sábado, 5 de noviembre de 2016

ESTADOS UNIDOS

Desafíos Políticos = Cambios Políticos Mumía Abú-Jamal 4-10-2016 Está en marcha la más importante contienda política Presidencial de la historia moderna de los Estados Unidos, y dentro de pocos días, la dirección del Imperio será grabada en las urnas electorales. La opción que se ofrece al pueblo votante es difícilmente apetecible – el engreído energúmeno billonario, Donald J. Trump vs Su Majestad Hillary Rodham (ella no usa estos días su verdadero nombre) Clinton – y la carrera está, en términos numéricos, separada solo por pulgadas. Que ésto es así, que un descalabrado novato político esté a tan poca distancia de Clinton, figura política de merito propio, que fue Primera Dama del país, (esposa y camarada de lucha del ex Presidente, William Jefferson Clinton), Secretaria de Estado del Presidente Barack Obama, y ex-Senador de los Estados Unidos por el estado de Nueva York, es en verdad una reveladora historia sobre sus problemas y debilidades (¡Imagine cómo sería una confrontación entre Bernie Sanders y Donald Trump!) Ésta es también una seria reflexión sobre el electorado de los Estados Unidos que lo rechaza todo, y sobre lo hambrientos que los votantes norteamericanos están por cambio --¡cualquier cambio! (¿Álguien mencionó a Bernie?) Sin embargo, la suerte está echada. El tiempo sigue su marcha, y la suerte del Imperio será probablemente determinada por votantes sin partido político fijo – votantes de ningún estado en particular, si no por las opciones al votar determinadas por los Negros – esa numerosa y nebulosa variable que podría definir esta tragi-cómica comedia política . Con ese gran Poder, con esa fuerza estratégica, ¿qué están demandando los Negros? ¿Qué promesas han obtenido de las principales fuerzas políticas? La respuesta es tan triste como es casi inevitable. Los Negros no han demandado nada. ¿Cómo vamos a sorprendernos si nada es precisamente lo que obtendremos? “El Poder”, decía el gran Frederick Douglass, “no concede nada sin que se lo demanden.” ¿Qué es lo que han demandado los políticos Negros, los pastores Negros, las feministas Negras? ¿El rechazo del Acta Contra el Terrorismo y Efectiva Pena de Muerte, AEDPA – ley que suspendió y truncó el habeas corpus? ¿Una reducción de un 50% de los encarcelamientos masivos? ¿Que se elimine el Complejo Policial-Industrial? ¿Qué han demandado? Las únicas voces que han surgido de las comunidades de los Negros y de los jóvenes se han atrevido a criticar a su Alteza Real (y al veneno político personificado por su esposo, el ex-Presidente Bill Clinton) han sido las voces del movimiento, La Vida de los Negros Vale, (Black Lives Matter). Pero de entre los que pueden hablar – los políticos – nadie. Así que, los Norteamericanos Negros --que son los que tienen más que perder entre todos los Norteamericanos- solo se aferran a la Esperanza. Y a muy poco más que éso.