domingo, 4 de septiembre de 2016

EL G 20

REUNIÓN DEL G20 Para China, la economía global está "en una encrucijada clave" La economía global es amenazada por un creciente proteccionismo, dijo el presidente Xi Jinping, quien alertó sobre el aumento de la desigualdad que, medida en el coeficiente Gini, se ha situado cerca del 0,7 a escala global, por encima del "ampliamente reconocido nivel de alarma de 0,6". E invitó a que las políticas del G20 incluyan a las pequeñas y medianas empresas. "Los países del G20 difieren en sus condiciones nacionales, fases de desarrollo y afrontan retos diferentes, pero todos compartimos un objetivo común de buscar un crecimiento más fuerte, superar los desafíos y lograr un desarrollo compartido", concluyó el presidente chino. En cuanto a lo doméstico, China debe confiar en reformas para mantener crecimiento económico, advirtió Jinping. China busca aplicar cambios estructurales que incluyen l a reducción de un exceso de la capacidad industrial. En tanto, Vladimir Putin prometió recortar el déficit presupuestario del país y su dependencia a las exportaciones de petróleo y gas. Putin dedicó tiempo a mejorar las relaciones de Rusia con Arabia Saudita. Foto oficial de la cumbre del G20 en Hanghzou, China. La economía global es amenazada por un creciente proteccionismo y están aumentando los riesgos de un alto apalancamiento financiero, dijo el presidente de China, Xi Jinping, el domingo 04/09 en la apertura de la cumbre de dos días de líderes del G-20. Su advertencia tuvo lugar tras conversaciones bilaterales con el presidente de USA, Barack Obama, descritas por este último como "extremadamente productivas", pero que no lograron acercar a ambos líderes en temas difíciles, como las tensiones en el Mar de China Meridional. Tras la sorpresiva votación de junio en que Reino Unido optó por salir de la Unión Europea y la elección presidencial estadounidense en noviembre, observadores prevén que los líderes del G-20 defenderán el libre comercio y la globalización y advertirán en contra del aislacionismo. Esto coincide con algunas ideas del presidente Mauricio Macri pero no con el reclamo de sindicalistas e industriales argentinos.Tampoco con el sesgo que anticipa Donald Trump si ganara las elecciones en USA, bien diferente al de Barack Obama. Xi dijo que la economía global está "en una encrucijada clave", golpeada por la debilidad de la demanda, la volatilidad del mercado financiero y un bajo volumen de inversiones y comercio. "Los impulsores del crecimiento de la ronda previa de avance tecnológico están disipándose gradualmente, mientras que una nueva ronda de revolución industrial y tecnológica aún no ha cobrado impulso", comentó. Para el mandatario chino, la tarea de los líderes del G20 en Hangzhou es "proporcionar una solución que corrija tanto los síntomas como las causas de raíz de los problemas económicos globales". "El G20 debería honrar sus compromisos de no adoptar nuevas medidas proteccionistas, reforzar la coordinación de políticas de inversión y adoptar pasos creíbles para estimular el crecimiento del comercio", aseguró el presidente chino. Xi defendió la globalización de las "tendencias aislacionistas al alza" y alertó del aumento de la desigualdad que, medida en el coeficiente Gini, se ha situado cerca del 0,7 a escala global, por encima del "ampliamente reconocido nivel de alarma de 0,6". En este sentido, Xi insistió en la necesidad de que los beneficios del desarrollo económico lleguen a todos, por lo que invitó a que las políticas del G20 incluyan a las pequeñas y medianas empresas y a los países en vías de desarrollo. Entre los líderes que asisten a la cumbre del G-20 en la ciudad oriental china de Hangzhou figuran el presidente de Rusia, Vladimir Putin; el primer ministro de Japón, Shinzo Abe; la primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May; la canciller de Alemania, Angela Merkel; el presidente de Francia, François Hollande; y el primer ministro de la India, Narendra Modi. También el presidente argentino Mauricio Macri, y el de Brasil, Michel Temer. Obama, quien llegó a China el sábado 03/09, sostuvo conversaciones con Xi que se extendieron hasta tarde en la noche. El mandatario estadounidense instó a Beijing a cumplir con sus obligaciones legales en las aguas disputadas del Mar de China Meridional y remarcó los compromisos de Washington con sus aliados regionales. Obama aseguró a Theresa May que el principal aliado político, comercial y militar de Reino Unido la apoyará, pero que no cambiará su opinión respecto a que el "Brexit" fue un error y que Londres no podrá soslayar a otros países del bloque para lograr antes un acuerdo bilateral con Washington. En tanto, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo que si el Reino Unido quiere tener acceso al mercado común de la Unión Europea, tiene que respetar las reglas de ese mercado común. Obama, que está en sus últimos 5 meses como presidente, está usando su visita a China para poner una impronta final en su cambio de política hacia el Pacífico, allanando el camino para su sucesor en la Casa Blanca, que será elegido el 08/11 y asumirá su mandato el 20/01/2017. Rusia El presidente ruso Vladimir Putin, presente en la cumbre del G20 en Hangzhou, China, prometió recortar el déficit presupuestario del país y su dependencia a las exportaciones de petróleo y gas. Putin es un aliado de China en la geopolítica global. "Nuestra economía se ha estabilizado (...) planeamos reducir más el déficit presupuestario y continuar trabajando en recortar la dependencia de los ingresos presupuestarios a las exportaciones de hidrocarburos", dijo Putin. "Calificamos nuestros esfuerzos de insuficientes y modestos, sin embargo, nuestra economía se ha estabilizado, conservamos reservas y reducimos la salida de capitales", ha apuntado Putin, según la agencia de noticias rusa Sputnik. En concreto, él ha apuntado que "la inflación se ha reducido en dos veces y el déficit presupuestario es de un 2,6%. Hemos mantenido la inflación en un nivel bajo, de un 5,7% (...). La deuda externa está en un nivel bajo: sólo un 12%", ha agregado. Además ha destacado el leve aumento en la producción industrial y otros índices. A nivel global, Putin ha recordado que muchos líderes mundiales apuntan a los problemas y los dificultades que enfrenta el mundo, pero "se observa hoy la recuperación económica, lenta pero positiva". Durante su estancia en Hangzhou, Putin se ha entrevistado con el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, y ha asegurado que Rusia concede una gran importancia a la ampliación de la cooperación con Arabia Saudí. "Creemos que sin Arabia Saudí ningún problema grave en la región puede ser resuelto", ha subrayado el mandatario ruso tras su encuentro con Bin Salman. "No puede haber una política estable en el campo de petróleo sin la participación de Rusia y Arabia Saudí. Por lo tanto, creo que a través de nuestra continua cooperación podemos lograr beneficios mutuos", ha señalado por su parte el príncipe saudí. Según una previsión de analistas del banco central, la economía rusa mostrará un crecimiento trimestral relativamente bajo en el 3er. y el 4to. trimestres de este año. Putin también dijo que el gobierno continuaría trabajando en mejorar el clima de negocios en Rusia. China Acerca de lo doméstico, China debe confiar en las reformas para ayudar a mantener el crecimiento económico en una tasa mediana a alta en el largo plazo, dijo el presidente Xi Jinping el sábado 03/09, en momentos en que el país busca aplicar cambios estructurales que incluyen la reducción de un exceso de la capacidad industrial. En un foro de negocios antes de la cumbre de líderes del grupo de las 20 economías más grandes del mundo en Hangzhou, Xi dijo que el G-20 debía combinar políticas monetarias y fiscales con reformas estructurales para promover el crecimiento, y advirtió que el aislacionismo no podía resolver los problemas que enfrenta la economía global. "Debemos confiar en las reformas para mantener una tasa de crecimiento económico mediana a alta (...) China ha dejado en claro la dirección de sus reformas y no dudará; las medidas de reforma avanzarán, no desacelerarán", señaló Xi. El mandatario chino dijo que los planes para recortar el exceso de capacidad en los sectores del acero y el carbón se basarán en la evaluación del crecimiento económico de China a largo plazo y los ajustes estructurales. Estados Unidos ha estado presionando a China para que avance en sus esfuerzos por reducir el exceso de capacidad industrial. "En lo que respecta a los recortes de capacidad, la posición de China es la más fuerte y la más práctica, y cumpliremos nuestras promesas", dijo Xi, quien se comprometió a superar la resistencia a las reformas, que buscan permitir que las fuerzas del mercado jueguen un rol decisivo en la adjudicación de recursos. China seguirá impulsando la internacionalización del yuan y la apertura gradual de la cuenta de capital, agregó Xi.