días de retardo en el proceso revocatorio, atribuibles a las cuatro sayonas del CNE que actúan en tu nombre. No escapa a tu conocimiento ni a tu inteligencia -porque bruto no eres- que si trancas el revocatorio que es válvula de escape a la indignación popular, la consecuencia obvia es el estallido social, o tu renuncia. Tu renuncia es cada vez más la salida inteligente. No permitas el estallido social. No le causes más daños a Venezuela. Renuncia.