martes, 8 de noviembre de 2016

MACRI CARADURA

MARTES 08/11 Macri irá por la reelección ('el primo' no le dio la bienvenida a LN+...) Lo destacado de las ediciones impresas de la jornada, esta vez, se expresó en forma visual y con sonido: las portadas de los tabloides privilegiaron la foto de los 2 contendientes de la reñida elección en Estados Unidos cuyo resultado, cualquiera sea, influirá en las relaciones económicas con el mundo para la próxima década. La de Clarín, sacada del archivo del debate, representa el pronóstico que hicieron los mercados: Hillary con los brazos en alto con Trump aplaudiéndola. Pero en el orden doméstico, la otra novedad se dio en el tradicional formato sábana de La Nación, donde presentó su señal de noticias LN+, con la entrevista íntima a uno de sus entusiastas promotores, Mauricio Macri, hecha en el living de la residencia presidencial, a la manera de los reportajes que le armaron en su momento a CF K . También fue ésta la oportunidad que aprovechó quien se “vende” como el adalid de la nueva política para hacer “más de lo mismo” e “ir por todo”, al estilo de los que saborean las primeras mieles del poder: lanzó oficialmente su reelección. Mauricio Macri con LN+, según La Nación. La elección en Estados Unidos acapara el interés de la prensa escrita nacional del martes 08/11. Inclusive el de S.A. La Nación, con el lanzamiento estelar de su canal de noticias LN+, sugestivamente inaugurado en el living de la residencia de Olivos con una entrevista humana, emocional y distendida de quien es el jefe de los sponsors de la experiencia televisiva del centenario diario, el presidente Mauricio Macri. Contrasta la presentación que sus dueños hacen del nuevo medio audiovisual en el antiguo formato sábana del matutino, que al cederle el protagonismo central a su principal benefactor aprovecha para convertirse en vocero de la redefinición política del gobierno: la marcha hacia la reelección de sus figuras estelares, el propio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal. Al igua l que la plataforma mediática en la que se apoyaron para saltar un presente que no termina de acomodar su proyección usando el delineamiento futuro de la estrategia electoral como garrocha, maquillaron de novedoso, en una íntima escenografía, un axioma que es tan viejo como el poder en el que se desarrolla: “el que agarra el queso no quiere soltarlo”. El canal de noticias de La Nación nació a partir del sello distintivo que forjó desde la sección videos que conformara con el set televisivo montado para las entrevistas en el medio de la redacción del edificio de Vicente López: exhibir el poder de convocatoria que conserva el tradicional medio con los protagonistas del quehacer nacional. En el caso del 1er. mandatario se mostró capaz de meter luces y cámaras en las entrañas mismas donde se toman las decisiones más importantes en la Argentina. A difere ncia de cuando Cristina Fernández de Kirchner convocó a entrevistadores seleccionados a la quinta de Olivos para abrirse como persona, esta vez fue el medio periodístico el que penetró en el epicentro de entrecasa del poder, quien se prestó al juego casi desfachatado de la reportera Dolores Cahen D´Anvers que superponía una voz estridente a la forma serena y por momentos emotiva en que se expresaba el Presidente. Lo interrumpía con comentarios e interpretaciones que no sólo no lo molestaban sino que hasta parecían divertirlo. La sobria presencia del periodista Juan Miceli sirvió para balancear los “emoticones” impresos al singular estilo de diálogo planteado en el debut del noticioso televisivo del diario decano de la prensa argentina y de quien pretendía mostrarse como un emergente de la “nueva política” y ahora se sinceró de que jugará, como hacen todos, con las viejas y comunes reglas de intentar perpetuarse en el poder. Presentación sin bienvenida El primo de clase media que comparte la ahora “unidad polifuncional de servicios”, tal como se rebautizó a los quioscos, no tuvo la cortesía de darle la bienvenida en la portada de su última edición y no le dedicó ni un titulito. ¿Será porque a fin de año se lleva de TN a los principales columnistas, como Carlos Pagni y Joaquín Morales Solá? ¿O porque a los editores de Clarín les dio celos que Macri no les abriera las puertas del reducto del mismo modo que sí acompañó la propuesta periodística del medio colega? Pero, tal como los combatientes estadounidenses que continuaban internados en los bosque s vietnamitas sin que nadie les anunciara que la guerra había concluido, Clarín vuelve a dedicarle su título principal a mostrar una trampa judicial que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner había armado para desbaratar la denuncia que presentaría el fiscal Alberto Nisman al día siguiente de su aparición sin vida en el departamento que alquilaba en Puerto Madero. Adereza el título con un combo que resalta la amenaza del líder de Quebracho, Fernando Esteche, a los jueces si meten presa a la ex Mandataria y la imputación hecha a la procuradora Alejandra Gils Carbó por filtrar el informe de un fiscal. De la actualidad nacional, privilegia un informe sobre femicidios con un dramático aumento de la tasa que parece una tenebrosa respuesta al #NiUnaMenos que convocó a una gran movilización en el Obelisco y Plaza de Mayo. Y visualmente despliega en la parte superior una foto de archivo del debate de l os candidatos estadounidenses que disputan una reñida elección en su país: Hillary Clinton y Donald Trump, en la que ella aparece saludando con los brazos en alto y él aplaudiéndola. Voto cantado, se diría en el barrio. Es la imagen por la que apostaron los mercados, según ponen de relieve los diarios económicos argentinos El Cronista Comercial, Ámbito y BAE Negocios, mientras La Nación y Clarín optan por resaltar una dramática elección “entre la continuidad y lo desconocido” y la “división del País del Norte”. Página/12 lauda: “Vota USA, sufren todos”. Gane quien gane, la economía número uno de Occidente cambiará en la próxima década, se animan a pronosticar los medios más influyentes. Un poco por mandato del electorado pero también por el reposicionamiento de su gran rival oriental, China. Las grietas parecen dominar al mundo: la política interna en los países, en los escenarios globales, en las sociedades, en las economías. Y, como se vio hoy, hasta en la propuesta de negocio editorial y su proximidad con el calor oficial, que ahora puso a competir a los dos grandes medios argentinos hegemónicos, aliados en la lucha contra los K, con la infantería periodística de sus diarios y canales de noticias. En Argentina, el modelo de ajuste del macrismo abrió otra grieta más, pero que se manifiesta en el seno de la pirámide socioeconómica, entre los intereses generales de la clase media alta a la que representa La Nación y los de la media y media baja, que sería el público natural de Clarín. A su vez, otra línea, en este caso cultural, divide a la generación Y (los millennials) de la X y baby boomers